Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A D R ID, S Á B A D O 3i DE AGOSTO DE ¡907- N Ú M E X T R A 10 C É N T I M O S í f í f tfi Ml I N A U G U R A C I Ó N DE LA T EMPORADA EN fcJ. TEATRO ESLAVA ABC pammm smmm CRÓNICA U N I V E R SAL I L U S T R A D A AÑO 111. NÚM. 818. s 2. É P O C A r fi r r B r t, ft aiaMinjig, sm mm JUANITA MANSO lULlA FONS LAURA BLASCO C A R M E N REVILLA PURA MARTÍNEZ EN EL PRESENTE NUM. EXTRAORDINARIO Incluimos eí suplemento ilustrado de dieciséis p ¿r iWs G E N T E M E N U D A que deben exigir todos nuestros suscriplores y compradores. PRECJO: DIEZ C É N T I M O S EN TODA ESPAÑA fm mmt iii wi. hammam DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS Rudo golpe ha sufíiEL PRSMER E S T R E N O DEL AÑO. LA CONQUISTA DEL MARIDO BAILE DE LA do el socialismo franZUMBONA P O R T A S SRTAS. ANDRÉS Y SÁNCHEZ J I M É N E Z Fot. A B C cés en el Congreso ültimamente celebrado en Sttittgard, y en vano tratan ahora los pontífices máximos res, á los Briand, á los Viviani, en perjuicio ciendo, en una palabra, la verdadera labor de disculpar el ruidoso fracaso que pade- de la masa, los alemanes no perdían el tiem- socialista de amor y protección al obrero. cieron apenas se colocaron enfrente de los po buscando carteras imposibles, y se dediKl socialismo francés no ha acertado á compañeros alemanes, austríacos, belgas, caban á apoderarse de los Municipios del hacer nada práctico en beneficio del prolerusos é italianos. A todos los encontraron Imperio, porque es desde los Municipios tario, y en cambio se ha llenado la cabeza de unidos para combatir la doctiina lierveísta desde donde los socialistas pueden hacer palabrería hueca y sonora; no ha conseguique en el fondo amparaba Jaurés y no se más y mejor por el obrero. do abaratarle las subsistencias, pero le ha atrevía á condenar abiertamente Guesde con I os socialistas franceses pusiéronse el tratado con muchísimas consideraciones y sus palabras de amigable componedor. frac calzáronse los guantes y penetraron en le ha dicho que tiene los bolsillos atestados No se han querido enterar los socialistas los salones. Los socialistas alemanes no te- de dereclios... franceses, acostumbrados á imponer sus nían nada que hacer en el budoir ás. 2i S aris- Ha sido una verdadera tarea desorganizaideas al mundo entero, de que los compañe- tocráticas damas y se dirigieron á la cocina. dora la del socialismo francés arriba y abaros de la social- dc jíükmi no aguantati ancas Así, en tanto que Briand flirtea y Jaurés jo, pues tanto Briand como Viviani en sii de nadie, porque son unos socialistas prác- canta, Bebel y Singer facilitan la vida del flamante ministerio del Trabajo, no han heticos que liace yn muchos años abandona- obrero alemán de un modo inconcebible, im- cho otra cosa que desorganizarlo todo. I a ron las utopias para no ocuparse más que de poniendo desde los Municipios el aumento labor de Hervé, en tanto, ya hemos visto que recabar todas las ventajas que favorecen al en los salarios y la jornada mínima, rebajan- le ha permitido acudir ahora al Congreso de proletario. Ks decir, que mientras los fran- do el precio de los artículos de primera ne- Stuttgard y exclamar: ceses trabaiaban para encumbrar á los Jau- cesidad no tolerando los Consumos y ha- -jHemos triunfado! El día que una gueÍ í. A A G O NA A I SD EOL SOCI L M rra estalle los soldados franceses no combatirán... lya contestación de Bebel no debía haber sorprendido á nadie, pues hace dos años fué bien terminante al decir que los socialistas alemanes serían los primeros en acudir á la lucha si la patria alemana se veía en peligro. Porque los socialistas alemanes, después de combatir el capitalismo, se van á las maniobras militares de Tempelhot y arrojan entusiasmados los sombreros al aire cuando ven avanzar desplegados á los blancos coraceros de la Guardia imperial. ¡Boch! ¡Hoch! p e r o el socialismo alemán es cada día m. ás fuerte, mientras el fíancés languidece y muere. No creáis á esos articulistas que os hablan del poder socialista á propósito de una bella cantata de Jaurés; el socialismo que practican los Guesde, los I afargue, los Jaurés, los Briand, los Sembat, los Vaillaut. este socialismo comienza á agonizar... ¡Ah! I os bellos discursos de Jaurés... No engañan á nadie ya los violentos apostrofes contra Clemenceau, pues hemos visto que cuando monsieur le Premier so. halla en peligro, allí está Jaurés para ayudarle á conservar eí Poder. Y los diputados socialistas, por su patte, los que forman el bloque ministerial, esos están muy agradecidos, al aumento en las dietas que se votaron á sí mismos, con un valor y un desinterés dignos de los mayores elogios, y tiemblan ahora al pensar que una crisis puede hacerlos perder los 15.000 francos anuales que disfrutan... No; ya no engañan á nadie los millona rios Sembat y Vaillaut con sus arrebatos