Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ADRID, SÁBADO 2 J DE S E P T I E M B R E DE 1907. N l Í M S U E L T O 5 C É N T I M O S) f) g) f 1 J- fc 1 I i -ii I I k f I- nr p ir SAL ILUSTRAD ANO 111. NUM. 83. ÉPOCA MADRID. LA P R E S T A C I Ó N PERSONAL EN EL ENSANCHE, EL TRABAJO DE LOS GOLFOS LA HORA DEL RANCHO Bn el présenle número incluimos el suplemento ilushado de ocho páginas G E N T E M E N U D A que deben exigtr iodos nuestros suscrtpiores y compradores, PRECIO: CINCO CÉNTIMOS NOTAS DE INFORMACIÓN F o í á B C LOS GOLFOS TRABAJAN A R E C O G I D A Los golfos, y aun los que I no fueran sino simplemente desceuvtés, q u e los satélites del alcalde hallaron, ayer por las calles de la villa de la prestación, fueron cogidos y trasladados al campamento que está frontero á la Guindalera, á la izquierda mano del paseo de Ronda, conforme se va por la calle de López de Hoyos. 68 fueron los cogidos. Y con tanta fortuna como la Guardia civil, entre esos 68 estaba el Pernales, un Pernales redivivo, fiel trasunto, exacta fotografía viviente del Pernales de Estepa. Cuando al llegar al campamento los inscribieron y le llegó el turno al infrascrito: ¿Cómo te llamas tú? -le dijeron. -Yo, el Pernales- -contestó. EL A L O J A M I E N T O Los condenados á prestación f o r z o s a fueron alojados en cuatro tiendas de campaña, de lona blanca. Por aquellas alturas no se notaba con exceso el calor pero es lo que ellos pensaban: Aquí siquiera se respira aire puro. Luz no faltaba. La soñadora Diana bañaba con su luz glauco- azulina aquellos higares y todos los de Madrid. Además no podían tener frío, porque en cada tienda habían de alojarse 15 ó 16. Y como la cuestión era divertirse para no desmentir el carácter de la tierra, apenas llegaron rompieron á cantarse y á bailarse todo el repertorio clásico popular de la tierra baja y de las Antillas. Hasta las doce duró la. juerga. Los guardias municipales de Caballería, los de Infantería y los capataces y peones de la villa encargados de aquella regocijada sociedad pasaron, pasan y pasarán las moradas para evitar filtraciones de personal. Y bueno es advertir que entre esos socios hay bastantes voluntarios que, sin reparar en el medio, desean trabajar. L A SOPA FRÍA Al amanecer se levantaron los de. la prestación. Una comisión de su seno se dirigió al palacio de San Bernardino, cuyo cocinero mayor les proveyó de rebosantes marmitas de brillante sopa de ajo. Mas como ELÍPERNALES EN T O D A E S P A Ñ A e m s mm i III. iMnaM) memma H mm MADRID AL DÍA I a Necrópolis, la mendicidad y los incendios, tres calamidades distintas y tina sola realidad constituyen el programa de la sesión que celebró ayer nuestro Ayuntamiento. No h a y para qué decir que con ese pie todo fué ameno en la reunión del cabildo. La elocuencia se derramó á chorros y la felicidad de la villa quedó asegurada. Pero no de incendios ni de otras desdichas. La golfería andante comenzó su nueva vida en el campo de, operaciones designado en las inmediaciones de la Guindalera. Hubo esbozos de motín y asomos de jaleo; pero el buen juicio se impuso. Más vale así. El tiempo muéstrase espléndido. Tal vez excesivamente bueno, porque á estas alturas estos calore no suelen ser provechosos para la salud del cuerpo ni para la de la tierra. La Lotería brindó á Madrid un segundo premio y varios chicos, para ayuda de un panecillo de los devotos de la timba nacional. E n el Hospital falleció un individuo que el otro día sufrió u n a cornada en una capea celebrada en Arganda. H a y otro herido que también recibió u n a cornada en otra capea de Móstoles. Las capeas siguen haciendo la felicidad de nuestros pueblos y la apología de nuestras cultas autoridades. La política empieza á animarse. Regresan y a de su veraneo ios conspicuos decididos ásacriíicar- e por el país. Lo primero que harán todos ellos indudablemente, cambiar impresiones, ei, f cambiar de costumbres, que se V A R I O S D E T A L L E S Eos prestatarios dlsría lo ptacuco. Después cambiarán discursos, ponen en su camy á vivir. pamento de lavabos y de W. C. Pocas novedades más: por la noche, estreno De lo que no disponían era de mantas, y esto de La Boheinia, la popular ópera de Puccini ya se h a remediado, puesto que ayer misverlida al español como tantas otras para solaz mo llevaron zoo del asilo de San Bernardino. de las gentes y fundamento de los que opinan También se les v a á proveer de alpargatas que las óperas deben cantarse en chino para nuevas. Y con objeto de que la comida no lleque no se entienda la letra; pero en u n chino gue fría desde el asilo de San Bernardino, gesJa labov es dura y el canino largo verdad, y no en el de La Dolores, Caimlleria rustionase asimismo que la facilite el colegio del ticana y demás saínetes líricos que hacen í. de cuando llegó la sopa al campamento estaba Sagrado Corazón, cercano al lugar donde trarair las tripas bojan. iría ó casi fría. Tos socios prestatarios tocaron diana con las cucharas en los lucientes platos de hoja de lata y los pusieron como nuevos. Por fin consumieron la ración de sopa, requirieron la espuerta unos y la herramienta otros, y comenzaron, no sin protesta los más, á acarrear piedra partida para el pavimento del paseo de Ronda. -Esto no v a á durar quince días. -Entre estas sopas y el agua de Lozoya nos llevan mañana al hospital- -decía uno. -Si quie s- -contestaba otro- -manda á Tournier que te traigan caldos de gallina y Jerez. -No vendría mal un frasco- -replicaba el primero. -Pus toma este pañuelo de seda y empéñalo- -argüía el otro, que no llevaba más indumento que un recuerdo de americana y un trozo de pantalón. 1 I N P L A N T E 1 once y cuarto hubo su miaja de motín. -No trabajamos más- -decían. En esto asomó la anterior comisión de su seno, transportando la marmita del rancho en un carrito y el pan en un esportón. Los prestatarios, que ya se habían trasladado al comedor, es decir, al campamento, devoraron su plato de cocido con garbanzos, patatas, carne y tocino y sü media libreta de pan, y para los que alcanzó hubo repetición del sabroso condumio. El jefe d é l a segunda zona, Sr. Romero, les proporcionó tres cajetillas de 45 céntimos para que fumasen después de comer, y la alegre sociedad rompió en aplausos de regocijo y gratitud. C O N T R A EL FOTO Cuando nuestro redactor fotógrafo hizo los grupos que van en este número, hubo protestas generales é intentos de agresión á pedrada sucia. La mayoría de los socios se tapaban la cara para que sus familias no los viesen deguisés de golfos. Entre los agresivos se distinguían dos socios que han sido ó son fotógrafos. Después de comer volvieron al trabajo, y á las seis y media les sirvieron la cena y otra media libreta de pan. Y si después de todo esto, de los remios la virtud, á la constancia y á la laboriosidat se quejan, no tienen perdón de Dios. ¡Si casi dan ganas de ir voluntario al campa mentó... irf pa NAVARRO Y L E D E S M A U oy se cumple ei segundo aniversario de la muerte de aquél nuestro predilecto compañero y fraternal amigo, cuyos talentos y bondades hicieron su nombre eminente y respetado: Francisco Navarro y Ledesma. Murió en plena juventud y también en la madurez de u n a labor que, siendo y a admirable, hubiera sido fecunda para la cultura patria. Murió cuando empezaba á recoger el fruto de sus desvelos y de sus trabajos. Y esta crueldad de la suerte hizo que su muerte fuese más sentida por cuantos en él creían y esperaban. No necesitamos nosotros que el Calendario nos indique la luctuosa fecha, porque el recuerdo de Francisco Navarro y lycdesma está vivo y permanece en nuestro corazón, junto al dolor que nos causó su pérdida. Por eso al señalar este aniversario, al escribir el nombre del querido y admirado muerto, sólo deseamos evocar su gloria en estas columnas por él honradas con su pluma, y testimoniar una vez más á su familia que con ella compartimos el culto á su memoria. OTAS MUNICIPALES Comenzó á l a s diez y media bajo la presidencia del alcalde. Leída y aprobadaVl acta de la anterior, se dio cuenta de una Real orden de Gobernación, por la cual se nombra séptimo teniente de alcalde al concejal señor Fernández Victorio. El Sr. Sánchez de Toca le hizo entrega del bastón, y el Sr. Fernández Victorio dio las gracias. El alcalde participó al Ayuntamiento, que está para ultimarse con el Banco de España la operación de crédito para los gastos de la Necrópolis, y añadió que ayer se reunía el Consejo del Banco á fin de resolver acerca de 1 propuesto por la Alcaldía presidencia. Luego se ocupó con gran amplitud del fuego de la calle del Ángel, de sus consecuencias y de la distribución de los donativos, y tuvo elogios para los donantes y para cuantos cooperaron con su trabajo á la extinción del fuego. Hablaron sobre el mismo asunto varios concejales. Pasó luego el alcalde á tratar de la prestación personal ya. implantada, y manifestó que los que se nieguen á trabajar serán trasladaI A SESIÓN D E AYER