Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMEItO- 797 A B C SÁBADO lo DE AGOSTO DE 1907. SEIS PAGINAS. EDICIÓN FAGINA 5 LOS SUCESOS DE MARRUECOS 5 OR TELÉGRAFO Y CABLE I os periódicos de esta capital hablan en tci- MOUAJJÜR SUÜLEVAUO minos m u y encomiásticos de la manera p l pqfiódico The Trihune publica ur hicomo se portaron los marinos españoles en los d (e su corresponsal en ráu íer, ciifiendrt sucesos del pasado lunes. que la, población fie Mo; i bii se Íi. i siiMcwulo Todos reconocen que se batieron atlinirablc contra el bajá. mente. OTROS SAQUEOS EL D Í A E N CASABLANCA P T á n g e r dice u n despacho que, según carI as noticias de Casablanca acusan ho. y calma tas fio Mogador, el día 30 del pasado mes y tranquilidad relativa. varin. s kábilas saquearon el Cabo Judy, matanPoco á poco va renaciendo el orden, y mu- do (i apresando á todos los soldados de la guarchos europeos que se hallaban refugiados en nicií ín y apoderándose de los víveres, y que el los barcos se deciden á volver á la población. gol emador, aterrado, huyó én un barco. Días después fué asaltada y desbalijada vina EL CAÑONEO DEL JUEVES. OTRO ATAQUE caravana del Adrar. TÁNGER, 9 2 T I.O. NDSES, U, J o M EN CASABLANCA TÁNCCR, rAC. LANCA, 9 ADUANA SAQUEADA urante los disturbios que han precedido al desembarco d e los soldados franceses, las turbas indígenas asaltaron la casa donde lialiábase instalada la Aduana, saqueando el establecimiento. D (ü B C l B I D O S CON m T R A S O Á C 4 U 6 A D E l A S T O R M E N T A S) TÁNGfR, S I O N SL SEGUNDO BOMBARDEO l nimor de que en Casablanca habíase efectuado un nuevo desembarco, apoyado por los cañones de los buques, sucedió prontamente la noticia oficial, comprobada en las Legacionee. En efecto, la escuadra francesa que manda el Almirante Philibert, llegó á Casablanca ayer, día 7, al amanecer. Seguidamente se procedió al desembarco. l, a operación efectuóse con toda la prontitud posible; pero a u n así, por las dificultades maj t e r ¿l e s con q u e se tropezaba, cuando terminó había avanzado mucho la tarde. Durante todo el d í a compactos grupos de indígenas asomaban á las alturas próximas, con rápidos movimientos de m u y marcada hostilidad. Indecisos, m á s q u e temerosos, n o se resolvían á u n avance franco; pero á cada hora procuraban ganar terreno, y los pelotones aparecían m á s numerosos y nutridos. Especialmente aiuncntaba el tropel de jinetes, como amagando u n a osada maniobra d e ataque. Desde los puentes, los comandantes d e los cruceros presenciaban el desembarco vigillndo los movimientos de los marroquíes, y al advertir sus intentos hostiles, que no podían entor pecer la operación, pero sí distraer fuerzas, rompieron ruégO con la artillería de á bordo. Pocos cañonazos bastaron para ocasionar la desbandada entre los indígenas; la Caballería, que hacía frente, fué la primera en iniciar la faga. Con esto, las fuerzas fueron desembarcando luego ordenadamente y la tranquilidad en la Ijoblación restablecióse por completo, A Da idea de la duración del bombardeo, d e aus estragos, esta noticia, comunicada por conducto oficial: iLos barcos tienen casi -agotadas las municiones, singularmente las de cañones de grueso calibre y tilo rápido. Hicieron estos últimos un fuego tan vivísimo como certero. Al comenzar el ataque para el asalto, los reflectores descubrieron un fuerte golpe d e Caballería, 200 ó 300 por lo menos. Iban los jinetes raatarialmente tumbados sobre los caballos, cubriéndose con el cuello de los brutos, y á galope tendido. Pues ni sus caballos ni sn destreza les valió. E n u n minuto, quizá en menos, los cañones rápidos, ajustando con precisión casi inverosímil sus disparos, barrieron el escuadrón, pero barrido materialmente. Dice el informe oficial que fueron poquísimos los salvados, y que casi todos volaron por el aire La dotación del Don Alvaro de Bazin intervino activamente desde primera hora, conduciéndose con la serenidad y el valor propio de nuestra raza. N o se mencionan aún detalles, pero y a los primeros despachos que hasta aquí, á Tánger, llegan, dicen que la colonia española está entusiasmada por el comportamiento de los marinos del Alvaro de Basan TANGE 6 1 2 N. D p u b l i c a n los periódicos copia del parte ofi cial enviado por el almirante Philibert respecto al desembarco y bombardeo del día 7. Confirma la versión ya conocida, añadiendo que duraute el combate tuvieron los españoles un muerto y cinco heridos. Dice también que á las once de la mañana llegaron los cuatro acorazados franceses, con tal oportunidad que sus fuegos hicieron terminase el ataque de los kabiieños, poniéndoles en abierta fuga. Otro telegrama del mismo almirante refiere que el general Brude, q u e se halla con sus fuerzas acampado en los alrededores de la ciudad, rechazó el día 8 un vigoroso ataque q u e contra él intentaron más d e 6.000 jinetes indígenas. EN TÁNGER MAS DETENCIONES TANGJiR, 9 I 1 Al, p n vista de c ue entre los moros exaltados üi guen oj éndose gritos subversivos, predicando la guerra santa, se h a n operado hoy nnicliísimas detenciones de fanáticos. PARÍS, 9 I 1 M PARTE OFICIAL. PREPARATIVOS I a precipitación con q u e se suceden los in formes, origina algún desorden al transmitirlos nosotros los corresponsales. La repetición de algún dato es también inevitable. H a y y a parte oficial del combate en tierra y cañoneo; pero e n detalle n o se h a hecho público. y en conjuntó no discrepa de la relación que trajo el buque mercante y que antes di al cable. Este parte h a sido transmitido directamente por el comandante jefe de los buques franceses á su ministro. El aviso Cassini, que acaba d e fondear aquí en Tánger, y que adelantándose á la escuadra en Larache hizo rumbo á Casablanca, ha recogido la comunicación oficial. jiguen aquí en Tánger preparativos activísimos para aprovisionar las fuerzas. Continua la iudad tranquila; pero subsisten las medidas previsoras, tales como la prohibición de salir extramuros los europeos; vigilancia constante d e las patrullas de Cabalterbí por los arrabales, etc. Las noticias d e lo acaecido en Casauíanca, producen gran decepción en los moros. TIROS Y CAÑONAZOS n telegrama de Tánger, que s e acaba a e r e cibir en este momento, dice que las kábilas de Anghera se hallan á pocos kilómetros de la capital y que se oye vivo tiroteo. La noticia h a producido en los Centros oficiales gran impresión, porque la kábila d e EL SAQUEO D E LA ADUANA Anghera es u n a de las pocas adictas al GoC e h a confirmado oficialmente q u e la eanti- bierno del vSultán, y, p o r lo tanto, á los eu dad substraída de la Aduana de Casablanca ropeos. por los kabiieños asciende á 12.000 duros. F. n I: i iioblación reina grandísima alarma. U TÁNGER, 9 7 T TÁNQERJ 9 JJ M. DOS BOMBARDEOS. ASALTO SANGRIENTOS COMBATES asta aquí la primera noticia con algún detalle. Después amplíanse los informes con la referencia q u e acaba d e d a r el capitán del vapor Gi M Tbrik, q u e viene d e Casablanca. Según csbi v s i á n lian sido dos los bombardeos, aunque por el corto intervalo que entre ambos mediara, mejor puede decirse que ha ido a n caSoneo horroroso y continuado desde el laties al martes por la noche. Y, como se ve, todo ello anterior al desembarco del miércoles. El motivo de esta intervención de la artillería de los buques h a iddo gravísimo. Se trata d e u a at ue, t a o alevoso como fiero, d io mvtoá, cayo propósito era sencillamente pasar á saco y á cuchillo la población, degollando á todos los europeos y á los soldados franceses y españoles, por supuesto. Habíanse conjurado los cabecillas más exaltados y fanáticos para d a r este golpe por sorpresa, imaginando que, á merced de las tinieblas, realizarían la matanza, sorprendiendo las guardias, y que en pocas horas quedarían dueños de la ciudad, donde hacerse fuertes. Congregáronse en compactas masas, en número todavía no calculado, pero q u e seguramente o bajaría d e cinco ó seis mil hombres, y esperaron á media noche. Entonces, por diferentes puntos, frenéticos, enloquecidos, se lanzaron á la población. Pero sus primeros gritos, antes de llegar á la parte habitada, fueron contestados p o r el cañón: la vigilancia desde los cruceros era tan solícita y escrupulosa como las circunstancias imponían; se habían divisado sombras, algo que acusaba movimiento sospechoso en el campo posterior á la plaza; los reflectores enfocaron, y, descubierto m u y á tiempo el ataque, la Artillerfa, pronta, rompió el fuego. Fueron los moros, según la referencia que traslado, cañoneados desapiadadamente. Las granadas hicieron instantáneamente u n espantoso estrago, u n a horrible carnicería; tanto, que al día siguiente no se podía aventurar el número exacto d e muertos. E n tanto esta escena s e desarroiiaoa en el campo, á las puertas de Casablanca sucedíanse las luchas parciales, enconadas, tremendas. Bandas de moros feroces, ciegos d e coraje, llegaron hasta las afueras d e la población y, desesperados por la sorpresa y por la matanza del bombardeo, se arrojaban materialmente á pecho descubierto sobre las guardias d e los Consulados, entregándose á la muerte, porque los soldados, á pie firme, á corta distancia d e los edificios, r e d b í a n á los asaltantes con descargas cerradas q u e sembraban el suelo de cadáveres. Algunos moros iban tan ciegos, y con tal bravura atacaban, que cayeron atravesados por las balas, á las puertas mismas d e los Consulados, á m u y pocos metros de la tropa. Hasta el amanecer duraron las escaramuzas. Reeos unse algunos heridos moros. Otros uttclttsimas huytfon, ó sus compañeros los taéíportatoa á lugar seguro. t o s ibuilias europeas n o presenciaron d e tea los horrores de esta noche. Casi todas taanecfan aún en los barcos d e guerra ó H MAS DETALLES f an conociéndose detalles de los combates del domingo en Casablanca. La columna española de desembarco tuvo que atravesar toda la población para llegar al Consulado, en donde se encontraban los 40 soldados que desembarcaron primeramente. Durante todo el trayecto se vieron obligados á sostener continuos y empeñados combates para resistir las furiosas embestidas de los moros que, apostados en las esquinas, les hacían un fuego terrible. Una vez en el Consulaao español instalaron en la azotea las ametralladoras. E l efecto fué eficacísimo. Los kabiieños, q u e rodeaban el edificio, huyeron á los primeros disparos, dejando sobre el suelo bastantes muertos y heridos. El ataque de ios moros al convento de frailes franciscanos fué terrible. Los padres tuvieron que refugiarse en lo alto d e la torre, en donde echaron las campanas á vuelo pidiendo auxilio. Como y a telegrafié anteriormente, un grupo TÁNGER, 8 A. de marinos españoles llegó oportunamente, haASESINA 7O S. SAQUEO ciendo descargas cerradas que pusieron e n dis 1 n relato complementario á todo cuanto del persión á los asaltantes. Todos los padres de la misión se hallan aho asalto d e Casablanca nega, íConfirma un dato d e importancia, y es el de que los moros ra en el Consulado d e España. asaltantes, bajo u n f n o mortífero, y con vaTÁNOER, 9 3 T lor verdaderamente suicida, lanzaron algunos LA MISIÓN FRANCISCANA ASALTADA grupos hacia el barrio judío, donde, en u n a hora escasa, se sucedieron escenas horribles. A cabo de recibir en este momento cartas Ancianos y niños degollados, mujeres roba- directas de Casablanca, en las que me didas y bestialmente atropelladas sotare la san- cen que la misión franciscana fué asaltada por gre los cadáveres, casas destruidas y sa- las turbas marroquíes; las cuales se apoderaron queadas. de los vasos sagrados, custodias y ornamenDuraron gran parte de la noche estas explo- tos, cometieron toda clase de profanaciones, y siones de barbarie. se hubieran llevado prisioneros á tres frailes, Un subdito inglés, llamado Sasson, que ha- sin la oportuna llegada d e u n grupo d e maribíase quedado en el barrio, fué muerto á tajos, nos españoles que, al grito de ¡Viva España! y moribundo vio cómo las hordas se llevaban á tiro limpio, y después d e u n a lucha reñidísia sus dos hermanas, dos jóvenes distinguidas ma, lograron resca tarlos. y hermosas, cuya suerte se ignora. Uno de los marinos quedó muerto en el comEl espectáculo que, al ser de día, presentaba bate. el barrio judío ponía espanto. Me dicen también que excepto los edificios Ya h e comunicado que duró el cañoneo del fortificados, toda la ciudad de Casablanca h a lunes al, martes. Añadiré que, según noticias sido saqueada por los moros y que muchas caúltimas, fué el intervalo brevísimo, d u r a n d o el sas están incendiadas p o r las granadas Ocios fuego, por lo tanto, casi cabalmente las cua- buques europeos. renta y ocho horas. CIERRE DE CAFES la aparente, nadie Bajoocultatranquilidad T á n g e r seáacentúa se que aquí en la efervescencia, y como entre Tos indígenas q u e circulan, n o obstante las detenciones últimas, menudean los exaltados, las autoridades, previsoras, h a n dispuesto q u e desde h o y se cierren los cafés morunos. De este modo se evitará que los fanáticos se congreguen, como venía ocurriendo, varias horas al día, y tramen algo, que todo es d e temer de su fanatismo y su odio, cada día más visible, liácin los franceses. TXNGER, 9, I I M. ü n las afueras de la poblacién se están for mando desde primera hora de lá mañana grupos de kabiieños, que se disuelven á cañonazos. Kl crucero francés Amiral Aiihc ha zarpada para Mazagán. TXNGER, 9 1 M- p s t a noche pasada hubo grandísima alarma por haberse oído fuerte tiroteo extramuros de la ciudad. Cuatro ó seis familias vinieron apresurada mente á refugiarse en Tánger, llenas d e es panto. Las autoridades marroquíes reiorzaron todas las guardias para estar prevenidos para cualquier golpe de mano. La colonia española comenta m u y desfavorablemente el hecho de q u e no se envíen buques de guerra españoles á este puerto. EN RABAT cXoiz, 8, n N. I as kábilas fronterizas á Rabat rodean la po blación en actitud d e hostilidad. vSe teme u n asalto p o r parte de todas, pero principalmente por la d e Simur, que es d e las más fanáticas y la más guerrera, á la cual no h a podido dominar ningún Sultán. Entre Larache y R a t e t han tenido u n a reunión los jefes de kábilas, en el punto doude se hallan enterrados los restos del santón Iuley- Halcón. Entre los acuerdos tomados h a y u n o encaminado á impedir que los europeos traspasen el territorio marroquí adonde n o alcancen los cañones de los barcos. Los muertos á consecuencia del bombardeo de Mazagán, pertenecen a l a kábila d e Chania. Estos preparan grandes represalias. EN MAZAGÁN CIBRALTAR, C Í T. LOS MARINOS ESPAÑOLES Y a tenemos detalles d e la intervención de nuestros marinos en el bombardeo y en la lucha terrestre de Casablanca. Tomaron parte más activa de lo q u e se infería del primer informe y tuvieron cuatro heridos. Como episodio interesante, citará el siguiente: Un cabo d e mar vióse atacado por u n negrazo formidable, u n verdadero gigante. Sin perder u n punto su serenidad, no se limitó á defenderse, sino q u e atacó con tal coraje, que le infirió 25 machetazos y, no habiéndole rematado, le asió por la garganta, clavándole materialmente los dedos y estrangulándole. Sólo u n barco español, el cañonero Don Alvaro de Baza tomó parte e a el fuego; n o había j o m a d a fué fatigosíma para los soldados. aún ningún otro y los barcos franceses eran 10. AVena hora llegaron los q u e conducía la esTÁNQE 9 I M c u i 4 e P h U l b e t t Coa otros Cuerpos, desema- earon los zuavas. Esta tropa, dura y so- 1 1 ¿os presenciales de los sucesos d e Casablanca, refieren que el pasado domiujgo, bri nbriá las guardias, relevando á las com- tres marineros españoles, a quienes había paSl que s e bMierou toda la noche. cercado u n g r u p o numeroso de moros en la mis T X N O E R t I I N. ma puerta del Consulado, se defendieron heroiN U B DETALLES. LOS ESPAÑOLES camente, logrando, después d e u n a reñidísima n- -Tuf I II lucha cuerpo á cuerpw) matar ó herir graveA a n W a n d o con nuevas referencias, deta- mente á la mayoría v poner en dispersión á los l l múltiples del asalto á Casablanca, al- restantes. gunos unibles, espantosos PIDIENDO AUXILIOS p o r medio de la telegrafía sin hilos, sistema Marconi, se acab: in de recibir en esta plaza despachos del cónsul inglés en Mazagán reclamando urgentes auxilios. La noticia ha producido grandísima impreTÁNOBR, 9 7 T sión en toda la colonia. TRANQUILIDAD OTRA VEZ Las autoridades h a n fletado inmediatamente un vapor, q u e h a zarpado para Mazagán l jOticias d e Casablanca recibidas por la tele- para recoger á los subditos ingleses refugia grafía sin hilos, dicen que la situación en dos á bordo de los buques de guerra franceses. aquella ciudad continúa mejorando. Desde los Se esperan con ansiedad detalles. sucesos del lunes, la tranquilidad no h a vuelto Procedente de varios puertos marroquíes á turbarse. han fondeado esta mañana los vapores Magims, PARÍ 9 1 0 M. Gibily Musa. Vienen atestados de europeos. RESULTADO DE LOS COMBATES La casa consignataria de este último ha ofrecido traer gratuitamente á Europa á todos los o n referencia á despachos de su correspon- europeos pobres que lo soliciten. sal en Tánger, dice Le Maíin que las bajas sufridas por los marinos franceses en los comTÁNGEH, 9. 3 T. bates del domingo y lunes fueron un muerto y UN RUMOR cuatro heridos. ireula con gran insistencia el rumor de q u e- ONDRES, 9 n M el crucero Du Chayla h a bombardeado Crl corresponsal del Daily Telegraph dice que Mazagán. En los Centros diplomáticos n o hay, á la pasan d e mil las bajas que h a n tenido los hora en que telegrafío, confirmación oficial d e marroquíes entre muertos y heridos. la noticia. TÁNGER, 9 í 2 N SIGUE EL BOMBARDEO u ace poco h a fondeado en el puerto u n va por español procedente d e Casablanca, conduciendo á bordo 70 fugitivos de aquella ciudad. H a n referido u e cuando ayer salieron de Casablanca continuaba el bombardeo. Calculan que pasan d e 2.000 las bajas que han tenido los moros. TOlA l o 2 LONDRES, 9 7 M CONFIRMACION OFICIAL p l corresponsal en Vax 6, t Daily TrlegrapIi asegura que está confirmado oficialmente el bombardeo de Mazagán por el crucero fran és DH Chayla. BARCOS Y TROPAS CIBRALTAR, 9, 9 M TORPEDEROS FRANCESES I os transportes de gueria Shamroíh y A noche tocó en esta bahía la escuadrilla d se hallan dispuestos á zarpar para Ma- torpederos franceses q u e se dirige á Carruecos, llevando á bordo tropas d e desem- sablanca barco. AWEORAS, 9 8 M DEALGECIRAS EN M O C A D O R anana es esperado en esta plaza el capitár general d e Andalucía. Por tren han lleTXNGER, 9, 1 gado las seis ametralladoras que h a de llevar A nuncian d e Mogador que u n gran santón la brigada q u e irá á Marruecos. del Sahara avanza al frente d e u n a horda GIBRALTAR, O, l O M. de 8.000 famélicos, dispuestos á exterminar á MAS DE CIBRALTAR los europeos. Créese que los b u q u franceses s e distribui- l a brigada q u e guarnece el campo d e Gibral rán por los puertos de la costa para prevenir tar, h a r á b i d o ordea d e estar lista p a r a eventualidadesembarcar al pxifim iwe