Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 820 A B C. LUNES DE SEPTIEMBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. PAGINA 5 No da jamás un beso á u n niño porque es ¿tarante el mes de Agosto, ha sido, por lo tan- preparando fiestas. Una comisión de industriales trabaja con contagio seguro para la criatura, y D. Joaquín to, de 1 por 100. Buena falta hace que el Teso- ro intervenga enérgicamente en ese corro, casi actividad para celebrar grandes fiestas, con también es. altruista. ¿Estrecharla mano? Ni pensarlo. abandonado por él ahora y en manos exclusi- motivo de las que anualmente se dedican ala Y es curioso v e r á D. Joaquín cuando está Virgen de las Mercedes, en el mes de Sepvamente de los especuladores. SITUACIÓN GENERAL Reanudamosüoy hablando con alguno. Bu cuanto se sitúa su tiembre. 1 nuestra tarea inCoadyuvan á este proyecto muchas entida- interlocutor frente á él, se vuelve dé espalda terrumpida durante eV mes de Agosto, época J ABQLSA DE P 4 R 1 S También en París des industriales, comerciales y artística luego dé pedirle perdón y aconsejarle que haga ha sido general la del año en que se ausentan- ios especuladores baja durante el mes de Agosto, menos en las lo propio paira evitar el peligro del aliento y y se reducen las transacciones. sus lluvias Sigue la. conversación mirando acciones del Crédito Lionés. que ganan 15 franLa baja en dicho mes se ha extendido á to- cos y quedan á 1,179 y en las del Metropolitaen. ün, espejo. EL REÍNA CRI ST 1 NA dos los mercados y hubo lesiones de verdade- no, que suben siete francos y valen 498. Lo desinfecta todo, incluso á los raros visi ro pánico. Pero si compáramos las cotizacio. COKEÑA, I, X T antes ó á los visitantes raros que van á verle. Él Interior cotiza á 70,35; el Exterior, 491,40; nes del 31 de Julio con las del sábado pasado Un estornudo aj eno producido cerca d e don la Renta francesa, á 94,67; el Ruso nuevo, á e s t a mañana, á las diez, h a fondeado en nuesno resulta muy grande el descenso. tro puerto el vapor Reina Cristina, que pro- oaqüin hace que éste huya despavorido y sé Han influido indudablemente en él los acon- 88,05; el Turco, á 95,12; el Argentino, 84,90, y cede de la Habana, sin novedad a b o r d o sumerja en u n baño de bicloruro mercúrico al el tecimientos que se están desarrollando en el te, Brasileño, á 80,10, perdiendo, respectivamencinco por mil. 2,17, 1,70, 0,62, 0,85, 0,42, 0,95, y 1,15 por 100. Imperio marroquí, pero, como lo decíamos en Lo primero que pregíinta á cuantos van á su Los valores ferroviarios españoles se hallan estas columnas el día 12, también han obedecasa por necesidad, al carbonero, al zapatero y en gran baja. es de diez cido los mercados al impulso venido de Nueva tambiénpara los Nortes, El descenso 256; de 14 demás proveedores, es si están vacúnateos, que valen CUENTO INVEROSÍMIL York, donde la política del Gobierno contra los francos para los Zaragozas, que quedan á 355, Un antiguo amigo suyo, llegado haoía poco francos trusts ha producido una baja en todos los va- y de 15 francos paira los Andaluces, que coti- TT on Joaquín ha estudiado tanto y tan á fon de Inglaterra y conocedor de las extravaganlores. do las enfermedades que aquejan á la hu- cias de D Joaquín, se propuso darle una brozan á 161. Y esa baja ha tenido eco en Londres y en manidad, y tanto ha aplicado sus remedios, que ma, con la cual sanara de sus disparates y se Las acciones del Banco de Méjico se nego- ya está convertido en un experimento vivo. París. convenciera d e que por mucho que se intente, ciaron á 929; las del Riotinto, á 11885; las de la Ningún el el cuerpo no es inmortal. De este modo BOLSA P E MADRID Ent Madrid, al De Beers, á 545; las de la TharsiS; á 168; las de moderna, producto nuevo de la Farmacopea rraría á D. Joaquín el martirio voluntario- ahocomo ningún procedimiento de la In erior á que la Goldfields, á 77, y las de la Rand Mines, Terapéutica actual, son desconocidos para él. contado ha perdido 1,70 durante el mes de á. 124. se sometía con tanta pócima, con tanto or. evaje Los descubrimientos y aplicaciones de ellos Agosto y quedaba el sábado á 80,80; el Amorcon tanta inyección hipodérmica. J o r q u e Estos últimos días ha mejorado la tendencia en las nuevas orientaciones de la ciencia de tizable ha bajado 1,80 y cotiza á 100,20. D. Joaquín era insaciable para esto último. porque las impresiones sobre la cuestión de curar, se los sabe de coro I) Joaquín. Las oscilaciones no han sido grandes en los Marruecos son más optimistas. Y él mismo se inyectaba el suero antirrábi demás valores; las acciones del Banco pierden Pero con tantas perfecciones como aplica y co, el indicado contra el tétanos, el cáncer, el, Las declaraciones de Francia y España, afirun entero y valen 44.6; ías de la Arrendataria mando que tio quieren salir de la esfera de ac- conoce, posee un defecto, el de ser aprensivo. garrotillo, la debilidad senil y basta- contra la de Tabacos bajan tres enteros y cotizan á 400; ción que les ha trazado la Conferencia de Al- Sin duda, este defecto ha ido desarrollándose báeerá, -élmal rojo y la pulmonía. la baja en las Azucareras ha sido de entero y geciras, han contribuido á ello. á espensas de la verdadera prudencia y al par Así es que el pobre D. Joaquín, con tantos medio para las preferentes y de tres enteros de la previsión exagerada. agujeros, estaba convertido en u n traje de punAdemás, la agitación de la plaza de Nueva para las ordinarias, que valen, respectivamenY por esta excesiva aprensión, por sospechar to viviente. York sé ha calmado y los valores americanos te, 87 y 41. Las acciones del Banco Español de que adolece de todas cuantas enfermedades ha E l amigo tuvo con el pseudo enfermo una se han repuesto en Londres. Crédito no se han movido y quedan á 108,50. leído y estudiado, D. Joaquín ha- tomado to. De modo que la alarma del mes de Agosto das las preparaciones medicinales qué pueda entrevista secreta, i Los explosivos pierden dos enteros v valen Nadie supo hasta mucho tiempo después de pudiera ser que no tuviese otras proporciones haber, se ha sometido á todos los procedimien 221. lo que habían tratado. Algunos valores no han seguido la general que las de un hecho momentáneo y que re- tos curativos y ha hecho viajes al extranjero Lo cierto es que D. Joaquín prescindió de t o tendencia y hasta han ganado terreno: las ac- cobrasen pronto los mercados su buena ten- para consultar con las eminencias de allí, des- das las excentricidades y rarezas que le habían dencia. pués de haber aburrido á. consultas álos de caracterizado hasta entonces y las trocó por ciones del Banco Hipotecario y las del Hispapor aquí. no- Americano suben un entero y entero y meuna sola bien sencilla que le resolvió el probledio, respectivamente, quedando á 227 y 151,50; D. Joaquín no puede yer los perros con so- ma de vivir exento de aprensiones y miedos los Altos Hornos ganan cinco enteros y cotisiego y sin sentir aversión y miedo insupera- terribles. OR TELÉGRAFO zan á 273,50. ble de que le muerdan y le inoculen la hidroD. Joaquín, antes siempre tristón, preocupaDOMINGO, I, 1 0 M fobia que puedan padecer. De manera que no ha sido tan grande la baja do y meditabundo, reía y se alegraba ahora por Ni las ratas ni los ratones, porque son vehícu- cualquier cosa, hasta por encontrar á un conocomo, dadas las circunstancias, hubiese podi- TJ eina gran animación con motivo de. las codo ser. Pero ha contribuido á aumentar la alar- rridas de toros que se verificarán hoy y lo fatal de la peste bubónica. cido y darle los buenos días. Ni las terneras, porque llevan en sí la viruela. ma la medida adoptada por la Junta Sindical mañana, tomando parte en Was Bombita y MaPara demostrarles que y a no tenía miedo á chaquito. Ni las vacas, porque contagian la tubercu- enfermedad alguna n i aprensión por ningún de fijar el día 28 un cambio de compensación La ciudad presenta un aspecto brillante. losis. para el Interior, sirviendo de basé ese cambio contagio, invitaba á su interlocutor á que le Han llegado cinco trenes botijos on más dé para el pago de las diferencias ese mismo día. Ni íos conejos, porque lleivan la difteria. estrechase la mano m u y fuertemente y á que 4.000 viajeros que han sido recibidos por las La J u n t a Sindical estaba facultada, por Huye de las cabras y de las ovejas, por si le le diera u n ósculo de amistad. autoridades, la Junta de festejos y variasban- contaminan el mal rojo. acuerdo tomado anteriormente por ella misma, La mayoría continuaba tomándole por loco para exigir la liquidación del papel en el caso das de música. Y le aterran los mosquitos, por si con la pi- de atar. Ha llegado una comisión del Ayuntamiento cadura le infiltran la malaria. de producirse una baja de dos enteros y medio. Esa era para ellos u n a nueva forma de su Pero esa medida e: s potestativa, no obligato- de Granada. No prueba la carne jamás, porque puede in- desequilibrio. En este momento entra en el puerto, proce- ficionarle el carbunclo, la tisis, la triquinosis, ria; sólo debe adoptarse en casos muy excepPero D. Joaquín reía como u n bendito. cionales, y el hecho es que el cambio de 80,50 dente de Gibraltar, un vapor que conduce nu- la viruela ó la epizootia. Un día tropezó de manos á boca con su a n cotizóse momentáneamente en el Interior á merosos turistas. Pero D. Joaquín no come pescado tampoco tiguo compañero, quien, extrañado de cambio plazo, bastando que esto sucediera para que por temor á la lepra y al escorbuto. Ni fratás tan radical, le interrogó. dicha medida se adoptara. si no están cocidas, por temor á la laringitis y- -Es que soy feliz. Yo andaba buscando eso, á los cólicos, ni grasas por temor á los empa- me desesperaba de no encontrarlo, y la casuaY se adoptó el día 28, tres días antes déla chos y desarreglos intestinales. fecha normal de la liquidación, ocasionando lidad en forma de un amigo que venía del exPOX TELEFONO No bebe vino por temor al alcoholismo, ni tranjero me lo deparó. grandes trastornos. DOMINO? 1 ¡3 T. mucha agua por miedo á la hidropesía, y 1 En un mercado como el de Madrid, muy re- i os catalanistas. ¿Pero qué es eso? ducido, muy pobre, donde todo el mundo co- Los elementos catalanistas han acordado poca que bebe, esterilizada. ¿Uso? Eso es mi secreto; es la felicidad. noce y vigila las operaciones del vecino, me- celebrar con gran solemnidad el aniversario de El azúcar no forma parte de sus alimentos- -Hombre, siendo la felicidad debe usted didas de esa índole, extemporáneamente toma- la rendición de Barcelona á Felipe V. por miedo á la diabetes sacarina y á la soli- comunicármela y yo le prometo que nadie lo x das, ofrecen peligros. sabrá. Se celebrarán mítines conmemorativos en taria. D. Joaquín no gusta de vivir en piso muy El mercado no se ha repuesto de esta liqui- todas Jas- Sociedades catalanistas, se publica- -Sencillo, sencillo como el huevo de Colón. dación, impuesta sin verdadero motivo pocos rán en los periódicos del partido reseñas de alto, porque el mucho sol daña la vista y enri- pero, en fin, si usted me jura no decir nada... días antes de que se efectuara la liquidación dicha jornada histórica y se colocarán oronas quece con exceso los glóbulos rojos; ni en bajo, -rLo juro por mi honorl acostumbrada. Así se explica que nuestro In- en la estatua de Casanovas, que murió en ella. porque el aire que se respira es impuro, carga- -Pues verá usted: y o estaba siempre triste, do de miasmas mefíticos. terior, todavía desorientado por ese inusitado preocupado con todas las enfermedades: ¿cuál cambio de compensación, no haya repuesto sus 1 a Policía de Arrow. No le gusta subir en ascensor porgue la copérdidas, recobrando la elasticidad, y que el Hoy ha empezado á funcionar la nueva rriente de aire que se produce le hace absormercado esté en absoluto paralizado. ber los corpúsculos venenosos; del suelo, ni suPolicía dirigida por el detective Arrow. Los francos, que han cotizado á 15,30 recien- La mayoría de los individuos que la forman bir andando porque la fatiga ascendente es muy nociva. temente, quedaban el sábado á 14,75. El alza. son desconocidos del público. REVISTA FINANCIERA LAS FIESTAS DE MALAGA BARCELONA P U L S É R ASt BIBLIOTECA DE A B C 12 LA CASA DEL CRIMEN 9 pente Domingo; -pero no hay cuidado: en tres días, con cuatro hombres que sepan hacer su obligación (y yo me encargo de encontrarlos) transformarían el páramo en jardín magnífico. Segar el césped, limpiar los caminos, podar los rosales y los arbustos, arreglar el estanque, arrancar la mala hierba que nunca mttere, como dicen, es cosa fácil. Ademas, el jardín se arreglaría á gusto del inquilino y á expensas del propietario. Esta oferta tan favorable no pareció interesar gran cosa á Pablo. Preocupábanle los aullidos dé León, que se había quedado á corta distancia de la verja, resuelto á no entrar en el jardín. Creo que en aquel momento mi amigo hubiera preferido tener que pagar tres mil francos de alquiler de una de las habitaciones que habíamos visto poco antes, pretiriendo esto á tener el derecho de instalarse gratuitamente en el chalet de las Lilas. Domingo comprendió su repugnancia; pero no había perdido aún la esperanza de encontrar un inquilino, esperanza quimérica en mi, concepto. -Caballeros- -dijo eligiendo una llave de las que contenía el llavero, -ahora podemos ver lo interior. Dirigíase ya á la galería. Pablo le seguía cabizbajo. Yo me adelanté y los detuve á los dos; -Luego entraremos á ver la casa; pero antes contadnos lo que ha pasado en ella. -Pero- -contestó el guarda- ¿no sería mejor verla antes? -No, porque el teatro del drama tendrá para nosotros mayor interés cuando lo conozcamos. -Como gusten los señores. ¿La historia es larga? -No mucho. Diez minutos bastan para referirla. Sabréis lo ocurrido, pero ignorando la causa. Nada se ha podido descubrir por la justieia, la cual, desde el fiscal hasta el juez, han perdido el tiempo en el asunto. Me sonreí, y alcanzando una de las sillas que había debajo del castaño, tomé asiento y dije: -Domingo, aquí estaremos perfectamente. Podéis hablar, y en bien del propietario procurad que la historia sea interesante, porque si me choca y mi amigo resuelve no alquilarla, es posible que sea yo el inquilino del chalet de las Lilas. Pablo lanzó una exclamación y me miró asombrado. Sin duda creía que me había vuelto loco. -No... no... -dije adivinando su pensamiento. -Estoy en mi cabal juicio, y si hago lo que acabo de decir, ya os explicaré el por qué. En todo caso, querido amigo, desechad todo temor de que os haga competencia. Yo no alquilaré la casa si la alquiláis vos. Pablo no contestó, pero movió la cabeza como dUiendo: ¡Líbreme Dios de alquilar una casa cuyo aspecto hace aullar á los perros! -Empiezo la historia- -dijo Domingo, animado por mis declaraciones. Somos todo oídos. Tomó asiento Pablo. Domingo empezó de esta manera: -El precio me acomoda; con eso me basta. Domingo movió la cabeza. Interrumpí la entusiasta manifestación de mi amigo, diciendo al guarda: ¿Me preguntabais si había oído hablar de ese chalet? -Sí, señor. ¿Qué se dice dé él? -Siempre se ¿icé mucho más de lo que convendría; y me extraña sobre lanera que en casa del señor D... no os hayan referido la historia. ¿Conque üerte. una. historia? -Si no la tuviera, no le faltarían inquilinos. Amueblada como está, podría rentar más de tres mil francos cada verano. -Ea, Domingo, contadrios esa terrible historia que la hace tan difícil de alquilar. -Si los señores quieren venir al chalet, les diré uanto sé acerca de él. ¿Está muy lejos? -No mucho; tenemos que dar un corto rodeo, porque tengo las llaves ea mi casa. No es cosa de llevarlas siempre encima. Estaremos allí dentro de media hora. Yo estaba rendido; pero las palabras dé Domingo habían avivado mi curiosidad y nada Contesté. Mi amigo y yo acompañamos, á Domingo. Al cabo de an cuarto de hora de andar, llegamos delante de una modesta construcción de argamasa y madera. -Este es mi nido- -dijo el guarda. -Voy por las llaves, y salgo al momento. Al poco rato apareció con un manojo de llaves en la mano. Emprendimos de nuevo la caminata por una senda accidentada y estrecna que parecía interminable, ¡Un poco de paciencia! -exclamó el guarda, que notó nuestro desaliento. -Pronto llegamos. Minutos después nos hallábamos ante un cercado, cuyas tapias tendrían metro y medio de altura, revestidas de maderos cruzados y sujetos por medio de alambres fijos, de diez en diez pies, á sólidos postes. Del otro lado de la cerca y en toda su longitud veíanse plantaciones de lilas, jeringuilla i y varios arbustos, cuyo tupido follaje formaba una pared impenetrable. Sobre estas plantaciones alzábanse soberbias las cimas de los alerces, castaños y nogales de América. Veíase después una verja de hierro, cuyos goznes estaban sujetos á dos esbeltas pilastras. Cerca, plantaciones se prolongaban hasta el otro lado. Pequeñas tablas pintadas de verde y colocadas sobré los hierros de la verja ocultaban á la vista de los curiosos el interior del jardín. Desde el lugar donde nos encontrábamos distinguíase únicamente una azotea. Domingo se: detuvo. ¿Hemos llegado? -pregunté. -Sí, señor. -Ignoro qué tal será el edificio; pero el jardín, á juzgar por lo que podemos ver, debe ser precioso.