Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A r M r v r Íá B 3 P! ÍSPgásáaL ítal 3 C 37 B 7 n SE. PTTHMP. PH O o 7 O C H O O G I V A S E D I C I Ó N I. PAGINA 3 LOS SUCESOS DE MARRUECOS. LOS MOROS DE JOLOT APERCIBIDOS PARA LA DEFENSA DE LA CIUDAD DE ALCAZARQUIVIR, AMENAZADA POR LOS BEN 1- HASEN Fot. ene rgico cómo Abd- es- Sadat, á quien tú tanto cono- -Sigue; no te pares en lo más. interesante ces de Tánger, defenderá la ciudad en la. ausencia para mí... del Sultán; de las kábilas del camino estamos segu- -Para todos. Después, pacificada aquella ros; tenemos el dinero gue abre caminos en la super- tierra, tendremos que enterarnos de lo que allí ficie del mar, y Hafid no; además Sídna tiene el P N T R E V I S T A IN- Antes de entrar en ca- poder de Dios y su legitimidad; el rebelde se someterá iha pasado. -Pues qué Una turba dé asesinos h a comew! D- C C I M T I s a del personaje con y las Mkilas de la dio nía rendirán las armas; tido atropellos sin número, dando mu erte á TERMES ANTE, -q u i e n á c o n f e r e n d p inocentes trabajadores... ciar, me encontré en. el anchuroso pórtico con muchos y buenos amigos á quienes hacía varios años que no veía; todos ellos los conocí en u n a posición más modesta que la que hoy ocupan. Un soldado. distinguido, que en más de, una. ocasión me acompaño en Fez hace dieciochoiáñ. ós, es hpy coronel que manda u n Cuerpo, de- Caballería; otros no los: veía ¡desde Marrakés, cuando- la: enibajada del general Martínez Gampos; dos- fueron conmigo en embajada á Mádrid en 1895, yttn, caid. negro, un gigante, sne; p ¡réguntaba con empeño por el Sultán, y la Sultana, cuya boda presenció el 31 de Mayo del, año anterior. I as manifestaciones, de cariño que recibí no sonipara dichas; creían, que, Comó siempre; llevaba una misión especial, y me costó trabajo convencerles de lo contrario; les manifesté que había avenido. esta vez como u n humilde periodista y que había venido á buscar la verdad y que estaba dispuesto áidecirla. S ú entusiasmo subió de punto y... no recuerdo lo- qiie dijeron, -porque, como, ya ¡saben mis lectores por Sánchez Ocaña y por mis telegramas; aquí está severamente prohibido hablar de ciertas cosas. ...Y subí la escalera de la duiria (casita) donde ¡me esperaba un. querido y no olvidado amigo que ocupa alta posición en. el. país, posición merécidísima por su, claro entendimiento, por su. ilustración. y por cualidades que le h a n llevado, paso á paso al difícil cargo qtte desempeña. I,o s: que creen q u e los moros son unos igno! rantes que desconocen lo más elemental de la cultura europea, están en u n grandísimo error. I a; persona de que me ocupo, aunque no- se hubiera eduoádo en Inglaterra, ni hubiera contendido en: Francia con los franceses m á s ilustres en asuntos coloniales, hubiera podido hablarme como me habló; yo tuve el- gusto de tratarle cuando era m u y poco conocido; m á s tarde, cuando con el Gharnit y el Seffar realizó en. Marrakés. ciertas gestiones, y por m u y torpe que yo hubiera sido, habría adivinado en él u n hoínfcré de gran porvenir. Después de evocar recuerdos de amistad, acontecimientos y sucesos pasados, elogió el periodismo, que tanto le a y u d a b a en su gestión; estos papeles, y me enseñaba los cuadernos de las agencias que de eso se ocupan, suplen las noticias q u e á vosotros llegan por conducto de los embajadores; por ellos sigo la corriente del m u n d o y estoy enterado de cuanto toe conviene saber. ¿Y m e podrías- -aquí n o se habla de usted sino alas- personas despreciables- -dar alguna noticia para mi periódico? -De cosas mías, sí; á s lo q u e se relaciona con Francia, no; mi situación es m u y difícil; yo tengo muchas simpatías por esa y por todas las naciones, y no quiero dar pretexto á nin! gún, rozamiento. ¿Y crees q u e el estado anómalo d e Marruecos desaparecerá pronto? s- -Con la ayuda de Dios lo aeseo asi. JLt viaje de Sidna (el Sultán) á Rabat despejará la situación; los más notables de Fez, los sabios, lossheñfes le han SANTANDER. EL SUÑTUQSOi PALACIO MUNICIPAL QUE ACABA DE SER SOLEMNEMENTE INAUGURADO Fot. Duoroatco. vuelto á jurar fidelidad; un hombre tan valiente y ABCEN MARRUECOS -De modo que si un criado mió te insulta y te atropella, ¿te crees facultado para entrar en mi casa y ponerla fuego, sin enterarte de si estoy ó no dispuesto á castigar y á indemnizarte del daño causado? -El caso es muy distinto. -Es igual ó parecido. I os tratados y el derecho no han sido exactamente interpretados por ninguna de las Potencias que firmaron en Álgeciras. -No podréis decir nada de España, que expone á un peligro real á un; puñ acla; -de; s. oldaübs por: nb alterar nirla: cifra, de- Ipsqüe í b constituir la Policía, de Casábíártcá. -Estoy enterado por estos. périóáíio íS iós deseos de España y de la buena rp líticá. q $i; e sigue el Sr. Mora; últimamente ha: dadWprue bas de ser un buen estadista, porque lo quea uí ñana con otros. Eso; es lo ique: no, s. é; ha ristp, íy ese. precedente es. de: los que. harán ley, y; l, éy que se cumplirá; por. eso, al defender- nosptÉO. s nuestros derechos, defendemosíps de tpdoSj, Y al llegar á este, punto; la. con vér sación: c anunciaron lá llegada de alguien iá quienno podía menos de: recibir, y terminó mi entreyista con un hoínbre resuelto, inteligente y patriota, que sin haber dicho una, palabraniolesta para nadie, dejaba adivinar la, resolución firmísima de hacer todos los sacrificios en, defensa de su patria, no por desgraciada menos querida. FELIPE OV 1 LO hacen losfuertei con un de bil, si no se protestafip rtodos, servirá de precedente para hacerlo el día de flig- DESDE ROMA DE NUESTRO CORRESPONSAL ESPECIAL MIÉRCOLES, J l SEPTIEMBRE W S m; mmm L PRESIDENTE Estamos en época de n w M Í incidentes: Marruecos, -DE PANAMÁ e l V a t i c a n 0 J a K e p ú blica de Panamá... Porque es el caso que en él Vaticano le ha sido negada una audiencia al presidente de la Repúblisa de Panamá. Había solicitado este señor una audiencia privada, en nombre propio, no en el del país que representa, y el mayordomo Mons. Bisleti le contestó que él Pápale concedería gustoso una audiencia oficial, solemne, pero no una audiencia privada. Para informar de este asunto á los lectores de A B C, he tenido una entrevista con el presidente, Dr. Manuel Amador Guerrero. I, a República de Panamá, me dijo después de obsequiarme con un. exquisito regalía, ha concedido licencia por algunos meses á su presidente que, como usted ve, se ha apresurado á venir á Italia para admirar sus magnificencias artísticas... y para buscar buenos obreros que quieran ir á trabajar allá. En mi país, según dice la Prensa, se muere mucha gente. Tal vez; yo sólo puedo afirmar que cuento setenta y tres años y que me encuentro perfectamente de salud, como les sucede á mi muier y á mis hijos. En cuanto á mi visita al Vaticano debo decir á usted que no ha ocurrido más ni menos que lo siguiente: Cuando pasé ñor Genova expresé al cónsul de mi nación er talia mi propósito Ae hacer una visita privada al rey Víctor Manuel, y liabía de ser una visita privada, tanto porque estoy en. vacaciones, como porque no ouería sus- E