Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 778 A B C. LUNES ü DE JULIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN en la tercera laucha Hallábanse numerosos aficionados, deseosos de no perder un detalle de la ludia. Llegaron á m meta: primero, el conocido nadador inglés Jarly, que ya venció en esta prueba él año último, y ha empleado dos horas, cuarenta y Un minutos y cinco segundos; el ho- landés Onis, y en tercer lugar el belga Maas. Los restantes nadadores seguían á los primeros con poca diferencia de tiempo. PAGINA 5 DE SOCIEDAD Los señores de González Longoria (D. Manuel) que todavía lloraban la muerte de una de sus hijas, ocurrida pocos meses há, acaban de ver fallecer á otro niño, de cuya grave enfermedad ya nos ocupamos. Damos el más sentido pésame a aicüós señores por tan irreparable pérdida. Al hijo recién nacido de los marqueses de Aiiiboage se le impuso en la ceremonia del bautismo el nombre de Fernando. Ha salido para 2 uazo la duquesa de Plasencia. Los señoies de Bernstein han marchado á San Sebastián. Han salido: para La Granja, los señores de Castelaín; para Deva, el marqués de la Rivera; para Burgos, los señores de Crespi de Valldaura (D. C. y el Sr, Liniers; para San Sebastián, el ministro de los Estados Unidos y su distinguida esposa, el conde del Cazal y la marquesa de Martorell, y para Bi rritz, el duque de Moutemar. Se ha trasladado de Asturias á Vigo la marquesa de Elduayen. r OPLAS DEL LUNES. CANTARES En el templo de las leyes hay sesión dominical... ¡Ya nos lo dirán de misas cuando toquen á pagar! Proyecto de los azúcares que, al fin, saliste con bien... ¡da, de mi parte, expresiones á Navarro Reverter! ERRORIUDICIAL POR TELÉGRAFO verificado, 1 ÍT. E s ta tarde se há la segunda con viento fresco del Noroeste, prueba de la i ecabo de hablar con D. Nicasio Velayos, degata Copa Gallo, tomando parte todos los yafensor de Francisco Gasica, condenado tes que concurrieron á la primera. por el asesinato de Pablo San Segundo, y que, Hicieron la salida con todo el aparejo. El assegún ayer telegrafié, ha- resultado ser inopecto dé la bahía era el dé las grandes fiestas ü r a s e el año de 1896. Encargado de un perídcente. Vidal (hijo) tiene gracia, por el entusiasmo y animación. dico político en Sevilla, luchábamos á la Me ha dicho que, en el acto del juicio, el carPidal (padre) quince cargos... El recorrido fue de 10 millas, ganando la desesperada por sostenerlo, pues ya comenzago de mayor importancia hiriéronlo dos testi ¡Gloria al padre, gloria al hijo prueba é l balandro Sutor, patroneado por su ban á entrar por las provincias las modernas gos, que afirmaron haber visto á Francisco en gloría al espíritu... santo! v propietario el diputado á Cortes; D. Basilio Gu- exigencias de la información telegráfica. Hael momento de la riña con un puñal en la mano tiérrez Esdrún... bía que pensar en un aliciente para que la susy que oyeron al interfecto decir: Quico, perEres una y eres dos, La prueba tercera y definitiva se hará el pró- cripción no huyera á la desbandada, y el alidóname, no me mates eres tres y eres cuarenta. ximo miércoles. ciente se encontró. Fue éste la confección de Uno de los testigos de cargo que figuraron ¡Eres proyecto de Mátira El club de regatas ha recibido una tarjeta de unos números ilustrados, corte é imitación del en la causa fue el verdadero autor, Juan Marqué no admite las enmiendas la bella y distinguida yachtwoman Srta. Clara Bla? tcojy Negro, Con su portada de García Ratín. Pardiñás, mandando la inscripción de su yate mos, dibujos é ilustraciones de los artistas- más Por Avila, mismamente, Además de Francisco figuró como procesado x Ole, dé San Sebastián, para las primeras rega- celebrados de la escuela sevillana y texto de ya es diputado Ganáis... otro vecino del pueblo, Mariano Suárez; pero tas, internacionales. Será patroneada por la in- lo que graciosamente se dignaba dedicarles ¡Caramba con la reforma después de la prueba, el fiscal retiró la acusa; dicada señorita. su colaboración de la ley electoral! ción contra él, sosteniéndola nuevamente conComo esta es la primera vez que ocurre y Dedicamos los extraordinarios á lo más sa tra Francisco. Cuándo paso pbr tu puerta mucho más en regatas internacio nales el Real líente del festejo popular, al recuerdo de las Instruyese con gran actividad el sumario llevo la fíente muy alta... Club la ha nombrado sócia de honor, regalán- fechas gloriosas, al encumbramiento del artispara proceder á la libertad del Francisco Ga ¡Sepa tu madre que nunca dola las insignias del Club, ta y del literato que sobresalían, á descubrir sica. tuve acciones liberadas! j Estas regatas serán presenciadas por el Rey. olvidadas joyas del arte; á conseguir, en fin Se han matriculado yates de Bilbao, San Se- que andando los años, aquellas páginas ilusEn ún coche con galones bastían, franceses y alemanes. 1 A TRAVESÍA DE PARÍS tradas fueran una brillante remembranza de la ayer pasó por aquí... cultura é historia de la capital hispalense, idea A NADO Llevaba un mondongo al aire, loable que nos quitaba el amargo sabor del obPOR TELÉGRAFO ¡por eso le conocí! jetivo de defensa que nos llevara á pensar ea GIL PARRADO la publicación de los extraordinarios. J crimen del día es un título que debe estar Esta mañana se ha verificado la prueba de estereotipado en todos los periódicos, pues de aatación llamada la Travesía de París amateur, á cuento este preámbulo, por algún tiempo á esta parte no transcurren vein- W iene, lector, los escritores que realizaron la v organizada por el periódico Los Sports. Como ticuatro horas sin que la navaja, en amigable tarea que entre para la prueba, reservada á los profesionales, con su apoyo, figuraba Alejandro GuiPOR TELEORATO consorcio con el vino, haga alguna víctima. ios competidores tenían que recorrer en el DOMINGO, 2 1 1 T Como las autoridades no adopten una medi- chot, erudito y entusiasta, hijo del anciano y Sena los 11 kilómetros, 620 metros que sepaciudad; ran el puente Nacional, lugar de salida, del p l alcalde ha distribuido entre los pobres da enérgica y decisiva que acabe de una vez y culto cronista de lahijo, quefiguras ambas, la del padre y la del dejarán luminosa viaducto de Auteuil, donde se hallábala meta. i.ooo pesetas que el Rey há dejado con tal para siempre con los matones, será cosa de pe- estela de sn paso por la literatura sevillana. dir que á los blasones del escudo de Madrid se Estas dos pruebas de natación despiertan objete, Y como compañero y Acompañados del gobernador civil de Sego- añadan un par de navajas en campo de gules. veces paseamos nuestrocomo maestro, muchas cada año más interés, particularmente entre aburrimiento por Ayer tarde, en la palle de Serrano, esquina á afueras de la ciudad; mas condoliéndonos las via han visitado hoy los jardines los diputados los de En todo el recorrido, á lo largo de las orillas D. Abilio Calderón y D. José María Alfonso, la de Villamagna, riñeron, dos cocheros de pla- que, allá por la concurrida puerta de la Barqueel senador D. Isaac Manrique y D. Valentín za por cuestiones relacionadas con la profe- ta se haya perdido el lugar donde se colocara del rio y sobre los puentes, se apiñaba un enorsión. me gentío, para ver pasar y animar á los nada- Calderón. la primera piedra del proyectado monumento Del sangriento suceso, en el que lueron pro- á Becáuer. otras entremetiendo nuestra curio El día 24, santo de la Reina madre, correrán dores. Además, tres lanchas de vapor, que hacen las fuentes en los jardines, en los cuales se per- tagonistas Sebastián Guerrero, de treinta y dos habitualmente el servicio de viajeros, seguían mitirá la entrada al público, sin necesidad de años, y Evaristo Sobrino, de cincuenta y uno, resultó el primero con una herida inciso- pttná los corredores. En una iba el Comité organi- permisos. zador y sus invitados; en la otra, la música del La temperatura sigüé- siendo agpadable y la zante en la ingle derecha, que fue calificada de aaerezos. pronóstico reservado cor los médicos del Ga 23 Journal, que tocó durante toda la travesía, y colonia aumenta. A Por cosas de sus ministros hubo en Corea un motín... ¡Qué poca corea tienen Hs gentes de por allí! Se van á cerrar tas Cortes porque hace inueno calor; si el Sol es quien las disuelve felicitemos al Sol. Al pie de ún vásó de Vino me puse á considerar: Si es, con gravámenes mató desgravado ¡ué será? r E biíiete del barrio dé Salamanca, jue practicaroa á Guerrero la primera cura El herido manilÉstó que el autor de la lesión era BVvaristo, y que se la Había oausado coi; una navaja de Albacete. atástrofe encina fábrica. Guerrero pasó al hospital de la Princesa y el Oportunamente publicamos la relación telegráfica ae la catástrofe ocurrida el jueves úl- agresor ai Juzgado de guardia, que instruye timo en Jerez de la Frontera, donde la explo- las primeras diligencias. sión de una caldera de vapor destruyó la fá brica de aguardientes denominada de Nuestra Señora del Carmen, ocasionando la muerte del socio industrial de aquélla D. Antonio Atané, MPRESARIO QUE Ayer llegó á May heridas graves á seis obreros. drid, procedente de, Hacía tres meses que se había establecido la VUELVE Buenos Aires, el s Ares, fábriea. simpático empresario del teatro de laC d i t d l Comedia. I os Reyes en San Sebastián. Tirso Escudero Reproducimos una instantánea de la lle- Viene muy satisfecho del viaje de sti compágada de SS. MM. D. Alfonso XIII y doña Vic- ñia, cuyo éxito artístico y crematístico ha sido toria Eugenia á la capital guipuzcoaua, llega- excelente. El ilustre actor Enrique Borras ha da déla cual hemos dado extensa información gustado tanto como se esperaba. por telégrafo. La compañía regresará á Madrid en tiempo oportuno para preparar el trabajo de la tempoE 71 ex emperador de Corea. rada próxima. Por reparado publicamos curiosas noticias referentes al ex emperador de Corea, que aca- PiENHFICIO El aplaudido actor de Apolo ba de abdicar la Corona en favor de su hijo. D. Vicente Camón, celebrará su beneficio el miércoles próximo, poniendo en NUESTROS TEATRALERIAS REGATAS POR TELÉGRAFO SANTANDER, 1 1 I O N escena Li suerte loca, El baile de Luis Alonso, Cinematógrafo nacional y Enseñanza libre. UN CUADRO DE GOYA SANTAS JUSTA Y RUFINA ENTRE COCHEROS DE SAN ILDEFONSO BIBLIOTECA DE ABVC LAS DOS BARONESAS 285 -No es completamente eso... i $l aro del 9 es demasiado estrecho y el 4. demasiado regular... Veamos las cifras del otro número de orden Buscó en el pequeño paquete y saco la última receta, la que él mismo ha 1 ía aecho ejecutar en Chantilly, la estudió largo tiempo y continuó: -Positivamente el 9 es demasiado cerrado y el 4 demasiado correcto... Vamos otra vez... Por segunda vez copió las cifras. -Están mucho mejor- -dijo sonriendo. -He de llegar á una exactitud fotográfica. Después de todo, en el sumario Julio Cordier no ha de poder dar explicaciones... Estaba borracho muchas veces... y entonces le temblaba la mano... El más hábil se engañaría. La receta del -Dr. d Harblay sin duda alguna me dará más que hacer... Importa mucho, sin embargo, que sea idéntica ion mis cifras modificadas... Veamos... El miserable se engolfó en el estudio délos caracteres trazados por Luciano d Harblay y al mismo tiempo pensaba: -Este doctor tiene mucho de mi manera de escribir, ó más bien, de hacer garabatos... Estas patas de mosca, casi ilegibles, se parecen á las mías... Yo saldré del apuro... La firma no me da cuidado ninguno. Conseguiré hacerla con dos horas de trabajo. Jorge se puso inmediatamente á copiar la receta. Esta copia la hizo diez, veinte veces. Nunca, según él, era la imitación bastante completa. Necesitábase llevar á la perfección cada palabra, cada acento, cada cóína. Era necesario que el mismo Luciano d Harblay, teniendo ante sus ojos la receta, no pudiese responder: -Yo no he escrito eso... En fin, Mr. de Nerville, dando pruebas de un talento de falsario de primer orden, llegó á la perfección, no relativa, sino absoluta. Entonces sacó de su cartera la hoja de papel sobre la cual, la nócne anterior, había puesto el sello de la farmacia Godelot, y con mano firme copió la receta, teniendo cuidado de substituir á las cifras verdaderas, las cifras que Julio Cordier había puesto por equivocación en el registro. Imitó magistralmente la firma; después, en el espacfo reservado en medio del timbre para inscribir el número de orden, trazó la cifra 1.249. Estaba concluido. Torge tenia una sonrisa de triunío en los labios. Teniendo á la vista al mismo tiempo el original y la copia, reconocía la imposibilidad de distinguir el uno de la otra. Tomando entonces el ya inútil original, lo arrojó en el fuego, hizo, desapa recer en un cajón, que cuidadosamente cerró con llave, el frasco y las recetas, puso sobre una mesa un pliego de papel ordinario, y desfigurando su letra, escribió con ampuloso estilo, intencionadamente, una carta concebida en es os términos: Señor procurador de la ReyuWica: Ciertos crímenes espantosos permanecen á- veces ignorados. Numerosos criminales quedan con frecuencia sin castigo. Si ordenáis la exhumación del cuerpo del señor barón Max e Treves, miMcto hace cinco ó seis meses en el chaltt de I, amorláye, y si la autopsia de T g bt 3 t 5i ó; luego se arrimó al escritor! -He aquí el libro- -dijo seíjaiajido un volumen en c arto (encuadernado con las esquinas de pergaminc- -llira y concluye pronto. Mr. de Nerville abrió el registro y buscó los números de orci- u de la poción preparada á su vista. Este número era el 1.249. Pronto lo encontró. -Ya he dado con elio- -exclamó. ¿Y bien? -oreguntó Marieta. -Esperad Y leyó gua destilada. legramos. Estricnina 20 Ninguna indicación de gramos ó áe decigramos ssguía ai núm 20. Cgaüauó; S. p. diacodio... 20 graiuos. E. d. L. Cereza 4 E. de flor de naranja... 8 Y al frente del precio de la poción, cuatro francos. -Las rectificacion fes no se han hecho- -murmuró Jorge. -Todo va bien. -Acaba pronto- -repitió Marieta. -Déjame tiempo para hacerme cargo... ¡qué diablol nada nos apura. En este momento oyeron un grito ahogado seguido de un ronquido. Este ruido siniestro procedía de un cuarto, al cual se subía desdé la botica poruña escalera de madera. La joven yjorge escucharon. Oyóse otro ronquido. Marieta palideció. ¡Es en el cuarto de Julio! -exclamó. -Julio esta realmente muy mal. Sobre el escritorio había un candelero, que servía para lacrar los frascos. Mr. de Nerville lo encendió. El estertor se hacía más perceptible. La Ardilla cogió el candelero; después, lo más aprisa que le permitía su cojera, subió la escalera que conducía al primer piso. Jorge había cogido la pluma, la mojaba en tinta, y frente á la palabra estricnina donde se encontraba el núm. 20, transformaba el cero en una g, y colocaba una coma entre el 2 y la -Ahora esto quiere decir dos gramos- -murmuró con espantosa sonrisa. Hecho esto, sacó de su cartera un pliego de rjapel blanco, lo desdobló, imprimió en él el timbre azul de la botica, lo volvió á doblar y se lo metió en el bolsillo. Acababa de colocar el timbre en su sitio y de cerrar el registro, cuando sonó una voz pidiendo auxilio. ¡Socorro! ¡Socorro! -decía Marieta. Mr. de Nerville se lanzó á la escalera, y un momento después se encontraba en el cuarto de Julio Cordier.