Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 819 DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C DOMINGO 1. DE SEPTIEMBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. 8 PAGINA 3 ABC EN PARÍS El primer cuidado del parisiense estos días, en cuanto se levanta, esmiv rar al cielo. Si amenaza lluvia, ya le tenemos de mal humor, inquietó, nervioso, intranquilo, Si, por el contrario, luce el sol prometiendo una jomada espléndida, el parisiense sale de su casa alegre y se dirige á sus quehaceres satisfecho, contento de la vida... ¿Sabéis por qué? Sencillamente porque, si hace buen tiempo, ha. brá carreras de caballos en alguna parte, y habiendo carreras, podrá entregarse á las delicias del pan mutuel, esta especie de lotería, casi diaria qué es el vicio nacional, y en París constituye una verdadera plaga. Mientras las carreras se están celebrando en Saint- Cloud, enChantilly, en Fontaínebleauó enCompiegne, el escribiente en su despacho cumple contento con su obligación; el hortera, detrás del mostrador, atiende cortés á la clientela; el cochero ñ. eftacre sonríe desde el pescante, y. el mozo en el café os sirve solícito... Todos están satis fe- chos, todos se muestran alegres... Es que 1 todos apuestan er ¡las carreras, y, naturalmente, todos esperan ganar... Todos apuestan, sí... Desde el millonario al obrero, todos han depositado su óbolo en manos del E L VICIO NACIONAL por lo tanta, la mayor parte de los ingeiíieros, a r q u i t e c t o s y maestros de obra los prefieren, para la- cous- tracción, s Dichas ventajas no son únicamente clebi; das al empleo de las e máquinas encargad- as. y de mezclar la. pasta. La esmerada selección que se hace de las arcillas que se extraen en 1 a misma fábrica, es una gaiantía de ía bondad de sus productos. Las turbinas, cilindros, galleteras, prensas y demás procedimientos empleados enlá fabricación, son ios más perfectos y modernos que se emplean, en esta clase de industria. Los productos pasan por medio de tinos ascensores, que los elevan á los tres pisos de secaderos que se hallan instalados encima de los tres grandes hornos continuos, perfeccionados, -de una longitud de 50 metros dos de ellos, y otro de 40; y están construidos de tal modo, que el visitante puede observar, de un golpe de vista, los tres hornos y los secaderos donde i booltmaker, después de se secanmás! de 300.000 productos. leer los periódicos y enterarse de cuáles Presenciamos suceson los caballos que sivamente la fabrica í más probabilidades ción de tejas planas, tubos, adornos, ladri- tienen para triunfal líos, baldosas. paviporque cada diario mentos, así como laanuncia los nombres drillos huecos, que ha- de s u s favoritos, cen papel tan imporaconsejando á sus tante en la construclectores que. se jueciónmoderna; ladrillos guen el dinero. finos para fachadas, etcétera, etc. Y conforme va cayendo la tarde, los La perfecta homogeneidad y la condenrestaurants, los cafés sación de los materiay las brasseries econóles, t i e n e n además, micas se van llenanotra ventaja: la de ser do de gentes que esimpermeables todos peran nerviosas los estos productos, no resultados de las luabsorber el agua, rechas... Estos llegan sistir las heladas y ser constantemente, cainrompibles, en una palabra. rrera por carrera, por ¡nedio de telegramas La pureza de la arüSv urgentes, por el telécilla tal como se pre -A. fono, y cuando la capara en Bilbao, asegura también una cochurrera es sensacional, ra inmejorable, pues por las ediciones que mí -tras otros prode media en media ductos que contienen hora, echan á la calle carbonato de cal se los periódicos de descomponen bajo la influencia del calor, sport, los elaborados en la fábrica de los señores ipl parisiense nos L. Castillo y Compa dice que ahora ñía, después de una es precisamente la temperatura al cocerverdadera época de. 19 los de 1.000 ó más gra: 1 -fe; las carreras de cabados, adquiereu fuerza i resistencia. llos, y la afición, acudiendo todos los días Visitamos. también los grandes talleres, al espectáculo, nos lo en los que trabajan demuestra. El Grand muchos obreros en. ía Prix es un concurso diversa maquinaria de aparatoso de univertornear, cepillar, talasal renombre, al que drar, todo movido por acuden los extranjeLOS SUCESOS DE MARRUECOS. ORAN. EMBARQUE EN EL TRANSPORTE SHAMROCK DE- LAS TROPAS DE REFUERZO una magnífica máquiros todos, pero en el ENVIADAS RECIENTEMENTE A CASÁBLANCA Fot. Paurilian. ña de vapor de 90 cacual el interés se reballos de fuerza. duce á saber si triunfará un caballo francés recomiendan él periódico, el inteligente y el española que no hace, sin embargo, tantas Quedamos sumamente satisfechos de núes- ó se llevará el premio una cuadra inglesa. bookmaker, como sí los, tres se hubieran pueSvíctimas como éste, aunque también en Ma- tra visita á ladrnportante fábrica de los señores Hay, además, innumerables distracciones to de acuerdó, y Feneióñ llega en séptimo lu- drid se da á veces el caso de que un boo cma- L. Castillo y Compañía, honra de la inque apartan la atención de la carrera... I,o s gar... ¡y os cuenta tres luises la gracia! ker de plazuela se escapa sin pagar el im- dustria nacional por sus notables productos, que son y serán siempre elogiadísirnos por las grandes duques rusos hacen un consumo porte de un premio... personas peritas que hayan de utilizarlos. bárbaro de Champagne; las demimondaines van fin que tuvo... De la yegua os dirán hasta las ville, en Chantilly, en Saint- Cloud, en FonBILBAO infidelidades que cometió, si por acaso fue tainebleau ó en Compiegne. un ammal de vida alegre... Nada hay oculto De vez en cuando las consecuencias de en la raza caballar para estos inteligentes este vicio genuinamente. parisiense; aparecen INDUSTRIA Y- COMERCIO aficionados, que han venido á substituir en en la crónica sangrienta de lasécéipn de suFAel ttírfk esos otros señores graves que mari- cesos, y hoy es un cobrado? dentina; casa de I A INDUSTRIAL. Bien merece 1- figurar, eunesta BR 1 CA DE PRODUC- sección la imposean alrededor délas mesas de- bacarraty comercio que se suicidaporqueífeaperdido, ¡treinta y cuarenta y s e os acercan misteriosa- apostando, una: suma toas Ó? menos; imporTOS CERÁMICOS DE portante indusmente para deciros: tante, y mañana es un bookmaker que se fuga L. CASTILLO Y C. a tria d e tejería, mecánica que la ia la- -Déjeme usted cinco duros, caballero... con el importe dé las apuestas, y otro día es un dependiente que se apodera del diñe- Sociedad en Comandita! de 1i. Castillo y Com ¡Acabo de ver juego! y cuya fábriI resultados son idénticos en ambos ro del cajón y, para imitar al hombre malo, pañía constituyeron el año 1880, pocos días. visitamos con detención juega y pierde... El final es que se tiene que caLos procedimientos que hace casos, pues si perdéis inevitablemente los para la fabricación de tejas yemplea esta caso, cinco duros que entregasteis al señor que tirar de cabeza al Sena... ladrillos dan por veía un juego clarísimo en cambio os Es el vicio nacional que en Francia subs- resultado unos productos que, á la vez que más decidís á jugar por Pendón, el caballo que ostituye á ese otro vicio nuestro de la lotería ligeros, son más resistentes y más baratos, y Pero el parisiense es más vicioso, le apapero terminada la carrera, he aquí que lleá epatarse unas á otras, y los modistos de la ga la última edición del Paris- Spoti con siona elj uego locamente, no tendría bastante rué de la Paix envían á sus maniquíes para los resultados, totales, y los vendedores am- con tres sorteos mensuales si jugara ala loque lancen la moda estival... Los aficiona- bulantes invaden las calles cargados de pa- tería y para interesarle sería menester una dos dicen que en el Grand Prix no hay for- pel. Es un momento en qué todo en París lotería todos los días... De aquí su afición á malidad, que es una fiesta sensacional, pero queda paraliizado, y el señor que está ha- las carreras de caballos que, como- sé celequé no tiene el carácter serio de estas carre- blando dé. negocios en itna tertulia de ami- bran casi á diario, no hay que impacientarse ras de fines de Agosto yprimeros de Sep- gos suspende la conversación para adquirir esperando los resultados mucho tiempo. tiembre, las preferidas, por los profesiona- el periódico y ver los resultados del pari Son, además, las carreras de caballos el les, por los conocedores, por los verdaderos mutuel; el cochero detiene ensfirme el vehícu- vicio del pobre, como lo prueba la reflexión apasionados... lo en medio de la callé, compra él número y de un infeliz sirviente al que estafó Un bookPara estos profesionales, los caballos co- le recorre ávidametité; y ya podéis cansaros maker, y al presentarse ante tú tribunal para rredores no tienen secretos, conocen las llamando al; mozo en el café para qv ¡e os denunciar el hecho, decía: cuadras á maravilla y tratan íntimamente á traiga un boM. ¡Ésta enterándose de lo que ¡Qué quiere usted, señor presidente! Yo no puedo ir á arruinarme como mi amo en los jockeys más famosos. Cada vez. que sale un ha ganado ó perdido en la carrera! No penséis que esto es exagerado, pues el Círculo... Pero me gusta jugar y me concaballo á la pista os refieren su historia con pelos y señales... Ellos saben quién íué su para comprobarlo basta con dar un paseo tento con menos... JOSÉ JUAN CADENAS padre, á qué cuadra pertenecía, cuántos pre- por Parísá la caída de la tarde cualquier día París, Agosto. mios ganó, los fracasos que padeciera y el quese celebren carreras en Dieppe, en Trou- VISTA GENERAL DE LA FABRICA