Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO A B C. f 5 BE M 5O STO DE 1 07. SEIS PAGINAS. EDICIÓN t, PAGINA 2 r a vida lo mejor posible, desde 1814 acá, y si persisten en sus propóf y hijo! pues la debe Usté llevar en cos tos los señores consejeros actuales, se digche- salón, porque miá que se ha puerto usté nificará más todavía. Él reparto que ahora coloradote y gordito. ¡Cámara, paece usté misacaba de salir en el Diario O iaal hn sido laverbenas más mamente el hermano pequeño del Alcotán! POR TELÉGRAFO borioso, pues muchos de los nombres pro- pfs indudablemente una de lasPaloma; todos- -Usted siempre tan bromista. PARÍS, 1 4 I I N. populares la verbena de la puestos fueron sometidos á juicio contra- los madrileños sentimos por La Paloma, que- -Es lo único que me queda en la despensa, H a c e pocas noches el sportsman brasileño dictorio y á algunos les lia sido negada la así la llamamos familiarmente, una gran ve- porque con el jamón no me hablo, y de pelo Santos Dumónt, tan conocido en e) munrecompensa por diferentes motivos relacio- neración y un verdadero entusiasmo; esto no miste como ando; lo único que tenía decente do entero por sus trabajos y experiencias en la nados con la virtud y el mérito. Hablase de es de extrañar; casi todos los pueblos tienen era el flequillo, y mi manó, que es pintor, se aviación, apostó de sobremesa con Mr. Charroü quien no lucirá el lacito rojo porque de las su Virgen predilecta; los bilbaínos, veneran ha hecho con él una brocha; usté verá, vamos, 50.000 francos á que antes de ocho meses construiría un hidroplano capaz de hacer velocidainformaciones adquiridas por el Consejo re- á su Virgen de Begoña; á los aragoneses pero siéntese usté... les hablen Pilarica, que etí- i- -Muchas gracias, Pepita. des de cien kilómetros á la hor; i, sultó que tenía deudas. ¡Miren ustedes ¡que que no baturras lamal de su amor que siencoplas cantan el- rjQué. tiempos aquéllos cuando usté bajaSantos Dumont, que es la actividad persoel inconveniente es inusitado! ¡Por deudas! ten por ella; los sevillanos se matan por su ba por la calle de Embajadores y yo subía de ha puesto Si fuesen sometidos á una escrupulosa re- Virgen déla Esperanza, por su gentil Macare- la Fábrica y nos encontrábamos, y usté empe- nificada, Neuilly. ya manos á la obra en su taller de visión todos los felices mortales que en la na que é la Fingen más bonita de toas las Vínge- ñao siempre en cpmprarmé un riper pa subir la Para obtener grandes velocidades sobre el actualidad ostentan en la houtoniere la I, egiórines de la Andalusia ¿qué de extrañar que nos- cuesta, y yo empeña siempre en que me iba á agua, dijo ayer á un periodista el aeronauta otros sintamos también un entrañable amor marear mucho con los vaivienes. ¡La marl brasileño, hace falta emplear un hidroplano de Honor, ¡se echarían á temblar! por nuestra Virgen ID ayer es! Ya son fideos Además, á estos celosísimos justiprecia- simpática Paloma? de la Soledad, por nuestra de entonces acá; usté estálos que hemos comió muy ligero, pues todos los construidos hasta chavaliyo entoavía. el día son pesados. cSrcs del honor, habría que recordarles la- -Muchas gracias. En cuanto llega su verbena, grandes y pe M ¡aparato; añadió, tendrá diez metros de frase célebre de Víctor Manuel I cuando queños, pobres y ricos, bajan á su ermita para- ¿Y de dónde. se viene, soo pinclongo? será toda quiso condecorar á un valiente de su Ejér- festejarla, y se da el caso de que gentes que río- -De la verbena por no perder la costumbre. largo, y su armazón por caucho de madera y aluminio, recubierta impermeable cito de la independencia: creen en nada porquegracias á Dios son ateos ¡De la verbena! ¿Se acuerda usté de aque- y la llenaré de aire comprimido. -Señor- -le hizo observar el ministro Ra- miran á la Virgen con jos de entusiasmo, y llos tiempos? Toda ella descansará sobre dos patines flotazz- i. -Ese hombre no jmede ser condeco- sin saber rezar la rezan, y sin saber por qué se- -No me he de acordar, si aún me parece es- tadores, uno de cuatro metros dé largo y otro tarla viendo á usted luciendo airosa aquel pa- de uno y medio. sienten respetuosos ante aquella imagen. rado, porque esta comido de deudas. Dos años hacía q u é no bajaba yo A la verbe- ñolón blanco de Manila, todo bordado de flo- Iín cuanto á la parte motriz, constará de ua- r- ¡Bah! -le contestó el Rey. ¡Si no es na y anoche, sintiendo nostalgia por las fies res y chinos! motor de 16 cilindros y 120 caballos de fuerza, más que eso... -Pues Té entró una epidemia quenohaqtie- que irá en la parle delantera del hidroplano en las populares, de 4 las que fui un ferviente ado Y firmó. rador, pues jam: hubo función sin tarasca, dáo: un chino sano; el hambre too ló atropella: proyecto. ¡A buena parte había ido ¡í parar el minis- me puse la ropita de presumir, y mirándome primero lucí el mantón, después táe pasé dos Tal motor, con tocios SUS accesorios, H 0 petro coii sus reparos! ¡A Víctor Manuel, que al espejo por si me faltaba aigún detalle, y per- años luciendo la papeleta, y ahora BÍIÍI pape- sará más de 150 kilos y el peso total del apaera capaz de firmar un pagaré en el canto de donen ustedes la coquetería, m e pregunté: leta ni el mantón. ¡Dios le haiga perdonao! rato no excederá de 550 kilos. ¿Y usied no va á la verbena? ¿Dólidc vas? Y me contesté: Dentro dé pocos días me propongo probar una tarjeta de visita! -Ni en broma; me da rabia; yo ya estoy en el flotador en el agua, y, si el ensayo resulta Pero, en fin, lo cierto es que esta vez la A lucirme y á ver la verbena a sección de momias. satisfactorio, me dedicaré á la parte mecánica y á meterme en la cama después. negativa del Consejo á condecora áSarab. Pues está muy animada; ahora, que no es Bernhardt no ha causado efecto alguno en- Qué recuerdos tan gratos traían á mi me- esta verb. na la verbena de nuestras tiempos. y empezaré en seguida mis experiencias. Santos Dumorit parece estar entusiasmado la opinión. Aquellas acaloradas discusiones moria aquellas callejas del barrio d e Toledo, -Es lo mismo, créame usté; nosotros sernos con su nuevo aparato, y es, de esperar que donde tanto ejercí de Tenorio en mis juveniles os que no sernos los porque los año- él obtenga tantos triunfos como ha logradocon de otros días, aquellos apostrofes violentos a de Catulle Mendes, ios comentarios en pro y años y donde tantos kilosde golpes ule habían se van llevando nuestras alegrías y cuando yo sus dirigibles. en contra, de la Prensa todo esto pasó. El propinadopor tal ó cual muchacha, de tal ó cual veo á las chávalas de ahora tan repeinas y tan padre más ó menos bruto, reguapas, pasar alegres por mi lado, camino público ha leído ahora la lista oficial con los Aún encontrí anoche algo de aquella alegría nombres de los agraciados, no ha visto en- de otras noches ambién de verbena, aún escu- de la verbena, las miro con envidia y las digo con pena: ¡Andar con Dios, hijas, y que sus tre ellos el de la trágica famosa y lia mur- ché m u y á lo lejos cánticos de gente joven que, divertáis, que también sus llegará á vosotras recorriendo las calles del barrió, entonaban el día que sus den rabia los sones de la ver- H A C I E N D A JRl ministro de Hacienda no murado sonriendo: 11 alegres l a cancit j del saínete: bena! ¡Tampoco se la han dado enía vez! emprenderá su proj ectado viaje á Aleinania hasta que no regrese á EspaPorque á Mad. Bertet negáronscla dos vePor ser la Virgen de la Paloma, ces y sólo á la tercera propuesta yió llegar á Eran las tres de la mañana cuando, camino ña el presidente del Consejo. un mantón de (a China, na, su poder la ansiada condecoración; pero á de la redacción, y al llegar á la plaza de la CeChina, na, Ayer marchó á Alicante, donde pasará nos bada, aún se oía el bullicio de la gente joven Sarah Bernhardt van, con las actuales, cinco te voy i regalar. que, sin descanso, reía y danzaba; aún llega- días descansando, el director general de Conó seis calabazas, y esto, tratándose de una mis óidjs los ecos de 1 a canción del saí- tribuciones y Rentas. Sr. Soler. mujer y aunque haya doblado ya los sesenTambién oí en eí silencio de la noche, y al ron ácantada por labios juveniles, que alegres nete atravesar una calleja que desemboca á la de decían: ta, es lamentable. NSTRUeciON P a r a pago de nuestros El Consejo de la Orden reconoce, 310 obs- Calatrava, la voz de un mócete que, también Por ser la Virgen obreros pensionados q u e de la Paloma, PUBLICA amplían y perfeccionan sus tante, que el arte sin igual de Sarah Ber- como aquellos de entonces, la decía á su madre desde la nlle: ún malón de la China, na. nbardt es digno de Tas más entusiastas alaconocimientos y prácticas en el extranjero, se- ¡Madre! China; na, übriron ayer 70.000 pesetas coa destino á Pabanzas; pero se opone á conceder la conde, te voy á regalar. ¿Qué se te ha roto? rís y 10.000 para Bruselas. coración que le piden temiendo las conse- Écheme usté la de muelles y la sonanta, Y solo y apesadumbrado me alejé de aquecuencias que esta debiliuad de, un momento que voy de verbena. llos sitios diciendo pr. ra mis adentros: Tiene- -Ahí va y mira dónde té metes, creaturá, razón Pepilla. la. Chávala, las verbenas siempre GOBERNACIÓN En vista de las noticias podría tener después. En efecto, condecorapublicadas por los perióque mas vale vivir diez años de cobarde que tienen alegría, nosotros somos los que la vad a Sarah Bernhardt, ¿cómo poner reparos á dicos haciéndose eco de la despoblación de mos perdiendo cjn los años; para jóvenes son Calaceite, el gobernador de Teruel telegrafía la Rejane, á Simona Le Bargy, á Cecilia So- treinta de valiente. ¡Allá cuidaos! Eeheme usté luz p alternar, estas fiestas y desdichados de ellos cuando les rel, á tantas y tantas artistas de genio indisdando al ministro los informes que éste le pi madre. llegue la época de no encontrar en ellas alecutible? -Toma un nal, y mira con quiín te juntas, gría y de que les den rabia como á la Chávala diera, que son muchas ia familias que se háb ausentado de aquel pueblo con rurnpo á AméY la Rejane está hace largos años separa- que el dinero es mu goloso. los sones de la verbena. rica y Argelia, á causa de la penuria de los da de su marido; Cecilia Sorel conoció los Y aquel muchacho, que desapareció por la ANTONIO CASERO campos, pero que, á pesar de ello, la emigramisteriosos cinco ó siete del presidente calle arriba, dispuesto á pedirle un schotis á la ción no ofreca allí carácter de desesperación Félix Faure; Simona Le Bargy se escapó propia Cibeles, armado de navaja y vihuela y un día á, Laridres como una loca detrás de on un capital de 0,25, no se hubiese cambiado Un despacho recibido anoche en Goberna un. autor en boga, y luego, para mayor igno- n aquel momento por el mayor contribuyen ción participa que cuatro más de los presos POR CABLS minia, todavía se atrevió á poner un pleito e de la del oso. IONDRES, 1 4 9 N. fugados de Zaragoza encontráronse con la al marido á fin de que la atitortzara á seguir deProseguí mi camino recorriendo las calles la verbena. Todo está igual, me dije: cadeneGnardia civil y, viéndose á punto de ser cogifigurando en los carteles de los teatros con tas, gallardetes, faroles á la veneciana, basto- ontestando á las preguntas de un miembro dos, sostuvieron vivo tiroteo con la beneméri -de la Cámara de los Comunes, ha declarael nombre del esposo ofendido... neros de bailes en mangas de camisa, luciendo do el Gobierno qne las dos escuadrillas de tor- ta; que uno de ellos, al huir, dejóse atrás la Porque íijerise ustedes que no se trata so- el flamante bastón, con cintas bordadas por pederos de Portland, con los barcos que leschaqueta y la gorra y que, aun cuando por el lamente del pecado, sino del retintín con que las caprichosas: A mi Paco, su Pepa -Jamás te acompañan serán agregadas á la escuadra del momento no fueron capturados, algún tiempo olbida tu chata -Bilia mi. dueño -Trilla asta la Canal. después cayeron en poder de la Guardia civil. se comete... Hasta ahora van detenidos 10 de los que esLos cruceros Btack- Pnncey Duque of Edimburg ¡La Legión dé Honor premiando la virtud! muerte -Ladrón, mías matao Y así, sucesivamente, una serie bordadas en ¡Ti. eiieíi razón los celosos consejeros de la sedas de distintosde dedicatoriasla puerta de irán á engrosar la escuadra de cruceros y se- caparon de la cárcel. colores. En Orden! Si después de concedida á Sarah aquella casa, solo de ocarina y dos viejas bai- rán substituidos ca el servicio que prestaban Bernhardt (olvidando piadosamente, en pre- lando ridiculamente una mazurka; en la otra, actualmente. total de barcos que prestan á su F O M E N T O El ministerio de Fomento ha El número -reconocido á las Compañías sencia de sus blancos cabellos, las variadas, un grupo de hombres que adoran un barreño vez servicio en las aguas territoriales no será -ferroviarias de Medina del Campó á Zamora y- extravagantes y múltiples aventuras del de limonada, y entre sorbo y sorbo, se pasan aumentado por ahora. de Orense á Vigo, el derecho á emitir obligatiempo pasado) hubiera que dar también el la noche huyendo del mundanal ruido. ciones, como proyectan, sin necesidad de que ruban rouge que premia la virtud á estas para eüo tenga que autorizarlas el Gobierno ¿Cómo se divierte esta gente? me pregunto, otras comedíanlas insignes, ¿qué recompen- como si yo no me hubiese divertido en otras previanente. sas mereceríais vosotras, pobres costuren- épocas como ellos lo hacen hoy, y, huyendo yo Ha salido pnra Zamora, París, Lille y Lontas que lleváis la ejecutoria de la honradez también, como los amigos de la limonada, del eñ vuestros dedos acribillados, por las pica- mundanal ruido, de aquel gritar de los que pre- dres el distinguido cronista de salones ü Er- DOMESTICA gonan, del tin, tin de los del manubrio, del nesto Nieto. duras dolorosas de la aguja? ¡Ay, no! ¡Vuestra Legión de Honor no se- cante flamenco de éstos, y del zarzuelero de los APROVECHADA Mañana, festividad de San Jacinto, celebran alejando pero no remos capaces da inventarla los hombres... otros, me fui y al pasarde la verbena, próxima sus días la marquesa de Triyes, la condesa ttn el piso segundo Izquierda de la casa nasin que antes por una calle JOSÉ JUAN CADENAS á la del Águila, cuya acera interceptaba un viuda, de Xiquena y las señoritas de Bascarán mero 54 de la -callé de Fuencarra! vive doña Gervasia Sánchez de Toledo, de ochenta grupo, de- mujeres que á la puerta de una casa y Ruiz de Grijalba. París, Agosto. También los celebrarán los marqueses de años de vecindad tomaban el fresco, me dijera una Albaida y de Grijalba, y los Sres. Bascaran, de ellas: Esta señora, que se halla muy enferma, hasMarios y Benavente. ta el punto de haber recibido ayer los Sacra- ¡Vaya usté con Dios, soo fatuo! A TRAVESÍA DE ÁFRICA Volví la cara, me fijé en aquella mujer, que, mentos, tiene á su servicio á Angela Arias, de El vizconde de Erro, coronel de Ingenieros treinta y tres años. indudablemente, me conocía, y la repuse: D. Elío Magallón, ha pasado á situación de exEN AUTOMÓVIL La sirviente, en vista de que la señora se- ¿Va eso conmigo? cedente con motivo de haber sido elegido se- hallaba en tan grave estado y de que, por lo A lo que contestó: POR TELÉGRAFO nador por Navarra. visto, su familia, si la tiene, no se ocupaba de- ¡Ituy, qué finolis, señora y toa la pesca BERLÍN, I 4 I O M ella, debió pensar heredarla en vida. Y para El teniente Gríietz, que, se propone atravesar ahora es cuando veo que no me ha conoció El director general de Agricultura, señor esto, dedicó la noche á irse llevando poco á África eti automóvil, telegrafía desde Dar- es- usté. vizconde de Eza, que se encuentra en San Se- -En este momento no recuerdo- -la con- bastián, lia sido obsequiado con un banquete poco, y en varios viajes, los efectos que pudo, Salam (África oriental alemana) que ha empepropiedad de su señora. zado su viaje en compañía de otros dos ale- testé. en el monte Ulía por los ingenieros de Mon- Llevaba ya hechos tres ó cuatro viajes y, en- ¡Anda, la mar, que no me conoce! Anda, tes de Guipúzcoa. manes llamados Gaspar Neuberger y von en el último, observó su ocupación el sereno chica- -ía dijo á una muchachita que dormía Rccder. de la calle, y El automóvil escogido para esta larga expe- sobre el quicio de la puerta, -sube arriba, y á la íloy se cumple un año de la muerte de don ocurría, contósospechando la verdad de lo que! o que había visto á los dición es de cuatro cilindros y 45 caballos de izquierda del cofre está mi cédula, bájatela pa Tiburcio Rodríguez y Muñoz, distinguido di- dias números 197 y 227, allí de servicio. guarfuerza, y la carrosería del coche está montada que la vea este caballero, á ver si pué ser, á plomático, ex consejero de Estado y caballero A las cuatro de la mañana, y al volver la muy alta sobre ruedas macizas con grandes ver si es que nova á conocer ahora á Pepita intachable, padre de nuestro querido compav la Cliavala. aros de goma. ñero de redacción Alfonso Rodríguez Santa- sirviente de uno de los viajes, fue detenida por dichas autoridades, quienes la condujeron á la- ¡Cómo! ¿Pero usted es la Chávala? maría. El teniente Graetz se dirige á Bhodesia y- -U 11 poquito más arruga, pero soy la A éste y á toda. su distinguida familia reno- Comisaría correspondiente, que es la del Hosespera llegar dentro de seis semanas á Sivamisma. kopniund, sobre la costa occidental. vanios con tan triste motivo la sincera expre- picio. Y en ésta no debieron ser muy claras las ex- -Pues, hija, usted perdone, pero no la había sión de nuestro más sentido pésame. plicaciones dadas por Angela, puesto que ia conocido; jha cambiado Uno tanto... enviaron como detenida al Juzgado de guardia. -No diga usté más, usté me conoció á mí en El juez Sr. Vela, de turno ayer, se constituyó la flor y ahora me encuentra usté que paece EDUARDO Vil Y EL KAloER en la calle de Fuencarral y pudo cercionarse a Casa de Socorro particular del barrio de que me he caído de un árbol de puro pasa. POK r l EGRAPO de la aprovechada labor de la doméstica, inla Prosperidad celebrará los días ly, 18, 19- -Todavía, todavía Iiay cosas... WILHELMSHOCHE, IJf, 6 T. cautándose de un resguardo del Banco de y 26, una kermesse con objeto de allegar recur- -jAy, Antonio! lo que hay es que tuve un mano, IDios le haiga perdonao, que era un A las dos menos cuarto de la tarde ha ílega- 83.000 pesetas y de unas 200 que tenía en su sos para su S. A. R. la infanta doña Isabel ha donado perro de presa pa mí, y no contenta con ni do á esta población el rey de Inglaterra. cuarto la fiel criada, y que, según dice, le fueFue recibido por el Kaiser y las tropas le ron entregadas por su señora para los gastos para la tómbola dos magnificas figuras de sino perro, he cometió el despilfarro de volverde la casa. me á casar de segundas con unfa ldogo, qne me rindieron honores militares. bronce, y otras entidades, valiosos efectos. Luego de incautarse de las llaves de algu Las señoritos de la localidad, luciendo el está dejando más señala que la ropa de la la- Ambos Monarcas se saludaron tíiny cordialmente, cruzándose entre ellos frases afectuosas. nos muebles, el Sr. Vela encargó, provisional, clásico mantón de- Manila, expenderán las pa- vandera. La muchedumbre aclamó con entusiasmo á mente, á dos guardias del cuidado de 2 a pobre peletas, y una banda militar amenizará las ve- -Póngale usted un bozal. j señora. los dos Soberanos. -No es por ahí. ¿Y usté que se hace? jadas. LA VERBENA De EL HIDROPLANO SANTOS DUMONT EN LOS MINISTERIOS LA MARINA INGLESA DE SOCIEDAD (KERMESSE BENÉFICA L