Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÍADRID, DOMINGO 11 DE AGOSTO DE 1907. NUM. SUELTO, i GÉNTlMOS) g lá IV CRÓNICA UNIVERILUSTRADA. AÑO UL NÚM. 798. g Jg 10 2 É P O C A 0- o Iw STABLECIMIENTOS C O T T E R E A U ENCAJERAS BELGAS é inglesa arreglan á nuevo enO I J O N (FRANCIA) 1 AUTOMÓVILES Y BICICLETAS cajes antiguos y faldas de cristianar. A l c a l á 6, l.o S E Ñ O R A S HISTÉRICAS Se curan con el BÍE 3 BTI 01 ÜÍAli MOBÍ La sensación de ahogo ó de bola que sube hacia el esófago, se calma, así como la excitación nerviosa, tristeza, estreñimiento, impotencia, y en poco tiempo recupera las fuerzas. Gayoso, Arenal, 2. -Barcelona: üriach, Andrea yVidaíyRivas. -Sevilla: El Globo y Laraña, á. -Bilbao: Zubiria y Barandiarán. -Martín y Dllráii; Yelasco y Compañía. VENTAS A, PLAZOS JProdnccióii e n él a n o 1 9 0 00 Automóviles. -10.000 B i c i c l e t a s id. PREÓiOb DE LOS CHASSIS CON PNEUMÁTICOSid. id. 8 H P- 1 Cilindro Cardan. 3.750 franeos. id. 9 H P- -1 Cilindro C a d e n a s 4500 id. id. 12 H P- -2 Cilindros Cardan 5.000 id. 12 H P- -3 Cilindros Caden is 8. TO 0 id. id. 461 Í 8 H P- -3 C i l i n d r o s Cadenas 8.800 i Cadenas 8.500 I21I6 H P- -í C U i n d r o s b a r d a n 8.700 iSílS H P- -á C i l i n d r o s Cadenas 9.000 i Cadenas 12.500 22i26 H P- -4 Guiñaros f Cardan 12.750 Automóviles para reBartir. -Omnibus. -qamioiies. -Motpoioletas ofrece sacerdotes de varios idiomas para educar y acompañar niños, institutrices alemana, francesa, inglesa, española y ayas. Alcalá, 6,1.0 CASA CATÓLICA Y NERVIOSAS Belojes extraplanos de moda Fábrica de Relojes Garlos Ooppel, Madrid íuencarral, 27 Oatálogo gratis. Oertifícado de garantía oon cada. reloj. n B e Tafilete Ilegítimo desde 7 ptas. Wspoz y M i a a 20, p r a l y Colegiata, 2, pral. El mejor café: El primitivo: El único, es el verdadero torrefacto M g i é n i c o s p a l a again c l a r i f i c a d o r e s y esteri- lizadores, desde 4 p t a s 7 5 c e n t s ITTESNSIUOS d e COCINA. C a f e t e r a s Nuevos m a s t i c a d o r é s Precios baratos. BoteU a THBBlIOiS U p e s e t a s MarÉn. 13, P l a z a d e I l e r r a d o r e s 12. esas de noche á. 5 pesetas. P a z 15, m a e b l e s FILTROS M BICICLETAS Pr aos excepcionales y transitorios libres do todo gasto en Madrid, para dar á conocer en España su buena calidad. Popular. -Extra. -Lujo. -Piñón fijo. 225 pesetas. PopuIar. -Extra. -Lujo. -Rueda libre y freno atrás sobre llanta. 250 id. Popular. -Extra, -Gran lajo. -Rueda libro y freno contra pedal 2 7 5 id. Modelos e g olales TM j- f -ó s l i t i s l guran, no le sacan substancia ninguna, porque las cosas más sencillas de lá comedia contemporánea e a y que 22- IJncomienila, 3 3 M A D R I O A p a r t a d o C o r r h o s 210. decirlas entre dos persoíi gran autor dramático que Se sé si hizo najes por lo menos. Antes, Envío gratis de Cat logo en Español. no soücitan Subagentes con garantía para provínolas. el procedimiento versos, pero sé que hizo cantables, y un era más sencillo y n o había para qué preocugran poeta que hace versos mtiy hermosos y parse de los demás compañeros, pues nadie se quiso hacer dramas andan estos días discu- permitía interrumpir u n a relación... Pero hoy... tiendo u n asunto de trascendental interés para H o y no h a y quién haga teatro verdad. el porvenir del arte dramático. Aun sin llegar á esta perfección futura, y sin Yo voy á aprovechar estos momentos en que aguardar el breve plazo de Jas dos, temporaxiadie me pide mi opinión, para dar mi opinión. das, la observación de Salvador Rueda es apaJ acinto Benavente, con la ingenuidad que le sionada. Todas las empresas, desde el Español es propia, h a planteado la cuestión en térmi- hasta Lara, podrían admitir, con magnífico renos muy precisos: el teatro español agoniza, parto, una comedia en verso, entre otras razoarrastra u n a vida lánguida y í) recaria por fal- nes por la fundamental de que quizá no haya ta de autores que tengan la virilidad ó el in- una actriz ó u n actor que no venga educado genio necesario para distraer ó emocionar al en la tradición p oética y declamatoria público toda u n a noche. Sentada esta premisa, Y artistas para entonar el aria ó la romanza, que es evidente, y más evidente aún dicha quizá lo sean todos, amén de los que y a están por el autor de La noche del sábado y de La Prin- legítimamente consagrados cesa Bebé... sólo queda u n a solución que eyl misDifícilmente haBrá conocido la historia teamo Jacinto indica noblemente. Desterrar el re- tral u n a época en que más abunden ias figuras pertorio actual y volver los ojos al origen de alientes, en que mayor plétora haya habido nuestras glorias escénicas, á la poesía, y que de primeros actores con merecimientos pro- décimas ó quintillas, cuartetas ó romances. pios y destacados. inunden otra vez los ámbitos del teatro con la Cinéndonos sólo á Ío que se ilarua ia comearmonía del ritmo y la dulzura del conso- dia grande, encontramos de; prpnto, para darle lante. vida y realce extraordinario á una obra en verVoy contra mi interés al confesarlo. como pen- so, á María Guerrero, Rosario Pino, Carmen saba Becquer al mezclar el amor y los billetes Cobeña, Matilde Mpreho, la Arévalo, la Ferri. r. de Banco; pero rec nozco la virtud del remedio y de ellos á F e m a n d o Díaz de Mendoza, Thuiy voto á su favor. Linares Rivas... sí. llier, Fuentes; Donato Jiménez, Muñoz; Calvo, Que vengan los poetas, y á ser posible, que Codina. 1. y cien más de unas y otros. venga la poesía. Con idéntica sinceridad que Quizá el actor más lejano de ese abolengo Benavente, creo que ese es el camino para re- heroico es el primer actor del teatro Español, conquistar los cansados favores del público. que más encarna actualmjente en el modo de Sólo al pensar en la posibilidad de u n Cyrano hacer moderno, sobrio y natural, y, sin embarauténtico ó de una Samaritana española, siento go, no debemos olvidar que sus primeras ovafrío por la espalda y me late el corazón. ¿Quién ciones las obtuvo representando u n drama rosabe tal vez si algún bardo potente y enérgico mántico: el glorioso Don Alvaro. como Leopoldo Cano, ó algún rimador maraY si ésto es innegable, si es íácil en España villoso como Rueda, logrará anticiparse al formar u n a serie de compañías excelentes i) ara sueño constante de Rostand y de Coquelin, es- cultivar (el género dramático en verso, confiese cribiendo esa comedia que hace diez aíios se mi querido y admirado amigo ¡el Sr. Rueda anuncia en París, que Rostand tituló Las bes- que la falta no está en los actores, sino en los tías y que Coquelin ha suavizado poniéndole autores, y que tiene razón Jacinto Benavente por título Los animales. al excitarles á ustedes para que contribuyan Pero esta obra tropieza en Francia con no con u n raudal de poesía á orear el agostado sé qué inverosímiles difícultades de interpre- ambiente de la escena española. tación... No siendo para mí, poco importa mi opiEl teatro en verso debe venir, me parece in- nión; pero por lo que valiese, y a lo saben. evitable. Pero con igual franqueza opino que ¿Deben ir los poetas al teatro... Linares Riúnicamente debe venir para resolver determi- vas... si. nados problemas y vistiendo trajes fantásticos. En esto le doy la razón en absoluto áJacinto L a levita es incompatible con el endecasílabo. Benavente. Para tolerarlo es preciso ser el fascinador EcheVerdad es que también se la doy en otras garay ó haber sido el impecable Ayala. cosas... Venga de nuevo la cota de mallas y el chamMANUEL LINARES RIVAS bergo con la ondulante pluma... Pero ya un poeta ha salido poniendo repa. POR MADRID ros. Salvador Rueda, deslumhrado por el sincero llamamiento de Benavente, ha eaídd en una injusticia notoria. Nos llaman á los poetas al teatro, dice, ¿pero á qué teatro... Y eso es injusto. ¿A qué teatro... A cualquiera, á todos. No van á crear exclusivamente u n a p n la reunión celebrada ayer tarde por la compañía para uso personal de los trovadores, Junta de obras del Canal de Lozoya, bajo ni las que existen hoy organizadas merecen la presidencia del comisario regio, Sr. Sánchez de Toca, se trató de asuntos d e verdadera trasese desdén. Cierto que hoy existe muy atenuado el can- cendencia para Madrid, debidos en gran parte to tradteonal de los artistas recitadores de ver- á la iniciativa y resolución del alcalde actual. Se ocuparon los reunidos d e llevar á la prácsos; pero eso no es culpa del actor, sino del autor, que les ha obligado con las réplicas cor- tica con la mayor rapidez las obras nuevas del tas y con la carencia de parlamentos á perder Canal, que son la construcción de una segununo de los más bellos atributos del arte teatral, da vía que tendrá u n a elevación de 4.0 metros dificultándoles el aplauso y los saludos de gra- sobre el nivel del segundo Depósito. El coste; de está obra se presupone en 22 titud, y apenas si. aparece ahora un párrafo digno de ser bien recitado por los primeros acto- millones de pesetas y, según todos los cálcures y las primeras damas... pero á cualc uier los, estará terminada en dos años. Con su reamomento, en cualquier hora que la poesía se lización, todos los barrios altos de la capital, presente, volverán á surgir los émulos de Ra- como el de los Cuatro Caminos, Prosperidad y fael Calvo. No, no culpemos á los actores, que Guindalera, dispondrán del agua suficiente á ellos m u y gustosos aceptarían u n a buena ti- sus necesidades, sin que sea preciso el empleo rada de redondillas, en vez de esas obras de de máquinas elevadoras. conjunto en que ninguno puede lucirse espeCon esta doble vía se duplicará el caudal de cialmente, y que son, además, tan difíciles de agua que h o y tiene Madrid. aprender... La nueva vía de entrada en la capital, arranE n un par de temporadas y con media do- cará desde la presa del Villar y se apartará de cena de áramas sonoros, renacería el entusias- la de Mangirón, que es u n a obra completamenmo. ¿Pero hoy... Los actores, por costuitnbre, y te inútil por sus enormes filtraciones, salvando los alumnos del Conservatorio, por vocación, además las frecuentes turbias que hasta no declaran unánimes la imposibilidad de estu- hace mucho perjudicaban las condiciones del diarse un papel. ¡Antes podía uno aprenderse agua del Canal. Otro de los asuntos tratados, fué el relativo el papel. en su casa; ahora h a y que aprender lá obra entera Y oomo los mismos ase- á que la Direccióa del Caaal se h a g a cargo del ÉL Sres. MUELA VILLAR Y C (S. en O. CHILINDRINAS U tercer Depósito para habilitar una parte de el mientras se continúan las obras en la que por ahora no se utilice. Se habló también del establecimiento de contadores para el agua, contadores que el Canal facilitará en alquiler á los abonados y consumidores previo el pago anual de 25 pesetas. Sólo. de establecimientos de bebidas tiene asegurado el alquiler de 6.000, porque los dueños de aquéllos se hallan dispuestos á aceptar las condiciones que, como avance, se les h a iniciado. Fué objeto asimismo de la reunión el punto referente á la instalación de nueva tubería de distribución para que los barrios que hoy no la tienen no carezcan de agua. La nueva tubería representa más de 300 kilómetros lineales. nálisis de las aguas. El- Dr. Chicote, jefe del Laboratorio municipal, ha regresado y a de la excursión que hizo por orden de la Alcaldía- presidencia para visitar el Canal del Lozoya y este río desde el lugar donde tiene su yacimiento. H a traído muesL as del agita, recogidas en diferentes sitios rdel curso del río y del Canal. Dentro de dos semanas darácuenln d 1 ruiílisis que realiza de dichas aguas. L elm LA ESTRELLA MONTERA, 32. Teléri. 69 Pruébense los Chooo ates de ios RR. PP. Benedicimos aMB w BW sgmm A red de N ueva alcalde alcantarillas. que en cuanto El ha manifestado aprueben las Cámaras el nuevo proyecto de reforma de la Administración local, va á proponer al Ayuntamiento un plan para la construcción de una red completa de alcantarillado de Madrid. E n ella se instalarán las redes telefónicas, telegráficas y de conducción de fuerza eléctrica que pasen por la capital, evitando así los peligros inherentes á las onducciones aéreas. LA FIESTA DEL AUTO EN PARÍS SÁBADO, fO, II N. EL CANAL DEL LOZOYA C R Ó N I C A T E L E G R Á F I C A Sólo París es capaz de improvisar estas brillantes fiestas. L a que h a ofrecido hoy al triunfador en la carrera PekínParís al príncipe Borghese, es de las que no pueden ser olvidadas jamás. Rápidamente, sin preparación apenas, quedó acordado el homenaje, y París entero se iluminó para presenciar el desfile de automóviles que iban á las TuUerías á rendir tributo de admiración y entusiasmo al vencedor de la accidentada y peligrosa jprueba. El Parque no podía contener la muchedumbre inmensa que se había disputado los billetes de invitateión. -Para facilitar lá entrada, las invitaciones ostentaban tres colores diversos. Las verdes, daban acceso al Parque por el lado del río que va directamente á la terraza de la Ozañgerie; l a s rojas, estaban- reservadas para ocupar eífParterre; l a s azules facuitaban el acceso á la terraza áQ en- dti- Paume, por la rué de Rívoli. Dos hóras antés de abrir las puertas eHorme multitud apiñábase compacta. Los automóviles que iban á componer la comitiva, artísticamente adornados y ostentando elegantes y vistosas iluminaciones, partieron á una señal dada de la casa á Le Matin, recorriendo en medio de aclamaciones y aplausos los grandes- bulevares, la rué Trouchet, i la rué Saint- Lazare; la m e Blancha y los bulevares exteriores hasta el Arco del Triunfo, y descendieron luego por los Campos Elíseos para llegar á las TuUerías. i Millares vde farolillos de colores escondidos entre las ramas de los árboles, iluminaban los paseos; ofreciendo u n golpe de vista deslumbrador. El Parque de las TuUerías, alumbrado con innumerables luces rojas, proyectaba imponentes reflejos sobre el firmamento, semejando u n devorador incendio, q u e hacía pensar en lo q u e debió ser la destrucción del arrogante palacio, cuna y tumba de príncipes y reyes. V Entonces dio comienzo el original espectáculo rápidamente organizado, curiosísimo, sensacional, por vez primera realizado. Sobre una g r a n tela de diez metros en cuadro, u n potente foco proyectaba las vistas de los distintos lugares (de China recorridos por el trittiifad r automoviiista; la reproducción d e esos misteriosos y vastos desiertos de Gobi, que los expedicionarios hatí debido atravesar poseídos de pánico inmenso; todos los momentos angustiosos y sensacionales dé. este viaje atrevido, fecundo en peripecias y riesgos. Esto solamente hubiera constituido u n espectáculo digno de ser admirado. Contemplar aquí reproducidos aquellos países, retratadas tan extrañas gentes, angustiarnos con lances y peligros, mirar los largos caminos dilatadísimos, las colosales montañas que amenazan desplomarse, los altos picachos, los desfiladeros estrechos, inverosímiles, las poderosas cascadas, los montes, los ríos, las llanuras; vivir todo esto mientras está delante de nuestros ojos, reproducido sobre la inmensa tela blanca, teniendo por teatro el histórico parque y por techo el firmamento silencioso, donde parpadean curiosas las estrellas; presenciar espectáculo tan nuevo, tan original, hubiera bastado para que París entero aclamara esta noche á sus organizadores, uniendo en un solo grito de entusiasmo al triunfador de la prueba y á los que de manera tan espléndida, t a n educadora y culta, á u n tiempo mismo, soIemm; ga ban el éxito Pero había más... Mientras sobre el lienzo iban desarrollándose á nuestros ojos los paisa jes interesantes de la carrera, u n inmenso, colosal fonógrafo, cuya enorme bocina semejabia un destructor aparato de guerra, iba relatando las escenas culminantes, las peripecias y peligros de este, viaje de sesenta días realizado á través de la China, de las estepas rusas y d e Europa por el príncipe Borghese. La multitud miraba y escuchaba absorta, sin saber ya qué admirar más, si la heroica travesía llevada á cabo por el vencedor, ó la realización de esta fiesta fantástica, ideada para solemnizar su triunfo. Y aclamaba al mismo tiempo al príncipe Borghese, á los esforzados campeones de la prueba, al Matin, al fonógrafo, á todos, en fin, porque su entusiasmo aumentaba por momentos, no tenía límites. Yo pensaba que en otro país cualquiera u n espectáculo como el que nos haUábamos presenciando habríase juzgado imposible y necesitaría meses enteros para su organización. E n París se ha improvisado en unas cuantas horas nada más, y ha bastado la indicación de u n periódico para que todo el mundo se dispusiera á facilitar cuantos medios tenía para llevar á la práctica la genial idea. Así no se ha reducido esta fiesta, que ahoi termina, á rendir un tributo de admiración al heroico automovilista que h a logrado vencer las dificultades de la empresa (jue acometiera; ha sido también u n homenaje á la industria d e este pueblo laborioso y trabajador, u n a enseñanza que abre todas las inteligencias á la luz del progreso y nos hace adivinar las conquistas que la ciencia v a á realizar en plazo b r e v sólo con perfeccionar los maravillosos inventos que hoy posee; h a constituido, en u n a palabra, un espectáculo de magnificencia tal, d e tan imponente majestad, que no hubieran podido costeárselo para su placer personal, para su capricho y regalo, los más altos millonarios de la tierra. Y cuando el foco luminoso que proyectaba las vistas dejó de enviar en sus rayos las imágenes recogidas durante el viaje, cuando la colosal bocina lanzó el último ronco sonido y s e hundió en el silencio, entonces todavía fué ofrecido al público u n final de apoteosis, u n a escena de gran espectáculo. Los coches todos que habían tomado parte en la original retreta automovilista, hicieron su entrada en el parque d e las TuUerías por la puerta del puente de Solferino, y correctamen. te formados avanzaron por el ancho paseo describiendo al Uégar á la plazoleta central u n a curva rápida y elegante, y sali ido después para ir á colocarse alrededor del Obelisco, e á la plaza de la Concordia. F u é el momento más interesante del desfile, y las 30.000 personas que habían logrado procurarse billete para entrar en el parque 7 la muchedumbre que iniradía los, alrededores n o dejaban u n solo instant e d e aplaudir con entusiasmo esta briUantisima fiesta del automóvil, q u e en París d e j a imborrable recuerdo. Acab do el desfile en medio dt tm iltlsniál