Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 777 ABC. DOMINGO 21 DE JULIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN j. Jfc PAGINA 3 MADRID. CONFERENCIAS PEDAGÓGICAS EN LA NORMAL CENTRAL DE MAESTROS MESA PRESIDENCIAL. DE DERECHA A IZQUIERDA: EL CONFERENCIANTE DE LA SESIÓN DE AYER, SR. PÉREZ CERVERA, SR. GARCÍA, SRTA. CEBRIAN (A. SRA. LORENZO, SRTA. CEBRIAN (D. SR. BLANCO, PRESIDENTE, SRTA. TELLO, SRTA. DEL REAL, SRTA. GALVEZ, SRA. RANGEL Y SR. PEREIRA Fot. ABC. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL ABGEN PARÍS jvA OPERA POPULAR Al fin París va á tener la ópera popular, sueño que se había creído casi irrealizable, y que últimamente sus más fervorosos partidarios decidieron abandonar por imposible. La ópera popular es ya un hecho... Los contratos han quedado ayer firmados entre el Municipio de París y la empresa. El Ayuntamiento cede gratuitamente el teatro de La Gaité, lo cual quiere decir que subvenciona á la empresa con 100.000 francos anuales, que deja de cobrar por el alquiler, y los empresarios, por su parte, se comprometen á que no haya en el teatro localidades cuyo precio exceda de cuatro francos, y á construir una galería, donde puedan instalarse 500 personas. Estás 500- localidades se venderán al precio de 50 céntimos. He aquí el sueño realizado ya. Los parisienses van á tener la ópera popular, gracias, claro está, á las facilidades acordadas al proyecto por el Municipio, que no ha puesto obstáculo alguno á la realización de la idea, ni ha necesitado largas y borrascosas sesiones para ver de completo acuerdo á los ediles. Pero á quienes se deberá en primer lugar la creación de la ópera popular en París, será á los que han echado sobre sus costillas el peso de la empresa: á los hermanos Isola. Eran los hermanos Isola dos titiriteros italianos que á París llegaron, no se sabe si contratados, ó á pie y sin dinero, como esos globeíroíter que v. a. n corriendo el mundo. Emprende- dores, laboriosos y. activos, losihermanos Isola fueron, po, co á poco prosperando: hasta hacerse empresarios de un music- hall, -y administrando y dirigiendo con acierto el negocio, cumpliendo formalmente siis compromisos y haciéndose crédito, concluyeron por convertirse en los amas ¡dé. tres de los principales ¡teatros- -concerts- de: París. Ettla actualidad su. crédito. es. enor- me, su conocimiento délos asuntos teatrales asombroso, y envidiable la consideración -de que gozan. Recientemente quiso pactar con ellos eí ministro de Bellas Artespáraentregarles la dirección de la Opera Cómica, y hoy el Municipio de París los confía un teatro pafa que intenten la creación de la ópera, popular; la consagración de la fraternal entidad artística y administrativa no ha podido ser más com- p l e t a res haciendo obras de Massenet y de Saint- Saens merece con justicia este honor, y si se! Saens, sin olvidar el alegre repertorio de Le- exceptúa al insigne autor de Samán y Dalila, coq. Áudrán, Offembach y demás regocijados París no tiene en la actualidad un compositor compositores. de la valía, de la inspiración, de la potencia Si la tentativa de los hermanos Isola triun- creadora que nuestro ilustre maestro Chapí, á fa, será un golpe decisivo para la Gran Opera cien codes por encima de Massenet. Porque no y aun para la Opera Cómica, pues hasta hoy duden ustedes que á Chapí se le hará justicia estos dos teatros han tenido aseguradas sus un día, más tardé ó más temprano, y su obra entradas gracias á la exclusiva de que vienen alcanzará el renombre universal que merece. disfrutando para hacer sus repertorios respecYo dudo que este sueño de la ópera: poputivos. Si un tercer teatro surge ahora debida- lar, hoy realidad, se consolide en París, y mi mente autorizado para hacer, ese mismo re- desconfianza se funda únicamente en que. veo pertorio, con los mismos artistas de aquellos qué no salen obras por ninguna parte. Hasta dos grandes teatros y con los precios de las lo- la opereta, ese género parisién por excelencia, calidades considerablemente rebajados, el re- alegre, entretenido y vistoso ha desaparecido sultado no será dudoso, definitivamente. Los artistas dicen que es que Porque. es en las obras de repertorio en las los autores no hacen obras; los compositores que hay que fundarlas esperanzas de éxito, ya se disculpan afirmando que no hay intérpreque los estrenos son- problemáticos. No hay tes, pues los artistas que cantan no declaman obras, no hay compositores. Estos señores mú- y los que declaman no cantan; y el caso es que sicos parisinos sé han dedicado á ía canción, entre unos y otros han enterrado el género, y al valsiácil, á) la polca juguetona y no hacen el pobre Lecoq llora hoy en presencia de un nada más que eso, porqué eso los produce mu redactor de L Écho de Paris los días lejanos en cho dinero. La ópera agoniza lentamente y si que revolucionaba á las multitudes La hija de su agonía sé prolonga es gracias á las obras Madame Ángot... de repertorio, puesto que las nuevas no acaban JOSÉ JUAN C A D E N A S de entusiasmar al auditorio. París, Julio. Massenet triunfa tres ó cuatro veces todos los años, pero ni Criselidis ni, Anana dan una peseta. Al público de Madrid- no le extrañará seguramente esto, pues debe recordar el efecto CARTA DE IJA PARIENTA que le produjo. el estreno en el teatro Real de Wertker, la obra maestra del compositor fran- ¿Has tenido carta de esa? cés, la cual no gustó ni aún cantada por Del- -Digo, y fíjate en los rasgos. mas, su soñado intérprete. ¡Miá que pendolea! No hay músicos en París, y si los hay se -Como. ocultan cuidadosamente ó no los abren las que tié las primeras manos puertas de- los grandes ni de los pequeños tea pa la redondilla, fíjate; tros. Las. obras, las partituras geniales y vigo; enjesap de ese Paco; rosas no parecen por ninguna parte. De los: mú. pues tengo unos calzoncillos. sicos consagrados, de los que ya: han entrado, con un sourvenir y un pájaro, poco menos que en ¡i a posteridad, sólo Saintque lo bordó á cadeneta hace u n mes p a regalármelos, que h a y que ver mis calzoncillos. -Oye, tú, ¿y quién la h a enseñao esas chirigoterías de que otras no están al tanto? -Estuvo con u n calígrafo de doncella hace unos, años y le ha cogido el estilo; -De todas formas, los trazos V tiran más á Valliciergo. que á Iturzaeta. -Lómalo és que n o tié ortografía y se tuerce en papel blanco y amor lo escribe sinL ache. ¡Qué barbaridazl: -Y en c a m b i e ¡OPLAS DEL DOMINGO. U Pero ¿triunfarán en su, empresa? Porque París átráviesa- un momento de penuria artística qué á nadie. puede ocultarse. Hay muchas artistas, peromuy pocas obras de arte. Los: salones se suceden y se parecen todos: en 1o dé no lanzar una Verdadera. obra triunfante, sensacional. Las temporadas transcurren sin queeri la Opera ni en la Opera Cómica aparezca la partitura indiscutible, la- obra ¡bella. Es una crisis de arte total y absoluta y hace falta estar aquí para comprobarlo. l Porque este público y esta Prensa se diferencian de nuestra Prensa y nuestro público en la manera dé acoger las- producciones, de arte. En Madrid basta que una obra se anuncie: a golpe de bombo y platillo- para que el- público vaya al: estreno con cierta sorda p- redispósieión én central Aquí fracasauñaobra como La Cafa la a, por ejemplo, y público, y Prensa se esfuerzan- ni fabricar el éxito de la óp era, siquiera seaficticio. 1,08 hermanos Isola no ignoran que las obras escasean; y poreso han- querido- asegurarse el concurso de l a ópera ylaópera cómica, á fin dé recabar la más amplia libertad en: lo que al repertorio se refiere; En el teatro. Lírico Municipal, como se llamará en lo sucesivo Xa Gaité, se harán óperas, óperas cómicas y operetas, procurando dar al espectáculo la mayor varié- ¡dad posible. Inaugurarán la temporada con el j estreno en Paris de la. partitura de Theodora, j que sólo se ha representado el año pasado en j Monté Cario, y continuarán luego sus director j SEGOVJA. LOS NUEVOS TENIENTES DE ARTILLERÍA Zh GENERAL PARRA ENTREGANDO LOS REALES DESPACHOS DE SU EMPLEÓ A LOS NUEVOS OFICIALES EN EL PATJO DE ORDEN. DE LA ACADEMIA Fot. Duque. hacer lo escribe con ella. -Caprichos dé Goya. V- El. casp. s que te escribe, una plana inejpr que te friega u n plato ¿Y qué te dice, y perdona la indiscreción? -Al contrario, ya sabes que pa. nosptros. eres t ú más que u n hermano: oye lo que dice; nada, unos pocos garrapatos, y celos mal comprimidos, y achares, y cuentos tártaros. rVillapanizo y á veinte, de Julio. Querido Paco: dénde la nefasta hora que partió, el tren, no descanso; los días se me hacen siglos, y el no tenerte á mi lao es p a mí ¡de los. venenos... el más aztiyo. y. m ásm l0; ese manchón son dpsílágrimas que p b r j t u a m o r s e e s p a r o n v ¿H a s visto qué. filarmónica? Sigue con los ratimagos. ELniñocaivezinas mpnp; Í. antiyefle ha- escalabrap v á Bartolo, que es. elchico: mayor. del veterinario; es muy gracioso; en el pueblo le quieren, que. es un e n c a n t o y hasta los perros le temen, y. huyen de él hasta los gatos; aquí l e llaman, en broma, el Pernales; ha engórdao j u e es u n primor; y o estoy güeña, y, me prueba bien el campo- aquí está l a del aasquerc de la- calle: del Amparo, diciendoí que es la señora de un brigadier; no la trato; -si le ves á su marido, r deja al hombre con sus easóos. lióle dignas na, no. s, e. a: que la dé p a sopas de ajo, y le deje al brigadier solo, y anegado e n l l a n t o- M han dicho que- gastas brumas con la hermana de la Pa. tro, y, en: cuanti quéllégue áes. a por mrsalú, que la arrastro, y. También sé que p r las inoeh. es hacéis guateque eii él patio, y las tocas la ocarina á las muchachas del barrio, y que las haceétaspergios y te llaman artis. tazo. sé que le dejas. chiquitP. á don J u a n Tinono. amaaüo, ¡y miá que don Juan. Tinprip ha sido fino p a el caso! pero ese final d e cuentas. ya le ajustaremos, pájaro, lo cierto es que, por tu culjja. y por tu cariño ingrato, y y entre el pensar que me engañase y la calor del verano voy á dir con menos carne, que u n rialito deguisao. Sin más, porque el que recoge l a s cartas está esperando.