Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO DIVAGACIONESVERANIEGAS A B C MARTES j DE AGOSTO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 3. a PAGINA I a entrevista fue muy cordial, y el embaja- con el cabo secretario, y, por último, las comi- niñas. Al intentar huir una de ellas, Salvadora dor francés en Berlín y el canciller alemán pu- siones militares que, en cumplimiento de la González, fue atropellada por un tranvía eléctrico que pasaba en. aquel, momento, con táa dieron apreciar la unidad de criterio y su mu- Ordenanza, presencian el juicio. tua confianza en las excelentes relaciones exisCuando éste daba principio, una numerosa mala fortuna que quedó con la cabeza dcstro comisión de cigarreras, guiada por un gene- zada, muriendo en. el acto. Oara justificar la elección del tema que pre- tentes entre Francia y Alemania. rosó impulso, tan característico y frecuente en cede tengo presenté que, -los andaluces en las hijas de Madrid, acudía al cuartel de la ca- f general, y un sevillano en partiaular, han ejerla emigración. lle del Duque de Alba y luegp á la Capitanía v El gobernador civil facilitó una nota a l a cido decisiva influencia en los orígenes del teageneral, suplicando, con lágrimas y exclama- Prensa, en la que llama: la atención á los obretro español, marcándole orientaciones y señaciones piadosas, clemencia para el reo. lándole rumbo definitivo, aparte de que en todo ros para que no se dejen engañar por- los agentiempo hallamos andaluces i ítres éntrelos El guardia Sardinas compareció ante el trique les hacen falsas a diligencia r e- bunal demudado y tembloroso. Según versión tes las obras del Canal deofertas para ír 3. bajai. escritores que con mayor fortuna dieron sus SE SABE NADA en Panamá. porteril se ha estre- digna de crédito, él reo ha pasado una noche producciones á la escena. Según noticias, la mortalidad én aquel punÚnicamente ciertos embrionarios destellos llado contra el infranqueable muro que á- su horrible, llerio de zozobra, presa de continua tó es horrorosa por las coridióiónes; del clima natural y justificada curiosidad oponen las au- excitación febril, tumbándose sobre el petate y el. exceso de trabajo. toridades militares. unos minutos para levantarse en seguida, soNo es posible averiguar una palabra de lobresaltado. AAuerté de un minero. focles y Eurípides, y á los poemas cómicos de. que ocurre. ni de lo que ocurrirá. Como detalle que pinta su excitación, cuén- JW j j n j am i n a je prconera riñeron los: obraAristófanes y Meñandro; y las tragedias y co- Sin embargo, la noticia deiiltimahora. es medias helénicas fueron ya traducidas al latín extremadamente pesimista, pues parece que el tase que con los dientes- destrozó. él pañuelo ros Alejandro Martínez. y Manuel Nüñez. por el insigne cordobés Séneca, influyendo po- dictamen facultativo, que tanto fia de influir de bolsillo. El primero disparó; tres tiros de revólver íaJ derosamente en el desenvolvimiento y tenden- en la suerte del guardia Párdiñas, preconoce Por la mañana le visitaron tres sacerdotes, i cias de la literatura romana, y luego, al inten- que el acto de la agresión fue realizado por que procuraron llevar á. su ánimo algún con- segundo, ocasionándole la milerte. El agresor ha sido detenido. tar Sertorio convertir nuestra nación en servil aquél en el pleno goce de sus facultades mién- suelo. remedo de Italia, en la literatura española. as referencias que hemos logrado del Con- ASES! NADÜ POR ÜN GATO tales. Amador de los Ríos, en su Historia crítica de Si esta versión se confirma, én atención á la sejó son muy breves, y desde luego, por razoPOR TELÉGRAFO la literatura española, consigna que San Isidoro, gravedad qué en el Ejército se concederá ün nes que fácilmente, comprenderá el lector, descartamos en absoluto todo- aquello que puede ü s t a mañana. ha Oturrido un arzobispo de Sevilla, escribió un diálogo re- delito como el realizado ipor Párdiñas, es de ser hijo déla imaginación ó- de versiones, dupresentable, titulado. Synónima. presumir que el fallo del Consejo de guerra dosas; y, preferimos. por la misma seriedad y suceso en la callé Curial. trlsfpl jr (tufioso Y á partir de la Reconquista, en queá la vez trascendencia del caso, reducir la noticia á los Estaba afeitándose- en. la cocina de su. casa que la unidad patria se iba formando la lite- que ha de juzgarle, sea durísiino. estrechos límites á. que la ereserva militar nos un. mozo, de una casa de transportes, llamado. ratura nacional; cuando, al amparo de la IgleEdmundo Normand, de cuárenta- y s? is áños, i LAS PRISIONES Cumpliendo, órde- f u e r z a sia é inspirándose en las Sagradas Escrituras, nes superiores, el Se leyeron prime ranieute, una por una, to- enpresencia. de. ungato. subido- en se inició en los Autos sacramentales lo que MILITARES protagonista del 1 Este, de una cóiuoda, llegó á ser glorioso teatro, Sevilla y otros pue- suceso del cuartel del Duque de Alba iué tras- das las, h. ojas del sumario, sta lectura duró seguía connombre ¿7 ¿vrr gran fijeza la- óperaci Sii- que. hacía blos de su región cultivaron, con sin igual for- ladado en la madrugada de ayer á- las Brisio- cerca de na hora. tuna, los Misterios las Moralidades y los nes militares y encerrado en uno de- los calaInmediatamentepracticóse la pruéiba testifi- sil dueño, y de repente se arrojó sbbr é. G írj, Juegos de escarnio bosos del piso principal. cal. Como impresión, consignaremos- que ha pezándolé ea. el b razo con tal -qáe a j navaja, i m p u l s a d a p o r eLbrazó 0oi ao por iiu Es sabi do que L, ope de Rueda, obrero seviPárdiñas, aunque se da perfecta cuenta de lo sido desfavorable arreo. Declararon él comandante Sr. Ubeda, que en resorte, l e cortó l a carótida. llano de fin o.i ngenio para escribir y grandes que ha Hecho y de la gravedad de su situa aptitudes para representar, inició la verdadera ción, permanece sereno y tranquilo; no ha que- el momento del suceso se hallaba en el cuerpo A los gritos de Normaüd: acácli. eron los Ate- comedia española, encauzando por admirable rido comunicarse con: nadie, y con aterradora de guardia, y á quien, interrogó, después del cinos y le llevaron á una farmacia, de la eatlc sendero las corrientes- creadoras déla escena impasibilidad, espera la sentencia que el Con- auditor, el oficial encargado de la defensa, su- de Flandes, pero todos los auxilios íueroninúii- ponemos que f haciendo preguntas encaminadas les, y el desdichado mozo falleció á los posos patria y mejorando el arte escénico conocido, sejo de guerra imponga á su delitos á esclarecer si Párdiñas hizo ptmterfa determi- m i n u t o s -y w A hasta tal punto, que I,o pe de Vega, Cervantes, Agustín de Rojas y otros preclaros ingenios T RISTES PRESENTÍ- I, a nota del día, en nada; los tenientes Sres. L. aplana y- Ázófré, los capitanes Sres. Valdecasas y Benedito y el ofiafirmaron que las comedias no fueron anteEL REY DE GRECIA 1 -u, -rnc lo que se refiere á cial Sr. González, á quien también repreguntó riores á I ope de Rueda, ni nadie las represen- J- POR TELEORAFO tó é hizo como aquel varón de gran entendiM 1 ENTOS e g e desagradable el defensor. PARÍS, IV, 0 N. miento y humilde cuna, que fue en, su inven- asuntó, ha sido la noticia de haberse recoñcen- Han declarado después el sargento y los C l rey de Grecia ha llegado esta tarde á Patua bate- hojas: artífice de panes de oro yatradoen Madrid gran número de fuerzas de la guardias que estaban de servicio. Todos se han rís procedente de Áix- iés- Bains. ratificado en sus declaraciones anteriores. Tamformado el teatro español, en la época inme- benemérita. Pasará algunos días en París y después inat- diatamente anterior á la más brillante de su CONFERENCIA E N T R E El capitán ge- bién ha declarado un guardia que estaba preso chara á Copenhagne, donde permanecerá u n historia, hallamos dramaturgos sevillanosmuy irTnnm r cc nerál interino! cuando entró en el calabozo Párdiñas. Ha dicho que al entrar Párdiñas en el encie- mes. notables, como Guevara, Gutiérrez de Cetina, V AUTORIDADES gr. Aznar, h Juan de Malara y Juan de la Cueva, aparecien- conferenciado anoche con el ministro de la rro, exclamó: do por vez primera en El infamador, comedia Guerra, para darle cuenta del estado del su Cansino, tú eres un amigo; yo voy á ser der- último de los autores citados, el luego fa- mario que se instruye al guardia Párdiñas. otro capitán Clavijo. mosísimo tipo del lenorio. Y, finalmente, el profesor veterinario señor El guardia Ángel Par- Merino y un médico militar. p n el siglo xvi hubo én Sevilla teatros (corra- ANTECEDENTES diñas es natural de ZaEste último ha comparecido como perito, y 1 a reforma rebajando la tarifa de cartas. pai a les) que alcanzaron gran nombradía, y quiDE PÁRDIÑAS ragoza, hijo de un mú- aunque no parece que se haya inclinado á sos- el extranjero y la de derecho de seguro zá fue el más antiguo el Corral de doña. Elvi- sico del regimiento del Infante, y trabajó como tener la afirmación de que Párdiñas esté loco, en el servicio internacional de valores declarara situado en el terreno que hoy ocupa el albañil, habiendo estado algún tiempo en unas acaso; contestando á preguntas atinadas de la dos, acordada últimamente, no empezará á rehospital de yenerables Sacerdotes. defensa, haya sentado, con razones científicas, gir hasta i- de Octubre próximo fecha en la obras que en Y muy mejorado el arte dramático por I ope ta Fanegas. Madrid se hacían en las Cuaren- basadas en la complexión del reo, sus antece- cual entrarán en vigor los convenios firmados dentes, etc. la posibilidad de que al realizar el en el último Congreso Postal de Roma. de Vega- -que dio á la comedia forma análoga á la que conserva hoy- -un ecijano ilustre, VéPersiguiendo, nues- hecho estuviera momentáneamente perturbalez de Guevara, emuló las glorias de aquél, si- Q U D A S Y RUMORES tros fines informa- do, con extravío pasajero de la razón. p l redactor de nuestro estimado colega Esfiaguiendo sus brillantes huellas y dejando obras tivos, estuvimos anoche á las doce en el edifiDespués de estas declaraciones se ha suspen- ña Nueva Sr. Muller, detenido en An daadmirables que, refundidas, han proporcionado cio de las Prisiones militares de- San Francis- dido el Consejo por cinco minutos para dar co- lucía por auto de un juez militar, ha sido puesgrandes éxitos en el antiguo Corral de la Pato en libertad por providencia de la autoridad, mienzo á los informes. checa á María Guerrero y Fernando Díaz de co, pero no nos fue posible entrar en él. Pasado este tiempo se ha vuelto S. entrar de superior judicial de aquella región, qjie es el Entregos muchos- grupos que por aquellos Mendoza. capitán general de la misma, Sr. Delgado alrededores se habían formado se- daba, como nuevo en el salón. Del siglo XVII al xvui la general decadencia cierto que ise había celebrado el Consejo de Informa primero el fiscal, que se ratifica én Z u l e t a del teatro patrio alcanzó á Andalucía como á guerra, y hasta se hablaba de que el fallo ha- su petición provisional y cree que el hecho Nos alegramos. las demás regiones de España; pero al finalizar bía sido muy severo. está comprendido 1 de lleno en el árt. 259 del aquél y comenzar el siglo xix, los autores ann Espinosa de los Monteros se celebrarán A formarse esta creencia contribuyó. el que á Código militar sin atenuantes. daluces no estuvieron ociosos ni fueron des- las doce y media llegasen á Prisiones milita- Pide que se imponga la pena de muerte. grandes, festejos los día s 7, 8 y 9 del próxiafortunados en la escena. El procesado oye la petición del fiscal sin mo mes de Septiembre. res un oficial, dos sargentos y dos cabos de la En el programa figura una retreta, bailes Guardia civil. inmutarse. p n los tiempos presentes la región andaluza Empieza después el Sr. Montealegre, defen- públicos y dos corridas de novillos á cargo del El oficial llevaba un rollo de papeles en la es de las que tienen más importancia para sor del reo. espada Hipólito Zumel (Infante) con su corresasuntos de escenario, constituyendo Sevilla mano, que se supone fuera la causa. Trata de probar el acceso de locura. pondiente cuadrilla. A las tres de la madrugada salió de. San con Madrid, Barcelona y Valencia las fuentes Razonando con de mayor rendimiento para las empresas tea- Francisco un guardia- con un sobre azul e S una patológicos, suponeargumentos fisiológicos y que el fuerte sol que hacía l día 31 del corriente, á las ocho y media de mano- y se dirigió á la Capitanía general de trales. -la. mañana, pasará revista el alcalde predonde regresó al poco tiempo, el preciso para, aquel día y que caía á plomo á la puerta del Y de la época, no muy remota, en que yo hice Cuartel, pudo trastornar al guardia Párdiñas, sidente, en el paseo; de Atocha, al Cuerpo de mis primeros ensayos periodísticos, puedo de- ir y volver. El guardia traía en la mane otro ó el mismo dado el estado de excitación que en él se sos- bomberos con todo su material dé extitiéióii y cir, que los proscenios de Madrid parecían tenía, desde días atrás. salvamento; á la Guardia municipal, persojsal 1 muestrarios del arte y la literatura de Anda- pliego bajo sobre azul. Basándose én lo- dicho por- el médico, afirma y material sanitario de las Casaá dé Socorro y Después salieron de las Prisiones militares lucía. que el procesado presentaba síntomas de per- servicios de linipiezas y de parques y jardines. En el teatro Español habíase estrenado con varios guardias civiles, que se dirigieron á dis- turbación! puntos, aplauso por un genial artista gaditano, Auto tintos alguna. á cumplimentar órdenes, sin Otra- de las causas que, á su juicio; pudo ser p n la calle de la lealtad, y al apearse de uno nio Vico, el drama de los distinguidos autores duda 1 motivo de la -agresiórí, fue, con arreglo á l o d e los tranvías sevillanos Sres. Escudero y Velilla, A espaldas Según otras versiones, el Consejo había de. dicho por el. procesádo; el tener mal cargada el Barbier, notó la falta el ingeniero í Federico de la cartera, de la ley, dicho inolvidable artista y un insigne celebrarse hoy en las primeras horas dé la ma- arma. Büdo dispararse el primer tiro casual- nía, adetnás de documentos, 5.050 que contepesetas en é infortunado actor sevillano, Rafael Calvo, ñana, y los guardias á que antes hacemos; te- mente, y- después, sin darse uenta, al mover la billetes del Banco. Sospechando fuera el autor contaban en su repertorio los modelos de alta f erencía habían ido á citar a las personas que llave, disparó los cuatro restantes. de la substracción un individuo que al entrar comedia Consuelo y El tanto por ciento, origina- han de. constituir el Tribunal. Termina pidiendo al Consejo tenga presente tropezó con él y que seguía én el coche, volvió Én cambio OÍníoSjdecir á algunos vecinos de les de aquel gran pintor de costumbres cony al llegar a l a calle de, I, ágasca, á la que será temporáneas- -sevillano accidental, geográfica. -las Prisionesmilitares que habían visto tíacer más, madre del procesado, x ndénan una víctima asentarse, Hermosilla, requirió el auxilio de los vktima inocente si á muerte al esquina á ciertos preparativos dentro del edificio, los meute considerado- -que se llamó D. Adelardo guardias y mandó detener al individuo. Este I, ópez de Ayalá; D. Pedro Delgado representaba cuales no nos atrevemos á consignar mientras reo. el conocido carterista Sebastián Termina con esto del con éxito envidiable los legendarios dramas de no tengan estos rumores oficial fundamento. presidente- preguntael informetiene defensor. E í resultó serquien se registró sin encontrarle el alvrep si que; añadir Parnella, á Zorrilla; en Novedades y en Martín se hacían, que no, y hace con general agrado délos respectivos públicos, 1 i NA COINCIDENCIA OU celda que ocupa algo. Dice preguntas. entonces ¿el auditorle Con- objeto robado, que sin duda entregó á su comdos ó tres Con esto se acaba el 1 le o de Saii Francisca, De asistente á capitán y el guardia Pardmas sejo, para deliberar el Tribu: a al el fallo. Fué conducido al Juzgado, negando también otras populares obras de D. José Mota y GonEl que pronuncie el Consejo pasará al capizález, otro sevillano que por su finísimo inge- es la misma en que estuvo el capitán Clavija. tán general, que acordará conforme ó en allí fuese el autor de la substracción. nio, laboriosidad y talento se hizo pronto nom- D E MADRUGADA Á las cuatro de la ma- contra p n la Casa de Socorro de los Cuatro Cajnibre en la corte; Felipe Pérez, obtenía con La drugada seguían los Xa impresiiáa general es que el reo será pa- nos fue asistido ayer mañana, de princiGran Vía uno de los triunfos más grandes que grupos estacionados en los alrededores de las sado por las armas mañana; ál amanecer. pios de asfixia, Antonio Fau. Montagud, de se registran en los anales del género chico; Ja- Prisiones militares. ¡Quiera Dios qué esta impresión no vier de Burgos, el ilustre sainetero gaditano, Hacíanse muchos comentarios y suposicio- firme, y que Madrid- no sufría, este día se con- dieciocho años, obrero del Tejar de Jesús, qne de luto cometió la inadvertencia de echarse á dormir triunfaba en el Español con su Luis Alonso nes, peíp la verdad es que todavía á dicha hora sobre uno de los hornos. (sin música) y en Apolo con su popularísima no se sabía aada en conereto, -porque las perSu estado fue calificado de pronosticó, reserzarzuela Cádiz; los hoy aplaudidísimos herma- sonas que podían facilitar noticias en este vado, nos Quintero comenzaban á abrirse paso; brilla- asunto sehan encerrado en la más absoluta é ban en el cielo del arte Rosario Pino yMatilde impenetrable reserva. POR TELEFONO p n la Casa de Socorro déla Xatitia fue curaRodríguez, si mal no recuerdo nacidas en Mála MARTES, 1 7 I M da ayer de la fractura de un brazo uiia ga... No existía, en fjn, una manifestaeión (es- CONSEJÓ DE GUERRA Se confirmóla Concurso hípico. plendorosa del arte escénico que no contase versión que en V Se ha verificado el Concurso hípico, con niña de trece años, llamada Justa Beato, que entre sus principales mantenedores un hijo de la edición de esta madrigada, acogíamos; asistencia de numeroso y distinguido público. se cayó por la escalera de su casa, Rosario, 13. En. Andalucía. antes de mediodía se ha celebrado el Consejo Sin incidente alguno se hizo la prueba ináu- cilio. estado grave filé conducida á su domide guerra que, en pfocedimiento sumarísimo, gsiral, correspondiendo el primer premió al caIso cabe dudar, pues, que en cuanto al aboballo Escofíñ, montado por Alfonso G. Higuelengo fue (y es) Andalucía uno de las más fir- ha juzgado al desgraciado guardia. resistencia, al guardia municipal núineEl acto se efectuó en el lugar que indicamos, ra; el segundo á Truno, por Francisco Aguirré; p o r ro 256, Salvador de Prado, y amenaza de mes baluartes del teatro, así como que sus au tores y artistas constituyen materia digna de comenzando á las once y media. A esta h. orá él tercero á Moutiscot, por Xuis. Martín, y eí muerte, fue detenido ayer en la glorieta de fueron llegando los jefes y oficiales al edificio Cuarto á ¿lacha, por Máúro Fernández. Bilbao Doroteo González Viilaescusa, de trí: in estudio, comparación y elogio. La prueba Omnium no se pudó eorrer; por lo ta y ocho años. Pero ¿prueba eso ó niega que haya existido de las Prisiones militares. ó exista el Teatro Andaluz? No. Y de ese punto En ¿la parte de afuera; habíase congregado avanzado de laihora. v Él guardia resultó, además, con una heridaalgún público. I os reporters afanosamente bus- T omaban parta en ella 43- caballos. concreto me ocuparé en otro artículo. leve en la mano derecha. caban el modo de recoger informes de lo que SIXTO PÉREZ ROJAS Una romería. dentro ocurría, estrellándose sus esfuerzos ante! p Cecilio Ramos riPor la noche, en la romería del barrio de e r m í n Bayoso Arenas y de Bravo Míirillo, la severísima consigna de reserva Completa. neroli ayer en la calle la Perla, que se celebró con mucha animación, amenazando el segundo á Fermín erm t: n cuijegó primero el guardia que sujetó á SarFRANGÍ A. Y ALEMANIA dinas inmediatamente después de los disparos; se le inflamó á un vendedor ambulante una POR TELÉGRAFO chillo de grandes dimensiones. PARÍS, 26, 7 T luego el oficial D. José Benedito, el coronel lámpara de acetileno. Al arrojarla al suelo esCecilio fue detenido y puesto á disposición 0 Dolose Canibon, á quien del 14. tercio (presidente del Consejo de gue- talíó, hiriendo gravemente en la cara á resulTambién comandante auditor D. Gerardo Blanco Conformecon ha dicho, Mr. de estrecha amis- rra) elViña, el defensor, Sr. Montealegre; el res Bosque, niña de diez años. de doce años, y del comisario de Chamberí. unen Eülow lazos taron heridas L. eonor María, tad, celebró con él una larga conferenci en la de la Preciados, 20. La Funeraria. Teléfono 22 oficial Sr. tópez Montijano; juez instructor, Ribera Deusto ue estaban jugando con dos isla de Norderney (Prusia) GUARDIA CIVIL AGRESOR NOT 1 GIÁS Y SUCESOS BILBAO t