Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 782 A B C VIERNES 26 DE JULIO DE 3 907 OCHO PAGINAS. EDICIÓN PAGINA 6 nes de D. Cías de A, ezo reconquistó para la Corona de España la plaza de Urán, por cuj o hecao le fue conferido el empleo de comisario ordenador. Guando yo esté en la agonía, Por el año 1733 fue nombrado intendente si ésr dé tristeza mi mal, del Ejército de operaciones que al mando del rio: níe tráigas á. Vadillo. infante D. Carlos hubo de conquistar él reino Tráémealhijo de Pidál. de Ñapóles, y fueron tales sus trabajos y tan gande el éxito por ellos obtenido que en justa Dicen que Arrow es hombre de gran maña recompensa á sus singulares méritos le fue y queladrones; rnjl prendió en su vida... otorgado el título de marqués de la Ensenada. Pues ya puede aguzar bien la pestaña, En 1742 acompañó como secretario de Gueporque á ese ppliéía aquí err España rra y Estado al infante D. Felipe en la expedí- le roban élíjelpjísiisedescuida: ción á tombardía, hasta que, nombrado por el Rey en 14 de Mayo del siguiente año secreta El: señ: Or: Gdón d; e; Biién rio de Estado y del despacho de Guerra, Ma ti eneide- rjablar la obsesión. queeJsoio constituye rodo un gariña, Hacienda é Indias, superintendente, de r y í undia, y otrp t a m b i é n Rentas y lugarteniente del Almirantazgo, hubo binete de trabajo? toma p a r t e e n la sesión. v de regresar á España. El señor, hablando, es- ti 5io. Empleando este muebJe, todos Firmado el Tratado de Aguisaran en 174 S y Su oratoria nunca mengua... restablecida la paz, pudo este hombre ilustre ¡Qué tiene qtíe. yerToribio vuestros documentos estarán clasidedicarse de lleno al desarrollo desús planes, e T q u e sacaba j a lengua! de traer ficádos, -y siempre al alcance de Ja vN, i que habían España. rápidamente el engradecK El; charlar su gozo labra, miento de a j y Hay ya quiehrHice de P ¿óri mano, y así podréis trabajar fácil y Las rivalidades de las cortes de Francia é i qp. é: eZ, odón dela pálafera Inglaterra dieron lugar á una serie de intrigas e s s u verdadero don. c ó m o d a m e n t e que produjeron la caída de Ensenada, no sin y Está manía de 1 hablar este Cuando tengáis que interrumpir un trabajo, será suficiente que bajéis gran alegría de los ingleses, que veían en abaen él demuestra juuy bien hombre un enemigo temible. Desterrado y que es español ejemplar... el rideau ó persiana para cerrar automáticamente todos Jos departa- tido, murió en Medina del Campo en 2 de Di paxQ e s D e Buen ciembre de 1781, á los setenta y nueve años de para poderse callarl I mentos del bureau: cajones, casilleros, etc. edad. -Durante el tiempo que desempeñó los cargos Queridas lectoras mías: de que hemos hecho mérito, llevó á feliz tér: tS temperaturas frías mino una porción de reformas ue indiscutible ominan en la nación. trascendencia y obras de gran importancia, 3,1 termómetro estos días como fueron, entre otras, las matrículas de estarnas bajo que Aunó n. mar, Ordenanza de Arsenales de 1737, las baPara siempre huyó el verano ses para la redacción délas Ordenanzas de la e- rax va- -nsw. y á iní é télrincón tan. sano Armada, aumento de nuestras fuerzas marítiá diez leguas de la corte, mas, y tal era en este punto su perspicacia y más que un poblado serrano lógica política, que considerando imposible tne parece el polo Norte. Al levantar el rideau encontraréis igualar á Francia en Ejército y á Inglaterra Aquí haceun frío tan serió en Marina, se trazó el plan de aumentar uno que las geñtés; medio locas ü trabajo tal como lo dejasteis. y otra de tal manera, que ambas naciones conse envuelven en tapabocas... tinuaron sus desmanes ante el temor de que la yayer frente al- Monasterio, El Bureau Cosmos se desmonta instantáneamente, alianza con una de ejlas fuese la ruma de la secazarón cuatro focas. otra. En fin, un pollo tronera consoló retirar algunos tornillos. Se concluyeron en su tiempo las obias emque aquí. con pasión certera Sé le traslada con toda facilidad, pues rueda sobrebotas prendidas por el intendente Patino, del arsenal hace eloso á Ltiz Barranco, de la Carraca, y se dieron comienzo á las de Feen vez de un oso cualquiera, rrol y Cartagena; sei estableció el Colegio de le está haciendo el oso blanco. INSTALACIONES COMPLETAS Medicina de Cádiz, bajo la dirección de Virgi- Si sigue el tiempo glacial DE ESCRITORIOS lio; se creó el. Observatorio astronómico de muy pronto tomaré el tren, San Fernando y organizó de tal modo la conspues si es bueno El Escorial, PRESUPUESTOS GRATIS trucción de navios, que, al salir del ministerio rio es bailándose esquimal, el marqués de la Ensenada, contaba España PÍDANSE DETALLES sino hallándose. esqui- bien. con una poderosa escuadra, que en cien comFABRICA EN N U E V A YORK Luis DE TAPIA bates paseó victoriosa sobre la superficie de los El Escorial, 2 Í. ü! io ¡907, CASAS EN LONDRES Y PARÍS mares la enseña gloriosa de Castilla, Pero si importantes fuesen sus obras en lo Muestro gran álbum ilustrado se envía contra so que á la Marina militar se refiere, no menos lo TRIBUNA LIBRE fueron en otros ramos de la gobernación del céntimos en sellos (gastos de correo) Estado: subieron las rentas (por efecto de sus acertadas medidas) sin aumentar los tribuios, de tal modo que propuso que los caudales que venían de América se convirtiesen en beneficio DIRECCIÓN DE AGENCIAS: BUEN PASTOR. 2 ACCESORIO, SAN SEBASTIAN de aquellas colonias. SE FACILITAN CATÁLOGOS, CABALLERO DE GRACIA, NÚMS. 3 o Y 3 2 COMP. a DE MÁQUINAS DE ESCRIBIR I I V E R Construyó el canal de Castilla fomentó la r on motivo ue la traslación de los restos del industria, organizóla Academia de Nobles Ar Excmo. Sr. D. José González Hontoria al i panteón de marinos ilustres, de San Fernan- completa de varón tan ilustre, pues bien cono- mercio, hasta que en i. de Octubre de 1720 tes de San Femando y süíp: o.3 erq sp. genio ordo, se agita la idea de hacer otro tanto con los cida es de todos; pero nos parece pertinente ingresó como oficial supernumerario en el ganizador se extendió á cuanto útil, y prpvede un hombre al que la Nación en general y consignar algunos de sus principales títulos 5- Cuerpo del ministerio dé Marina (actual Cuer. chbso cómprendía con el único fin del engranla Marina en- particular, deben: Tos, principios obras. po administrativo de la Armada) donde sus decimiento de una Patria. 4 e su Verdadero engrandecimiento. He aquí, á grandes rasgos escrita la historia Nació D. Zenón de Somodevilla en Hervios notables servicios le hicieron elevarse con raJusto, justísimo ntís parece y tiempo es ya (I ógroño) el 25 de Abril de 1702, y dedicado pidez hasta obstener en 6 de Noviembre de de este grande hombre, creador de los cimiende reparar ese olvido, que es de espíritus no- dgsde. sus. primeros años al estudio, ¡bien. pron- 1728 el nombramiento de comisario Real de tos de nuestra Marina de guerra en sus famobles honrar cual, se merecen los nombres de toadquiriótan! sólidos conocimientos científi- Guerra y Marina y, en 1730 el de contador prin- sas Ordenanzas de S, M. para el gobierno militar, los que fueron en su época y aún pueden ser cos y literarios, que hubo de. ser nbmbi. ado; ca- cipal del depártainento de Cartagena. Pasó político y económico de la Armada Naval, que, rer en la actualidad, modelos de patriotas y ejem- tedrático de uno de los colegios Reales, cuan- luego á Ferrol, hasta que en 29 de Julio de dactadas por D. Joaquín de Aguirre, rebasaron plo dé gobernantes. 1731 se le confirió el cargo de ministro de la en o tiidios y disposiciones; do aún no contaba veinte años de edad. r No es nuestro objeto hacer aquí la biografía Pasó luego á Cádiz. donde- se dedicó al co- escuadra, que, organizada por él v á las órde- POPLAS DEL VIERNES. 0 POTPOURR 1 americano COSMOSTM 9lo mes úer empolvada úuésíra mesa. mes indtsereeiones. REPARACIÓN DE UN OLVIDO La Compañía (COSMOS BIBLIOTECA. DE A. B C 302 LAS DOS BARONESAS 303 ¿Sois el Dr. I ucIano d Harblay; -Sí, señor. ¿Que ejerce la medicina en Coye? -Sí ¿señof ¡pero. 4 fe- v -En nombre de la ley, daos preso- -Í 7i tei 7 rimipió el hombre. I uciano siguió al gendarme y entró tras él en una pieza, en la cual se encontraban el cabo, dos de sus hombres y dos desconocidos, que parecían militares vestidos de paisano. Todos estaban en pie. ¿Deseáis hablarme, cabo? -dijo saludando el joven médico. El cabo, sin responder, designó con el ademán á uno de los hombres vestidos de paisano Este se acercó á IvUoiano y le preguntó; -En nombre ele la ley, daos preso- -interrumpió el hombre. E l joven quedó anonadado S e puso lívido y vaciló; gotas d e sudor brotaron de l a raíz a e sus cabellos. -Prenderme... á mí... -balbució. ¿Con q u é derecho? E l hombre sacó de s u bolsillo u n papel, y dijo- H e aquí l a orden de prisión... E s t á en regla El doctor temblaba d e pies á cabeza. ¿Pensáis bien lo que hacéis? -prosiguió después de u n momento. -De seguro q u e h a y uria equivocación, equivocación cuyos autores serán castigados, pues daré parte d e ellos... Se prende á los ladrones y á los asesinos, pero no á los hombres honrados... ¿Soy acaso ladrón ó asesino? ¿De q u é m e acusan? -Preguntádselo al j u e z de instrucción de Beauvais- -replicó el agente. -Nosotros n o tenemos q u e hacer m á s q u e ejecutar las órdenes que nos dan. Y d i r i g i é n d o s e á l o s g e n d a r m e s añadió: -Señores, hasta la noche guardaréis al prisionero. L a consigna és de n o dejar q u e se comunique con nadie. I Ucianó, abatido al principio por el terror y la sorpresa, sentía q u e la cólera se apoderaba de él. ¡Cómo es esb! -exclamo; ¡Lo q u e hacéis es m á s q u e odioso, es infame: -Llevadle- -ordenó el agente- -y. si es posible, haeedle callar. -D o s gendarmes l e pusieron la m a n o en el h o m b r o al mismo tiempo. E l los miró con aire atontado. i U n a oleada de sangre subía de su corazón á su garganta y le ahogaba. S u cerebro se llenaba de tinieblas. Presa de convulsivo temblor, extendió los brazos hacia delante, y se des. p l o m ó e n el suelo. -Esto n o s evita, d e múch ás moléstias- -dijo el agente soltando, u n a carca: jada. -Llevadle, al, eua ¿to obscuro q u e os sirve de prevención, y encerrarle. Y dirigiéndose á s u colega, continuó: 1- C o r r e t ú á hawtilly, 1 E n v í a u n despachó al tribunal de Beauvais, para advertir q u e el negocio está hecho... Cuando sea d e noche, h a r á s e n g a n c h a r el. carruaje. que h a y tomado... Sujetarás sólidamente á ese mozo, y e n caminó qoh bti. enáescplta... ¡Ah! ¡advertirás al j u e z d e p a z que puede venir á poner los sellos en la jaula, puesto q u e tenemos al pájaro... E l agente partió, o X o s gendarmes volvieron, después de haber tendido á i uciano en u n a cama d e campaña, y cerrado l a p u e r t a con llave. Todo esto se h a b í a hecho sin ruido. N a d i e en el l u g a r sospechaba l a prisión de Mr. d Harblay. -El agente dijo á u n o de los gendarmes que le acompáñase á casa del doc tor, donde tenía q u e ejecutar a l g u n a s órdenes. rÉl. cabó designó u n o d e los hombres q u e salió con el polizonte, los d o s llegaron á la m o r a d a dé I ucianoj y el cabo llamó á l a p u e r t a vigorosamente, Mad. d Harblay acudió, á abrir.