Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 4 DE AGOSTO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN PAGINA 5 BOLSAS DEL DÍA 3 HOY AYEK COTIZACIONES DE MADRID Intonor. al contado, Serio F -cu (iifcroüfceg series id o Interior, lili corriente Id. Interior, lin próximo Aaiortizuble, Soria F- -en diferentes s e r i e s -cárpalas... übllgaclonos del Tesoro. iyuntamiontodo Madrid. Kosnltas. -Kxpropiacíonoíi del interior. -Cóii nías do onsnnfibo Obligaciones do la Diputación Madrid. Baaeo de España. Banco Hipotecario 1 Hanéo JlispíJno- AiíieríOíino Banco Kspuñoí do Crédito Arrendataria do Tabacos. Socied. ¿mi. Azucarera. I roforontos. -Ordinarias, Cédulas d l Banco H i p o t e c a r i o CAMÜIOS. Francos. Libras. 82,40 84,i C +0,05- -0,05 f 0,05 le los jardineros de la ciudad del Turía. No es de virañar que, disponiendo de elementos coiX ailí se dispone, los cosos lloridos y las batallas de flores sean espectáculos admirables por la variedad, el arte y el lujo de carruajes y tribunas para cuya ornamentación sou esquilmados los famosísimos jardines de Valencia. De ía batalla de flores de este año publicamos lo que puede llamarse la nota saliente, esto eS ¡la tribuna construida para S. A. R. la infanta doña Isabel, que desde ella presenció el festejo. DE SOCIEDAD Mañana, festividad de Nuestra Señora de las Nieves y de África, celebran sus días las marquesas de Casa- Torre, Tenorio, Medina y Valdefu- -ntes; señoras de Romea y Lauipérez, y señorita de Quiroga y Pardo Bazán. xa o 8,50 -0,50 41.50 10 a, 15 14 28,87 85.95 -1,25- -2,50 4- 0,05 4- 0,10 DE BARCELONA latorinf, fia domos Araorttzable. Banco iíispano- Celomal Acciones, Nortes- -Alicautas... -Orensss, 82,60 3,30 87,40 0,20 0,65 0,80 DE PARÍS Interior. Exterior... llünta francesa Huso n u e v o 1. (Turco... Argentino, 4 por 100, 1898. Brasil, i por 100, WS 9. Nortes Zaragozas Andnluces. o. Crédito Liónos Banco Naeional do Mójieo. Metropolitano. Jiiotioto Thomson. a Do Beors. Ttiarsis. Goidfieids liand Mines 72,35 81,80 95,06 87,1 U 94,07 8 C, 9 U 80 263 61 173 1.168 950 495 1.9 Ü 2 Í 590 1 BV 81 X 3 J 1 0,03 0,05 0,05 0,10 0,07 0,15 8,10 u 3 2 3 El día 6, festividad del Salvador y de los Santos Justo y Pastor, los celebran la duquesa de Santa Lucía, la marquesa de Álava y la señora de Núñez de Prado. También los celebran el cardenal Casañas, los marqueses del Salar, Lema, Marianao, Loreto y Sonieruelos, y los Sres. Diez de Rivera, LOS VITICULTORES Viuiegra y Cañáis. FRANCESES Se ha verificado el matrimonio de la señorita doña María Rodríguez Mellado con el catedrático de la Universidad Central D. Alfonso PARÍS, 3, 7 T. os despachos de los departamentos del Me- Retortillo v Torres. diodía dicen que la noticia de la libertad Ha salido para Biarritz D. Gregorio Isar Rey. de Ferroul y demás miembros del Comité de La esposa de nuestro querido amigo y comArgeüers ha sido acogida con vivas muestras pañero D. Roberto de Palacio, ha dado á luz de satisfacción. Créese que ello influirá mucho para el resta- con toda felicidad una hermosa niña. Acompañamos en su legítimo Contento á los señores blecimiento de la calma y de la legalidad. Aumenta el número de los Ayuntamientos de Palacio. que van retirando sus dimisiones. Ha sido pedida la mano de la encantadora Srta. Carmen M. de Azcoitia, de distinguida familia palentina, para el ingeniero de miñas í) Kaf ael Oriol. POR TEL 2 CUIAFO Han salido para Saint- Sauveur, Cauterets y CONSTANTINO 3 T. Suiza, el senador D. José de la Torre Villanúe e conformidad con el deseo manifestado por va y sus hijos los marqueses de Torre- Villa al Sultán, el Emperador de Alemania ha nueva, i designado al ex jefe del Gobierno español don Ha fallecido en Kl Pardo, de una rápida y Segismundo Moret como primer arbitro para solucionarlas diferencias surgidas entré el Ga- penosa enfermedad, la bellísima y encantadobinete turco y la Compañía del ferrocarril de ra Srta. Doña María Portuondo, hija del senador del Reino D. Bernardo. Oriente. Enviamos á nuestro particular amigo, así como á su distinguida familia, nuestro sentido pésame en la inmensa desgracia que les aflige. MORET, ARBITRO CONCURSO DE GANADOS COMUNICADO VI ÚLTIMOS DATOS t IMPBESIONÜS JUl ADTUT) El negooio ostá coraplotamonto paraliza do. No liay cierro del Intorior á plazo; Tale, á las cinco, 62,57. Los franoos alcanzan ol cambio do 14 por 100, á pasnr da Las ventas dol Tesoro. So dioo qco ésta interrtmdr 4 aa ol oocro, con más onorgíc, la eepróxima. PA 2 H 2 Marcadofirrací, aunqn inactiva. NUESTROS GRABADOS I os sucesos cíe Marruecos. Desde Casablanca nos remite nuestro activo colaborador Sr. Rittwageu la interesante fotografía que hoy reproducimos de los lugares en que ocurrieron los sangrientos sucesos en que la barbarie africana lia producido nuc Famente víctimas europeas. En la fotografía puede juzgarse del estado de adelantamiento y de la importancia de las obras del puerto de Casablanca, cuya interrup ción momentánea lian logrado sal rajeincntf las liordas marroquíes. de Valencia. La batalla de floresde todos son el gtisto ex Bien conocidos I a Asociación general de Ganaderos, en vista del éxito obtenido con el Concurso de ganados y maquinaria recientemente celebrado, y atendiendo los requerimientos que á diario se le dirigen por los productores españoles, ha tomado el acuerdo de organizar otro Concurso nacional de ganados para la primavera de 1908, cuyo programa y reglamento se publicarán en fecha oportuna. Convocado como ensayo el efectuado el pasado mes de Mayo, á pesar de la. importancia que tuvo, tanto por el número como por la cah dad de las reses presentadas, tiene el propósito la citada Corporación de que el Concurso que ha de celebrarse la primavera próxima, sirva de base á los sucesivos nacionales, que después se verificarán en Madrid con intervalo de unos cuantos años, á fin de que durante ese tiempo se generalicen ios regionales en todas las comarcas y puedan luego concurrir al de Madrid los ejemplares premiados en aqué líos. De este modo se conocerá y estimulara lo mejor de cada región y el esfuerzo de todos hará que en un plazo relativamente corto se note en nuestra ganadería la beneficiosa acción de estos certámenes. quisíto que en sus obras demuestran los artis tas valencianos, y la habilidad extraordinaria lar, en donde compradores y vendedores hallen un medio de poder obtener valores que tienen escaso mercado ó de poder realizarlos? Hasta unos 400 títulos se cotizan normalmente en las principales Bolsas de España, que son, en verdad, tres: Madrid, Bilbao y Barcena, no incluyendo á Santander, Valencia, Reus, Pamplona, CHjón y Zaragoza, porque la contratación de valores en estos mercados no es frecuente. Aquéllos que quieran desprenderse en Madrid, en un momento dado, de Amortizables, Interior, acciones del Banco de España, Tabacos y Azucareras, pueden estar seguros de realizarlos; lo mismo que encuentran facilidades siempre los que en Barcelona den acciones de Alicantes, Nortes, Orenses, Hispano- Colonial y Catalanas, y en Bilbao los que deseen negociar Altos Hornos, Explosivos, Resineras, Calas, Crédito de la Unión Minera, Industria y Comercio y otras varias. Para apreciar la evidencia de LA ESCUADRA ESPAÑOLA basta conocer los mercados para lo expuesto poder apreFOX TELÉFONO ciarlo, porque estos valores tienen todos los BILBAO, 3 6 T días corfos, más ó menos amplios, en donde es Procedente ¿le Santander, ha fondeado la es- fácil ofrecer y pedir. cuadra de instrucción, compuesta del Car- Calculando más bien con exceso, liay unos los V, Pelayo, Princesa de Asturias y Exlremadura, 40 títulos que sou negociables en el acto; pero el resto, ó sean 360, luchan con una falta de al mando del contralmirante Sr. Matta. A LOS RENTISTAS DE ESPAÑA uién duda de que hace falta establecer una Q especie de mercado libre ó Bolsa particu- mercado, que les hace tropezar con grandes di ficultades, y que aun eá el caso iuás favorable, que es el de lograr contrapartidas, hay que sn frir la pérdida dé algún entero, porque la parte contraria se vale de lá ocasión para imponer el cambio. ¿Hay alguien que conozca, éntrelos qtte diariamente concurren á la Bolsa de Madrid, las acciones de la Compañía agrícola y salinera de Fuente- Piedra, de la vega de Lebrijá, de la Sociedad española de sondeos y alumbramiento de aguas, del pantano de Puentes ó dé la pesquería canario- africana, por ejemplo? Estos valores, juntamente con otros de igual categoría que nadie conoce como existentes y cotizables, figuran en el Boletín Oficialsin que tengan siquiera cambio precedente, á tío ser alguno que por excepción le tiene eá fecha muy lejana. Con el fin de facilitar las transacciones entre estos valores económicos de escasísimo ulereado, 1 Banco Franco- Español ha pensado admitir cuantas proposiciones se le hagan para poner en comunicación á compradores y vendedores, que encontrarán por éste medio el modo de satisfacer sus déseos. Abriremos, por tanto, un libro registro en donde constarán las ofertas de ios uttós y las demandas de los otros, acompañadas dé las condiciones que impongan los interesados, respecto á precio y forma de realizar la operación. A unas y otras daremos la mr. yor publicidad posible para hacer más fáciles estas operaciones. Así queda establecido una espede de Bolsa privada ó mercado libre, adonde los rentistas y hombres de negocios podrán acudir en solicitud de transacciones. El Banco Franco- Español facilitará con esto las operaciones dé venta y compra de valores de reducida negociación, y beneficiará á todos íos que deseen vender papel para el que no encuentran tomadores y a los quenecesiteü Cóm prarle sin hallarlo con facilidad. Sabido esto todos los que estén en situación de acogerse á estas ventajas con que brinda el Banco Franco- Español, pueden desde hoy dirigirse á su domicilio social, Carrera de San Jerónimo, 45 y 47, dando cuenta de los valores que deseen adquirir ó que necesiten ceder. De esta manera queda inaugurada nna Bol sa libre, provechosa en extremo para capitalistas y tenedores de papel. E L BANCO FRANCO- ESPASOL COPLAS DEL DOMINGO w ESTIVAL Bájate cyalesquier noche que qui ú que estés aburrido, por la Ronda, y verás que rebién veraneamos íos de la gilifilü ú de la goma; ves cualesquiera noche que tú gustes ves por alh la noche que te roa la pena que te roe muchas veces, y la melancolía que t agobia, y ú pasas una noche solazada, ú dejo yo de ser Lucio Gatnbea; sernos la gente nuestra mucha gent de ABANICOS, SOMBRILLAS, PARAGUAS Y BASTONES, a precios incrcibiomonto baratos 6 inríiaal público aprovecho esta rordadera ocasión. LIQÜIDACION SfSSíS? M. Di DIEGO roaliza sos muchas y ricas existencias QR ílfíí u UI delas Puerta Iel Sol, 13, esquina a Montera O H siempe con las calenturas miormi teñios rcbotdes se cutan Grajeas BIBLIOTECA DE A B C 320 LAS DOS BARONESAS 317 Cuando el jnez de instrucción se detuvo para tomar aliento después de sn relación melodramática, Leonida exclamó: -No, no, caballero. Eso sería espantoso, y no es así. -Eso es asi, señora. ¡Me niego á creerlo! ¡No lo creeré jamás! -Negad entonces la evidencia. I as pruebas existen. ¿Qué pruebas? -De aquellas que no admiten discusión. Hacía mucho tiempo que el doctor trabajaba en su infame obra. Creía en la impunidad, pero no contaba pon la justicia... El cadáver de Mr. de Tréves nos ha dado el veneno, y la última receta, audazmente firmada por Luciano d ílarblay, nos ha denunciado al envenenador. Lconida exhaló sordo gemido y se puso pálida como una muerta. ¡La luz disipa las tinieblas que os rodean, lo veo! -siguió Mr. de Ferouillat. ¡Comprendéis que la evidenciase impone! El hombre que amáis es un miserable. ¡Maldecidle, pero al maldecirle podéis juzgaros feliz en no haberos hecho su cómplice. ¡Dios mío... ¡Dios mío! -dijo Mad. de Tréves con desesperación. -Os es cucho, os entiendo, y me parece que sueño... ¡Acusan á Luciano d Harblay, al esclavo del deber, al hombre honrado que cuidaba de mi marido con la abnegación de un hermano, que le aconsejaba me hiciese más dulce la vida, que me animaba á mí misma á comprará cualquier precio la tranquilidad doméstica. ¡A él acusan! Señora! El envenenador representa una horrible comedia para negar á su objeto sin contratiempo. ¡Respondo de su inocencia como de la mía! ¡Si él es culpable, yo soy sn cómplice! -No, señora, no erais su cómplice, estabais engañada por él y vuestra exaltación presente prueba cuan grande era el dominio, ó más bien la fascinación que ejercía sobre vos. La joven rompió á llorar Mr. Ferouülnt juzgó á propósito no prolongar aquel día el interrogatorio El escribano leyó en alta voz la declaración, I, eonida firmó con mano temblorosa. -Calmaos y tranquilizaos, señora- -le dijo el juez de instrucción. -Vuestro jnaildo está vengado. Mad. de Tréves se retiró. Cuando la puerta se hubo cerrado tras ella, el magistrado se frotó las ¿nanos. -Es claro como la luz del día lo que adivinado- -dijo en voz alta, como hablando consigo mismo, pero en realidad dirigiéndose á su cscril ano, que le escachaba con la boca üL í rta y 1 Í pluma deuás de l- i oreja. B Harreataba con el amor. Pensaba eú lo solido y quería la férula... ¡liaremos D taieato... El escribano aprobó con t 1 gesto, y el Juez de instrucción despnís de i -Eso es muy particular. Mr. d Harblay, recién venido y joven, hubiera debido mostrar ciertas deferencias al antiguo médico de la familia y hacerle algunas concesiones. -E ¡Dr. d ílarblay había prohibido á todo el mundo la entrada ea el cuarto de mi marido... Mi suegra y yo debíamos conformarnos, como los extraños, á esta consigna, que el estado del herido hacía indispensable. ¿Indispensable á los ojos de Mr. d Harblay? -interrumpió el juez de instrucción. -Sí, señor... El Dr. Piedagníel quiso violar la consigna... Mr. d Harblay, apoyado por mi marido, le negó la entrada en el cuarto... ¿No os pareció extraña esta conducta? -Rigurosa; pero lógica nada más. Fue pronta la curación de Mr. de Tréves? -Sí, señor... gracias á los cuidados de Mr. d Harblay, hacia uien mi marido sentía la simpatía, más viva. x- ¿Iba con frecuencia el doctor? -Dos veces al día. ¿A quién daba uenta de los progresos de la convalecencia del eafermor -A mí generalmente. ¿Le recibíais en vuestro cuartor A esta pregunta sintió Leonida que ardiente rubor le subía al rostro. Sin embargo, respondió sin vacilar: -Sí, señor; algunas veces. El juez prosiguió después de un instante: Cuál era la actitud de Mr. d Harblay con respecto á vos? -Como debía ser- -respondió I aonida con altanería. -Mr. Harblay es Tin cumplido caballero. Mr. d ílarblay os era símpátteor- -Seguramente... Habiéndole conocido bien, me inspiraba la mayor estimación. ¿Entre la primera y segunda enfermedad de Mr. de Tréves, cesó de vt- -La segunda enfermedad siguió muy de cerca á la primera... Mi j cuyo espíritu estaba enfermo y que no se creía curado, tenía gran empeño en no perder de vista á su médico; pero el doctor, herido á su vez, se hizo reemplazar algunos días por uno de sus colegas. -El Dr. Maráis de Chantilly, lo sé; esta situación duró poco, y monsieur d Harblay, enfermo aún, volvió á reanudar sus visitas. -Sí, señor. ¿Os hablaba el Dr. d Harblay de vuestro marido? -Con frecuencia. ¿Htí qué términos! -En los términos más afectuosos. -Vos no congeniabais con el barón (ie- Ta- vi según parece... -Mimando tenía el carácter poco comunicativo y brusco á veces... Yo he ceñido que sufrir, ciertamente, con su rudeza; pero en los úlih os í de su. vida nos habíamos unido mucho, y esta unión se la debía yó á Mr. d Harblay, cuyos consetos seguía Max. nir al chalet?