Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 779 DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL U C MARTES a 3 DE JULIO DE 1907 OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA 3 esquivar las dificultades en que tratan de colocarías sus cariñosos compañeros. Y cumpliendo concienzudamente su obligación, desprecian las groserías que los cocheros las dicen al I ES FEMMES COCHÉRES ¡Hué... pasar, y continúan su camino arreando al caballo... a ¡Cocotte! ¡Hué! ¡Cocotte! ¡Huél H- ué. J Pasó ya la actualidad de les femmes cockeres y nadie sé- ocupa de ellas. Con su canotier áé áü chas alas, su uniforme, la fusta en una mano, y las, riendas- en lá otra, pasean estas mujeres valerosas á lo largo de los bulevares y, de tal suerte se ha acostumbrado el público, que con la misma indiferencia ocupan las gentes un coche guiado por una mujer d por un hombre. Y, sin embargo, este- asunto ha sido uno de los que más largo tiempo han interesado áPai 3 s; los; perió áicbs aúnle explotan y en los teatros todavía figura como argumento de casi tSdas las revistas de éxito. Todavía h. oy, (estanios íinalizanuo Julio) re- A mayor aoundamiento enriaron una división suena sin. cesar enlas naves. del Gránd Palais naval mandada por- un contraalmirante, y sus un martilleó atronador; pero, sin embargo, las artilleros, sus condestables, sus marinos invainstalaciones van estando completas, la Expo- dieron las calles. sición va presentando un admirable golpe de Yo no quiero deciros lr tristeza que á mí me vista y las inauguraciones sucesivas se repiten producían; las trágicas epopeyas de Cavite y periódicamente. Santiago están aún muy recientes y. sobre Rompimos marcha nosotros con nuestro Mu- todo, yo no las olvidaré nunca. seo Naval, del qué en mi crónica anterior os Pero á fuer de imparcial haré constar que la di ligera idea; sabéis que es un sáloncillo mo- instalación americana es de lo más completo desto y pobretón, como cosa que hace un país que en Burdeos se exhibe, y que su pabellón, pobre con muy poco dinero (3.000 francos ha reproducción exacta de la Gasa Blanca de derrochado España) sabéis también que es muy Washington, es alegre, bonito y muy digno de v interesante y que, (os lo; digpextraoficialmeu- estudio. te) se lleyará el único; gran premio; ¡pero, á nues- El, presidente Roosevelt ha querido, detro lacló, naciones más ricas ó más espléndi- cía el delegado yanqui en su discurso inaugudas han hecho las cosas con mayor, suiitupsi- ral, enviaros un cariñoso saludo, un fraternal dad, y en días, diferentes hemos idp asistiendo abrazo, y por eso decidió qué nuestro pabellón á la inauguración, del pabellón- dé Bélgica, del reprodujera su propia casa, la Casa Blanca que de los Estados Unidos, del de Rusia. y del- de algunos conocéis y déla que todos habréis oído Grecia, quien, dicho sea, de i paso, ha echado ¡la hablar... casa, por la ventana y nos ha epatado (que di- Estallaron los; ¡hurras! se agitaron las manos cen por aquí) con una instalación elegantí- en ovación estruendosa, flamearon banderas sima. y pañuelos; una orquesta tocaba marchas americanas, y el champagneextra- dry corría amares. Yo, desde mi sitio, sitio de honor, el primero de los primeros, contemplaba el cuadro, y luego, al marcharme, el delegado yanqui me tenLA SRA. VERON dió la mano. No temáis utilizar los servicios que os otre- ¡Oh, cómo le agradezco que haya venido! -cen las mujeres cocheras de- París, que ellas os dijo; -lo agradezco doblemente porque es usconducirán diestramente, sin riesgos de choted español. El presidente Roosevelt nos dice ques ni de atropellos, pues desde que ejercen siempre que partimos para una misión diplo la profesión todavía no se ha registrado el mática: Sed amables con todo el mundo, pero más pequeño accidente en que hayan aparecimuy particularmente sed generosos con esos do ellas culpables por negligencia, descuido ó pobres españoles. torpeza i E 11 él interior de l.o s coches que ellas conduMe marché haciendo una ligera cortesía, y cen podéis consideraros seguros... Sí. Absoludespués hube de pensar con amargura en la tamente seguros porque, además, las mujeres correcta discreción de estos Metternichs amecocheras de París son horrorosamente feas. ricanos, y en la buena fe de ese noble presiParece que las han elegido buscando- cuidente que con tanto cariño da órdenes para 1 dadosamente aquéllas que poseen menor canque sus diplomáticos nos perdonen la vida... tidad de encantos femeninos. Algunas parecen MANUEL DE MENO! VIL hombres con faldas. Yo he llegado á sospechar Burdeos, 20 Julio 1907. que puede haber falsificaciones. Pero son filósofas y desde lo alto de ios pescantes hacen observaciones curiosísimas. Días t í pasados- la condesa. Pin dé la G- üeriniére confiaba á u. n ¿repórter sus impresiones, 1 y amargaPABELLÓN DE BÉLGICA p l S r Nasi, cuyo retrato publicamos, hoy, es mente se extendía en largas consideraciones representante. de Sicilia en el Parlamento para demostrar el egoísmo insano de los homBélgica, faera ya de la Place des Quinconces, italiano. Acusado de haber cometidomalversabres en general. en las mismas orillas del Garona, mirándose en ciones y de haberse apoderado de objetos. de el río, como la triste Ofelia se miraba en las valor, pertenecientes al Estado, cuando fue miaguas del lago, ha construido un pabellón que nistro de Instrucción pública en el ministerio es una verdadera maravilla, y su obra; llama- Zanardelli, la Cámara italiana ha decidido que da á idesaparecer: dentro de algunos meses, sea juzgada su conducta por el Senado, consJLA SRTA. BLANCA ETIENNE será, sin duda alguna, la que entre todas deje tituido en Tribunal Supremo. perdurable recuerdo. ¡lastima que no dure por ¡Las mujeres cocheras I T es lo mismo verlas So los siglos de los siglos... que enterarse de s, u existencia por los artículos Obrando cómo una señora de artístico temde los periódicos y por los grabados y fotograperamento que trata tal vez de deslumhrar y fíaS donde aparecen reproducidas. Y seamos tal vez de gustarse á sí misma, Bélgica ha refrancos: la primera vez que se las ve, no es poproducido fielmente, exactamente, el Museo sible contener la risa... Steen, de Amberes, y en su castillo meridional Pero son mujeres fuertes indudablemente, de inuros sombríos, eü ese castillo cuyas torres porque han resistido con paciencia las burlas puntiagudas se reflejan inquietas, vacilantes, de todo París y han permanecido impertérrien las aguas medianamente turbias del Gatotas en sus pescantes sin perder la serenidad... ña, todo es elegancia, buen gusto, suprema disñi las riendas. Hoy todo ha pasado, nadie se tinción, rumbo señoril, altivez hidalga. ¡ocupa de ellas, y se ganan la vida honrada- mente, habiendo 1 logrado abrir las puertas de c es Bélgiea una nación marítima; casi no una nueva profesión á la mujer. o Porque al principio fueron solamente media tíetus costas, carece de Marina militar, es docena ías que se decidieron á seguir el ejemmuy reducida su flota mercante, y sus puertos plo de la condesa Pin de la Gueriniere, pero (alguno de ellos, el de- Amberes, sin ir más leahora es ya. una verdadera legión, y cada día jos, figura- en primera línea) sólo á costa de que transcurre aumenta el número de mujeres ímproba, paciente y concienzuda labor han pococheras. Aquellas que no se atrevían antes, dido ser habilitados. Pero ¡son tan poéticos... porque, tenían miedo á las burlas de la gente, Viejos canales de aguas verdes, gabarrones ahora que ven los resultados no vacilan ya qué se deslizan bajo los negros puentes, olmos y se encaraman valientes sobre el- pescante centenarios que se aumentan en ambas márgepara hacer el examen previo de aptitud qué se nes, casas de complicada arquitectura, altas, las exige... estrechas, misteriosas, y antiguos companarios góticos que de cuarto en cuarto de hora turJian el plácido silencio de los aires con las extrañas melodías de las cien campanas de sus relojes. Aliado mismo delipabcllón belga, los Esta dos Uñidos han levantado el suyo, y ¿como sé LA CONDESA DE PIN DE LA GUÉRINIÉRE trata deun país próspero, de pujante industria; ya supondréis qucTsu instalación nos ha asom No puede usted figurarse- -decía la conde- brado. Háy cúridsos modelosVde lps primeros c ROMA. EL EX MINISTRO NASJ, sa- -con cuánta indignación me, han ap. -barcos de yápbr que surcaron los mares, allá QUE ACABA DE SER PROCESADO do los primeros días algunos señores graves y cuando Eultón decidió usar el vapor: como Y ENCARCELADO serios. En pleno bulevar me hizo detener uno fuerza motriz para la navegación fluvial para decirme si no sería mejor que estuviese transatlántica. Fot. Abeníacar. en mi casa repasando calcetines. Es asombroso cómo este cuidado de los calcetines preocupa El acusado ña sido detenido y encarcelado erí á los hombres en general. Ustedes recordaran laprisión de Regina Cceli, lo cual ha causado en que al vernos, jóvenes y viejos gritaban indigRoma profunda impresión, pues habitualmennados: ¿Y los calcetines? ¡Despreciable egoíste, los individuos que han de ser juzgados por mo de los hombres todos! ¡Ni uno soló nos él Senado quedan detenidos en el Senado mispreguntó por las medias... mo y no van á la cárcel. Contra este proceder, semejante al que se Y, satisfecha de su observación, la condesa sigue con los acusados por delitos comunes, Pin de la Gueriniere hizo chasquear la lengua han protestado los abogados de Nasi y es proy arreó á su caballo: bable que se decrete su libertad provisional. ¡Htm ¡Cocotte! ¡Hué! El Gobierno italiano adoptará esta prudente José JUAN CADENAS medida, porque la situación en Sicilia, donde París, Julio Ñasi cuenta con muchos amigos y con entusiastas partidarios, se agrava por momentos. DE NUESTRO CORRESPONSAL ESPECIAL En Palermo, en Catana y en Messina los ánimos están muy excitados y recorren las calles innumerables manifestantes gritando: ¡Muera Giolitti! Varios Municipios, entre otros el de Trápani, han protestado contra la detención, y ni lo más grave es que éstos movimientos tienen Hace ya varios TRONICA DE LA EXPO- d í a s m u c h o s carácter marcadamente separatista. SICION. PABELLONES días, que yo, en mutis prolongaLA SRA. D U F A U T EXTRANJEROS do, como se dice en el argot teatral, os tengo sin noticias de lo No obstante, las mujeres cocheras tienen hoy que enBúrdeos ocurre, cielos progresos y tentin enemigo implacable, encarnizado, que las dencias que en su Exposición Marítima se adPABELLÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS odia cordialmente y procura por todos los me- v i é r i é n A los coleccionistas de nuestro fodios hacerlas cuanto daño puede. Este enemigo No me culpéis; el deseo de serviros mejor lletín les resultará gratis A B C. Desde entonces, desde aquellos torpes me. no hay necesidad de decir que es del mismo me ha obligado á callarme. Anunciada pompoEl valor de la famosa novela de samente esta Exposición en alegres carteles, canismos hasta las actuales máquinas de turoficio: es el cochero. Montepin Las dos baronesas, impresa El cochero las recibió primero con sonrisitas como algo que debía inaugurarse el r. de binas, ¡cuánto y cuánto progreso! Y como la incrédulas, con burlas mástárde; hoy las abo- Mayo, se tropezó, ya en franca gestación, con humanidad es ingrata, y las gentes de suyo olen papel satinado, con ilustraciones rrece, idea mil pequeñas mortificaciones para la incuria, el abandono y la pasividad de una vidadizas, he observado que aquí, en Burdeos, de Medina Vera y encuadernada con gran parte de los expositores, y todo hubo de de Fulton no se acuerda ya nadie, y ni siquiehacerlas perjuicio; en los lugares peligrosos las las artísticas tapas en tela estampadas cierra, el pásó, vy cuando los agentes no los ven retrasarse, y las dificultades se amontonaron á ra he oído su nombre en uno délos 120 discuren oro que les regalaremos oportunalas echan el coche encima para tener un moti- última hora, y ¿sabéis lo que se inauguró el sos que hasta la hora presente se han pronundía tan cuidadosamente prefijado... Pues se ciado. vo de disputa y provocar escándalos. mente, será mucho mayor que la suma Los Estados Unidos no podían olvidar su Yo os aseguro qué sabe n ellas conducir me- inauguró sencillamente. un vasto palacio vaabonada por los suscriptores y lectocío, absolutamente vacío, donde una falange papel de pacífica República imperialista, y por jor el vehículo que los mismos cocheros, porres de A B C, á quienes les resultará que no solamente han de sortear los mil peli- de obreros destapaba cajones, colocaba obje- ello, sin- duda, exponen también modelos de nuestro diario completamente gratis. gros que ofrece siempre la circulación en París tos, instalaba tarimas y decoraba á toda prisa sus más poderosos acorazados y muestras de la labor guerrera de sus arsenales v factorías. sino que tienen que estar siempre alerta para arcos y columnas y frontispicios. A B C EN PARÍS EL EX MINISTRO ÑAS I N A B C EN BURDEOS A B C GRATIS