Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A D R I D VIERNES 3o DE AGOSTO DE 1907, MUM. SllELTOy 5 CÉNTIMOS íg) g í 2 ÍM! M 1 TABLE BBHIHH 4 ÉHB 1 MHV AHB B I M Í M B- -i CRÓNICA UNÍVERSAL ILUSTRADA. ANO 111. NUM. 8 í ym 2. E P O C A Inofensiva 6 inÍLiitable combatiendo d o l o r de calnezia. jaqMecas, reúsiisis 7 nrzirr l g i a s Una dosis, 0,26 pesetas. Caja 10 dosis, 2 pts. En lasrrmcipalcs f. irmaciar, cíe Españ M A R C A I, A G I R A L D A P e venta, en liis priiscipale! fai naaciaii perfiaKaerías y iroguerías I. e t la Bspísfía. F r e ó o s Friü- ora calidad, 2,50 pesei galidad, 1,50 pesetas botella. unda Contiene en el acto la calda del pelo y fortalece su raíz; desinfecta y limpia la cabeza disolviendo la caspa; perfuma y suaviza el cabello facilitando el peinado, y cura la calvicie, la pelada y demás enfermedades parasitarias del cuero cabelludo Un certificado del Laboratorio JVIunicipa! de JWadrid, que acompaña á los frascos, garantiza que el Petróleo Gal es absolutamente inofensivo y no puede inflamarse. Premiado con medallas de oro en ias Exposiciones de Higiene de París y Londres. Desconfiese de las imitaciones. BUENOS AIRES. Importadores: García Hermanos y Oarbailo, Almacén de El Imparclal Victoria, 1.001. CHILE. Únicos importadores: Meto y Compañía, Valparaíso y Santiago. HABANA. Importadores: Dr. F. Taqueehel, Obispo, 27, El Fénix de Hierro y Compañía, Obispo, 68. MÉXICO. Agentes generales: Casal y Charles, Apartado 2.530, México. SANTIAGO DE CUBA. Importadores: Goya, Gutiérrez y Compañía (S. en C) Sagarrabaja, núm. 9. BODEGAS DE A L Í V Í C E Í A O O Y EXPOBTACIQf Los delicadísimos vinos de esta casa, procedentes de! OE myjores viñedos jerezanos, criados y conservados con asombrosa y escrupulosa pureza, son universalinente conocidos s -apreciados. Montadas las bodegas ai sumo de perfección con cuantos adelantos se requieren para la mejor vinificación, la pulcritud y es mero que se emplea en todas las operaciones es también motivo para que sean generalmente visitadas y se consideren co: iio modelo y únicas en Jerez que reúnen tan especiales condiciones. Entre ios numerosos y variados tipos de vino, tiene esta casa el excelente Téaictt- Jerezj producto único en el mundo como gratísimo reconstituyente para todos los enfermos y cou valecientes, por delicados que éstos sean. A. D E I L E Y T O -J E R E E I, A F M O W T E K A Jiillli UMilU- IJJii í i i i 1 Ao edicamenío dé Familias ASE DE VOlVIiTOs Los recomiendan indiscutibles autoridades médicaí Celebran con entusiasmo ios SALICILATOS sus efectos cuantos los usaron Se imitan de VI 7 AS PERES y falsifican sin resultado PÍDANSE El TODAS LAS FARMACIAS Y DROGUEí lAS DEL MUím Hay imitacioiíes que únicameiite se parecem en el nombre ú este pirep arado, ne es el recomendado por los médicos y el acreditado en todo el mrando. Son falsiflcadas l a s cajas ¡ue venden con etiqueta roja y letra blanca. EMPLE. AR En esto poderoso establecimiento, bien conocido en Madrid y no menos en provincias, sólo existe lo que conviene, lo que se elige y se acepta por recomendable, á virtud de solidez, novedad, elegancia y á precio fije de incomparable baratura, agradable temperatura y abunrfante luz eléctrica. Despacho: de siete de la mañana á oeiio y media de la noche. Actualmente la Oasa de moda en iadríd PARA ANUNCIAR EN LOS PERIÓDICOS a CON GRAN E C O N O M Í A P Í D A N S E PRECIOS Y TARIFAS GRATIS A toda clase de indisposiciones del tubo digestivo adoptados c de R. o. por el Ministerio de Marina y por el de Guerra rf 35, LEG- ANITGS, 3 5 COMPRO TM. w í. FlSIMCIPE, 20, pIatería GENTE MENUDA Tapas parala encuádernación deitomo de 19 7 Fi iiókiise ios Cloeolaíes im LOS i. PPJeiiliÉ 8 S iCORRESPOHDEHCiA i y RTlCUL l.l5 s VALE número 216 LA MUJER Y Lñ CáS Tapas para la encuadernación del tomo de 1907 SOCIEDAD ANUNCIADORA G A L L E DEL CARMEN. 18, 1. -TEI. EFOWO 123 crpóx oo j L iMl) JERYl QASJC. i LA CUESTIÓN DE MARRUECOS m S A B L E A LOS VIAJEiS Y HOMBRES DE i 6 m VALEnúmero 220 HtftísszaiEJí J HABLANDO CON MAURA hJi un nimtito antes ni un minuto después de la hora de la cita, con rigorismo militar, estrechaba la mano del presidente del Consejo de ministros, D. Antonio Maura, que tuvo la bondad de salir á recibirme á la entrada del pasillo que conduce á su despacho de la calle de la Lealtad. Conocidas son su amabilidad y cortesía, y he de pasar por alto las frases halagüeñas que dedicó á la campaña de A B C; frases que en esta casa se agradecen mucho, pero que consideramos hijas de las nobles cualidades que distinguen al Sr. Maura; el cual, antes de que le interrogáramos, se apresuró á decir: -Si para la Prensa española no puede tener el Gobierno otra cosa que aplausos, pues en esta ocasión ha prescindido del espíritu de partido para inspirarse, desde los puntos de vista de cada periódico, en el más acendrado patriotismo, yo la encuentro injusta con nosotros cuando nos recrimina por el silencio y la 1- eserva que dice observamos. Nada hemos ocultado, nada importante hemos dejado de decir, y no son palabras lo que lo demuestran, son los hechos con toda su fuerza, superior á la de cuantos argumentos se pudieran aducir. Desde el primer instante declaramos que todos nuestros pasos se someterían á lo acordado en Algeciras y, en efecto, no nos hemos separado un ápice de nuestra oñmera declaración. ¿Y la expedición militar á Casablanca? -No hay tal expedición militar. En ese puerto, Francia y España debían organizar la Policía sheriffiana con arreglo á lo consignado en el art. 12 del acta de Algeciras; s obrevinieron los acontecimientos de fines de Julio, peligraban las vidas de nuestros nacionales, y allá fuimos para evitar que fuesen sacrificados impunemente, haciéndolo de modo que no se provocara el menor recelo, y sin que nadie viera en nosotros deseos de salimos de los compromisos de Algeciras. Teniendo en Marruecos tantas cosas que defender, y no siendo nosotros una nación poderosa, debíamos cumplir exactamente los Tratados, porque ésta es la única fuerza de los débiles, cuando están interesados en que los demás cumplan. Esa es la razón que hemos tenido, por un escrúpulo fácilmente explicable, para no haber enviado á Casablanca nada que supusiera una expedición militar; allí están el jefe, el oficial y los sargentos admitidos por el Sultán como instructores de las tropas de Policía del puerto, y un número de soldados españoles aproximadamente igual al de los marroquíes que habrían de formarla en el exterior de la siudad si las circunstancias fueran normales. De este modo probábamos, tanto á los de casa como á los de fuera, nuestra resolución de no meternos en aventuras, ni dejar de observar aquello á que nos habíam os eompromctido. ¿Y con Francia? -liemos estado y estaremos á su lado, dentro de esos compromisos, con la mayor lealtad y como corre 3 ponde á pueblos unidos por tan cshccUo. s vínculos de amistad y de intereses; ni un hasta el presente han disentido los dos Gobiernos; no han existido las discrepancias que se han supuesto, y si S h a hablaf; do de algún rozamiento, habrá sido tan pequeño, que á nuestra noticia no ha llegado. ¿Ysi las cosas empeoraran en Casablanca... -No siga usted; aunque las escaramuzas de estos días, á ias que se ha dado u n a importancia que no tienen, se convirtieran en una batalla formal, no es lo probable que en substancia pasen las cosas de donde están; yo considero á lo de Casablanca como un latigazo dado fuertemente en la superficie de un estanque: las aguas se agitan, producen ondas á veces lejanas; pero al cabo de cierto tiempo recobran su normalidad, y esperamos que eso suceda en ese puerto del Atlántico marroquí. ¿Y no abriga el Gobierno temores por la proclamación de Muley Haffid? -En primer lugar, Muley Haffid es una X, una incógnita. Usted que conoce bien el país ¿podría asegurar que no procede á la fuerza, obligado por las kábilas? ¿No podría coaducirse, como se conduce, de acuerdo con su hermano? ¿Ee será fácil, caso de ser u n pretendiente real y efectivo, substituir á Abd- el- Aziz con rapidez, en pucos meses? En la historia de Marruecos, bien accidentada, no se han dado casos semejantes sin mediar el puñal ó el veneno. Aun suponiéndole Sultán reconocido por todo el país, ¿se sabe cómio piensa y qué se propone? Se le pinta como hombre civilizado y amigo de los extranjeros: ¿qué hará en el Trono? ¿Estará aislado del mundo ó se pondrá enfrente de los fanáticos que no quieren trato con los de fuera? Estos y otros problemas han de ser objeto de meditación y de estudio; desde mi regreso á España puede decirse que no me ocupo de otra cosa que de la cuestión de Marruecos, muy compleja, porque afecta á alguien más que á Francia, al Imperio moghrebino y á España. No es de esperar que los acontecimientos nos cojan desprevenidos, pues estamos preparados para ellos, partiendo siempre de la base de conservar las mejores relaciones con todas las Potencias, de cumplir con lealtad los compromisos que tenemos adquiridos, y esquivar todo género de aventuras- r- en lo que sea humano rehuirlas- -para evitar d áños que teme el país y á los que el Gobierno no le quiere empujar. Reconocidísimo á la deferencia que el ilustre presidente del Consejo nos había dispensado, le expresé la gratitud que por ello le debía A B C, y rúe apresuré á consignar en las cuartillas sus pensamientos que, en esta ocasión, bien puede afirmarse que constituyen la síntesis de lo que sienten la totalidad de los españoles. FEUFE OVIl, 0 niilll nn ii Ü l ex ministro Sr. Mellado saldrá uno de es tos días para Guadarrama, donde veranea su familia, con la que hará luego una excursión al Monasterio de Piedra. r u r a n t e el paseo que dieron los Reyes esta mañana, el automóvil que los conducía sufrió una avería, en el antiguo barrio de Bentaberri. D. Alfonso la arregló en diez minutos y no fué necesario que se trasladara con su augusta esposa al otro automóvil, en el que iba el infante D. Alfonso. quesa de Casa- López, se- ñoritas de Bascaran, marquesa de Zarco y dos religiosas Mañana piensan hacer tina excursión a! rancia, y es probable que almuercen en Biarritz. p l ministro de Estado sialió á las once de la mañana en automóvil para Bilbao á poner á la firma de S. M. los decretos que ha recibido. Uno es el de repoblación y colonización interior, y el otro el del ferrocarril de Puigcerdá á Ripoil. Lleva también otros de menor imoortancia. Regresará á tiltimá hora de la tarde. EL VERANEO DE LA COK i E OOR TELÉFONO SAN SEBASTIÁN, 2 9 4 T O o r informes particulares, y aunque nada se dice oficialmente, se sabe que el Sr. Maura vendrá á celebrar una entrevista con el Rey, en cuanto S. M. regrese de Bilbao. Acaso hubiese venido antes, de haber estado aquí estos días D. Alfonso. Ea estancia del presidente del C nsejo en San Sebastián será breve, á menos que por cualquier acontecimiento inesperado se viera precisado á- oermanecer más tiempo. C e está celebrando en el Gran Casino un baile p n ios primeros días de fiíeptiemoíe v n. uá á de niños y una tómbola. esta ciudad el infante D. Garios con sus A presenciar la fiesta han acudido mucnas hijos. personas de la localidad y de la colonia veraAquí permanecerá h a s t a que empiecen las niega. maniobras de Galicia, á líis que piensa asistir. lUlPIM an marchado á Bilbao para asistir á las re- Los infantitos quedarán e n Miramar. gatas el presidente del Clul? LáMlco y áís p s seguro que el Sr. Mauíra vendrá á San Sebinsnidos yac limen. bastían el lo de Septiembre á celebrar uns i. iililllMIBÍI BiM, entrevista con el Rey. BAN SEBASTIÁN, Z 1 O I m a m I BMM. I as Rei g. as Victoria y Cristina dieron un laranana sábado por la tarde se celebrará en go p seo en su automóvil Regnault, regre la residencia del ministro de Estado la sando áfaMiramar á las seis y media. recepción diplomática acoistumbrada. A ella A las cinco y media de la tarde se recibieron asistirán los embajadores y encargados de Ne las primeras noticias de la llegada á Bil- gocios residentes en esta capital y en las playas próximas. bao de S. M. el Rey. El ministro de jornada subió á Miramar, con p l Gobierno ha concedido la cruz del Mérito objeto de comunicar á las Reinas el entusiasta naval de segunda cla. se, con distintivo recibimiento de que ha sido objeto en la capi- blanco, al presidente del Ciíab náutico, D. José tal de Vizcaya el Monarca. Ibarra. j p l ministro de Estado, hablando esta tarde p a r e c e que algunos elem, entes bizcaitarrasl con los periodistas, declaró que carecen de tienen el propósito de celebrar un mitins fundamento los rumores propalados de un nue- seguido de manifestación pública. El gobernavo encuentro en Casablanca. dor civil ha declarado que no autorizará M, Dijo también que había recibido varios des- manifestación. pachos de Tánger, y en ninguno de ellos se hablaba de operaciones militares. Y manifestó, por último, que habiéndose instalado ya todos los aparatos concernientes á la Ha sido pedida la mano d e la bellísima se. telegrafía sin hilos en los buques de guerra ñorita de Fontcuberta, hija do D. Federico, de que prestan servicio en los puertos de Marrue- legado de Hacienda en Zamora, para el joven cos, con más frecuencia y más rápidamente se y distinguido médico primero del hospital Misabrán noticias de cuanto ocurra. litar de Madrid, D. Olegario de la Cruz. La p r 1 ministro de Hacienda, á su regreso de boda se verificará en el próximo otoño. Carlsbad, se detendrá un par de días en H a salido para el Norte de líspaña y Francia D. Santiago Díaz Benito, ae ompañado de su París y otros tantos en San Sebastián. I I distinguida esposa. I JTn periódico parisiense. Le Mgaro, ha- piúiliEl ilustrado comandante de Infantería y no cado la noticia de que los Reyes de Espatable escritor militar D. José IÍ 3 áuez Marín, saña pasarán unos días en París. Según! os informes que he podido recoger, lió ayer precipitadamente para Martos, por es muy probable que esta noticia se confirme, haber recibido noticias de hallarse gravemente y que allá para el mes de Octubre y cuando los enferma una hermana suya que allí reside. Desgraciadamente no habrá llegado á tiem Reyes realicen su viaje á Inglaterra, descansapo ni siquiera de recoger el último suspiro de rán un par de días en la capital de Francia. su hermana, pues ésta falleció a 5 er mismo. Descanse en paz la finada señora, estimadí- SAN SEBMTIÁN, 3 o 2 T C u Majestad la Reina Victoria salió de Mira- sima por su bondadoso carácter, y reciba su mar á las diez y media, en laudó, con la hermano, el ayudante de campo del ministro marquesa de Salamanca. Dieron un paseo por de la Guerra, querido amigo nuestro, el pésame la carretera de Ayerbe hasta Hernani y La- más sincero. sarte y regresaron á las once y cuarto. Han marchado: á Avila, el vizconde del Cas Ea Reina madre salió á pie por la Avenida tillo de Genovés y su esposa, y á LIoiKlariz, el de la Libertad con la marquesa de Navarras. conde de Cerragería y la suya. Subieron luego á un lando, hicieron compras en algmnos comercios y rep- resaron á Palacio á K i la finca Las Fraguas, que posee en Sanlas once y media. tai r el duque de Santo Mauro, se iiallan paLas augustas señoras recibieron en audien- sanuo una temporada los condes de Torre los barones del Castillo de Chirel. mar- H M DÉTMSOC ¡ÍIDAD