Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 812 A B C DOMINGO Í 5 DE AGOSTO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA 6 Jfi. ...v. 2 E N T R E V I S T A D E SOBERANOS SS. MM. GUILLERMO II DE ALEMANIA Y EDUARDO Vil DE INGLATERRA, EN LA ESCALINATA DEL CASTILLO DE WJLHELMSHOHE Fot. Trampas. IA Y C HISTORIA DEL, LICOR DEL POLO. ció, según confesión propia. Tloy me felicita por; lo que antes me criticaba, t a p- abliciclaü. pues, que sólo es eficaz en los productos do; valor- real, extendió la faina- de mi dentífrico, sufrir. no sólo dentro, sino fuera de- España. Tuve. entonces. el pensamiento de. compóner I a resonancia de sus méritos, caiisando la un dentífrico que. fortificara mi. dentadura y sospecha fundada de que el consumo de Licor me libertara de futuros padecimientos y. avul- del Polo originaba entre nosotros él aumento siones. Los conocimientos que ya había adqui- del uso dé los dentífricos, fue el motivo de que rido en Botánica farmacéutica me proporcio- se introdujera en España la venta de un pronaban medios para intentar mi empeño. Estu- ducto similar al mío, fabricado en Alemania. dié las propiedades de varias plantas que con- Comenzó á anunciarse enormemente. Sin decir, servan la denta- dura y. las. encías; sin lesión, y nada de él, yo hubies, e; seguido anunciando empecé con sus substancias k combinar un tanto ó más el mío, y hubiese procedido como dentífrico en. el; laboratorio. dé la farmacia; y procedo con Botot, Piom, Benedictinos, docdroguería de Ulzurrun, donde trabajaba como tor Pierre, -etc. -que hacen de sus dentífricos practicante en unión de mi condiscípulo don una propaganda digna jrüeeofosa, dé mutuos Justo García. Triunfé. en seguida. en mi. empre- r e s p e t o s sa, y al lograrla, he alcanzado tam: bién mi pror Pero el producto, alemán quiso desprestigiar pósito original: hoy. tengo sesenta y cinco años, el mío para suplantarlo, y su atrevimiento ie. mi dentadura; es magnífica, sólo le faltan las costó en España la vida. Yo en la- paz soy hasta dos muelas á que debe su robustez actual. con exceso complaciente; pero en la guerra, E 1 Licor du Polo no ha sido, pues, uno de tan- cuando se me hace por medios ilícitos soy tetos descubrimientos debidos á la casualidad. rrible- -no lo digo yo; lo dicen mis amigos. -Fue, por el contrario, ideado, perseguido y Para defenderme contra los ataques malévolos conquistado. I,o hizo hacer, -indudablemente, del enemigo invasor, no me valí de ningún reun sentimiento algo egoísta, de utilidad perso- curso reprobable. Como español sólo podía hanal; pero es lo cierto que este egoísmo mío- -ber impedido la entrada por las Aduanas de muy justo, por otra parte- -ha producido y pro- España dé un producto que se componía de duce beneficios inmensos de carácter social, al promover, en España la S higiene de la boca, de la cual hace t r e i n t a años 5 nadie se cuidaba, cuando esa higiene és la base de i la salud del cuerpo. Yo me he, lucrado grande- t mente con mi invención, í pero infinitamente más VISTA GENERAL DE LA FABRICA DE LICOR DEL POLO, EN DEUSTO, se lucran en salud los f CONSTRUIDA CONFORME A LAS REGLAS DE LA HIGIENE, consumidores de mi dentífrico. Y ello me satisfaY CON VIVIENDAS PARA LOS EMPLEADOS í ce y liie enorgullece en fue nuestra primera visita dedicada al popula- dentaduras; presenciamos el trabajo. de la. ma- mucho mayor grado que risimo farmacéutico D. Salustiano de Orive, y quinaria movida por el fluido eléctrico que lé el rendimiento útil que á la fabricación de su célebre dentífrico, el Li- llega nada menos que de Miranda; Orive mismo, yo obtengo. cor del- Polo- i ot qué está primacía? Confesa- que está ahora en la luna de mielcon el arte dé la una curiosidad qué nos fotografía, hizo los exce- Venía i n t r i g a n d o hace lentes clichés d e los depar- mucho tiempo, se avivatamentos dé su fábrica ba ahora: ¿Por qué se que aquí reproduce el fe- llama del Polo el Licor tograbado; y Orive tam- del Polo? Iva razón de tal bién, aun habiendo escri- nombre, que no es caprito en la Prensa varios to- choso, sino efecto de tina mos sobre su dentífrico, rara, casualidad, nos la UN TALLER DE OBREROS, CON EL EMPLEADO tuvo para nosotros, que ¿plicófen seguida; el se- DE LA DIPUTACIÓN QUE INTERVIENE LAS OPERACIONES buscamos, sin embargo, ñor Orive. Yo tenía un una novédadinteresante compañero, dé carrera, la historia inédita del Li- I) Apolinar. Espinosa; á quien familiarmente substancias de importación prohibida por las cor delPolo, déla cual van le llamábamos Apolo y. Polo. Habíale yo pro- leyes de Sanidad. Pérq no tenía: que acudir á á enterarse los primeros metido dedicarle el primer producto que in- éste recurso; me bastaba con demostrar cientílos lectores de A: B C. Es ventara como farmacéutico. Y díó la feliz ficamente- -y lo demostré cou certificados fauna historia muycutío- coincidencia d e q u e mi dentífrico, formado cultativos- -que. el dentífrico alemán perjudicasa, qué además dé revelar con muchas délas substancias qué en el Polo ba con su sacarina y su ácido salicílico á la hi VA el origen y la vida del Norte se em plean para combatir el escorbuto, giene de la boca, para que. el. público consciengran: dentífrico español, podía, por- lo. -tanto, llamearse- muy, fundada- temente lo rechazara, como, lo rechazó enseí pinta, en parte, el retrato mente- como llamábamos á Polo, Licor el Polo- guida. moral dé su autor. Si lo hubiera yo denominado, por Ío. que em- Ñb se recuerda en efecto, en la Prensa espa Yo era aún por elaño bellece la fisonomía una buena dentadura, ñola campaña de publicidad tan estruendosa, 1867- nos decía el señor Licor de, Apolo no hubiese dejado también de como ésta, sostenida hace nueve años por. Ori- Orive- -estudiante en la dedicarlo razonadánieiste a nii amigo; D. Apo- ve. Orive mismo la. mantenía con su pluma, Facultad de Farmacia, de linar. acreditándose de polemista habilísimo, certeroj Madnd, cuando de imPasó luego nuestro distinguido amigo á re- implacable, y á la vez culto y digno. El públiproviso comencé á sufrir ferirnos: el. ruidosa. período de lucha tetiido. por co, se interesó en el debate más que en cualun ataque fuertísimo de A Licor del. Polo. Hombre culto, y. de espíritu quier otra campaña de Prensa. Se debatían, al dolores de muelás. ¡Désés -moderno, el; Sr. Orive, había comprendido des- fin y al cabo, us propios intereses. A Orive íe perado ya. de aguantarlo, deun principio que la ñica manera de- hacer costó la luctía una millonada. Otro tanto le PERSPECTIVA Í E LA SALA DE, MAQUINAS: costó á. su adversario. Pero mientras el producacudí al recurso más ex- j MOLINO, SIERRA MECÁNICA, BOMBA PARA ELEVACIÓN DE pedito para, suprimirlo, j fecuudo. para s. íy- para los. demás su descubri- to alemán se retiraba desacreditado y desdeAGUAS Y. DINAMO PARA LA PRODUCCIÓN DEL ALUMBRADO v me presentéíun diaén iuientp erá lapropagaiida por medio de la pu- ñad, o, la, venta del Licor del Polo subía en- poblicidadeula Prensa. Nadie le ha igualado en el gabinete de un den- ¡Rspañíi en elartej en. la constancia y en el des- quísimo tiempo á una cantidad verdaderamentilos que no fue motivada, por lisonja ni por tista de la calle de la Montera El. dentista iné embolso, para el reclamo. Por xttilizarló, nos te enorme. Ese aumento significó el ascenso y golpe 1 J muelas, pues aunque recordaba él Sr. Orive, me motejó desdeñosa- el premio ofrecidos por. el. público á. ia camamistad, sino que fue la sugestión obrada eu- arrancó dexun. x cuatro 1 1 -extrajo nosotros inadvertidamente por la popularidad. I realmente fueran- -dos las que: me- a e ¿té hace treinta BÜos. un colega de Bilbao, paña meniorable del Sr. Orive. Tal es, á gi- ansólo del producto- la- que nos llevó á, conocerlo en d; e i boca, fueron otras tfntas l as- que; ate chápa. do! entonce: s: á laañtigua y- modernizado des rasgos, la historia inédita áéí Licor dei propio origen antes que á Otro alguno de la- nn- atiram ai tirar dp mi boiMllo de entonces i hoy hasíael punto de qué eí crédito yJa! Polo: su nacimiento, su bautizo, su lucha y su arrancara il sacar de nn bolsillo ri piitnTirp. c! su p p g Y; dos Nap- ilc. ono. í. ü dolo do la C 3: traccipu en el ¡de uno de sr. s específicos st; lo debe al anua- triunfo. capital vizcaína. Knla fábrica de Deusto, con la satisfacción portamonedas no fue nada comparado con el gs: vilque hasta hoy nada hayamos escrito de ella, es lo cierto, que al llegar á Bilbao, con que s. e. curiosea; todo lo que es. célebre, vi- horrible de la boca; tanto, que me aterrorizó la idea de tener que exponerme á una nueva opecon el propósito de hablar en A. B C de las mos cómo se prepara el LLor del Polo, que enprincipales industrias y comercios bilbaínos, canta nuestros paladaies y fortifica nuestras ración, tan cruenta como la- que acababa de