Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES i5 DE AGOSTO DE 1907. NUMERO S U E L T O 5 CÉNTIMOS) S I in iiiw ailft ly li ii mamm mmm te iiM ffi i te! BwiB to ii h! immmsi ttkmmmK i smmBiS LOS SUCESOS DE MARRUECOS Fot... G. Vázquez. CEUTA LAS DOS P R I M E R A S COMPAÑÍAS D E L PRIMER BATALLÓN DEL R E G I M I E N T O I N F A N T E R Í A DE C E U T A N U M 60, FORMADAS P A R A E M B A R C A R CON D E S T I N O A CASABLANCA, DONDIi HAN J DO PARA CONSTITUIR P R O V I S I O N A L M E N T E EL C U E R P O DE P O L I C Í A- -rímbargo, alguna ventaja había de te- I AS CALABAZAS DE Se na publicamás que cómo un aueño como un Dios, y SARAH BERNHARDT i.o la lista de la fórmula religiosa que define las relacio- ÜA. esto, y la ventaja para Siam es que se- -la Eotena ofi- -nes entre Rey y pueblo es que del Rey el civiliza. Cada vez que el Rey vuelve á su pueblo recibe la vida, el movimiento y el í r... capital de Bangkok emprende; una nueva cial de la Eegión de Honor, y por cuarta, ó El ser... tonto de capirote, pensarán ustedes reforma y reúne á los dignatarios de su cor- quinta, ó sexta vez el, ministro Mr. Briand te para que estudien la implantación de un se ha visto desairado en su pertinaz pretenC Ü MAJESTAD CHU- Apenasun Prínci- con seguridad. Pero debe ser una cosa muy agradable na- funicular, la construcción de un puente ó la sión de que sea concedido el ruban rouge áf LALONGKORN g r f t ¿e Z ¡cer Rey en Siam, no ya por el omnímodo fiíiidación de un cabaret. I os principitos, por Sarah Bernhardt. La trágica insigne, por su parte, finge á su parte, al regresar á Siam, visten otra, vez í) tro Príncipe en camino. Esta mañana nos poder que allí, tienela realeza, sino por un avestruz; pero, no cada negativa mejor semblante, en tanto que abandonó el kedive de Egipto, ese Sobera- montón de sencillas prácticas tradicionales las nacionales- pininas de chisterita. y se pa- lá opinión, que al principio discutía con caabandonan ya nunca la no tan conocido por los cigarrillos, y esta que allí se conservan. Una de ellas es que seaíip. or los regios jardines de palacio ó se lor las decisiones del Consejo de la Orden á tar 4. hemos tenido el honor de recibir al todo subdito, que tenga una hija hermosa ha icóluinjpian en las ramas de los árboles ves- propósito de este asunto, se ha acostumbradesdarla como presente al Rey, y así sucede rey de Siam. que este envidiable Chulalongkorn tiene tidos a l a siamesa y con el ocho reflejos do ya á ver en cada propuesta que se publiSu Majestad Clmlalongkorn, rey de Siam, ca unas huevas calabazas á la divina Safáh. á todo pasto. fué popular en Madrid, donde nuestras chu- más mujeres que Salomón; que en la ciudad Chulalongkorn es ya un Monarca civiliEl ministro ha intentado todos- los, prode Bangkok, la capital de Siam, el Rey polas hicieron más de un chiste á su costa. see barrios enteros de esposas y calles: re- zado y la prueba de ello es que ahora, en vez cedimientos, para conseguir la condecoraHace algunos años estuvo visitando la corde echarle dé comer se vSuele ción, proponiendo á la célebre actriz en tote de España, y recordarán ustedes que se pletas de Chulalongkones pequeñitos, como hacer con esta clase deaparte como han alo- das sus manifestaciones artísticas: como Soberanos, le presente acompañado de tres ó cuatro prin- aquellos que hace algunos años entraron en jado en Rambouillet, aliado de Mr. Fallie- directora, como trágica, como profesora de cipitos que parecían cazados en una floresta Madrid vestidos áda europea y saludando á res. Al Monarca oriental concédesele así la declamación, como escritora, como escultovirgen. Aquellos principitos que iban vesti- los madrileños con unas chisteritas muy beligerancia, reconociendo que puede alter- ra, como Hermana de la Caridad y como dos á la europea, y lucían orgullosos unas chiquititas. en punto á maneras y csprit, con los je- suscriptora de: Le Matin. ¡Pues ni por esas! chisteritas muy pequeñitas, eran los hijos Desde que el autor del libro donde leí es- nar, de los Estados europeos. No hay rniedo, Eos señores del Consejo permanecen irrefes tos datos escribió sus impresiones hasta (le Chulalongkorn. pues, de él lo que Sisso- ductibles. ¡Han dicho que no, y no! Pues con el mismo acompañamiento de hoy, el reino de Siam ha debido sufrir u. na iwath, que, que ocurraácon banquetecon el Elí- Claro es, que sibienge. mira, una recomirívitado un en transformación radical. Francia se apoderó principitos se ha colado hoy el rey de Siam i de espárragos, se pensa, que se llama la Eegión de ¡Honor en el palacio de Rambouillet, porque este hace algunos años de una importante por- seo, aá servirle un platomanera originalísi- sólo delae ser concedida cuando en la persoción del territorio de Chulalongkorn y co- puso comerlos de una apreciabie Monarca parece que no tiene otra na elegida concurren circunstancias tan chupaba los echaba cosa que hacer sino echar principitos al menzó á colonizarle en la forma que los ima: los cogía, los invitadosy miráronse des- honorables que por colocarla sobre el nivel sorfranceses practican. su extensión colonial: -puésaraire. Los mundo, sin duda para que la preciosa raza pero como el buen Sissowath general merezcan un premio. Ya cuando se de los Chulalongkorn no se extinga jamás. enviando al país conquistado unos cuantos prendidos; arrojando espárragos, cuantos se concedió el lazo rojo á Mad. Bartét las opicontinuó Este reino de Siam comienza á estar de soldados con botines nuevos, una legión de hallaban en la mesa decidieron imitar al in- niones de los dignos consejeros estuvieron moda en París, porque aquí hace falta in- empleados y oficinistas y dos docenas de novador Monarca. y los espárragos empe- muy divididas y hubo casi una batalla entre ventar todos lósanos algo raro, una cosa divettes de café- concert. Y claro es que con las zaron á volar por todos los extremos de la ellos; pero, por lo visto, se juramentaron cualquiera importada de lejanos países. Pri- divettes el progreso y la civilización entraron mesa. entonces para no reincidir y cumplen exacen Siam definitivamente. mero fué el cake- valk, un danzón de negros; Chulalongkorn no inventará niiigún nue- tamente su promesa. Pero Chulalongkorn no se contentó con Xu golz. maxixe, danza brasileña; el año pa- -Ea Eegión de Plonor- -dicen enfáticos aquello; pensó que en Europa había más -vo procedimiento para comer espárragos, y sado nos saturamos de toukijioise, y para el los consejeros- -premia el mérito y la virtud. próximo invierno estudiantes y grisetas en- ¡más divetíes, natnraimentel- -y á Europa vino durante los días que permanezca alojado en Más vale así, aprecia s señores, y buena con sus queridos principitos para que desde ia residencia presidencial de Rambouillet, sayan y se disponen 2. SLnz 2i X: lOi siamoise, pequeños adquirieran éstos las Í manieres asistirá á los banquetes y cacerías organiza- falta le hace á la Orden un servicio de poliotra danza que ya ha sido bautizada en los dos en su honor, ni más ni menos que lo cía riguroso. altares de Bullder. Este sistema tiene la, de los hombres occidentales. Ea condecoración de la Eegión de Honor Aquel primer viaje perdió á Chulalong- haría un Monarca europeo cualquiera. Y ventaja de que vamos aprendiendo Geograkorn para siempre, porque ya no puede vi- cuando esta vez regrese á su capital de en 1814, escribe Vaulabelle, concedíase mefía, que buena falta nos hace. Bangkok llevará á los buenos siameses, como diante la entrega de 250 ó 300 francos. Un Yo he leído no recuerdo dónde detalles vir tranquilo, en Bangkok mucho tiempo; recuerdo de su viaje á París, algo que colo- gran número de mujeres ejercía este comerlas divettes que constantemente llegan á muy curiosos de Siam. Allí creo que todo le que á Siam á la altura de las más adelanta- cio, y el mismo abate De Pradt asegúrase pertenece al Rey, que puede hacer de Siam Siam, no varían de repertorio, y el simpáti- das naciones: ¡Eos llevará un globo! que tomaba parte muy activa en estos tráfico Rey necesita hacer frecuentes excursioentero con sus islas, si las tiene, lo que se le Y para sus queridos principitos contrata- cos relacionados con la Orden de que era nes á París, donde segasta el dinero de los antoje. Puede disponer del territorio, de los rá un excelente surtido divenes y compra- gran Canciller. i dificios, de las personas y de las haciendas, siameses y adquiere denda de considera- rá varias chisteritas nuevas. Mucho se ha dignificado el ruban rouge ción porque el pueblo siamés considera ásn- Rey DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS