Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 8o3 A B C VIERNES 16 DE AGOSTO DE JQ 07. SEIS PAGINAS. EDICIÓN i. PAGINA 4 ARRIMANDO i EL ASCUA iwTo creo que los incidentes belicosos de la 1 costa occidental de Marruecos sean otra cosa qiie la repetición casi anual de sucesos propios de un Estado bárbaro, protegido en su barbarie por los celos y envidias de otros Es tádos civilizados, de los cuales está el primero demasiado cerca. Es natural que semejantes alarmas se repitan con más frecuencia después de la Conferencia de Algeciras, que, destinada en realidad á evitar un choque entre Potencias etiropeas, no podía ser, y no fué, una advertencia seria para el Sultán y los jefes de tribu, sino al contrario, una esperanza para unos y otros, de que la acción civilizadora habría de verse como nunca paralizada, y como siempre, impotente. De todos modos confío en que el instinto político del Gobierno marroquí- -de algún modo hay que llamar á lo que allí hay, -la fuerza y sensatez de la opinión francesa y la prudencia del Gobierno español dejarán reducido el asunto á las modestísimas proporciones, que son de desear por parte de todos. p e r o sitpougamos que me equivoco; que las tribus mortsñesas, excitadas por predicaciones políticas y religiosas, mal contenidas por u n Sultán débil ante los infieles é impotente contra un pretendiente al trono, y conscientes de las ventajas de que gozan para una guerra irregular, hacen ésta indispensable para lo que hemos convenido en llamar el honor nacional, y que Francia y España se consideran en la necesidad de emprender tal guerra. En tan lamentable caso, ambas naciones tropezarán con el grave inconveniente la primera, con el gravísimo la segunda de hacer campañas de mero interés diplomático, no popular y nacio: Dal, con tropas de servicio obligatorio. Francia, con soldados forzozos; espumados por la redención á metálico, España. En estas condiciones los dos Estados, á pesar de su radicalismo casi socialista el primero, y de su igualdad ante las cargas comunes el segundo, cometerían una enorme iniquidad agravada por la pequenez del número de los sacrificados respecto al total de los ciudadanos que consienten la guerra y disfrutarán de sus beneficios, si los hubiera, y esta iniquidad sería mayor en España que en Francia, donde al menos no se exime nadie del peligro por un puñado de pesetas. prscribo con todo desahogo, porque creo que no habrá guerra, pero la mera posibilidad hay que aprovecharla para decir, que en adelante toda nuestra verosímil acción militar será del mismo género que ésta en que me ocupo; y que semejantes guerras no deben hacerse con soldados forzosos. Y no sólo por razón de equidad (que no suele ser muy atendida por los que sierran desde arriba) sino de eficacia. Es el caso que la nación, que ha sobrepujado en poder imperial á todos los imperios de la historia, h a rechazado el servicio obligatorio con u n a constancia y entereza, que h a n derrotado á los profesionales, que sólo veían un aspecto, el menos importante de la cuestión. Con ejército obligatorio perdió Inglaterra sus dominios franceses de época lejana, y con ejército voluntario h a adquirido y conserva su colosal dominio ultramarino. Claro es que con otras cosas también; pero no cabe duda de que la iniquidad de hacer guerras diplomáticas con soldados forzosos debilita el asentimiento nacional, qué es la gran fuerza. JENASI. 3 L A S UNA FABRICA VOLADA POR TELÉGRAFO í. I a fábrica de dinamita de Doenitz, sobre el Elba, ha volado esta mañana á las seis y tres cuartos. Todos los habitantes de la población han abandonado siis casas. 1,3. fábrica está ardiendo todavía. El número de los heridos asciende á 80. Se ignora si hay muertos. Por efecto de la explosión, todos los cristales de las casas vecinas han quedado destrozados. ni NOTAS MUNICIPALES 1 uversión de créditos presupuestos. en los Para evitar la confusión observada requisitos que han de preceder á la inversión de los créditos presupuestos y procurando normalizar la marcha administrativa del Municipio, el alcalde presidente, Sr. Sánchez Toca, ha dispuesto que todos los jefes de las dependencias municipales soliciten por separado, mensual ó trimestralmente, la cantidad necesaria para cada obra ó servicio; expresarán el crédito del presupuesto á que tiene aplicación el asto. Informado por la Contaduría, conocerá del asunto y lo resolverá la Alcaldía. Después de realizados los suministros, el jefe de la dependencia dará cuenta de la recepción de losj materiales ó efectos en el expediente del pedido, en cuyo documento se hará constar, bajo la responsabilidad personal del jefe de la dependencia, que el suministro se h a hecho por el número y clase que fueron objeto del pedido. Cuando se trate de oDras o servicios nuevos jio determinados expresamente en el presupuesto municipal, pero que puedan ser realizados con aplicación á un crédito legislativo, el jefe de la dependencia formulará el oportun o presupuesto y pliego de condiciones de subasta en su caso, para que, previo dictamen d e la Comisión respectiva, adopte acuerdo el Ayuntamiento sobre ejecución y aplicación del gasto. E n el proyecto de presupuesto para el año venidero, se establecerán con separación absoluta los créditos de jornales de los maleriales cuando la mano de obra haya de realizarse con operarios de la Villa, expresándose en las partidas de materiales la clase y cuantía anual. Se expresará también con todo detalle cada- ana de fas obras ó servicios nuevos, y su importe, en el caso de nó haber s i d a a p r o b á d a lecencia prolongaaa con su descamación correspondiente. J a dolencia es de cuidado, perií enrabie; sólo exige reposo y sudar. Y yo te ase- guio que te liaré sudar si siyues leyendo. Tú has sido víctima de una coquetuela probablemente; de esas que gustan ser amadas por su e: entil figura, una boboncilla presumi 4 V, í- 4. da, que en el fondo te querrá todo lo que pueda ser capaz de querer, pero con quien tú no congenias ni poco ni mucho. Pretendiste formar su espíritu á tu imagen y semejanza, y la niña caprichosa y mimada te h a demostrado con hechos una y otra vez que á ella no la domina nadie. ¡Eso cree la muy iiiocente! Ya se encargará el tiempo de probarla lo contrario. Tú has sentido la herida, y poco te falta para que él soio constituye odo un gaexclamar con Chateaubriand: Unapasión sincera y desgraciada deja en el- fondo del alma binete de trabajo? una levadura venenosa, con la cual se podría emponzoñar el pan de los ángeles. Y un Empleando este mueble, todos enjambre de ideas lúgubres y trágicas han vuestros documentos estarán clasicruzado por tu magín. ¿Ves como lo adivine todo? ficados, y siempre al alcance de la Has sido educaao por una santa señora, muy mano, y así podréis trabajar fácil y cristiana y muy buena. Si ella viviese no necesitaría escribir estas líneas. Sobre su pecho cómodamente. habrías llorado, la habrías confiado tus penas el amor que ella te tuvo, Cuando tengáis que interrumpir un trabajo, será suficiente que bajéis y, contemplándola con cómo debe de ser lu fuhabrías comprendido el rideau ó persiana para cerrar automáticamente todos los departa- tura compañera. Tranquilízate y escucha. No olvides que el mentos del burean: cajones, casilleros, etc. amigo verdadero es aquel que no nos pasa nada y nos perdona todo, como decía una gran amiga mía. Yo te perdono que abomines de la triste vida; pero no paso porque quieras desprenderte de ella, ni quiero que odies ni seas vengativo. ¡La triste vida! No hay más tristeza en el mundo que la nuestra. Oyendo un alegre pasacalle popular, se me agolpan las lágrimas á los ojos, pues lo escuché por vez primera estando Al levantar el rideau encontraréis gravísima una persona querida. E n cambio, cierta sonata de Beethoven, bien melancólica el trabajo tal como lo dejasteis. por cierto, me inspira ideas gozosas siempre, ¿Has de renegar de la existencia por ese motivo E Bureau Cosmos se desmonía instantdneamenle, amoroso de tu vida juvenil? E n modo alguno. Con la amistad, con los amorcillos, sucede lo que consoló retirar algunos tornillos. con los dientes y muelas: sepicart cuando se les Se le traslada con toda facilidad, pues rueda sobre bolas descuida por abandono punible. Un dentista inteligente los sana y todo va bien; pero cuando la caries llega á lo hondo, no hay más reINSTALACIONES C O M P L E T A S medio que operar. Es doloroso el tal tirón; D E ESCRITORIOS pero no faltan anestésicos salvadores que nos insensibilizan de momento, y aunque de pot P R E S U P U E S T O S GRATIS vida se siente el hueco, la alegría de verse libre de aquel dolor, no exento de peligro, es PÍDANSE DETALLES una verdadera compensación. F A B R I C A E N N U E V A YORK Hace tiempo que deseaba deciros á los inCASAS EN LONDRES Y PARÍS tatos papas cuatro cosas al oído. Me duelen los ojos y los dedos de leer y de escribir que la mujer ha nacido para el hogar doméstico, que l uesho gran álbum ilustrado se envía contra 20 allí tiene su teatro, su asiento, su trono, según sentimos en sellos (eastos de correo) frase de Pi y Margall. Estamos diciéndola esto hace muchísimos años, y yo creo que empezamos á aburrirla un poco, porque el otro factor del hogar, que es indudablemente el hombre, no se cuida absolutamente nada de él; es más, DIRECCIÓN D E AGENCIAS: B U E N PASTOR, 2 ACCESORIO, SAN SEBASTIAN la educación masculina no se ocupa de crear SE F A C I I I T A N C A T A l O e 0 9 CABALLERO DB GBACIA. MÚUS. 3 x X 3 ÍHABRID compañeros para la mrijírr, cría la mayol parte COMPAÑÍA DE MÁQUINAS DE BSCRIBIR OLIVERO de las veces tiranos egoístas, sin más pragmátieas que su capricho. Y si es verdad que la madre influye en el anteriormente por el A untamiento la realiza- Gómez, Sáinz de la Maza, González Conde, ción, deberá proponerse antes del nuevo año Sanchis, Costa, Cincúnegui, Fernández de Cór- hijo, en aquélla influirá el padre. Por mucho que busquemos hombres cabales en ese sentipara que pueda tener eficacia legal la consig- dova y Patino. do, no los hallaremos en la suficiente propornación del presupuesto. Hoy de la Prohibe á todos los jefes de los servicio? á muerte se cumple el sexto aniversarioZavala, ción, y como y o me propongo tranquilizarte de Osma y tenor del art. 3. de la ley d e a s ie Junio de duquesade doña JoaquinaCastillo, y con tal mo- por completo y deseo tu felicidad, voy á dede Cánovas del cirte algunas verdades de gran provecho en i88o, dar ó conservar á los servicios mayor exdirán misas en sufragio de su alma, en cartas sucesivas, que deseo aceptes con la mistensión de la que permitan los créditos legis- tivo se iglesias de esta corte. ma fe con que tomabas de niño las recetas de lativos. Cuando ocurra la necesidad de hacer varias Descanse en paz la ilustre dama. tu viejo amigo, algún gasto para el cual no haya crédito en EL DR. FAUSTO presupuesto ó sea insuficiente el consignado, La distinguida esposa de D. José Gasset y se solicitará en último caso un crédito extra- Chinchilla, secretario de la Sociedad Editorial, tea ordinario, y en el seguiido, un suplemento de h a dado á luz con toda felicidad una hermosa LA ISLA DE CORTEGADA crédito, indicándose en la misma petición la niña. POR TELÉGRAFO economía ó crédito de la misma dependencia PONTEVEDRA, 15, J M Se han trasladado de Zuazo á Biarritz el conde que podría obtenerse la cantidad necesaria. U oy se celebrará el acto de firmar la escritulyos jefes de servicio que cpntravinieren esta de de San Félix y el duque de Plasencia. ra de donación de la isla de Cortegada á disposición, serán personalmente responsables Sus Majestades. para con el Ayuntamiento de las cantidades en Actuarán como testigos el ministro de F o que se excedieren ó que aplicaren sin las formento, Sr. González Besada, y el diputado á malidades legales. 1 A T R I S T E VIDA Trabajillo me c o s t ó Cortes por Cambados, D. Pedro Seoane. niño querido, acertaí y El solemne acto se efectuará en Cortegada. comprobar quién era el misterioso comunicante que me dirigía una sentimental epístola con E n San Sebastián se encuentra eriíerma de motivo de aquel artículo en donde refería un LA VIRGEN DE LOS REYES POR TELÉGRAFO algún cuidado la hija menor de nuestro queri- hecho vulgar, de poca ó ninguna importancia SEVILLA, iS 8 K, do amigo y compañero el subdirector de A B C, para los lectores. Hace tiempo que no te he visto; según me han dicho, eres ya un joven dis- o n gran solemnidad y entusiasmo se ha cep Ángel M. Castell. (no te ruborices) Celebraremos mucho su pronto alivio y rápi- tinguido, elegante, guapoalgo más serio de la lebrado la tradicional procesión de la Viraplicadísimo é inteligente, geu de los Reyes, á la que han asistido infinido restablecimiento. cuenta, dotado, según creen todos y tú mismo, dad de forasteros. Pasáüo mañana, festividad de Santa Elena de un gran sentido práctico de la vida, lo cual no E n la Plaza de Toros se celebró una mojiy San Joaquín, celebran sus días muchas cono- quita para que en el fondo seas un romántico ganga. El novillero Olmedito se arrojó al ruedo peligroso. cidas personas de la sociedad madrileña. y toreó muy bien á un novillo, teniendo la desEntre las señoras que llevan el nombre de Te he cuidado durante muchos años; hace gracia, al intentar poner un par de banderillas Elena, figuran las marquesas de Villanueva de seis ya que habitáis en el. extranjero; después de á cuarta, de herirse en un muslo al partirlas Torres, Victoria de las Tunas, Castromon- de haber estudiado con brillantez nuestro in- las. La herida es de pronóstico reservado. te, Nájera y Amposta; -señoras de Ibarra, Mon- útil bachillerato, has cursado en distintas estojo (D. Eduardo) Pérez Caballero, Ortueta, cuelas la ciencia y el arte ingenieril; pero has viudas de Arcos, Bosch y Fustegueras y Ber- leído mucho, quizá demasiado, y el escepticisU N TERREMOTO trán de Lis, y señoritas de Barrip O Lawlor, mo burlón que adiviné en ti se va transformanPOR TELÉGRAFO MÁLAGA, tS, 6 T, Borbón, Seijas y Prendergast. do en una amarga melancolía, de la cual está p l alcalde de Benadalid participa que en diEntre las Joaquinas, celebran sus días las impregnada t u carta. marquesas de Montehermoso, Caracena del A! leer lo escrito respecto á las mujeres frías, cho pueblo ha sido observado un terremoValle, Viluma, Seoane, Navarrés, Isasi, Santa á quienes la muerte de un perro impresiona to que sólo- duró seis segundos. María del Villar, y viuda de Santa Susana y más que la de un niño, me escribiste lo siProdújose el consiguiente pánico entre los San José; condesas de Aybar y del Pilar; seño- guiente; ¿Dónde se halla, doctor, la mujer vecinos. ras de González Beltrán, López de Ayala, Dra- ideal, la fuerte, sensible y buena, digna comA consecuencia del fenómeno sísmico se h a n ke de la Cerda, Loygorri y Carbonell, y seño- pañera de un hombre honrado y trabajador? ocasionado algunos desperfectos materiales, rita de Aranda. ¿Usted conoce alguna? Yo no las veo, por más pero sin que haya habido desgracias personaTambién celebran sus días el ministro de que miro en derredor, porque supongo no pre- les que lamentar. Hacienda, Sr. Osma; los duques de Arión y tenderá recomendar á los jó venes esas modisMedina Sidonia; el alcalde de Madrid, señor tillas llorosas y modestas de las novelas moraCANALEJAS D E VIAJE Sánchez de Toca, y su hijo; los marqueses de les del siglo pasado, ni tampoco pretenderá POR TELEiRAFO J u r a Real, Medina, Benalúa, González, Casa- que las muchachas pobres de la clase media, CORCUBION, 1 3 2 T Pacheco, Santillana, Vega de Boecillo, Reino- ignorantuelas y ambiciosillas en su mayíxía, na avería. sa, Barzanallana, Arco, Urrea, Faura, Hijosa sirvan para esposas tal como usted las descriA causa de u n a avería en su máquina, de Álava, Benemejís de Sistallo, Sentmenat, be en sus escritos. Crea usted que si la genera- sufrida á la altura del cabo de Finisterre, arriTous y viudo de Valmar; condes de Múnter, ción actual femenina no merece la pena de ser bó á este puerto el vapor Lancer, que, procePeña- Ramiro, Giraldely, Castilleja de Guzmán, amada, á los jóvenes no nos queda otro recur- dente de Puebla de Caraminal, conducía á El Bilbao, Guendulaín, Villamar y Campillos; so que maldecir la triste vida, especialmente á Ferrol á Canalejas, Saint- Aubín, Eduardo Gasvizconde de Tonre de la Albarrageha; barones los que no podemos vendernos, pretextando set, Francos Rodríguez, conde de Pinofiel, Mude. Eróles y Perpiñá, y Sres. González de la una buena boda. ñoz Barrera, Lozano y otras distinguidas perPeña, Ruiz Jiménez, Sorolla, Costa, Santa Ma, Alto, querido Pepe, no te pongas lúgubre. sonas. rina, Díaz Cañábate, Caro, Concha- Alcalde, Siéntate á mi lado y mírame cara á cara. Tú Después de almorzar en este pueblo, contiAlvarez de Sotomayor, Angoloti, Chinchilla, acabas de tener un ataque de escarlatina amo- nuaron su viaje dichos señores convoyados Ortiz de Viliajos, Llorens, Santos Suárez, Gar- rosa, y perdona la comparación. Acuérdate de por vapor Argonauta, propiedad de Sereijo y cía del Busto, Elízaga, Jordán de Urríes, Be- la que padecistes de niño. Alta fiebre, angiua uno a e los que más eficazmente contribuyeron cerra Armesto, Muñoz Chaves, Santos Ecay, que te impedía hablar, inapetencia, vómitos, al salvamento de la tripulación del Cardenal López, Dóriga, Romrée, Güell. -Alós, Sánchez dolor de cabeza, delirio, y después- una conva- Cisneros Lwy no compra Vd. el escritorio árideau, americano C O S M O S 9io más pérdidas de tiempo. 9lo más Cer empoli) ada i) uestra mesa. 7lo más indisereeiones. La Compañía COSMOS CARTAS A PEPE D E SOGIEDAD U