Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 813 A B C. LUNES 26 DE AGOSTO DE 1907. SEÍS PAGINAS. EDICIÓN 3. que me firme usté Uir. recrbo d e cinco mil. -Bs m u y caro. ¿Que h a d e ser earo, hijo mío? ¡Los tiempos e s M n m u y malos... Con el catorce por ciento de comisión, y los gastos. ¿Los gastos? -Sí; son muy pocos; porque basta con que hagamos veinte juicios convenidos, pues así se elude el pago de ciertos derechos... ¡Hola -Y así sale más barato. Vaya usté al Juzgado á escape; pregunte usté por Nicásio, qué es un muchacho m u y listo, muy servicial y muy guapo, y sabe en cuestión de leyes mucho más que Justiniano; dele usted u n a propina para que ande listo el carro de la Justicia, y mañana ya estará todo arreglado. Vuelve usted mañana, firma, yo le entrego á usted los cuartos, y y o m e quedo en mi casa y usted se marcha á gastárselo? Mansurroííeando toma él bicho seis puyasrc y despena á tres jamelgos. Haterüo de Córdoba y Metralla cuelgan dos pares y medio desiguales, Guerrilla brinda á don José Lubiáa, que ocupa una barrera del 10. El neófito manda retirar á la gente y solo, aunque algo distanciado, muletea demostrando buen eístilo. Luego necesita la ayuda de los chicos p a r a hacer igualar al morito y como el matador se desconfía mucho y los peones no sé arriman bastante, resulta aquello u n lío espantoso. Guerrilla pincha dos veces de mala manera, dando lugar á que le envíen dos recados presidenciales Doséstoconázos malos; dos pinchazos de ni alegró verte güeno dobla el bicho y pitorreo general y regalo del brindado. PAGINA 2 Intenta el descabello y acierta á la primera. Al salir el terser bichp de l a tarde, que es legro lombardo y cornigacho, enrédase cou xa. cabalo y lo abre en canal. os SÍLCCSÜS de Marruecos. El picador cae en descubierto y el toro mete E n nuestra información gráfica de hoy ina cabeza, pero sin llegar á recogerlo. sertamos dos fotografías de Casablanca. E n Al quite, la Providencia. una de ellas se ven los muros del Consulado Machaco da unos lances que se aplauden y pOrtuguéSj que tuvieron que asaltar par inéaio el bicho toma á continuación seis puyazos por de escalas para penetrar en l a plaza los maridos caídas y una sardina difunta. neros del Don Alvaro de Bazán. E n el grabado Los maestros hacen algunas filigranas- coa se v e todavía u n a dé las escaleras. os capotillos en los quites, y esto anima el L a otra fotografía es de l a puerta del Consu: ercio. lado de España y en ella aparecen los marineMachaco, de morado y oro, coge los palos y ros encargados dé su custodia. señala un par de frente y pone medio al cuar- teó. Sigue Cámara con uno bueno, y termina nuevo ejercido de t Tancredo. 1 Patatero con otro aceptable. Ayer se presentó en l a Plaza de Toros de Madrid con un nuevo ejercicio, el popular suMachaco hace una faena de valiente, librángestionador de toros, D. Tancredo López. E n dose de dos tarascadas por su. excelente vista. Cuarto itoyiHo, ó s e a el de la mojiganga tanla reseña de la corrida v a d detalle d é l o ocuCuando euadra el toro, entra el niño desde credil. rrido; aquí, como ampliación del epígrafe de los distancia m u y respetable, y pincha tres veces. DonTancredo sale Vestido de mamarracho. grabados sólo diremos que después de clavar Por último, echa á rodar á su enemigo de El socio que hace de caballo tiene cerca de se- un estoconazo hondo, saliendo embraguétado. el primer rejón, subido en los hombros dé E u senta años. genio Merino, el Mejicano, y cuándo intentaba Palmas á Rafael. ¡A l o q u e obliga el hambre! repetir la suerte, se vinieron á tierra el sugesEl cuarto es negro zaino y corniveleto; lláDon Tancredo sz coloca en el centro del re- mase Voluntario, y lo es, en efecto; pero tiene tíonadór, su soporte y... el toro, q u e por n o dondel montado sobre los hombros del Mejica- menos poder que sus hermanos y también meser menos, también rodó al embestirlos. no y se da suelta al de Ciairac, que es negro y nos libras. Él ejercicio no sólo no satisfizo al público, bien puesto. sino qué levantó ruidosas protestas. Al retirarAguanta cinco puyazos, dos muy buenos de Cayó el infeliz Fernández ¡El primer rejón le clava Don Tancredo en los Carriles, y ocasiona tres tumbos y una defunse D. Tansredo tuvo que hacerlo sorteando los por l a chica de ojos garzos cuartos traseros, y al clavar el segundo, caen ción. almohaáiüázos que d e todas partes llovían soen las uñas de aquel tigre, al suelo los dos desgraciados que practican la bre él como granizo. Slanquito agarra tío par superior y repite que más que uñas, eran garfk nueva- suerte. y por suerte el novillo no les con otro archisuperior. Ovación al rey de los Pero pasaron los días, h i z o c a s o 1 banderilleros. y los meses; y los años, E l público, que s u m ó un gran susto, se in- Moyano cuelga uno bueno. y los siglos, si mé apuran, digna, compadeciendo al infeliz viejo que se Fuentes, ayudado por el peonaje, pasa con y apuesto, y de fijo gano, prestó á actuar como caballo de Don Tancredo, y desconfianza, y sin terminar un solo pase entra ¡á que las dos mil pesetas arroja á éste almohadillas y otros objetos, ade- á matar ahondando medio estoque, que escupe Operaciones de crédito aún las estará pagando! más e obsequiarle con expresivos imprope- el toro. sobre sueldos del Estado. rios. Esperan cilla, catorce, MANIÍEL S J... Perfílase de nuevo y se le arranea el Dicho, L a suerte resulta repugnante además de esultando una estocada contraria y tendida. principal, de dos á cuatro. arrtesgadísirna para quienes la ejecutan. Leyó este anuncio Fernández, Comienzan los pitos y Fuentes sigue pasanSe toca á banderillas, luciéndose e n e s t a do fatigas, resultando la faena bastante pesay ligero como u n rayo suerte Metralla. se fue á la casa indieada da. Intenta dos veces el descabello y no acierY Sarmiento torea paradito y bien, como ta. Recibe el primer aviso. J esde hace tiempo se d í ó- l a noticia p o r el en el anuncio, con ánimo comercio, principalmente, de q u e circula- prólogo de u n a estocada que mata rígidade pedir dos mil pesetas Perfílase de nuevo y entra á matar dejando ban billetes falsos. de 50 pesetas, emisión d e 19 mente. V para- pasar el verano media estocada regular. de Marzo d é 1900, coi el busto d e Echegaray; (lauchas palmas. en la amable compañía Segundo aviso y bronca fenomenal. pues bienVpara distinguirlos d e los legítimos, de u n a chica d e ojos garzos, Quinto. Cartero, berrendo en no ío- j Otro pinchazo. U n metisaca. Otro a l a media conviene filarse y n o Olvidar los siguientes eapaz d e sacar de quicio buenos pitones. U n socio se echa al ruedo y es vuelta y arrecia la bronca, que se oye y a en detalles: al mismísimo San Casto... Bilbao. E l busto de Echegaray en los leg ítiaiós t i e- retirado: por los guardias. El toro se acuesta completamente aburrido y Cinco varas, y á otra cosa. ne las líneas m u y marcadas, mientras q u e en- -Muy buenos días, i Calentó prende un par muy caído al cambio. el público da lo suyo á Fuentes. los falsos son tijuy y a g a s y b a s t a n t e confusas -Felices. El quinto, Calloso, es negro v bien puesto d t Pollo deja. dos parej de los medianos. y el cOlcr es m á s débil, ocurriendo lo mismo Pase usted á m i despacho, Y Calentó hace u n a faena regular y mete me- agujas. con él pelo y l a perilla, y bigote. y usted me dirá si puedo dio estoque en mal sitio. Repite con una en los Bombita da un quiebro de rodillas y después La cara, q u é en los legítimos se destaca bien serle á usted útil en algo. torea por verónicas, oyendo palmas. del sombreado del dibujo, es d é líneas perfec- bajos, saliendo prendido por la faja, pero sin- -Pues yo venía... H e leído El bicho toma cinco puyazos sin ocasionar tas, en t a n t o q u e e n los falsos t o d a ella está lastimarle el físico. esta circular... caídas ni defunciones. borrosa, y especialmente el cuello, notándose- ¡Ah! vamos... Ricardo coge los palos, y después de adorSexto. Cisquero, berrendo en negro y con desde éste á la oreja derecha u n a saliente ó abundantes armas defensivas. ¿Usted desea... narse, cambia un par superior, otro de frente, imperfección de dibujo q u e parece como u n- -Dinero. M 20, da. unos lances, perdiendo terreno, yendo despacio hasta la cara, y otro monu bulto, n o destacándose claramente él donjunto- ¡Me lo había figurado! terminando apurado tirándose de Cabeza al mental. (Ovación. del sombreado. callejón para librarse de u n a caricia del mor- Con los trastos de matar hace una faena muy Pues lo siento, señor mío; E n general todas las tintas en los falsos son laco. me coge usted sin un cuart lucida, toreando entre los mismos cuernos, más débiles y yagas que e n los legítimos, r e ¿Y deseaba usted mucho? Seis varas. por tres caballos muertos, forman dando pases de pecho, redondos, de molinesaltando mucho esta diferencia en l a s letras, el primer tercio. -Dos mil pesetas. te, etc. todo coreado con ¡oles! y ¡vivas! y, sobre todo, e l núm. 50 q u e h a y al frente e n- (E n e s t e m o m e ñ t o contamos en el ruedo, en- Cuando cuadra el bicho, entra el niño, pin- ¡Canastos! tipo g r a n d e Hombre, ¡si dos mil pesetas chando en buen sitio. Luego agarra una estotre monos y diestros, ¡27! socios. -E n la multitud d e círculos pequeños q u e hoy no las tiene ni el Banco... Sevillano y Recalcas ponen los pares de re- cada superior. h a y en todo el dibujo, en los legítimos se lee glamento. ¿Y tiene usted garantías? (Ovación y oreja. perfectamente Banco d e España y 50 en el- -Sí, señor; soy empleado... Al salir el sexto, Mesonero, buen mozo y bien Y Moreno hace u n a faena breve y serena centro, ó Cincuenta pesetas y B. E. e n el para largar un meneo caído. ¿En donde está usté? colocado de pitones, sigue la ovación á Bomcentro (alternando) y, en cambio, en los falsos Aplausos. -En Hacienda. bita. está t a n confuso, q u e apenas s e d i s t i n g u e n l a s- ¿Hace mucho? Mesonero toma seis varas por dos caídas y un letras. Séptimo. Portero, negro zaín. c a. bacaa caballo muerto. -Siete años. Por el reverso se nota, desde luego, u n a gran cornamenta. ¿Qué edad tiene usté? Machaquito prende un buen par al cambio. imperfección en el dibujo de las figuras de los Farnesio pone una vara, cae del caballo y, al -En Noviemb; Fuentes deja u n o monumental, d e frente, falsos; en el círculo grande, en cuyo centro es- caer, le tira el bicho un derrote, alcanzándole que le vale una gran ovación. voy á cumplir treinta y c u a t r o tán enlazadas las cifras 50, en el fondo, en los en el cuello; ¿Qué sueldo? Termina el tercio Pataterillo con un buen par El picador es conducido á la entermena en al cuartee fa 1 sos, es mucho más obscuro! -Tres mil pesetas. brazos de los morios. ¿Sin retención? Machaquito hace una brega muy valiente y- Resumen: Seis varas por dos víctimas caba- pincha en buen sitio Repite con media esto- ¡Ni pensarlo! llares. ¿Su estado de usted? cada en todo lo alto é intenta dos veces el desTires pares de rehiletes cuelgan entre Metra- cabello. Dobla- el bicho y el cordobés es muy- -Soltero. EN MADRID lla y Platerito dé Córdoba, y Guerrilla, previos aplaudido. ¿Usted fuma? unos cuántos pases, suelta u n buen pinchazo. -Del estanco. A NOVILLADA D E AYER L a entrada es Dos pinchazos más y ya no se distingue nada BÉJVR, l 5 7 T. -Pues tenga usted cuidadito, buemsima. La de lo que pasa en el redondel. a corrida de toros celebrada esta tarde h a porque lo que es los cigarros nueva creación del auténtico Don Tancredo, Ameresultado buena. L o s toros d e Clairac Veo al espada entrar á matar repetidamenque d a l a Tabacalera, rik- Kan- Rejón, atrae a l a Plaza al público, tal te, pinchando en mala parte, y el toro dobla. cumplieron bien y dejaron para ser arrastrados son hechos, que ni d e encargo vez presumiendo emociones como la de ver vo ¡Qué aburrimiento! i, ocho caballos. para acabar en dos días Guerrerito mató cuatro toros quedando aceplar al Rey del valor y al Mejicano gggr DON SIL VER O con todo el género humano. tablemente. Se lidian seis Conradi por las cuadrillas de O a r l e iacuítaLIvo. ¿Pasó usté y a la viruela? A su segundo toro le banderilleó con mucho Calentó, Moreno y Guerrilla, huevo el último en -No; pero estoy vacunado. Durante l a lidia del séptimo toro lia in- lucimiento. esta Plaza, ¿Está usted sano del todo? gresado en la enfermería el picador Antonio Segurita, que estoqueó los dos últimos noviEl aovillo destinado á practicar la nueva M a r í n (a) Farnesio. -Sí, señor; estoy muy sano. llos cumplió y fue muy aplaudido. suerte del Tancredo, es de Clairac, y se halla- -Tosa usted. Tiené u n a herida de cuatro centímetros de La entrada, -regular. encargado de estoquearle u n joven aficionado extensión y seis de profundidad, situada en- ¡Ejem! santanderino, apellidado Sarmiento, -Más fuerte. ALCALÁ DE HENARES, 2.5, J 1 la región lateral izquierda del cuello, cuya leLos toreros llevan una gasa negra en él bra- sión le impide continuar la lidia. -Dr. Lázaro- ¡Ejem! e ha celebrado la corrida de feria, á la qué zo izquierdo, en señal de duelo por la mmerte Pindado. -Ande usté unos pasos. han concurrido muchos aficionados de los de Posadas. Cojea usté u n poco. pueblos inmediatos. -Eso EN PROVINCIAS Los novillos de Félix Gómez, cumplieron. Primer toro, CJiapamto, berrendo en castaño, es por culpa del calzado. mogón del izquierdo y manso perdió. Manolete, desgraciado en sus dos primeros POR TELEFONO Y TELÉGRAFO- ¿Algún callo? toros y muy bien en el quinto. Toma dos varas, de refilón, -y k petición del SAN SEBASTIÁN, z 5, 5 T- -No; u n juanete. Flores, regulan público, él edil manda tostar al novillo. a tarde espléndida. La Plaza llena. Preside- -Q u i z á sea eso u n obstáculo Se arrastra ro- i seis caballos. Avelino Blanco y Hornero prenden hasta cua- el secretario del Gobierno civil. para el negocio. tro pares de las calientes, después de innumeASTORGA, 2 8 N. Lídianse toros de Parladé. ¡Caramba! rables pasadas y de tirar zarcillos q u e no Al primero, Pelüquino, negro zaino y bien ¡x ros de Peñalver lidiados h o y salieron ¿Sabe usted que eso es extraño? prenden. puesto de cuerna, lo lancea Fuentes u n tanto buenos. Mataron ocho caballos. Cocherito, ¿Qué quiere usted, caballero? Calentó da el primer pase ayudado, sentado embarullado. RegaterínyPepehillo, quedaron bien e n l a s u e r Los tiempos están m u y malos, en el estribo de. la barrera, y después sigue toEl tpro es m u y bravo y codicioso, y lo de- te de sus enemigos. y conque eso de los moros reando, viéndose dos dedos dé la tumba fría muestra acercándose siete veces á los de aupa, nos cueste algún descalabro, en u n pase sí y otro también. SANL 1 ÍCAR DE EARRAMEDA, 2 5 8 K. derribando seis á los jinetes, y dejando cuatro ¡sospecho que nuestro único Y nos pasamos la flor y nata de nuestra ju- jacas para el curtidor. T os tores de Muruve h a n resultado buenos porvenir, v a á ser el. caos! ventud viendo trotar al manso de un lado para matando n caballos. Americano y Moyano lo parean pronto y bien ¿De modo que. usted quería... otro de l a Plaza y al diestro en constante pe- y pasa el bicho á manos de Fuentes, quien visMorenito de Algeciras quedó bien en todasf sus- -Dos mil pesetas. ligro. te de azul y oro. suertes. -Teamos f Dos pinchazos, pescueceros y u a goli de los El maestro lo pasa por bajo, sufriendo alguPepete, demostrando valor, hizo faenas teme si es que puedo complacerle, que no admiten duda pusi j. on término á la nas coladas peligrosas por efecto de la codici rarias, emocionando á la concurrencia; dio tref aunque y o no tengo u n cuarto. vida. de Chaparrito. del animal, y desde largo entra, agarrando me- volapiés y un pinchazo. ¿No? Los dos espadas banderillearon al quinto- -La dueña del dinero Segundo, Doradüo, negro zc. lao y bien colo- dia delantera y atravesada por echarse fuera. (Palmas y pitos. toro superiormente. es sobrina de un notario, cado de pitones. El segundo, Farolito, es colorado y ojo de que se dedica á hacer obras Cinco varas, sin consecuencias para el conE N E L EXTRANJERO perdiz. Tiene lámina caritativas. tratista de caballos, y u n quite dé Moreno, de y codicioso! Haceven excelente ay resulta bravo varas u n magnífica faeROYAN, 25, 7 T ¡Canastos! mucha gracia y m u y práctico para el invierno, na, tomando seis puyazos, ocasionando dos TToros de Parladé, buenos. Salen y Revertito, -Yo quisiera complacerle, es todo lo que vemos en el primer tercio. tumbos y dejando u n penco fuera de combate. muy bien toreando y en banderillas. porque es usted m u y Simpático. Sevillano y Recalcao prenden tres pares, reguMorenito y Barquero palitroquearon medianaCon el estoque, afortunados. -Muehas gracias. lares y se varía de tercio. mente. -Y le advierto Entrada, buena. Antonio Moreno torea desde cerca y valienBombita, de verde y oro, encuéntrase con u n que y o en esto sólo gano te, sufriendo algunos achuchones d e peligro, toro noblote y en inmejorables condiciones. la comisión: el catorce para largar un buen pinchazo. Luego, y arran- Hace con la muleta u n a faena muy breve y VISITA DE UN CRUCERO por ciento de lo prestado... cando con requetemuchísiina guapeza, sepulta pincha, saliendo mal. Otro pinchazo bueno, sin POR TELÉGRAFO Quedamos en que usted quiere todo el estoque en el lado contrario. Intenta hacer nada el toro. Otro pescuecero y se oyen CARTAGENA, 2 5, C N. t dos mil pesetas. cuatro veces el descabello, acertando e n la úl- los primeros y aterradores pitos. s- i ...a larde ha fondeado el crucero portugués- -Exacto. tima, y el pueblo aplaude al valiente diestro. San Rafael, escuela de guardias marinas, Ricardo sigue pasando de muleta y sufrí- -Creo que podré servirle. Tercero, Repletao, berrendo en negro y corni- dos coladas peligrosas. Cuadra el bicho y en cambiándose entre el barco y l a plaza los salu- -Muy biea. tra dejando añedía estocada buena. dos de arigor. apretao -Pero- es necesaric NUESTROS GRABADOS E f OPLAS DEL LUNES. E L TANTO POR CIENTO BILLETES: T O R O S- s