Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO A B C. DOMINGO 28 DE JULIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA 6 f SÍ íiL LCNDKt UN V CEREMONIA CATÓLICA LA PROCESIÓN li- VIRGEN X i i ME. CELhHRADA EN. LONDRES EL DÍA 20 DEL ACTUAL Fot. WorldVGraphic Press. ia protección, casi siempre baldía é ilusoria, del pues, y. no. se quede in actu y. como en estado Estado. Con louno; yeon lo otro, el propieta- latente esa envidiable: idoneidad, de la cual rio, que es muy digno dé lástima, aunque, por tanto- pue de esperarse! Con un buen, esfuerzo las muestras, esté pareciendo indigno de pro- ha de bastar Milagros hicieron en lo antiguo iio estarlo; viendo, 110 lo creyera. Para ha- tección, no tira jamás á favorecer- malhecho- aquellas, partidlas rurales que crearon los Con llar disculpa á lalargainipunidád en que res, sino á evitar los perjuicios con queéstbsle cejos andaluces para dar al través. con los bany Pernales merodeando ásus anchas por losamenazan, y á redimir, á su costa propia, las doleros. Moriones, el bravísimo é inolvidable campos y, aun por los. pueblos de Andalucía, vejaciones que le han causado. Y ¿cómo no te- Morlones, templó los buenos aceros de sus dícesé, niás ó; menos veladamente, que lo pro- ner ese miedo cuando la ineficacia, para todos bríos juveniles persiguiendo, manando las estegen y ocultan los propietarios de aquellas harto patente, de la persecución, va haciendo paldas en las cercanías de Estepa al famoso comarcas; -y esta especie, filtrada día por día, perder á los propietarios toda l a confianza que Juan Caballero, á quien puso en camino de ya en l a frasecita; parlamentaria; ya en el suel- le merecían sus defensores? ¿Qué es lo que se mejorar dé vida... Nada: puede. envidiar áunos to oficioso, y tal cual vez en el telegrama alu- pretende del labrador andaluz? ¿Que se niegue n i á otros el benemérito Cuerpo de la Guardia sivo á la infructuosa persecución, va ganando á toda exigencia con que sé le impongan los civil, ni en celo, ni en valor, ni en pericia, tan las fáciles creederas de las gentes perezosas foragidqs que están merodeando á mansalva bizarramente- acreditados siempre. ¿Qué falta que gustan de tomar para su uso los pensa- un mes y otro mes, un año tras otro, ubicuos, entonces? ¿Qué viene faltando desde que retoñó mientos- hechos, y tira á constituir un estado impunes y triunfantes? O, por ventura, ¿se que- últimamente en Andalucía la tan dañosa plande falsa opinión, según el cual los labradores rría exigir á los propietarios mismos, con sus ta del bandolerismo? ¿Acumular allí más fuerandaluces se encuentran tan contentos con su. ganados y sus miéses, y sus árboles á merced zas de aquel instituto? Acumúlense, sin dejarlo Pernales, que le prohijan contra viento y marea de todo el mundo, que se subrroguen en el lu- para mañana. ¡Por vida de los vinos y de los y- ni á tres tirones. quieren dejárselo arrebatar. gar de un instituto armado, fuerte, valeroso, azúcares, que no dejan atención ni lugar para Y como aquel vulgarísimo bandolero, que debe lleno de preeminencias y de fuero, y que em- otras cosas. ¡Por vida del medio garbancito toda su fama á la desdichada fortuna con que prendan y efectúen por sí propios lo que hasta de cada hormiguita, de cada fabricante y de se le persigue, tiene de hecho por suyas las ahora, por desdicha y á pesar de su inmejora- cada cuco, y cómo no deja hacer lo principal! provincias de Sevilla, Cádiz, Málaga y Córdo- ble anheló, no han logrado efectuar los espe- Más que todo eso urge acabar con este baldón ba, pues se anda de unas en- otras, risueño y cialmente llamados á dar cima á tan grave em- del bandolerismo; con esta sangrienta burla con que cuatro desalmados nos están empobretranquilo, como niño que juega á pedir cande- presa? ciendo dentro de casa y nos están deshonranla, viene á resultar, según la falsa y torpe creenTodo eso puede soñarse; pero no puede exi- do fuera de ella. cia antedicha, que en aquella región no hay sino bandolerismo neto y perfeto; que todos son girse. Así, en vez de lo. que injustamente se dice contra los propietarios de Andalucía, que, FRANCISCO RODRÍGUEZ MARÍN unos, bandoleros y propietarios, y que si tan robados, mal pueden ver con buenos bien se entienden los ladrones y los robados, siendolos ladrones, conviene asentar estas verno se haría cosa más acertada que alzar de ojos á que, vamos al decir, no tienen vuelta de DEL DOMINGO. dades, obra y dar de mano en la inútil tarea de per- hoja: FRUTA DEL TIEMPO a seguir á los unos y defender- á los otros. i. Elmal pudo y; debió cortarse á sus co ¡Carambita, caramba, Esta absurda explicación, éste vano achaque, mienzos cuando mandaban los que ahora, cómo está el patio... este ridículo expediente á que lo mismo sé fingiéndose escandalizados, interpelan é inLa morena del cinco, acude ahora que se acudía durante el mando culpan al obierno actual. Es más fácil y mequiere al del cuatro. de los Gobiernos anteriores (pues ya hay buen nos molesto dar voces en la oposición que prola tapicera rato que Pernales campa por su respetó, burlan- curar y conseguir en el Poder que se limpie se embandolina el moñe do de todo y de todos) merece y necesita la de ladrones un pedazo de España. ¿Qué tiene pa el de la tienda; más enérgica repulsa; y yo, que de Andalucía que objetar á esto el diputado Sr. Rosales, tan el sastre del primero llego, que tengo mis escasos bienes en uno de callado ocho meses há, y tan locuaz ahora? a sus distritos rurales, y que, perdonadme la jacno tiene sastra, 2. A lo infructuoso de la persecución debe tancia, conozco aquello como pocos, ó, á lo me- el bandolerismo casi toda su triste fama: Í 2 ¿y el hombre, por lo visto, nos, mejor que muchos, de lo cual podrían dar fama infame, que diría un poeta de antaño. Capquiere casaca, fe y razón los Sres. Buylia y Palacios, que por turados ó destruidos los malhechores alas dos y se ha fijado allá anduvieron investigando acerca de los semanas de empezar sus correrías, la negra, en esa chica rubia problemas sociales, yo, digo, ¡debo- -y. quiero. que no áurea, leyenda se habría ahogado al del piso bajo; asentar, en honra y defensa de la verdad y de nacer. Porque nuestras omisiones agrandan las la seña Marcelina, mis paisanos, esa protesta y esa repulsa. la hojalatera, acciones de nuestros enemigos, y nuestros yeque la pobre está viuda Porqué todo el fundamento de la inculpación rrosa son cabalmente sus aciertos. desde el noventa, ajena que para disculpas propias se fragua está 3. Xos propietarios andaluces, los calumsin miramientos endecir: Quien da de comer ó entrega dinero niados terratenientes de allá, están pagando al aprendiz, de un golpe áUn bandido, lo auxilia y lo proteje; es así que la contribución dos veces: uña, á la usanza de le ha hecho maestro; en los cortijos y caseríos andaluces se da de aquende, y otra, á la de allende el Estrecho. Pepa la modistilla, comer ó. Pernales cuando llega y lo pide, y quePor equidad siquiera, convendría libertarnos no es ni su sombra, los propietarios suelen atender, si bien rega- de uno de esos tributos. Si- ha de seguir coy ni come ni bebe teando, sus demandas de dinero, y aun res- brando Pernales, nuestro Raisuli, deje de coy esta ojerosa, catar á metálico los semovientes que les hur- brar la Arrendataria. No es pedir gollerías. tan, luego. todos son unos. Poco seso tenporque su novio ¿Medios para poner término pronta y radidrá, siu duda alguna, quien por razonamiento calmente á este daño perdurable, á esta rancia no cumple su palabrp tal como este se deje convencer: I,o claro, lo afrenta nacional. Sien pueden ocurrirse, bien de matrimonio; indudable es que quien- da pesetas ó artículos se ocurrirán, sin duda, á un Gobierno que prela seña Restituía, de consumo á un bandolero, por miedo y no side el Sr. Maura, de talento admirable y culla fiadora, por simpatía lo hace; y el que rescata sus ca- tivadísimo, y de cuya cartera de Gobernación fía sin intereses ballerías sólo denota que tiene más confianza está hecho cargo ministro de tan sólidos meá Paco el Zoca; en. el milagro que le haga su diaero que 110 eii recimientos como -el Sr. La Cierva. ¡A ello, y ella, se fía EL: de su Paco, y su Paco quiere a l a Elvira; la Manuela, que dicen que es una santa, y es de lo mejorcito que hay en la casa. tiene revuelto con sus coqueterías al barrió entero; las cursis del segundo ya han enganchado á dos pollos imberbes que hacen el gasto por Recoletos, y las pagan las sillas, y hasta el sereno; Paca, la cigarrera, le hace pitillos á un muchacho estudiante, y lleva escrito cada cigarro un letrero que dice: ¡Viva mi chato! Hasta la muchachita de la portera, que va por ahí de corto, y aún gasta trenza, ya está pensando en el marinerito del sotabanco, que es un niño bitongo que aún dice tate Miren cómo se explicar hoy los chavales! ¡Caray, quécríos! aprenden antes esto que el Cateeismo! ¡Carambita, caramba cómo está el patio! la que no está queriendo, la andan buscando; con los calores por lo visto, se incendian los corazones. ANTONIO CASERO BARCELONA OR TELEFONO p u g a de un preso. Se ha fugado de. la Cárcel Modelo ei re cluso Antonio Carner. que se hallaba preso poi un delito de robo. I afuga se verificó en el momento de entrar los presos en sus respectivos departamentos, devueltadel paseo. Antonio se encaramó en uno de los postes de la electricidad y saltó las tapias. El centinela que debía vigilar el muro exterior habíase quedado dormido. Ignórase el paradero del fugitivo. I a banda republicana. Hallesradc la banda de la Guardia Repu lo blicana, procedente de Valencia. Ha partido para París sin acceder á dar el concierto que se le había pedido. SABABO, 2 7 4 T