Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 827 A- B C, LUNES 9 DE SEPTIEMBRE DE 1907. OGHO PAGINAS. PAGINA 3 i- K. 7 í i i í LOS SUCESOS DE MARRUECOS. ENVIÓ DE REFUERZOS FRANCESES DE MERS- EL- KEBIR (ARGELIA) A CASABLANCA. LOS SOLDADOS DE LA LEGIÓN EXTRANJERA Y LOS TIRADORES ARGELINOS PREPARADOS PARA EMBARCAR Fot. Trampus. contando, sin duda, con que un Gobierno En otro grupo varios periodistas rodean E 1 excelentísimo señor gobernador militar de este campo, D. Julio Domingo Bazán; el se en el que figuran Cleménceau y Briand, la á un agente; ñor alcalde accidental, D. Eugenio Blanca Rotratará con benevolencia y simpatía, por- ¿No ha venido Monsieur de París? mero, y toda la excelentísima que... ¡qué más quisieran ellos que poder T- YO no. le he yistor- -contesta. el agente. nicipal; el señor inspector deCorporación. muestas Yahemps en- imitar á, lavobreritadesesperada! r; -Buenos quinientos francos va á, ganar D. Eusebia Albaladejo; administrador, Aduanas, gOLEILLAN. iBOUM! D. Antocontrado un Porlo que se ye, en las prisiones france- I si le corta la. cabeza á. Soleilland, ¿eh? cDÍáz Téjeiro; vistás. Sres. í, avergne: y Plá: niÓ sas sé vivebien y; ya a llegar tin momento! Que se los guarde! -exclama el agen- senciaj el señor comandanté de Iíárinayperso. nije o; pretejstp vpára acostarnos, tarde Como rtp. Sabemos qué día le. cortaíán. la cabeza á en qué todos los ciudadanos rivalizarán en te -Prefiero mis- mil- quinientos: francos á iiál á sus órdenes; los- pundonorosos señores jefes y oficiales é individuos. del benemérito Soleiilaiid. y no nos queremos quedar sin méritos para obtener el ingresosus emolumentos de subprefeeto. i. presenciar espectáculo tan interesante, He- Ademas, los asesinos cuentan con la reY así nos dan las seis de la mañana, hora instituto de- Carabin ercis; las dignas, autoridades de Sanidad marítinia; los celosos funcionamos montado una verdadera guardia que sistencia de los presidentes de la República en que nos retiramos, para repetir la distracde Vigilaucia, vigila constantemente. Todo lo observa- á firmar sentencias de muerte, y como los ción ál siguiente día, corriendo París de ex- rios del Cuerpo el ptiebio, han y to do, absolutodo trabajos forzados no asustan ya á estos ban- tremo á extremo y espichando entre un tamente alto el nombre de esta sabido colocar mos: la prisión donde Soleilland escribe su muyen bendita tierra, testamento disponiendo que no quiere ser didos la criminalidad én París aumenta de vals y una machichá los nuevos couplets que prodigándonos- todo género de consuelos en incinerado; la casa habitada por Deibler, el un modo alarmante. describen la ejecución de Soleilland en la estás amargas circunstancias, y merecen, por verdugo, Monsieur de París, y el edificiotanto. lá gratitud de la Patria y la Humanidad El asuntó Soleilland ha servido para que guillotina... e n t e r a todas las Audiencias francesas dirijan exSolcilland... ¡Boum! Como la mayoría de los firmantes somos de posiciones al presidente de la República tTrálálá! Casablanca, deseamos que ien toda España, y ticia. Al menor movimiento sospechoso qué pidiendo que seamantenidalapéna de muerEl reo, sin embargo, está tranquilo. Con- -si observamos en cualquiera de estos tres lu- te, y en París todos, grandes y chicos, ricos fía, aunque no lo dice, en que este excelen- la es posible fuera en el mundo entero, sé sepa nobilísima y valerosa conducta de aquel gares, la noticia cunde por París rápida- y pobres, exigen que Soleilland sea decapi- te Sr. Fallieres, no quena turbar ahora sü ñado de heroicos y esforzados tripulantes pudel tado. El bárbaro asesinó de la pobrecita mente... ¡apacible fiesta de la vendimia en los viñedos Don Alvaro de- Bazán, que añadiendo una pági; Cabeza más deseada que ésta de Soleilland Marta tiene desgracia, y es probable que del. Xoupillon, con- el recuerdo; dfe haber tia en- los gloriosos anales de Eápañá, han sano habrá otra. París- entero exige queel sá- pague por todos, si Mr. Fallieres no firma, puesto su firma al pie de una Sentencia de bido conquistar, á costa de su. sangre generor tiro repugnante purgue en el- patíbulo su el indulto en un arranque de independencia muerte... ¡IvOübet no firmó, ninguna... Y Fa- sa, no territorios ajenos, sino la admiración de un pueblo, crimen odioso, no por castigar el delito, sino que le obligará, sin embargo, á arrostrarlas llieres nó: querrá ser menos. amigos y adversarios, y de todo ó religión. sin distinción de nacionalidad, raza iras de Francia entera. para que sirva de escarmiento. Ya verán Ustedes como Soleilland. se Y ya que no por ahora demostrar Tan excitados están los ánimos que por- á la Guyana, allí se le reunirán su mujer irá nuestra- gratitudpodemos forma, imploramos al Porque lo único que contenía un poco á y en otra ÍOS asesinos en París era el temor á la gui- que algunos periódicos dijeron que, la mu- su hijo trabajarán, se harán ricos y vivirán Todopoderoso Dios de Israel derrame copiosallotina; pero ahora que saben que lo más que jer de. Soleilland había dirigido una carta f e l i c e s mente sobre España todas sus bendiciones ce puede: ocurrirles es que ¡los condenen á la al Gobierno solicitando el indulto de su ma- Pero. en cuanto los apaches vean que tam- lestiaíes y terrenales. pena de trabajos forzados en la Guyana, no rido- -cosa) después de todo, natural y lógi- bién Soleilíand salva la cabeza... ¡va á ser Meir Cohén, Jaime Pinto, Abrahan Frija, si, los asusta lá justicia. Al contrario, hay mo- ca, -por pOco 1 al saberlo, la lyhchan hoy cosa de emigrar de aquí! Isaac Eibaz, M. Marrache, Rafael Hávot, Salomón Marrache, Abrahain Marrache, Yehtidá tivos para sospechar que muchos criminales los vecinos del barrio donde habita la inMarrache, Simón Ohana, Santiago Buhana, cometen sus, delitos para conseguir que los fortunada. Para librarse déla furia de las JOSÉ JUAN CADENAS M. X, aredo, M; Nahmias, Abrahamé Isaac Náhmanden á las posesiones francesas, donde gentes ha tenido que escribir, al prefecto P rís, Septiembre. raias, David Benchimol, -Moisés Sabah, Meir 5 el clima es espléndido, la Administración los negando que ella hubiera implorado la graAbraham Sabah, S. Lasry, José I, asry, David consiente que se reúnan con sus familias y cia para su esposo. Benatar, Abraham Benisbi, N. Benisbi, M. Colos ofrece medios para que emprendan un y en tanto, nos pasamos las noches en Y hén, Mesod D. Cohén, Simón Jaime Cohén, Danegocio que á veces hace ricos á muchos blanco para que no nos sorprenda el aconOS HEBREOS FUGITI- vid Negri, Elias Belton, Moisés Azulay. Josef presidiarios... El obrero que está muerto de tecimiento, caso de que se Üeve á cabo, por- r u s Cohén, Salomón R. Cohén, Yehudá M. Cohén, hambre, sin hogar, sin pan y sin trabajo, y que domo aquí no se avisa anticipadamente, I eón Ñahpn, Jacob Benyésaya, Samuel Bényesaya, A. Guagirisi Benyésaya Hermanos, Isaac recuerda que muchos criminales viven feli- ni se anuncia la fecha ni el lugar de la eje VOS EN ESPAÑA Benitah, Abraham Benitah, Abraham Asáyag, ces en la Guyana ó en Nueva Caledonia, cución, correríamos el peligro de enterarnos Una gran parte de: la colonia de Mazagán y Elias Dany, Moisés J. Susi, Josef Benasayag. mantenidos por el Estado, no vacila y se al día siguiente... Esto sería imperdonable Casablanca que, echa á la calle dispuesto á degollar al pri- Periodistas y desocupados corremos, pues, Marruecos se hahuyendo de los desórdenes en Salomón Cabezas, Samuel Toledano, Jacob trasladado á Algeciras, ha pu- Benasayag, Isaac y Abraham Benvesaya, M. mero qtie pasa... de un lado á otro hasta el amanecer, mien- blicado en esta ciudad española una interesan- Cohén, Lázaro Cohén, Moisés Toledano, M. Esto es lo que ha necho una infeliz obre- tras el público trasnochador, al salir dé los te hoja, que reproducimos íntegra por lo satis- Amiel, Salomón Elmaleh, David Eresco, Jaime rita que se ha metido hoy en el Louvrey ha templos de Montmartre y antes de conti- factorio de sus conceptos y por la ünportancia Francos, A. Maimarán, J. Benadiba, S. Matalón, M. Galante, David Acevedo y Jacob S. decapitado á un Papa y unos cuantos car- nuar sus juergas en los establecimientos de de las firmas que autorizan el documento. así: ¡denales, en efigie; naturalmente. Cuando la los Mercados, hace una pequeña visita al ta- Dice éste suscribimos, que con motivo de los Maimarán. Ivbs que Por el resto han preguntado por que había cometido ese bernáculo de la rué de la Folie- Regnault, tristes y sangrientos sucesos que se están des- geciras. -A. A. de la colonia que reside en Al Perl. donde La Viuda aguarda silenciosa que el arrollando en Marruecos, hemos venido en acto de vandalismo, destrozando á cuchilla- Por los refugiados en La Línea. -Samuel das la soberbia tela de Ingres titulada La verdugo de París vaya con sus cuatro ayu- busca de ambaro en esta hidalga y hospitala- S. Abécasis y Samuel Attias. Capilla Sixtiná, la obreradijo que estaba dantes á apretarla los tornillos. ria tierra, y á cobijarnos bajo la gloriosa é in Por la Comunidad israelita de Gibraltar. -maculada bandera rojo y gualda, tenemos el Salomón S, Benoliel, Abraham B. Attias y Sa- desesperada, sin trabajo, sin dinero y ameAllí hay siempre curiosos 1 vigilanüo. alto Honor de hacer público, por medio de esta muel M. S. Benady. nazada por el casero que la iba á poner en- ¿f han sacado? -préguntan. -LB hoja (como más adelante, y por medios más efi- N. B. Los firmantes sólo hablan en nomla calle Hoy salió de; su casa resuelta á co- A í é? caces, lo proclamaremos ante el mundo ente- bre délos emigrados de Casablanca y Mazal meter un delito cualquiera para que la pren- -A La Viuda: i ro) nuestra más profunda gratitud y eterno dieran las autoridades, y entre arrojarle un, -No... Ya está amaneciendo... I, a ejecu- reconocimiento á las dignísimas autoridades y gán, en su mayoría subditos españoles. Los procedentes de otros irasco de vitriolo al primer desconocido que ción no puede ser hoy... á todo el pueblo en general, por su filantrópi- blica su gratitud por mediopuertos harán púde la Prensa; se encontrara ó arrancarles los ojos a unos- ¡Que lástima! -suspira una delicada ca conducta y por sus nobles v humanitarios sentimientos. cuántos cardenales, prefirió esto último. demwiondaine. -r- E. n fin. volvéremos mañana... DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS