Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C pdMÍNGO z 5 DE OCHO PAGINAS. EDICIÓN des ciudades con lujo y con ostentación, y cu 3? as 3 eudas aumentaría la par de sus necesidades, con el hombre que vegeta en el seno de tiaá sociedad patriaircal y sencilla, cuyos deseos y cuyo constímo están limitados. Este será más feliz que aquél, pero vivirá adormecidp y sin que se desarrolle su inteligencia, sin contribuir con su actividad al desenvolvimiento progresivo de la humanidad. El problema es, por lo tanto, complejo. producción tiene por objeto el consumo, y si no se consumiera, la producción resultaría inútil; mas existe un término medio entre no consumir bastante y consumir demasiado, y, además, es peligroso proporcionarse goces antes de reunir lo necesario para satisfacerlos, porque quien así procede puede cometer actos deshonrosos y abusos penables. En resumen, existen dos fuerzas qué deben 3 esarrol ¡arse paralelamente en la sociedad. La una es la fuerza, impulsiva que lanza hacia adelanté á la humanidad, -aumentfüido sus ne. ce. sidades legítimas, -y sin cuya fuerza el hombre se. encontraría aún en un estado salvaje. I, a- otra es esa facilitad que tenemos de moderar, nuestros. deseas; de; no satisfacerlos sino después de adquirir, los, medios adecuados, de ip si es- preciso, p privaciones p para no p, íéjté- causar daño aísémejanté y lib librarnos d graves de perturbacipnes. I a solución del problema, pues, consiste en conciliar esas dos fuerzas, activa, la una y rno: dera (lbra la otra; pero és imposible indicar en qué iaedida debe; n: combinarse, porque varía el aspecto de. la cuestión, según el lugar que ocupe el: individuoén la escala social. Si se trata dé unapoblacíón miserable, redu CTdá- é -la- inercia por la ausencia de todo desep, conviene que las; necesidades se desarrollen; p 4. es sin ellas lá. actividad humana se adorme: ce: 5 si; se- trata de: las dases acomodadas, no hay qué titubear en récoir. eniarles moderación en el consrimo y en las aspiraciones como únieo m. e ip. d. e al anzar un verdadero bienestar, sóíido y duradero. ALVARO CALZADO PAGINA. La alarma no tenía justificación, alguna; pero sin embargo se ha redoblado la vigU. lancia. TfiNQER. Jf, i 1 N. CAZADORES FURTIVOS POR TELEFONO EL PARDO, 2 4 5 T, 1 nos? cazadores furtivos, de los muchos que con frecuencia en estos montes ejercen su sgítiva aunque peligrosa industria trataron. Stlie. de bichear. unos vivares, en el cuartel dc- aoniinado Torre de la Parada. Advirtiéronlo los guardas del Real Patrimonio, que vigilaban en cordón por aquel sitio, y ¡ferpn la voz de ¡alto! á los. cazadores, quienes, según se dice, contestaron 1 á tiros al verse sorprendidos. Los. guardas contestaron también descargan 3o sus armas y por consecuencia de esto, resul- fcó herido Vicente Mera, vecino, de los Cuatro s o c i a l ¿Pero es que la Economía política puede presCaminos, con 50 heridas circulares de diversas üimensionés en la región escapular y en él cribir al individuo que. no traspase los límites de lo necesario? ¿Es justo, y útil aconsejarle, dorso y nalga del mismo lado. Junto al costado derecho se le encontró es- que; no extienda sus gastos, más allá de sus íon didó un hurón, muerto por los tiros délos, medios? Difícil es contestaráestaspreguntas, porque guardas y 10 capillos de, los que destinan para los deseos no satisfechos, las necesidades nue cacaría; í Conducido el herido, á El Pardo, fue asistido vas han sido en todos los tiempos uno de los estimulantes más activos del progreso. por el médico Sr. Alonso. El obrero que se. contenta con un triste po 131 juzgado comenzó á; instruir diligencias, y mandó detener á los; guardas José, Vázquez. taje como alimento, con. Una tuála blusa coraó Joaquín ju- lárraín, los cuales serán conducidos vestido y con una cabana cómb hápitación no. a SI Escorial á disposición de aquel Juzgado, progresará. nunca y no coa- tribuirá al progreso cpnio presuntos autores de dichas heridas; aun de la sociedad; cuando sienta la necesidad. de usndoí según refiere el herido, el que hizo el coírter carne, de tener jin hogar, más habitable Üísparp que le hirió fue el segundó ¿te los guar- y de abrigarse con mejor ropa- realizará ésfuér- das, citados. V zoSiy sus. facultades, intelectuales y físicas 01 obrarán én proyéchp suyp e iridíréctámeñté ¿ñ Vicente Mera se llalla en grave estado. beneficio; dé la spciedád, Eso mismo se puede decir de las clases medias, y de las altas, pues- en ellas también la tendencia de aumentar las comodidades püejle convertirse en un poderoso impulso progresivo. Peror- ¿están en absoluto de acuerdo con- la STUTTGAKT, 3 4 2 T. moral la aspiración de aumentar. el bienestar 1 á clausura del Congreso- socialista sé verificó 1 esta mañana, después. de haberse votado de la familia y. el deseo, de- dará, los hijos una educación más completa? por unanimidad lánlPtiónGuésde- Bebél. Se. fijó, la fecha del próximo Congreso, que se Comparemos al hombre que vive en las gran- nari con el consumo; y la religión y lá moral abominan del lujo en general. Pero íá vaguedad delos conceptos impide formular regias concretas, si únicamente en la moral y en la religión nos fijamos. Existen dos factores importantes: ía: Drevisíón del padre de familia, que debe penstú en el porvet! ir de sus hijos, y ¿as exigencias creadas por la situación que oc upa la. familia en la sociedad. No economizar para asegurar él porvenir de los hijos, constituye una inmoralidad. ano ser que resulte imposible realizar economías, porque la. Venta cubre apenas- las necesidades esenciales; y es inmoral también el fofnentar en los niños gastos y necesidades- que, no se hallen en relación con su condición fO ERA CONTRABANDO La versión exactadelreo resodel crucero Du Chayla conduciendo un cargamento de fusiles apresados á bordo de una gcjlet? española, es la siguiente: A consecuencia de un acuerdo adoptado entre Francia y el Sultán de Marruecos, el magh: zen fletó la goleta española Águila, para que fuese á recogerá Cabo Jubyun depósito de fusiles que había sido depositado allí procerdente de una aprehensión de contrabando d? armas. Estos fusiles estaban destinados- al rebelde Ma- El- Amin. Cuando la goleta Águila llegaba, á Mogador conduciendo el cargamento, el Du Ghayla la detuvo y se apoderó de la carga, transportándola á Tánger. j G 1 ERALTAR, 2 4 I I K INCENDIO Y BOMBARDEO Se ha sabido M -oficialmente que los marroquíes incendiaron cuatro edificios en Casablanca. El almirante Philibert ordenó el bombardeo, disparándose 30 obuses de rnelinita, destruyendo una pequeña aldea- de las kábilas vecinas; EL: VIAJE DE LOS REYES POR TELÉGRAFO EN PAU SÁBADO, 24, li. M BQCÍ ALISTA celebrará en- Go, penhagu para. -ig 10. jantes de separarse los con gresistas, votaron gor aclamación ijína. protesta presentada por los delegados franceses y españoles; contra la expedición milita que seV lleva á efecto ea Marruecos. 4 VEINTIUNA K I POR CABLE, TELÉGRAFO V TELEFONO 1 POR, T E l í É O Í t A F O S E V I L L A 2 Í, p n la callé de Pedro Miguel ha ocurrido esta noche ün sangriento suceso, que ha, prolucido gran impresión al divulgarse. El obrero herrero Miguel- Oíiva, dé veinticinco años, se había separado de su esposa, Mariana Sánchez, de dieciocho años, hace tres 3. íáS. Mariana. se fue á vivir con su amante, Ántanio Morillas, y esta noche fue á buscarla su esr poso, el cual logró con vencerla para que vóU viese al domicilió conyugal. Encerráronse ambos esposos én una habita- ción y a í cabo de un rato el marido, impulsado por los celos, infirió 21; puñaladas á su mujer. Varias de las heridas causadas á Mariana Sánchez son graves. E i r i d agresor ha sido detenitb, NOTICIAS DE- iLLESCASj. POR TELÉGRAFO) SÁBADO, 314, 4 T prn. las primeras horas déla tardé de ayer, se há desencadenado sobre esta villáy su termino una furiosa tormenta, acompañada de granizo, que ha devastado en pocos uní mi tos 5i s viñas y olivares que ha hallado á su paso. En una- extensa huerta de D. Domingo Hér- nández J sita; én un arroyo cercano al pueblo, ha arrasado por. completo la nube todos los frutos y plantaciones. I, as pérdidas materiales son de gran consideración. En eljConcurso de ganado celebrado en Toledo en las últimas ferias, han obtenido premio los ganaderps y propietarios de Valmpjadp y. de esta villa D. Adolfo Moya y Recio y D. Ber nabé ügena y Nieto, por varios ejemplares de yeguas con rastra y de mulos cerriles, respecr tivamente. LOS LÍMITES V ÁEL GQNSU yiO Cuele ílamarFÍa atención de los extranjeros, que vienen por vez primera á Madrid, el número de carruajes de lujo que por las calles de Ja corte circulan. Y es que, teniendo: en cuenta la población de la capital de España, resulra superior aquí el lujo al de las demás ciudades europeas. Con los automóviles sucederá pronto lo mismo; serán relativamente más numerosos en Madrid que en cualquier otra capital de Europa. ¿Será Madrid una población rica? No lo es, ¿ero lo aparenta, porque, en general, sea por amor propio mal entendido, sea por exceso de vanidad, el español, imprevisor, indiferente ante las posibles contingencias del porvenir, no es ahorrativo, no sabe reducir sus gastos, traspasa con facilidad los límites naturales- del epnsumo. -Peio ¿cuáles son esos límites? ¿Cómo fijarlos? os economistas no lo precisan con claridad: j B. Say: habla del consumo prudencial, que satisface las necesidades verdaderas, huyendo de todo lo que es ficticio; Frankliri dice qué el nombre- debe prescindir de lo superfluó; pero ¿hasta dónde llegan las necesidades verdaderas? ¿Dónde empieza lo superfluó? Para fijar esos límites ¡se habla de laspres capciones de la higiene, sise trata de algo relacionado con los consumos, que pueden ser perjudiciales para la salud, y dé la cuantía de la. renta, que no debe traspasarse á no ser en casos, de absoluta necesidad. Todo esto resulta muy vagó y es necesario precisar algo más que- las obras de moral; la misma doctrina cristiana contiene, én lo que, á esta cuestión se refiere, varios pecados capitales, como la avaricia y la guUygtie se relaeio- una impresión que, de confirmarse, es 4, S Á más pesiiná: que lo de; Alcázar y Marra- T J r i a visita particular. P A U l i n a carta de Marrakés, fechada él yiérnes kés. Se. dice que un crucero francés ha apresa- D. Alfonso se separó de la Reina, yendo 16, alas, dos de la tarde, ¡nos participa que do un buque alemán que, enarbolando, otra en automóvil á visitar la propiedad que posee al mediodía, á la salida de la oración- de lá bandera, iba cargado de armas y municiones u n amigo suyo cerca de Salies- de- Bearn, reMezquita, fue proclamado Múley Haffid sultán para los- moros, y que el capitán de ese barco uniéndose después con su augusta esposa á las estaba, en poder de los franceses. dMS dos de la tarde. JÍIQ. persona qué nos lo participa, musulmán ¡Ojalá no sea cierto! -F. O. de orden, nos asegura que Muley Haffid ha ENB 1 ARR 1 TZ j aceptado á la fuerza y para evitar una anar. SÁBADO, 2 4 4 Tquía de funestos resultados: A la cabeza de los 1 a llegada. que á ello le obligaron estaban el caid Mada, MEULLA, 24, 5 T. fi -A las tres de la tarde ha llegado en autoni- el- Giavi de Mesfigua, EÍ Metugui, El Gu nV L BOGftl ENFERMO Asegúrase que El móvil, la Reina Victoria, y siete minutos des i dafi y otros de mucho prestigio. Roghi se halla en Al. negarse Haffid, se! e dijo. que- Muley Abd- Zeluám y qué stífrefrecuentes vómitos de san- pues llegó S. M. el Rey, siendo aclamados con e; -Aziz había desaparecido- de Fez, donde én gre de resultas de una herida qué recibió hace entusiasmo á su paso hacia el hotel, delante del. cual aguardaban las personalidades más efecto hace tiempo no se. deja ver, y entonces años en Tázzá. importantes de la colonia veraniega. aceptó condicionalmente y dispuesto á abdiEí Roghi, sin embargo, recibe á diario en car si el Sultán legítimo apárete. audiencia a l a puert a, ú e r, tienda de campaña. T Ve compras. J Iuley Haffid es un hombre ilustrado que oo- Después de almorzar los regios viajeros 1 vapor holandés en el hotel Palais, donde pararon, salieron en ATERÍÁL DE Óat noce bien la Historia y lo peligroso que resii Seda, fondeado coche, dirigiéndose á la confitería de Guillertana para él y para, Marruecos- una guerra civil con un descendiente del Profeta enfrente a- ver, descargará 2O8 toneladas de material de món, comprando, algunos dulces. vía férrea para las obras de ¡puerto. del legítimo Soberano Los trabajps cpmenzat án el mes próximo... jpn marcha. El comercio está contentísimo. Una vez de vuelta en el hoteí, los Reyes I as noticias que inserUmps proceden dé una Espérase la, llegada de otros barcos con el montaron en el Panhard y el séquito en el otro persona bien relacionada con el Haghzen, y se ajustan perfectainénte- al. carácter. de ios resto de material de vía, la máquina y vagb- automóvil, marchando á San Sebastián, á las tres y media. personajes. nombrados y á lo que t; s el. país Aun suponiendo que lá ambición, de la que El fuerte viento de levante que reina din BEHOVJA, 2 4 I Í N Í nunca dio muestras, se hubiera apoderado dé culta lasj operaciones de descaiga. K Sari Sebastián: JL líaffid, no por eso se ha de considerar perdido Los Reyes de España cruzaron la fronteÁb d -él- Aziz. Téngase en. -cuenta 16. que hace ra en automóvil con dirección á San Sebastián, tnücho tiempo venimos diciendo: el. Sultán pre: á las cuatro y media dé la tarde. ténde, hacer una revolución económica, -sem eEN SAN SEBASTIAN jante á la que hizo en España Mendizábál, y IE. FEZ Muchas familias europeas, han los que se vén perjudicados, saltan. á b a E d í n á d o y a á E é z 8 Á 8 AD 0, 24, i r 1 colonia. alemana saldrá ellunes próximo, T e regreso. A su vez, y por lo Contrario, tiene muchos partidarios Muley Abd- ei- Aziz. y mientras r- A las cinco y media entraban en la AveniT CIER, 24, 2 Ti Cuente con ía aquiescencia de los obierños. Confirmando da de la Libertad los Reyes D. Alfonso y doña Tiii- USFG extranjeros, podrá bandear el temporal hasta T? L DEL. RA 1 SUL 1 u n a v e z m á s Victoria, de regreso de su viaje por el Medio. -ganar tiempo, que allí es ganarlp -todo; cpmo la certeza dé la noticia sobre la victoria del día de Francia. todo lo perderá si carece de. energía y deci- Raisuli, añadiré qué causó á la mehalla del Poco antes de llegar á San Sebastián enconSultán i muertos y numerosos heridos y se traron los Reyes el coche del Príncipe de As. Que el Maghzen lo. comprende y trata de. de- lleyó muchos prisioneros, apoderándose, ade- turias, que daba su acostumbrado paseo, y COB 1 féndérse lo demuestra los refuerzos que ha más, dedinerp y de 60 cargas con. municiones. él regresaron á esta ciudad. eriyiadpá Muley el Amrañi, derrptadp pprílos. Eos Reyes y su augusto hijo fueron recibí- Cori- e, el rumor de que- los partidarios del partidarios. de El Raisuli; cerca de Alcázar, qu, e Raisuii han recibido poderoso refuerzo con lá dos con entusiastas aclamaciones. hubiera sido más peligroso que lo de Gasa- adhesión de las tribus de itegelas. blanpa, si lo que sé dijo en los primeros, ino- I na desgracia. mentos se hubiese confirmado. Por fortun A 1 pasar por el hotel Continental cayó de, no ha sido así: el número de los muertos, 18, C O N T R A B A N D O D K A R M A S? -S e g ú n noti- la máquina que montaba uno de los policías cias de pro- ciclistas que seguían al Rey, sufriendo ligeras lo acredita. cedencia inglesa, que se reciben de Casablan- contusiones. Situaciones peores que ésta ha pasado Ma- ca, el crucero francés Du Chayla ha capturado rruecos, saliendo adelante; muy valientes cerca, de la costa un barco alemán cargado de y guerreras son las kábilas bereberes; pero po- fusiles. Se asegura que dicho barco navegaba con i cas veces abandonan su terruño, y en éste, como se les castigue bien y después se les tra- pabellón español y que el capitán que lo mandaba se halla detenido á bordo del Du Chayla. A noche, á las ocho, llamó la atención de un te con cariño, fácilmente olvidan lo pasado. En nuestra guerra del 59 al 60 pelearon con zapatero que vive en los Cuatro Caminos TÁNGER, 2 4 7 T. tra España algunas kábilas rifeñas y las de A COLOTV 1 A DE FEZ La colonia europea la presencia de una mujer acompañada de una Anghera, Wad- Ras, Benider y algunas más in ha salido hoy de di- niña pequeña. significantes. Del resto de Marruecos sólo lle- cha plaza, escoltada- por el Sherif de W Como le infundiera sospechas de que fuese l h i f d Wa ssan, varon, contando el Ejército regular, 11.000 hom- embarcándose con rumbo á Huarache, donde la niña desaparecida en la calle del Amparo no bres los príncipes Muley Abbas y Muley Ha- llegará el día 30. hace dos días, hízola detener por una pareja med. Y eso pasa siempre. Desde Xarache los europeos, pedirán á. sus del Cuerpo de Seguridad. Si se formalizara la guerra civil, sería una respectivos Gobiernos el envío de buques de Conducida al Gobierno civil, el Sr. Millát locura mezclarse en ella y una falta de patrio- guerra p a r a recogerlos. Astray la interrogó, afirmando ella que la niña era hija suya. tismo y de honor nacional olvidarlos intereses que allí tenemos y que hay que sostener á todo j y i U L E Y HAFFID Se h a confirmado oficial- Pero como incurriera en algunas contradic, mente l a solemne procla- i ciones, se la interrogó de nuevo y, entonces trance para defender á nuestros nacionales, para no perder lo que poseemos y para no con- mación de Mulev Haffid cdmp sultán de -Ma- confesó que r; ibía encontrado á la niña en e? vertirnos en un sandwich á propósito para ser rruecos, efectuada el día 16 p o r los jefes de, la cine de la calle de la Encomienda; que se la región de Marrakés. llevó porque le fue simpática, y no hubo me tragado por cualquier ambicioso. Después de constituir su corte, Muley Haffiu dio deque dijese más. L, o particular del caso es que la niña, al Oero ixo hay que pensar en ello; con pruden- nombró califa d e Fez á s u hermano, M- uléy desaparecer, estaba. descalza, sin camisa, y sin cia, con paciencia y con calma confiemos, Mohamed. r Este se halla preso actualmente p o r ordea más ropas que un delantal negro, y al encon como los sultanes marroquíes y como un gran trarla- iba layada y peinada con esmero, y adepolítico español, en el tiempo; tal vez éste de- fiel Sultán Abd- el- Aziz. más llevaba puesto un trajecito nuevo y tulas muestre que no es tan fiero el león como le S. S. I O N pintan. U R M A E N CASABLANCA H o y hubo botas bjan cas. El deber de España es cumplidlo acordado gran alarma! L, a müjé r en cuestión se llama Adela Briíbuy I, ámadre déla niña desapareada fue llamaen Algéciras, sin Retroceder y sin adelantarnos en Casablanca, producida porque algunos esen nada. De ese modo no nos arrepentiremos pañoles creyeron ver á los moros avanzar so- da al ibierno civil, donde aquélla le fue ea tregada, bre la plaza, anana aprovechada, Terminado el desayuno de los: Reyes en el hotel Gassion, salieron á dar ún paseo por la ciudad, ye. ndo después á visitar el histórico castillo de Enrique IV. El público ovacionó á los Reyes á la entrada y salida del hotel. A las pnce y diez minutos emprendieron los Reyes su viaje. l, a Reina Victoria, acompañada de la duquesa de Santo Mauro y del coronel- Miláns del Bosch, montó en- un Regnault, y emprendió el viaje. La dueña del. hoteí, al partirS. M. laeniregó un hermoso ramo: de flores. El Rey salió algunos minutos después, acom- panado delduque de Santo Mauro, ocupando un Panhard; NOTJGl. AS feJMPRESIONES E n e t a s DE rANGER s i ó n LA N I Ñ A DESAPARECIDA