Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 843 A B C. MIÉRCOLES z 5 DE SEPTIEMBRE DE 1907. OCHO i- A INAS. EDICIÓN I. PAGINA 3 A V i i Las maniobras militares en Galicia. El público- en el camoamento oreseneiando ia ascensión del globo militar. Roberto tiene amores con Luisa Clery, pero sorprende, naturalmente, que Luisa no le corresponde, que á quien ella quiere es á Pedro, y. que, como es natural, éste adora OS ESTRENOS Asistimos anoche á á Luisa en silencio. Roberto no duda un -la apertura del tea- instante. ¿No es él la madrecita de su hertro Antoine que ha inaugurado con un cartel mano? ¿No juró á su madre sacrificarse por que metía miedo y me recordaba aquellas él? ¿Qué hará, por lo tanto, en este trance? veladas del Circo ó de Novedades en que el Sacrificarse sin vacilar, sacrificarse, como insigne. Vico, para forzar la entrada, se des- una verdadera madrecita, y rompe con Lui. gañitaba representando dos dramas uno de- sa y la casa con P, edro íf He aquí al joven matrimonio en plena xásde otro. Mr. Gemier, el nuevo director del teatro luna de miel y á Roberto dichoso al conhermano. Pero Antoine, ha inaugurado la temporada con templar la felicidad de su de aquella: terr Luisa comienza á cansarse- seis, actos nada menos: Maman Robert, de Guillermo Sabatier, y La Sacrifiée, de Gastónnura maternal de- Roberto, que aconseja, dispone, acbninistra y en todo se mezcla y Devore. todo lo interviene. Pedro continúa siempre Sin duda, el director, cansado de la des- igual, sometido á su hermano, -sin ser capaz gracia que pesa sobre el teatro desde que de adoptar una resolución por su cuenta y Antoine le abandonó para escalar las altu- riesgo, y Luisa se irrita, protesta, hace esras del Odeon, ha querido hacer; un decisivo cenas á su- marido y concluye por odiar á intento. Estrenando dos obras- -debió. pen- aquel hermano maternal que resulta la versar Mr. Gemier- -malo será que alguna de dadera suegra que padece el inven matrilas dos no pegue. monio. Porque hasta ahora el teatro Antoine no había acertado. Mientras estuvo Antoine di- Ya. Luisa no puede más, y. decidida á rigiéndole, el teatro marchaba á las mil ma- echar a Roberto á todo trance, ni disimula ravillas, los éxitos sucedíanse sin cesar y la ni finge, de suerte que Roberto llega á comsala aparecía siempre brillante. Pero se fue prender lo que ocurre por su culpa. Su caAntoine, y como si se hubiera llevado el se- rácter no cambia, á pesar de esto; comprencretó, el teatro comenzó á flojear, las obras de su error, le justifica á su manera... y sé fracasaban ruidosamente y el público se re- sacrifica una vez más. Para variar de costraía. Lo curioso es que en tanto Antoine no tumbres y de vida necesita crearse un, hoera más afortunado en el Odeon, donde to- gar, -una afección, y se casa con Paulette, davía no ha logrado acertar con una obra. una hermana de Luisa, alejándose de sus hermanos. ¿Por qué? SI autor de esta comedia logra entretener El procedimiento de Antoine mientras estuvo al frente de su teatro es conocidísimo al público con observaciones curiosas y oriy se sabe que no leyó jamás ninguna de las ginalísimas, con un diálogo ingenioso y VÍTO obras que estrenó. Elegíalas al azar y acer- y con algunas situaciones graciosas. Termina la comedia muy hábilmente y no profuntaba siempre. Ahora, por lo visto, las lee... Pero si la temporada anterior fue desas- diza en el asunto para decirnos si Pedro es trosa para el teatro Antoine, la actual no efectivamente feliz el día que comienza á puede presentarse mejor. Dos obras ha es -pensar con independencia, libre de la solitrenado anoche, y las dos han triunfado: citud cariñosa y absorbente de su hermano. Maman Robert, con éxito tibio; La sacrifiée, ¿Es posible que un hombre acostumbrado á no hacer nada por cuenta propia, sea capaz on aplausos entusiastas. Bl asunto de Maman Robert es muy origi- de tomarse un trabajo que nunca realizó? aal. I os hermanos Roberto y Pedro se aman Siendo un ser débil é indeciso, ¿no resultará entrañablemente. Roberto, el mayor, como, más verosímil suponer que se libra del yugo de el Jacobo de Poquita cosa, juró á su madre al su hermano para comenzar á padecer bajo moiir que velaría siempre por Pedro, y es, la exigente tiranía de Luisa, su mujer? ¿Y en efecto, para el hermano, pequeño una ver- no podría resultar que todo lo que la solicidadera madre. I, e ha educado, se ha sacrifi- tud fratera al benefició á Pedro, la sumisión cado por él, le dirige, le trae y le lleva, y á á su esposa ie perjudicara después? Porque fuerza de cariño y ternura ha hecho de Pe- el autor hace de Pedro un pintor, un artista dro un ser débil, sin energías ni voluntad excelente, y sus mejores cuadros, sus obras que, acostumbrado á encontrárselo todo re- más celebradas fueron aquellas que Roberto suelto, es incapaz de lá menor idea, del pen- pensaba, las que su hermano le sugería y aconsejaba- ¿ívs que las pensará ahora él samiento más insignificante. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Fot. Goñi. ABCEN D PARÍS solo? ¿Es que Luisa será. capaz de llevar al dres continúan tratándola, como á. una niña cerebro de su esposo los pensamientos de sin; preocuparse, tampoco de ella, porque les nuevas creaciones? falta; el tiempo para. estarse mirando: ek- los Bl autor de Maman Robert ha preferido queojos de, Süzánne. Y, sin embargo, eanniiM cada eual continúe la obra á su gusto, y se trae, en su cerebro pensamientos rebeldes ha limitado á construir tres actos muy ame- es tenaz, es enérgica, -no- se- resigna, come nos, muy interesantes, ligeros, superficiales Francoise y su inquietud constante patee? y. entretenidos. Nadie hubiera dicho que se justificar las circunstancias en que vio la trataba de la obra de un autor novel, porqué luz, cuando sus padres hallábanse poseídos Mr. Sabotier, periodista distinguido y, has- de la fiebre del trabajo para conquistar la rita hace poco, redactor de L Ecláir, ha debu- queza. tado en el teatro con Maman Robert, comedia Los Bandricourt tratan de casar á Suzan que comenzó á escribir por distracción, des- ne la primera á pesar de ser la más joven, 5 tinándola al Círculo de la Unión Artística y aprovechan una ocasión que ellos creen únique, una vez terminada, ¡se vió 6 que tenía ca. Ün gran señor banquero, Mr. de- Roizel. condiciones para ser interpretada en un es- tiene un hijo perfectamente educado, elecenario de más; importancia. gante, distinguidísimo, queviste bien y. va á La noche comenzó bien para el cartel del las carreras. ¡El sueño dorado de los Bandri; teatro Antoine, court, que quieren para su hija casi un aristócrata! Ellos no saben que Roizel; está Rreve intermedio dedicado á la contempla- arruinado y comienzan á pactar las condiciones del matrimonio de Suzanne con Ju ción de las demi- mondaines que no faltan á xma. premiére, y vuelta á ocupar, la butaca el hijo de Roizel. lien, para presenciar el estreno de La sacrifiée. Entrevistas, discusiones, números, rega Mr. Devore, el autor de La sacrifiée, estre- teos... Roizel es, exigente y los Bandricourt, nó ya hace algún tiempo otra comedia en para que no se les escape la ocasión de cael teatro Francés, La conscience- de l enfant. E n sar á su hija tan brillantemente, llegan á aquella obra el autor quiso demostrar la ofrecer un dote de 900.000 francos, toda su unión de la familia sobre todos los obstácu- fortuna. ¿Y las: otras dos muchachas? ¡Bah! los con que tropezaba; un lazo de amor apa- se sacrificarán... Además, ¿quién se ha acor recía allí indestructible, el cariño de un ado- dado nunca de ellas? lescente hacia su padre. Roizel exige el millón íntegro, amenazanEn La sacrifiée Mr. Devore rompe este lazo, do con romper el compromiso, y Bandri ¿Cómo? court vacila; pero su mujer se da tan buena Los señores de Bandricourt son comer- maña que le convence y, arañando cuantos ciantes enriquecidos y tienen tres hijas, cada bienes poseen, llegan á reunir y prometen una de las cuáles parece haber señalado una el millón. El matrimonio queda concerépoca distinta en la vida de sus padres. La tado... primera, Francoise, vino al mundo cuando En tanto Francoise sufre silenciosa y re los Bandricourt, simples obreros, vivían re- signada, y Jeannine aprovecha la libertad signados del producto de un jornal escasísi- que sus padres la conceden para trabar remo. La segunda, Jeannine, vio la luz en la laciones amorosas con el contramaestre que época en qué los Bandricourt, erhpujados los Bandricourt tienen en su fábrica: un por un viento favorable, hallábanse en ca- buen mozo, joven y trabajador, Dorville, que mino de enriquecerse y trabajaban tenaz- ha logrado hacerse un hombre de provecho mente pensando en el ahorro. Suzanne, la él sólo, sin ayudas ni protección. Cuando tercera, acertó á llegar cuando sus padres, Jeannine declara su pasión á Dorville- -porricos ya y dueños de una importantísima fá- que es ella la que se le declara en una herbrica, gozaban de una existencia regalada y mosa escena llena de ingenuidad y amor- -llena de comodidades. Dorville se despide de la fábrica. Jeannine Esta hija es la preferida, la que colman de comprende la delicadeza de esta resolución mimos y atenciones, la, que parece haber y su amor se exalta aún más. traído la fortuna que sus padres ambicionaY llega la víspera del matrimonio de Suban. La primera, Francoise, apenas si es zanne con Roizel. Dorville ha sabido que considerada corno tal hija; nadie se acuerda éste se halla arruinado; se ha enterado adede ella, ni se la mira ni se la atiende y, olvi- más del despojo que. los Bandricourt han dada por completo, soporta todas las. humi- hecho á sus dos hijas primeras en beneficio Ilaciones porque es tímida y resignada por de la otra; y se lo dice á Jeannine, la cual temperamento. pretende evitar la Catástrofe revelando á sus Jeannine es ya una mujer, pero sus pa- padres lo que acaba de saber. Mad. Bandri-