Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES 18 D E J U L I O D E 1907. N Ú M E R O SUELTO, 5 C É N T I M O S S I? Í 2 DÉ NUESTRO ENVIADO ESPECIAL VALLADOLID, 1 7 2 T CRÓNICA U N I V E R SAL I L U S T R A D A AÑO I I L N Ú M 774. IB Ü íS 2. É P O C A A B C EN SAN ILDEFONSO, I 7 I I N. I a misa de campaña. Se celebró la misa de campañaroficiando el capellán de la Academia. F l Rey vestía uniforme de capitán general de Caballería, dándole guardia de honor un zaguanete de alumnos. CRÓNICA un tanto diñcil la tarea de recoger noticias de este pueblo, en el que nunca ocurre nada, lo h a de ser mucho más cuando de él se ausenta quien constituye su alma y vida; es decir, el Rey, cuya expedición de h o y á Valladolid ha paralizado por completo la animación en la colonia que- se retine casi siempre allí donde el Monarca dedica su actividad, unas veces al golf y otras al polo. Salió D. Alfonso, á las ocho de la mañana, en el 50 caballos, con D. Felipe de Borbón, siguiéndoles en otro automóvil sus ayudantes Sres. Jordana y conde de Aybar. Kl trayecto hasta Valladolid lo hizo el Rey en dos horas y inedia, á pesar de haber perdido unos veinte minutos por tener que reponer u n a cubierta que había sufrido deterioro. No me corresponde relatar lo que en ralladolid h a sucedido en el día de hoy; sólo diré que el Rey regresó á I a Granja á las cinco en punto, habiendo salido á las tres menos diez minutos de la capital castellana, y que el viaje se hizo sin incidente alguno, acompañando á S. M. el jefe de su Cuarto Militar, general Bascaran, y los Sres. Jordana y conde de Aybar. D. Jacinto Bascaran, ayudante del general, regresó en el rápido por la noche. Aunque ya se había dicho que la estancia del Rey en Valladolid sería brevísima, algunas personas se sorprendieron de verle entrar tan pronto en este Real Sitio, y eso que h a y que confesar que no h a sido u n a gran velocidad la que el Rey h a empleado en el viaje, pues n o h a pasado de 6o kilómetros por hora, como marcha media. I a Reina no saiió de los jardines en todo el día. Por la mañana estuvo en la parte reservada pescando truchas durante u n buen rato, y por la tarde tomó el té con D. Alfonso, y mien- tras éste relataba su excursión, á Valladolid, de la ual regresaba verdaderamente satisfecho, I legaron hoy con oportunidad, pues la temperatura h a sido fresca y agradabilísima, el secretario de Embajada, Sr. Antón del Olmet, y el coronel de Caballería Sr. Ampudia, Si- el día h a estado desanimado, en cambiu nos las prometemos muy felice. para mañana, pues se anuncia ijor la mañana partida áepolo, que será la última de la temporada, y por la tarde un gran cotillón en el Campo de Tiro, al cual están invitados SS. MM. y que h a sido organizado principalmente por el conde de Albiz, el cual h a traído de París multitud de artísticos objetos para regalos. Ks de esperar que la fiesta resulte brillantísima. Y como si todo esto fuese poco aún, por ía noche habrá reunión en casa de los condes de Albiz, que es donde se reúnen también frecuentemente muchas personas de la colonia á iugar al tresillo y al bridgc. Mañana créese probable que venga por la tarde el presidente del Consejo á despachar con S. M. aunque á iiltima hora no se sabe liada de una, manera definitiva. Y pasado mañana se acabará esta primera parte de la jornada, saliendo los Reyes de Segovia en un tren especial, á las ocho y diez minutos de la noche. Tomará el cargo de jefe palatino en lo sucesivo, el marqués de la Torrecilla, mayordomo mayor del Rey, AtFONSo R. S A N T A M A R Í A TELEFÓNICA S Í es siempre EL REY EN VALLADOLID POR TELÉGRAFO 8 AN ILDKFONi. C! 1 7 a M I a salida, A las siete y media salió el Re Dura V aladolid en un automóvil de carreras I e acompañan el príncipe D Felipe, sus ayudantes Sres. Jordana 3 Castejon y el marqués de Viana. A H s osho salió otro automóvil de respeto. VALLADOLID, J, I2 M, O ecibimiento entusiasta. A las once h a llegado S. M. Hizo su entrada por los paseos de los Filipinos y de Zorrilla, siendo aplaudido y vitoreado por el pueblo. Eín la Academia le recibieron las autoridades civiles, militares y eclesiásticas, eomisiones de los centros docentes, el presidente de la Academia y el elemento militar, preparativos. F n el patio central se h a levantauo un altar, adornado con profusión de plantas, para celebrar la misa de campaña. Los huecos de ias ventanas aparecen adornados con lanzas y cascos y la bandera española v el pendón morado de Castilla enlazados. F n el despacho del coronel Sr. Souza se verificará la entrega, por el Monarca, de los Reales despachos á los nuevos oficiales. F n el salón de actos se ha improvisado un artístico comedor, donde se servirá un lunch. La mesa está adornada con guirnaldas de flores, lunas biseladas y canastillos de plata. Se han instalado, además, potentes ventiladores eléctrieos. Por la tarde se celebrara un banquete íniimo al que asistirán el Rey, el ministro de la Guerra y las personas á quienes invite 11. tico, prodigando sueldos espléndidos con un 3 ¿Es ésta la síntesis del dü icurso del Sr. Vacuadro de asesores y empleados mucho mayor lles? (Ku la mayoría: Sí, sí. de lo que sus necesidades exigían, y que h a y Pues yo entrego esos pensamientos y esa un cargo de director del hilo para coser los conducta al veredicto á que me refería antes, á sacos, con sueldo de 25- ooo pesetas; sin otro la opinión. quehacer que comprar bramante para coser las Sigue diciendo el Sr. Maura que no puede telas, (Grandes, risas. íPor todo ello, sigue di- admitirse que un señor diputado, combatienp l acto de la entrega. Lunch. ciendo, la Azucarera h a venido á arar á una do, con razón ó con error, u n proyecto, siente Después se verificó la entrega de los Rea situación angustiosa, agónica. les despachos, y á seguida el lunch, al que asis- í Se me ha afirmado también que se dió una como apotegma la conclusión, que estima ofentieron las autoridades. S. M. brindó, chocando disposición por virtud de la cual el Banco de siva para todos, de que no h a y móvil exterior, su copa con la del número uno de la promo- España hizo una operación de crédito á la lícito, conocido, en lo que una Cámara discuta y aprueba. (Bien, bien, en la mayoría. ción de nuevos tenientes. Azucarera al 80 por ico, con garantía de ac ¿Quién es, exclama, S. S. ni los dos, ó los Ahora se celebra el banquete intimo, ciones. cuatro, ó los ocho, ó los dieciocho diputados F 1 trueno, pues, de esa Sociedad ante despil- que en esos bancos se sientan, para proclamar VALLADOLID, Ij, 2 T farres semejantes era evidente; ¿Qué ha mani- ex cátedra que no tienen explicación nuestros F isciirso regio, E n el momento ae entregarles sus despa- festado el Gobierno y la comisión para demos- actos? ¿Qué es esto? ¿Qué quiere decir esto? chos á los nuevos oficiales, el Rey pronunció trar q u e su estado actual obedecía á la crisis (Rumores de aprobación. de la imdustria azucarera? Nada. No basta que el siguiente discurso: Añade que no basta lo que digan los solida Tengo una gran satisíacción al entregar a nosotroiS creamos en la honradez del Sr. Osma, rios para diputar injusto el proyecto; aunque porque nuestros electores podrán preguntar- reconoce que es numeroso y respetable el greustedes el Real despacho que seííala el principio de su carrera militar. Fste- documento no nos si el Sr. Osma había sido engañado, se ha- mio de pasteleros que h a y en Barcelona (prorepresenta sólo el empleo que se les confiere; bía equivocado ó se había entregado con de- testas de los solidarios) interés muy respetable significa el solemne compromiso de las respon- masiada buena íciá aspiraciones ajenas. y legítimo, pero no único en este pleito. Refiérese luego á la denuncia expresada por sabilidades q u e desde ah ora contraen, y es Pasa á tratar del reparto de las cédulas. La. símbolo de los sacrificios que se imponen por la el Sr. Burell. menta que con ligereza se afirmen estas espepatria, por la que, estarán dispuestos á derra- 1 La creación a e ias ceauías benencianas iué cies. mar hasta la última gota de su sangre. Seguro anunciada por la, coniisió. n gestora del trust El Sr. VALLES: Yo no afirmo, lie dicho que estoy de que sabrán cumplirlos hasta el último azucarero en la circular (jue en 20 de Febrero se ha dicho... extremo, pues así lo. demandan las gloriosas tra- deagos dirigió á las entidades azucareras inEl Sr. MAURA: Tanto peor, porque S, S. n a diciones del Arma de Caballería, del Arma del vitándolas á formar parte de la Sociedad ge- puede prohibir que lea su discurso aquella j I apóstol Santiago que tantas veces llevó á sus neral. parte inculta de la opinión, que no podrá apreescuadrones á la victoria. Y estoy también seEn esa circular se decía lo siguiente: Iwi ciar los matices de sus palabras, por las cuaguro de que esta p, romoción sabrá distinguirse La Sociedad general va á realizar beneficios les se esconde la insinuación. siempre en el cumplimiento de sm deber para extraordinarios, que ahora, sin la fusión délas S. S. dice que no lo h a afirmado. ¡Lo que hay que pueda servir de modelo á las naciones, azucareras, son imposibles de alcanzar. es que S. S. h a visto ahora desnudo su pensa De estos- beneficios obtenidos por efecto de miento, y se asusta! (Grandes aplausos en ki VALtADOUD, IJ, 5 T la unión s e tomará para las cédulas u n a déci- mayoría. eso. Jje reí ma parte: es justo que haya este papel que no Rechaza la información parlamentaria que is tres de la tarde emprendió S. M. el representa capital y sí solamente una peciueña viaje de regreso, acompañado del príncipe don parte de u n beneficio queshoy n o existe, cuyo se pide. Eso fuera indigno. Sería suponer que puede aquí haber votos inspirados en vilezas. Felipe. ¿i. í -í. ...iiri- oj. papel tiene u n a m u y lata distribución entre Termina diciendo: Además de indigno, e 4 P o r l a noche marcharán el ministro de la personas y entidades que contribuyeron y conGuerra, el general Bascaran y e l coronel tribuirán por varios conceptos á. la creación de tan insólito, que y o recordaré con pena y con. indignación que el 17 de Julio de 1907, en el Delbos. 4 la Sociedad general, á su sostenimiento, al pre- Congreso de mi país, se ha pedido en u n a procio de sus valores en los mercados y también, posición que se escrutase, que se investigase la y esto es muy impo rtante, á que los beneficios honradez de los diputados que le componen. de la Sociedad no disminuyan, aunientando (La mayoría prorrumpe en repetida salva d, i LOS AZUCARES todo lo posible á fin de que alcancen en canti- aplausos. El marqués de VILLAVICIOSA defiende 3 p i N A L D E LA SESIÓN DEL- Apoya su dad importante á lás ¡cédulas, Opina que este punto exige una inmediata y su padre, D. Alejandro Pidal, diciendo que DÍA y D E JULIO D E 907) l ff completa aclaración, pues no basta con que el como presidente de la Azucarera no cobra ni trario al proyecto, el Sr. NOUGUFS; diciendo orador y sus compañeros fíen en la rectitud y un cuarto y que no tiene acciones liberadaSj queaparte del tributo atualado en el art. i. del escrupulosidad del Sr. Osma y de todo el Go- sino de las otras, de lac que le h a n costado su proyecto, no puede admitirse la posibilidad de bierno; es preciso que se persuada, en todo mo- dinero, y cuya posesión es necesaria para perque pese ningún arbitrio ni gravamen alguno mento la sDpinión, para que rechace, convenci- tenecer al Consejo. El Sr. SORIANO cede el uso de la palabra al sobre el azúcar. Tal prohibícíón consta ¡en el d a l a s sospechas que en el arroyo ó en, cualart. 9,0 de la vigente ley, y. aunque este artícu- quier parte surjan. Por ello juzga procedente Sr. BURELL, el cual dice que no tiene, actualy necesariaila información que en la proposi- I mente, relación profesional con periódico allo que da vigente, considera necesario que dir no de Madrid, y que los cargos los recogió de cha prohibición se haga constar en el proyecto ción incidental sé pide. Estima en mucho el dato de que la mayoría un periódico tan serio como JSl Correo, inspira de una manera expresa y terminante, y de ahí la adición que propone y que juzga indispen- de Jáíprensa sea contraria al proyecto, y sólo; do por un personaje conservador, en u n artícit- uno de líos periódicos afectos al Gobierno se lo titulado El poderoso y el débil y en el cua sable. Añade el Sr. Nougués que h a y que evitar se atreva á defenderlo. Supone que en los sem- se reproducían palabras textuales de una Me aplique á este asunto del azúcar el sistema blantes de muchos diputaclos de la mayoría se moría de la Azucarera. Extraña que la Azucaabusivo de laS Reales órdenes autorizando refleja que su voto no nacerá en las fuentes rera no haya rechazado estos cargos. purísimas del convencimiento (La Presidencia Cree el Sr. Burell q u e ante el hecno que sr, nuevos arbitrios á los Municipios. F l presidente del CONSFJO contesta que el llama al orden al orador. Cree que muy pocos afirma del reparto de esos papeles niá icos sistema que el Sr. Nouguésíemplea invocando liberales votarán, y casi todos en contra, y alu- valía la pena ie vsusjsender, de aplazar este lá improcedencia de esas Reales órdenes, es el de á varias personalidades, y señaladamente á proyecto. El Sr. MAURA (con gran energía) ¡Eso, jasistemai cómodo de querer ganar los pleitos sin D. Alejandro P. ídal, como presidente del Conmás! Retroceder ante QMO, sería una vergüenza. seguirlos y de tener arregladas las cosas que sejo privado de la Azucarera. (El marqués de VILLA VICIOSA D E ASTU- iNi S. S. ni nadie es bastante potente para se dejaron desarregladas. Agrega que nada hace referencia, en este RIAS pide la palabra interrumpiendo luego al mancharnos. ¡Desventui ados! (Grandes aplauproyecto, al contenido del art. 9.0 de la ley, y orador. El Sr. SORIANO: ¡Qué, venga D. Ale- sos de la mayoría. El Sr. BURELL protesta de que v e conteste que el voto, por tanto, es inadeciaado, pues las jandro! El marqués de VILLAVICIOSA: ¿Habases que se están discutiendo, ni por su. pro- bía de venir? para esto? El Sr. Soriano y los de ese modo á sus palab. ra. s, y dice que no penpósito, ni siquiera por el alcance de su aplica- solidarios lanzan exclamaciones de asombro. saba lo mismo el Sr. M a u r a cuando quería traer ción, se relacionan con la creación de arbitrios. Rumores, risas y campanillazos de la Presi- á la Cámara estado de opanión para discutir la honra de un personaje político y a muerto. Por Esta materia queda en la exacta situación le- dencia. El Sr. VAL. LES Y RIBOT sigue hablando lo demás, agrega, S. S. Sr. Maura, debiera gal que hoy tenga. agradecerme que yo dieira lugar para ciue se Rectifica el Sr. NOUGUFS, afirmando que del presiidenté de la Azucarera. el único propósito de su voto es m ejorar la liy, El Sr. DATO interrumpe al orador advir- hiciera luz en este asunto. El Sr. Burell muestra u n papel, diciendo que y también rectifica jbrevemente el Sr. MAURA. tiéndole que se ciña á discutir el proyecto y tiene la lista de las personáis á quienes primeQueda desechada la adición que proponía el la proposición. El Sr. VALLES: Conste que aquí no e per- ramente se entregaron las cédulas; pero desSr. Nougués. pués se h a ampliado el número de tenedores. F l secretario Sr. VFNTOSA iee la proposi- mite discutir á la Azucarera. No tiene inconveniente eii poner la lista en ción incidental, que en otro lugar insertamos, i (Grandes protestas en la mayoría. Varías vopidiendo la información parlamentaria para ces: No es verdad, no, no! Los solidarios y manos de la Presidencia (Víirias voces: ¡Ahoaveriguar el fundamento de la denuncia del republicanos gritan á su vez. La Presidencia ra, que se lea ahora! pero advierte que deja Sr. Burell, referente á reparto gracioso de cé- logra restablecer el orden y hace constar la al juicio prudente de la Preí. udenci a la publipertinencia de su observación, í pues el propio cación de los nombres de las personalidades de dulas liberadas de la Azucarera. deepro de la Cámara, dice, veda el discutir, la política, la indu. stria, el m u n d o financiero Apój ala el Sr. VALLES Y RIBOT. Ni el país ni nosotros, dice, se han explica- como s e pretendía, la personalidad privada de que al pie de la li. sta aparecem. f do satisfactoriamente la razón del empeño que un ilustre compañero. Bien, bien, en la ma- ¡V Y recuerda el párrafo de la circular de la Azucarera en que se hablaba del reparto. el. Gobierno muestra por sostener este pro- yoría. Lee el Sr. VALLES la. s palabras del señor El presidente del CONSEJO rectifica, insisyecto. Hay algo inmotivado, algo que en estas dis- Burell respecto al reparto de las cédulas libe- tiendo en que sólo el iniciar u na campaña, por radas. la que el pueblo español sepa vA h a obrado reccusiones n o h a aparecido. También lee la cláusula tercera de la escri- ta y honradamente el (Gobierno y el Parlamen F 1 proj ecto que se discute es atentatorio á nuestra ley undamental, vulnera preceptos tura de constitución (i.o de Julio de 1903) en to eíJpañol en la discusión de. u n a ley, sólo, la que se hace constar la entrega al señor mar- dice el Sr. Maura, el iniciar esta campaña, me expresos de la Constitución del Estado. En virtud de ese proyecto se suprime la li- qués de Guadalmina del 40 por 100 de los títu- deprime, no como ministro, co. ino español El Sr. ALONSO MARTÍNEZ pide se dé lecbertad que todos los españoles tienen de ejer- los liberados, para que los repartiera entre las cer libremente las industrias lícitas, y no sólo diferentes piersonas que habían contribuido y tura al art. 39 del Reglamento, para saber si á los españoles, sino también á los extranje- habían de contribuir al beneficio de la Socie- este asunto estaba ya suficientemente discii tido. i os, á quienes la Constitución consagra ese de- dad, según los compromisos adquiridos Termina diciendo, que no duda sacará aderecho. p; i P R E S I D E N T E cree que í: odavia h a n de Se deroga, asimismo, ele una manera explí- lante el Gobierno su proyecto, pero, á lo me- recogerse algunas alusiones q u e se han liecho. cita, no implícita, algo que toca al sagrado de- nos, debe procurar hacerlo decorosa y honraEl Sr. SORIANO contesta á u n a alusión recho de propiedad; porque desde el momento damente. que le h a dirigido el Sr. Valles y Ribot, y lee El Sr, MAURA: Ya he dicho, y repito, que unos párrafos de un discurso que hace muchos que se priva al propietario de parte de su derecho de dominio sobre la tierra y sobre el fru- en mi concepto, la vida parlamentaria tiene su años pronunció el Sr. Maura contra el Sr. Sa to, prohibiéndole la transformación de éste, mejor sanción en la opinión pública. A ella he- gasta. equivale la restricción á una expropiación for- mos de atenernos para su fallo moral. El Sr. MACIA, como firmante d e la propcsizosa, pero sin declaración previa de utilidad, E 1 Sr. Valles y Ribot no ve en nuestro pro- ción, dice que tiene la conciencia tranquila sin provecho para el servido público ó del Es- yecto ni ventajas ni orientaciones; pero, ade- por haber firmado la proposición, y que nadie tado. más, no ve tampoco el móvil. -Podría ser este puede dudar de la rectitud de sus intencioue. s Añade que se altera también la ley suprema móvil un acto inmoral, un acto de bandidaje. (Rumores. de la oferta y la demanda, regulando la pro- Pero nos hace la merced de añadir que no pueEl P R E S I D E N T E 11 3,1113. la aten- Clon del oraducción y el precio; que se daña A las indus- de creer esto. Por esta vez, al meno. s, el señor dor con objeto de que se limite á recoger la trias derivadas; que se perjudica al consumi- Valles no se atreve ni á sospecharlo. ¿Cuál mó- alusión, pero nunca á rechazar agravies uc dor, porque se mata alevosamente, jdice, la vil ve, pues, en nuestra iniciativa legislativa? no sellan proferido. competencia y trata luego de la constitución Es una incógnita. Y hablando de esta incógniEl Sr. MACIA continúa su discu: rso, diciende la Azucarera, señalando el hecho de haber- ta, el Sr. Valles y Ribot ha pasado á tratar de do que el ministro de Hacienda, para cumplir se adquirido fábrioí s Gr mucho mayor precio la mala constitución y difícil vida de la Azu- el pacto internacional de Cartagena tuvo que carera... y del reparto de esas cédulas libe- buscar recursos en todas partes. (í 4 nevos rude su víijcr real. mores. Atirwfl nue la Azucarera vive con lujo asiá- radas... CONGRESO