Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 809 A B C. JIIEVÉS 22 DE AGOSTO DE í 907. OCHO PAGINAS. ÉDlCIÓKi í PAC 3I NA 4 ligeranda y será buen escíitor mi coaiunicáate eso el plural: Hoy hacen- Hoy: í eunip ¡en (tati- nOlPLÁS DEL JlíEVES: anóniuio, á quien agradezco ía ámabíé reserva- tos años, tantos meses y tantos días) Sinf u, de sus indicaciones (prueba de au sana inten- lar en estotro caso: ÍHÍZO un año Se cumplió- i ción) y él favorable cóiícépto en que dice té- un año. Así lo usa nuestro vulgo rústico, (jüé H a m uerta otro torero; nefilie, y á quien respondo en público porque habla mucho mejor y con más riqueza de giros Soñó con los honores, no puedo de otra manera, yo le explicaré por y frases metafóricas que nosotros. los leí os y el oro, los aplausos, escribidos. Díéelo hablando: ¿Son de mucho qué, contra la general cosLUtnbre deaüora, em, los ¡vivas! y los, oles tiempo esos ítiuletosP ProntO a íf dos años. pleo el verbo haberi y üo el verbo hacen r ca, y le borró los sueños sos tales como esos que cita. No éatré, á buen Y dícelo cantando: como á otros muchos pobres seguro, en análogas explicaciones con cierto Por San Juart AíSíj un año la sangré d e sus venas magistrado esdrujulizante que decía el hecho que te quena; saliendo á borbotones. má 3 firme estoy ahora punible y -disparo de arma de fuego metién, La fama veleidosa que el primer día. dose de hoz y d é coz entre loa aludidos por el no é. sculpirá su noinbre Y pues ya hay valiente rato qué empecé á para ensalzar proezas maestro Hartzenbusch en su linda fábula de en mármoles y bronces, tirar de pluma, como malamente dicen los que El sastre y el avaro: y á que el recuerdo triste no oxigenan y robustecen su habla, siquieHay gcíite. que dice cofe fíi se esfume, pierda y borre, ra á vez por año, sacándola al sol y al: aire de y spígi amá y esíaláctita, ayudarán hazañaspupitre, méndigo, sutiles, los campos y cruzándola én largos coloquios hostiles, corola y auriga. de huevos campeones, con la de los campesinos, quede esto aquí y Se oye á jtiuchísimos péWío, que lucirán airosos pase por carta y explicación para uii encubiery alguno, pronuncia íji ¿rmpíí; í? sus trajes de colores, to amonestante, á quien, porque holgaría rüudiploma, erudito, perfume, haciendo ante las fieras. cho de conocerlo, suplico que se sirva Í echar Pérsites, Tíbulo y Sávedra. galleos y reGortes. hacia abajo el embozo. Y como ahora, estamos con las manos en la Guando en la arena ardiente, EL BR. FRANCISCO DE OSUNA nasa- y hay por delante algunas mimbres y aldonde. la sangre corre, Ll 1 gún tiempo, contaré eso del magistrado. Pedia valientes y gallardos yo justicia con costas, etc. jurattda y protestando peleen ótrós jóveiíes cómo üii carretero, ante el tribunal dé tina de qiie buscan, las riquezas aquellas Audiencias que llaftiarotl de perro chiblandiendo los estOíiies, El día 3 3, festividad de Santa Üosáde Eittiá, co, y cierto día me dijo, afable y prQteetorala multitud, absiosá celebrarán sus días la condesa de Mirasol, Gasa mente, el dé los esdrújulos: de loS cruentos goces- a. plaudirá rugiendo- -Bachiller, noto en siis escritos tifia ihco- Miranda y Belchite. Vizcondesa de Urquéza. sin acordarse éntonéés; rreccionciila que necesita etlíiiieEidá. A, Stro üo Señoras de Baiier (D. Gustavo) ázquez, de los toreros mUértOs, lo diría, pero. á usted sí, póf tie eá ü a póÉo íiyittda de Alós, Maclas, Bonafós y Figueroa, teratoi eñ los bfutales élio. ques. X íóréUte, Pérez: Seoane, ¿ayas, Calderón y ¡N o t a r á Usted tatitas! áíjé yo. V e r d a d q ü e h p es extrañé) -Por lo pronto- -respStíáiÓmé nótó ufíaí OzOres, Saíi Mílián y, E. de la Préssa nee Pe que el pueblp, se, álbor 6 e, y que en Í suplico dice usted síétüpre: Suplica á IIÍGO) q- üe de emoción pálpité. a Seaeritás de- Nombeía, Jardón, spété, Rala Sala que se sirva de ácoídaí, ó de proveer al par los, éorazories... niós; PoWéry SpOttoruO y MáUri. i, é: á, deseamos y ese tíf sobra á todas lucéá. porque la lucha es grande, -Piles para que Tisted; eofíózéá a u n p e e á d o f ñiüehagíflieídades. porqué ante él riesgo encivni- fía faílécidó: en Madrid el reputado doctor empedernido- -repuse yo áSüíigndó: fió rae ha, dé! miedo las cadenas D. Federico Eletget, persona qué gozaba de rail suprimir ese de cuantos afán y c a v pof el entusiasmo iOinpe, muehas y merecidas simpatias. y, entre el bullicio loco que, en xealidad dé verdad, no sobra. que Reciba su íahiilia nuestro SéíltidO pésattíé. se olvidan los horrores sobra dé todo eíi todo es Uiió qiié tiátéá y sus y agítanse las almas fin Puente Senil h a dejado dé existir, caücompañeros sueleti poner e a i a á Sctítéfiéias: tornándose l e r o c e s Fallamos: qué debernos ¿fe eóndtHáí i v sáiidc general Sentimiento, doña Carmen P amientras el coso, atruenail diiia, éondesa de Casa Padilla. ¿Dice usted que está d e íaáS ésa préf 6 isilbidos, maldiciones, Se Italia, e, n IvOndres, pasando una breve tetádon? estruendo de palmadas- -Eso digo, y o wí digo ésto ótrO: qüié, éáS porada, la duquesa de San Carlos, camarera y estrépito dé golpes. itíayor de S. M, la Reina, y sus hijos los conle va á dar motivó el mejót dia á que les c asetl Lo extraño eS que, pasadas á u s t e d e s iina sentencia, por célibe tie ella sé des del Puerto y dé la Unión y los príncipes las fuertes sensaciones, CléaSénte dé Metternich. quiera ser. y llena ya dé sangre- ¿Cómo es ésóP- -dijo ásómbrads tíii hoiár la, copa hasta los bordes V H a n marchado á Céstona, San Sebastián y bré aloirme tal disparo. i. no surja una protesta liárritz el oficial mayor de Esta- ¿Cótíio... jCómiendo! íéspoadí. i 5 r í? í doi D. Francisco Síesonerodel Consejo y Su hijo de horror ante ese joven Romanos, indica y denota probabilidad, y, por ende, iü- t) Ramón. qué yace en el camastro como una masa informe, éertidumbre; así, el decir: Fallamos que ¡y aún sigan esas fiestas mos de condenar vale tanto como decir: Famuy típicas- muy nobles, llamos que probablemente merece él píoeesái UN CICLÓN EN PORTlíGAL pero eii las cuales pierden do está, condena qUe le encajamos éttciilia, POR TELÉGRAFO ÍA vicia tariios hombres! aunque de, ello no estamos segaros, coiuO genUSBOA, i í 9 N. te que no sabe lo que se pesca SiNEsio D E L G A D O Con ésto qiiedóse algo Gdfrido mi intei- loéii- í t i í agos Algarve) se desencadenó esta tartot y sin ganas de preguntarme por qué no de un violento ciclón. tJli fuerte viento abrasador ¿é Sudeste á sobraba el de de mis stcpücos. Y vamos al haber y al hacer; que, aunque hoy Noroeste derribó postes, árboles y. Ghimeneas de las éasas. día para los más, como para el poeta de ¿TaOTí, os tráüsetíntés se arrojároií al suelo para, panone, no ser derribados, DE N U E S T R O GORSÍESPONSAL ESPECJAL DE SOCIEDAD timos amigos para pedir consejo é i n s t r a c ciones. Uno y Otras llegaron claras, y preí sa pero ya fuese porque el mensaje no los tiausauíicra fielmente, ó porque el cardenal no los entendiera bien, ó que le faltaran fuerzas en él p. eciso momento para atenerse á lasinstrucc 0 né. s, ello fué qué las cosas sucedieron de modo diámetralmente dpüéSto arcóme) debían haber sucedido. El cardenal; que debió limitarse á tl, a: 5 Íttii pie visita de cortesía al Rey inuiediataméuté, después de SU llegada, aceptó la invitación que para comer á su iiiesa le había dirigido el Monarca, caso que no había ocurrido ni en Tufííi, desde l a ruptura de relaciones entre l a dinas- í tía reinante y la Santa Sed. e. Grande fué la iinprssión producida por este suceso y grandes también el triunfo de los con ciiiadores, el esqándalo de cuantos GoaSagraban su fe á los conculcados derechos de la Santa, Sede, y la. molestia del Padre Santo, molestia de, la cual t u v o noticia directa el cardenal S. vampa. E n el terreno soeiaí se, dejó dominar, cíéttó que con recta intención, p o r u ñ a simpatía: hacia los demócratas cri. stianos y hacia su ótga. vo pTincipal, L Avvenire d Italia, á los Guales constantemente, dio pruebas de excesiva benevolencia, que alcanzaba á los eleriientos luás significados de aquel partido. No se habrán olvidado los escándalo. s producidos en el último Congreso católico italiano verjficado en Bolonia bajo lOs auspicios del cardenal arzobispcí. Con la muerte de éste pierde el partido democrático cristiano de Italia uno de süs más valiosos protectores. A C A M P A N A AN- La campaña áñticlé TI íiau- r iicáí s i l S é i t á d a éó J J i l i i E í M h l i nuestro país con lá revelación de, graves escándalos descubiertos éii un instituto regido por seudoreligiosas, y G 0 n la invención calumniosa, de otros escándalos atribuidos á monjas auténticas, empieza á disminuir en intensidad. í í o podía ocurrir de otro modo desde. que hs sido conocida la falsedad monstruosa de tales áCusáciohes y el indigno rnóvil de la Gáinpaña, Gaya: Gausa principar h a sido el odio seGtari eonttá ía Iglesia y sus instituciones. GIUSEPPÉ fl 0 B ELBANDdiERlSMO EN TORREDONJIMENO T uestro corresponsal en Torredpnjímeaoüos remite por carta copia de un telegrama que expidió endiGha población el día 1.9, y qué le fué de- vuelto desde Madrid el mismo día Í 9, advirtiéndole qiie quedaba, sin curso. El citado telegrama dice así: Dos bandidos á caballo, armados c a d a u n o con dos revólvers y una escopeta, representando tener cada uno de los bandoleros veinticinco- y treinta años, de edad, se presentaron en el cortijo llamado Castil, situado en el término de Torredelcanipo. Les, ladrones exigieron al propietario del mismo, el vecino de Torredonjimeno J u a n Sánchez Mármol, una gruesa suma, pero aquél trató de, dem ostrarles su falta de recursos. Los bandidas le emplazaron entonces hasta fin de mes, con grandes amenazas si p a r a l a citada fecha no leS e n t r e g a b a ¡a c a n t i d a d de 5.000 pesetas. También exigieron dinero a l propietario D. Pablo Martínez. Con este motivo ha cundido la alarma entre los propietarios de esta comarca, muchos de los cuales han recibido amenazas de que serán incendiadas süs fincas y robado su. ganado si ño eiítregan á los bandoleros determinadas cantidades. DEL Y A T I C A j El, és éJítraordiriario éíi lyágos. pues unamúnicamente (Patented Áugust ¿eth igóf) sH t se va teniendo á gala el desdeñar todóiq gramatical y Lexicológico, uso fácil y cotíiodí iíaó porque ahorra despestañarse estudiáildó, todavía quedan personas curiosas que gustan dé p r l concierto con las Saéraméntales. hablar y escribir á lo de la tierra madre, y s o Dentro de pocos días se- firmará la escrien esta endiablada jerga que vamos tejiendo y tura entre los representantes de las Sacratnen que parecería gringo y perra jerigonza á, Cer- tales de Madrid y el alcalde, Sr. Sánchez de vantes, si volviese á mundo en que tan mal Toca, por la cual aquéllas conciertan con el le fué. Ayuntamiento, por tres años, el pago de los dePregunto: ¿Tendrá mi comunicante por co- rechos municipales por enterramientos. rrecto el decir que tal ó cual cosa acaeció tres Abonarán 250.000 pesetas anuales y efectuaaños M ó a doS semanas ¡Claro, que sí! rán el ingreso de la primera, una vez que haPues bien, ¿qué es ese ha? ¿Es, por ventura, del yan firmado la escritura. vpxho hacer? ¡imposible! Es, sí, del verbo haber El cOticierto logrado por las gestiones del secomo impersonal; ss hay, en su forma apocopa- ñor Sánchez de Toca anula, por consiguiente, da. Y ¿cómo, entonces, dirá bien el que diga los efectos de la sentencia del Tribunal Supre tres años ha y dirá mal quien dij ere Lhay tres mo, apoyada, en la cual las Sacramentales, efecaños tuaban enterramientos y. no satisfacían dereY cuenta que yo, hay media docena de ellos, cho alguno al Municipio. L, pensaba en punto á este pormenor lo mismo que mi corrector anónimo; pero viendo y re- I os carruajes de plaza. parando, he caído de mi asna é í d o m é c o n l o s a dirigido un buenos: con todos nuestros clásicos, que lo de- oficioEl Sr. Sánchez de Toca hdicho. servicio á cían como yo lo digo después de ganado por para quelos concesionarios de de condiciones con arreglo al pliego su enseñanza. entrega al Ayuntamiento de el maVéanse estas níuestrecitas, que sería facilísi- hagan de que disponen, puesto g- aetodo carruaterial los mo centuplicar: jes todos sé tienen qué ajustar a l m o d e l d q u e Años había q x trataban de entregar el reino exige la Alcaldía. á los príncipes de Berbería ó al Turco. (Don iva entrega Se hará por partidas dé 40 coches Diego Hurtado deMendoza, Giierrade Granada) cada una, dentro del año actual. Habrá tres. días que recebí una carta de Para el i. de Enero de 1808, los 650, coches vuestra ínercéd... (Santa Teresa de Jesús, Carta objeto del concierto, deberán haber sido acep 4 Casádemonte, Burgos, 14 de Mayo de, 1582. tados por el Ayuntamiento, que eligirá que ¡Oh, válgame Dios y la Virgen Nuestra Se- los cocheros vayan uniformados y que aquéñora, en cuya víspera de Su asunipción estoy, llos sean de priiner o r d e n escribiendo esto, no fewíiíi cuatro días que Los 10 coches- automóviles deberán funciolo coriiencé! (Morovelli de Puebla, Anotaciones nar también desde dicha fecha. á la política aeDtos, ásQueve áo. Los concesionarios deberán entregar una bi yp- mal no me acuerdo, debede kabertaá: fianza de 25; oop pesetas á responder de las fal, de veinte anos. (Cervantes, i) í) Quijote, II, 28. tas que puedan cpmeterseen el servicio y ade Sabrás, señor, que en la; pérdida de Cádiz, más pagarán el segundo semestre actual con que sucedió 40 ¿r quince anos, perdí una hija. arreglo al nuevo canon, por haberse compro (Cervantes, La española inglesa. rnetido á hacerse cargo, del servicio al día siConsecuenteíuénte, la. Academia dice en su guiente de otorgarse la escritura del concurso. léxico, artículo haber: Denotando transcurso de tiempo, hacer. Ha cinco días; poco tiempo r ONFLÍCTO ENTRE DOS a -íí diez años Peto ¿estará asimismo bien empleado el verCORPORACIONES bo hacer en ésos mismos casos? Esto es harina POR TELEFONO de Otro costal. I, a Academia le atribuye, entre BILBAO, 2 J C) N otras muchas, la siguiente acepción: Haber transcurrido cierto tiempo. Hace tr s días; ayer 1 a Diputación provincial, reunida eu: sesión éíkí u n m e s mañana ¿ara dos años Así, es privada, ha acordado desmentir, en absociertamente; pero antójaseme que en cuanto á luto la referencia qué el alcaldey los comisioese uso del verbo hacer hilaban todavía más nados municipales hicieron, én sesión pública, delgado nuestros escritores del buen tiempo. al con minar al Ayuntanaiénto la éhcrevista que habían celebrado con la Comisión provincial. Entre amigos con verlo basta. Dos muestras: ííoy: ¡2; írí? 2, según mi cuenta, quince años, Después una comisión de lá Diputación fué an mes y cuatro días que llegó... (Cervantes, á dar cuenta al goberaadór dé la sesión celeLa ilustre fregona) brada. V ...qué yo digo á vuestra merced que BIÍS E l conflicto entre el Ayuntamiento y la Di. trabajos son tantos, desde éste Agosto pasado putación. Se agrava con éstos acuerdos, aunhiso un año, y dé tantas maneras, que me fuera que no ha adquirido aquél gran trascendencia harto descansó poder ver á vuestra merced. en la opinión, por hallarnos en esta ciudad en Santa Teresa, Caria P. Hernández, Avila, 4- pleno período de fiestas. i e Octubre de 1578. Las empresas de espectáculos han abonado Como vefflos, nuestros buenos escritores usa hoy el impuesto especial, que fué eaüsá origi, ban el íáfír en el sentido que se indica, pero naria d l eonflict- o. sólo cuando había de c v i k cumplirse. VQX que diga fl ecfo 6 e ecfo es igual en su concepto, ROMA, J 7 AGOSTO IC) NOTAS MUNICIPAL ES A S A N T A S E Ü g En la ruptura de réla- clones diplomátÍGás entBOUlVÍA tre la Santa Sede y lá República de Bolivia, de que ya dio notÍGiá él telégrafo, se atribuye toda la responsabilidad á aquélla, Cuándo sólo debe atribuirse á un exceso d e susceptibilidad por parte del Gobierno boliviano, que ha creído ver una injustificada ingerencia de la Santa Sede en los asuntos interiores de la República en u n a carta pontificia que, censuraba algunos proyectos dé ley referentes á la libertad de cultos y al matrinionio civi! es decir, á doS asuntos qué ofrecen tan vivo interés para la Iglesia, y en los cuales tiene paríicular competencia la áutoi idad éclesiástica. No tiene, pues, nada de extraño que lá Santa Sede haya, creído deber suyo, dirigirse á la República y á los católicos de Bplivia, del mismo modo que acostumbra á hacerlo en Gircunslancias análogas para con los Gobiernos y los, católicos de todas las naciones Por otra parte, el actual representante de Bolivia, cerca de la Santa Sede, es tan avaro de sus, visitas á Ronia, y á tal punto prefiere otra re. sidencia, que las gestiones directas entre su, Gobierno y el Vaticano son dificilísimas y rio ciertamente por culpa dé la Santa Sedé, á la cual no se lepíiéde reprochar qué haya tomado la palabra acerca de asuntos sobre los que no podía callar si había de, cumplir con su d e b e r BOLSAS DEL DÍA 21 HOY D I A 2 Q DIFERENCIAS COTIZACIONES DEJMDRi Interior, al- contado, Serio l í -en. diferentes series id lateriói ñ n córrietíte id. l a t e r i o r ñii p r ó x i m o AmortizaljiQ, Serie F excupón) -en diferentes series, carpetas... Obüsj- ácíones del Tesoro, A y a n t a m i e i i t o de Madrid. Kesultas. Expropiaciones del interior. -Oódulus del ensanche Obligaciones do l a ü i p a t a c i ó n Madrid. Banco do Jüspaüa. Banco H i p o t e c a r i o Banco iiASpano- Amoricanó Banco Español de Crédito i, A r r e n d a t a r i a do Xabítcos. Socied. G r a i Azucarera. Preferentes. Ordinarias. Córlalas dol Banco Hipotecario O A K B I O S Franco. liibras. Interior, ñ n de mep A mOitizablo BancoHispano- Colonial Acciones. l í o r t e s -Alicantes. -Órenses 81,40 8- 2,95 81,50 100,60 87.75- -0,80, Es. de esperar, por tanto, qUé el Gobierno boliviano acabe por comprenderlo y encuentre; el niOdO- dé yo ver decorosamente lo más pronto posible sobre una determinación adoptada sin reflexionar é inspirada por una ináta inteligencia y porcuna susceptibili- iad injtistific a d a A M U E R T E D 5 L C A R- o t r a vez está dé luto el Sacro CoDÍJ: N, AL S V A M P A legio, ahora con motivo del falleciinieutp; del cardenal Domingo Svampa, arzobispo de Bolonia, de quien debe recordarse y elogiarse, co; no se h a h echo estos días, el selecto ingenio, lá. vasta cultuia, el celo pastoral, y la afabilidad y la cortesía que tan apreciado le hicieron ser de sus diocesanos. Sería falsear la Historia no recordar que algunos episodios de su vida demuestran que en el terreno p o l i t i c o y social no tuyo siempre clara y exacta intuición de los nómbré. s, d é l a s cosas é de las circunstahoias, y q u e alguna vez sus actos, inconscientemente tal: vez, involuntariaineut de fijo, traspasaron los límites de la oportunidad. y le, valieron en áltós lugares criticas realmente merecidas. E l episodio más elocueíite á éste respecto fué el de la visita regia á Bolonia. Tratándose de una, ciudad la más insigne d é los antiguos Estados de la Iglesia, y siendo su Pastor un: pur purádo, la situación era asaz difícil y délicadaj por esto, apenas fué anunciada Oficialmente la visita, del rey. Víctor Manuel á. Bolonia, él cardenal Svampa, que eomprendía que su sitúa- ción iba a ser no y a difícil, sino- insostenible si faltábala las consideraciones debidas al augusto huésoed, envió á Roma á uno de sus ín- 1 (18 (50 4, 1 8 J, 25 41: lu 3,20 14 Zi, 7 +0.16- f- 0.08 81,03 -0,87 62,35 4- 0,3; 8 J, 2 J- P JE, 23,50 Interior. i. t i- xterior. B o n t a francesa Ruso nuLGvo Turco Argentino, 4 por 103. ÍS 93. Brasil, 4 por 100, 18 SÜ Norte Zaraófozas i- i And; iiuce. s Cródito ijionés. Banco Is icional do M ó j i c o JMatropoIiEauo. l í í ó t i n t o i Xiioríison. Do Beors Tháriíis Gbldfields. Rand Minos. 71,75 91 94, Íi) 86,05 9- 1,05. 79, -d 261, ÜB; líl 102 iíi, 6) 4 0,05- -0,10- 0.02- 1- u, 8- f- 0,16- 1- u, 10- t- 0,45- -1- 1- -2 9.9 á SSl +i -1 4- 1. 4- COI