Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A D R I D MIÉRCOLES 18 DE SEPTBRE. DE 1907 N U M s u ELT O 5 CENTS. g) g ja EL VERANEO DE LA CORTE SAN SEBASTIÁN, l y a T feiRBHMÍi B B B CRÓNICA U N I V E R ILUSTRADA. AÑO IIL NÚM. 836. Ha. m m m r r A Mm Sí W J f t r f 1 OS Reyes de pasao. A las diez de la mañana salieron los Reyes en eamiaje, regresando á M i r a m a r á l a s once y cuarto, después de dar in paseo. I a infanta Isabel también salió de paseo por la población y sus alrededores. Estuvo á su regreso en la caseta Real de baños, volviendo á Palacio á las once y media. A udiencia regia. S. M. el Rey recibió en audiencia al alcalde de Pamplona, á quien manifestó su pesar por no haber podido visitar este año aquella capital. También recibió á una comisión del Ayuntamiento de Vitoria compuesta del alcalde y dos concejales. S. M. ha pedido el coche para ir esta tarde al campo de Ondarreta á presenciar las pruebas del concurso hípico. f isitas á l o s Reyes. Esta mañana visitaron a l a Real familia los oficiales franceses y belgas que vienen á tomar pa te en el Concurso hípico. Les acompañaba el embajador de Francia, Mr. Revoil. También estuvieron á Cumplimentar á los Reyes el capitán general de la región, el mar- o n c i e r t o clásico, Esta tarde se ha ejecutado un notable conqués de Casa- Calvo, el duque de Arcos y el di- cierto clásico en el Gran Casino. La nota sarector de Comunicaciones. liente del mismo ha constituido el ejecutarse porprimera vez la marcha titulada TR ¡ue j p l ministro de jornada. fué oída con mucho agrado. El Sr, Alien desalazar ha recibido la visita- -I- -l i m I SAN SEBASTIAN, tj, ít H. del obispo de Madrid- Alcalá. Luego de despachar algunos asuntos de su I a familia Reai. departamento, el ministro subió á Miramar á Las Reinas doña Victoria y doña Cristisometer á la regia firma los decretos enviados na han permanecido en el Concurso hípico de Madrid. hasta las cinco de la tarde, ¡retirándose á dicha Al volver él ministro üijo que S. M. ha de- hora para dar un corto paseo, regresando semorado su viaje hasta el 21 del actual, día en guidamente á Miramar. que marchará á Galicia á las maniobras miliEl Rey D. Alfonso tomó el té en ei campo de tares. Le acompañarán su Cuarto militar y el Ondarreta, donde permaneció hasta después infante D, Carlos. Nada tendría de particular, á de las seis. pesar de esta noticia oficial, que S. M. saliera Los infantes dona Isabel y D. Carlos estuel 22 en vez del 21, con dirección á Venta de vieron en el Concurso hípico hasta la terminaBaños y desde allí á Monforte. ción de la prueba j u g a d a hoy. S. M. la Reina doña Victoriano acompañará á D. Alfonso. Permanecerá aquí hasta el 23, en cuyo día saldrá para La Granja. LAS T O R M E N T A S pii Además de los premios se han adjudieado cuatro lazos. Después se jugó la prueba Habits rouges. Hubo varias caídas, algunas muy aparatosas, per afortunadamente todas ellas sin consecuencias. El resultado del Concurso ha sido el siguiente: Primer premio, de 1.000 pesetas, al caballo Sisov, montado por el Sr. Barrón. Segundo, de 500 pesetas, al caballo Sam Sonci, montado por Larragain. Tercero, de 400 pesetas, ganado por el caballo Mirog, montado por el mismo Sr. Larragain. Cuarto, de 300 pesetas, que ganó Hathér, del Sr. Barrón, Quinto, de 200 pesetas, al caballo Homonin, montado por el Sr. Maza. Sexto, de cien pesetas, que ganó Miíry del Sr. Brondín. Séptimo, de 50 pesetas para el caballo Bandmaster, cuyo jinete era el Sr. Montesquieu. Octavo, otro de 50 pesetas, ganado por el caballo Exuuis, que montaba el teniente señor Arana. Mañana, á las tres de la tarde, se jugarán las copas de la Real familia, en la siguiente forma: la copa del Rey; después la de la Reina Cristina, y en tercer lugar la de los Infantes doña Teresa y D. Fernando. LOS SUCESOS DE MARRUECOS POR CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO DE TÁNGER r E NUESTRO REDACTOR SR. SÁNCHEZ OCAÑA 17, 1 0 M. A larma injustificada. Anoche hemos tenido la población animada y temerosa, porque circularon insistentes rumores de que habían sido agredidos por los moros diferentes europeos en las cercanías de Tánger. e l hecho. Después d e l a espectación y alarma que llevan consigo estas noticias en los actuales momentos, se supo que lo ocurrido no tenía la importancia que se le atribuyó en un principio. Cuatro cazadores que habían salido hoy se internaron en la kábila de Ain Dalia, desoyendo los requerimientos de los soldados de la mehalla que acampa allí, y que tuvieron que terminar disparándoles para detenerlos. Como estas noticias llegaron aquí abultadas, á las diez de la noche el nuevo gobernador Bel Ghazi envió 25 ji; etes de su confianza, para proteger á los cazadores que llegaron sin novedad. I a firma. MI Rey h a 0 sm éo los siguientes de cretas: Guerra, IndultíiUdo de la pena de muerte á los paisanos José Liaría Pij Fernández, Miguel Fernández Chicharro, Juan Camacho Moral y Antonio Benito Nieto, secuestradores de Jaén, é los cuales sé les conmuta la última pena por la de cadena perpetua. Concediendo la cruz de San Hermenegildo al general de brigada D. Alfonso López Díaz. Confiriendo el mando de la zona de reclutamiento de Pontevedra, núm. 54, ai coronel de Ingenieros D. Arturo Ortega ídem el mando del primer regimiento mixto de Ingenieros al coronel D. Manuel Miguel. ídem al coronel D. Miguel Lozano el mando de la comandancia de Ingenieros de la primera región. Autorizando la compra de víveres para el Hospital militar dé Barcelona. ídem el lavado de ropas al de Burgos. ídem el transporte de cuatro cañones de Palma de Mallorca al fuerte de Alfonso XIII. Id em la adquisición de materiales para la fábrica de pólvora de Granada, Comandancia de Ingenieros de Guadalajara y Parque administrativo de suministros de Madrid. oncurso hípico. Los Reyes salieron de Miramar á las dos y media de la tarde, dirigiéndose al campo de Ondarreta para asistir á las pruebas del Concurso hípico. Acompañaron á SS. MM. el general Pacheco y el conde del Grove. Al estribo derecho del coche iba el caballerizo Sr, Pineda. Llegaron minutos después al campo de Ondarreta la Reina Cristina, la infanta Isabel, el infante D. Carlos y el infante D. Alfonso. Ocupó la familia Real la tribuna regia, colocándose detrás el alto personal palatino y algunos miembros del Jurado del Concurso. El campo de Ondarreta ha ofrecido esta tarde un aspecto brillantísimo y muy animado, pues se encontraba allí todo lo más selecto de San Sebastián. Entre otras distinguidas personas figuraban los generales Chacón, Aguilar y Aranzabe, el embajador de Francia y el gobernador civil. Amenizó el acto la banda del regimiento de Sicilia. En la Prueba militar, que era la primera, adjudicaron los premios en la siguiente forma: primero, copa del barón de Dampierre y objeto de arte de i.ooo pesetas, al caballo Verderón, montado por el teniente D. Miguel Ponte; segundo, equipo completo de montar y objeto de arte de un valor de 500 pesetas, al caballo Langostero, montado por D. M. Fernández; tercero, objeto de arte de un valor de 300 pesetas, al caballo Imitador, montado por el teniente de Húsares de la Princesa D J. Valles; cuarto, objeto de arte de un valor de 200 pesetas, al caballu Trino, montado por el teniente Sr. Aguirre; quinto, consistente en un objeto de arte, lo ganó el caballo Descosido, montado por D. Bernardino Rico; sexto, también otro objeto de arte, fué para el caballo Escobón, jinete el señor Sarria; séptimo, se otorgó á Ilasiendo, jinete el teniente Sr. Arana; octavo, al caballo Socrálico, J í i T. r omunican de Alpera que ha descargado una terrible tormenta sobre aquel término, En una extensión de más de 15 kilómetros han quedado destruidos todos los viñedos, malecones y arbolado. Los daños se calculan en unas 200.000 pesetas. u i m i l l t f n w w n w i- I O QUE DIRÁ LA ENCI CLICA CONTRA EL MODERNISMO ROMA, 1 7 I M montado también por el Sr Sarria El Osservatore Romane, publica esta nochíe un resumen analítico de la Encíclica condenaindo el modernismo, por ser muy peligroso p a r a la Iglesia. Pone de manifiesto la Encíclica los diferentes aspectos del modernismo; es decir, el ognosticismo y el inmanentismo en la filosofía; el subjetivismo y el simbolismo en la fe; la aplicación de éstos á la teología agnóstica, y del inmanentismo y evolucionismo á la historia y la crítica. Habla, por fin, del radicalismo que zapa los dogmas, la jerarquía y disciplina de la Iglesia. Saca de todo ello la conclusión de que el modernismo, que es síntesis de todas las herejías, debe seguramente conducir al ateísmo. H a sido una desenfrenada curiosidad, el orgullo individualista, la ignorancia y desprecio de la verdadera ciencia católica lo que ha difundido el modernismo entre parte de los católicos y del clero. Al terminar, recuerda el Papa las medidas adoptadas por Su Santidad León X I I I contra los desvarios del modernismo y ordena lo siguiente: i.o La enseñanza de la filosofía y teología escolástica en los Seminarios y Universidades católicas, como asimismo el estudio de la Teología positiva, se inspirarán en un espíritu sinceramente católico. 2.0 A los modernistas debe alejárseles de la dirección de la enseñanza en los Seminarios y Universidades católicas, 3.0 Los obispos, en persona y en su calidad de delegados de la Santa Sede, deben alejar al clero y á los fieles de la Prensa modernista. 4.0 Se creará en cada curia diocesana un colegio de censores para revisar las publicaciones diocesanas. Queda confirmada la prohibición hecha por Su Santidad León XIII á los eclesiásticos! de dirigir periódicos, sin previa autorización por parte de los obispos. Los eclesiásticos qxm colaboran en la Prensa deben ser objeto de vigilancia. 5.0 Se prohibe celebrar congresos eclesiásticos excepto en los muy raros casos en que no existan peligros de modernismo, presbiterianismo ni laicismo. Se creará en cada diócesis u n Consejo de vigilancia para contrarrestar la difusión de errores modernos Los obispos dirigirón á la Santa Sed informes sobre el pajticular que en la Conferencia de Algeciras representaba al periódico del Cairo El Moayad, y que llegó á ser después secretario particular del Mokri, se dice que viene á Tánger con autorización de Muley Abd- el- Aziz para celebrar varias conferencias con el Cuerpo diplomático, relacionadas con el planteamiento de la Policía. -I iinii- -miyy! i i n w i Se añade que cuando terminen estas conferencias marchará á Rabat para dar cuenta á p r o y e c t o s del general Drude Cumplida su misión exploradora, el geMuley Abd- el- Aziz del resultado de sus ges- geral Drude emprenderá pronto otra marcha tiones. en la misma dirección; pero esta vez llegando hasta donde estuvo el campamento de Titme T enían razón los soldados. Los soldados de la mehalla de Ain Dalia, lil, en jornada de 25 kilómetros, para batii que procedieron á la detención de los cazado- bien los alrededores y ahuyentar á los moros res, lo hicieron en virtud de órdenes emanadas que por allí se aventuraron. del ministro de la Guerra, Sid Mohamed Guebbas, el cual, oportunamente y como plausible T fctalles interesantes. medida de previsión, hizo saber á las Legacio- Hoy han llegado más de cien moros y nes que había ordenado la detención de todo judíos que han podido escapar del campo eneeuropeo que saliera del extrarradio, para evitar migo, viniendo á refugiarse aquí. Cuentan deposibles atropellos. talles muy interesantes y pintorescos de lo que ocurre entre los moros. Cuando llegaban los de A Rabat y á Casablanca. las kábilas interiores, se les animaba p a r a l a En un buque mercante que sale para el lucha diciéndoles que era cosa facilísima comlitoral, marchamos esta tarde para Casablanca batir á los franceses, á los cuales se mataba el Dr. Ovilo, y para Rabat, Rodríguez de Celis diariamente á centenares. Si los recién llegados preguntaban el porqué de no haber realiy yo. zado ya la ocupación de Casablanca, se les DE NUESTROS CORRESPONSALES contestaba que era conveniente dejar a l a s tropas enemigas que fueran desembarcando para 7- 4 T. así matarlas en mayor número. Así los neóü 1 a Policía en Marrueeos. tos se lanzaban entusiasmados al combate, Corroborando las versiones que afirman hasta que los cañonazos les hacían desistir áe que en plazo muy breve omenzará á funcio- su empeño. Los que les animaron, les contemnar la Policía acordada en Algeciras, hoy se plaban regocijados desde las alturas, fuera ¿el ha recibido una carta del coronel suizo MüUer, alcance de los cañones; y al volver, les decían: jefe superior de dicho Cuerpo, diciendo que Ahora que ya habéis experimentado el cañón, piensa llegar á esta ciudad en la primera se- volved á la lucha, ó haced lo que os parezca mana de Octubre, mejor Muy pocos de los que tomaron parte en una acción, quedaban con ganq, s- de repetir T ranquilidad en Fez. Hasta esta mañana no ha llegado la co- la suerte. Cuentan que á un moto le dividió misión militar italiana que se hallaba en Fez una bala en dos mitades, que volaron por disal frente de la fábrica de armas de Muley Abd- tintas partes; conservó unos instantes la vids y habló con los que estaban á su alrededor, el- Aziz. Afirman que las kábilas del camino siguen e s t a d o de las kábilas tranquilas. Confirman también los fugitivos las cias de la división que existe en el campo enace la calma. Ya empiezan á reaccionar ios espíritus, moro. Unas tribus se inclinan á la guerra y otras á la paz. No han vuelto los emisarios de tendiendo á la normalidad. Hoy han regresado á Tánger unas 50 fami- Zenata, pero se espera su vuelta con los notables de la kábila para pedir perdón á Muley lias de las que huyeron en días anteriores. El Amin. La ceremonia será curiosa y pintoresca. Sacrificarán varios bueyes ante la tienTÁNGER, -fj, 2 r da del general, en señal de sumisión, segúa o t i c i a s de Rabat. costumbre marroquí. Comunican de Rabat que reina en lla ciudad grandísima agitación por estar dividida la población en dos bandos opuestos, unos KM oasieur Regnault. que acatan la soberanía de Abd- el- Aziz y otros i VI. Mr. Regnault sigue aquí, pero en breve que quieren á todo trance reconocer á Muley regresará á Tánger; trabaja mucho y celebra conferencias continuamente. Hafid. En Rabat se espera de un momento á otro la llegada de un vapor con armas y municiones, l y i ejoras en Casablanca. destinadas á la escolta del Sultán. Todos estos Cada día adquiere mayor animación Ca sablanca. Por sus calles circulan numerosos pertrechos proceden de Larache. vendedores ambulantes que ofrecen mercancías de todas clases, sin excluir los- géneros DE CASABLANCA averiados. Pronto quedará instalado el alumbrado de petróleo, y se procederá á la limpieD E N U E S T R O C O R R E S P O N S A L S R W I L L I A M S za de las vías públicas, faena en que se emplearán diariamente los moros y judíos presos, CASABLANCA, 1 6 T í j IO M, en vez de permanecer ociosos en la cárcel. I J n reconocimiento. Esta mañana, muy de madrugada, salieron dos columnas francesas con dirección al uevos refuerzos, Norte del poblado Fedala, costeando el mar. H a llegado el transporte Ving Long con Llevaban también fuerzas de diversas armas y nuevos refuerzos y material de guerra. el globo Dar El Balda, y su objeto era practi 1 6 T. car un reconocimiento por los alrededores de 17, 7 T. Titmelil, que, por su especial posición, no pudo I mpresiones optimistas. efectuarse con la minuciosidad precisa, desde Como se había anunciado hoy ha recibido el anterior emplazamiento del globo. el ministro de Francia, Mr. Regnault, al CuerLas columnas marchaban en orden abierto po consular, expresando en el curso de su conde combate, pues aunque el general Drude no versación su confianza de que, en plazo muy tenía el propósito de presentar la batalla al breve, se restablecerá la paz y se reanudarán enemigo, necesitaba ir preparado para repeler las habituales reladones con los moros del inctiuklquier agresión. os goumms iban á k van- terior. D ¡elegado del Sultán. Alí- Zacley- Bey, El conocido sirio guardia, como exploradores, reconociendo ei terreno. Encontraron abandonaáos tod s los aduares y sin nada útil que pudieran llevarise Fueron quemados todos para dejar de este modo un indudable rastro del paso de las tropas. Cerca del sitio conocid jsor Ain- Sda (Fuente de los Leones) las columnas hicieron un pequeño alto, prosiguiendo despxés s marcha hasta llegar á unos lo kilómetr s próximamente del santuario de Sidi Muza- BIajdub. Sólo encontraron algún que otro moro, los cuales huían al galope tendido sin hacer la menor resistencia. El globo se había ya montado entretanto, y se elevó en seguida para reconocer los alrededores de Tilmelil, cuyo resultado aguardaban las columnas. Subió cerca de 500 metros el Dar El Baida, y desde esta altura pudo, sin duda, dominar una extensa porción de terreno. Apenas saltó de ¡a barquilla, el aeronauta conferenció con Drude y con su Estado Mayor, exponiéndoles el resultado de sus observaciones. Por aquellos contornos no ha reconocido la presencia de fuerzas enemigas; ni aun en el mismo Titmelil, donde se hallaba instalado un campamento, cuya desaparición anticipé fifüce días por informes particulares, que ahora confirma esta investigación oficial. El general Drude ordenó entonces ei regreso de las columnas, que se llevó á cabo hacienáo una marcha estratégica por el flanco y corriéndose por las lomas de Mediuna hasta dar frente al campamento francés, al que llegaron si novedad. El crucero Gloire siguió sus movimientos para protegerles con sus fuegos, caso necesa rio. La marcha realizada ha sido de más de 2 C kilómetros. R