Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 772 A B C. MARTES 16 DE. JULIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. FAGINA 3 EL VIAJE DE LA INFANTA ISABEL VALLECAS. LLEGADA DE S. A. EN AUTOMÓVIL Y ACOMPAÑADA DE LA MARQUESA DE NAJERA, EN LA MAÑANA DE AYER Fot. üoñi, EL SR. AGUILERA Y SIS FAMILIA RECIBIENDO A LA AUGUSTA VIAJERA, Á LA CUAL TRIBUTÓ HONORES EL BATALLÓN INFANTIL DEL ASILO DE SANTA CRISTINA del 14. de juno, y estar presentes en el acto de i: medio: de la revistacomo una manena misteriosas inceresaclas en- preparar ttn cominaugurar la estatua que la villa de París erige sangrieritai plot para que apareciera culpable del robo: e ¡al héroede la independencia de Italia Los viejos luchadores han de sentirse hon- diplomático aludido. Estos garibaldiiios son todavía los supervi- damente emocionados, porque hoy, al; adverLa inocencia de éste quedó prontamente devientes déla famosa legión de: los Mil, y. en- tir la efusión con que eran recibidos, saltában- mostrada, y ahora Mr. Greger: ha; recurrido fRONICA P 9 á poco van cerrando sus cuentran París bien distinto de como estaba seles- las lágrimas y se arrojaban en brazos de contra la dueña, del diamante, solicitando daV- puertas los teatros: del bulevar, cuando, en un arranque de generosa valentía, cuantos; iban; á saludarlos. Esto no quita para ños y perjuicios por la ofensa que los condes- -para dar descansóla los artistas qme han traba- vinieron á incorporarse al ejército de los Vos- que m, ástarde, habiéndose sentado en la terra- de Rpdelle. cile han i n f e r i d o jado durante todo 1 el invierno: El teatro de la gos para combatir á los prusiano El pueblo za del café Napolitano, al llegar la hora de paEl asunto; apasiona un poco á las gentes por... Representación Nacional, visto el fracaso de parisién no olvida esto, y por eso hoy, cuando gar, gritaran indignados: que en él figuran personas conocidas; desfilahan aparecido en Ios- bulevares las clásicas ca- ¡Pona miseria! ¡Ñóvanta cente simiper un café! rán testigos pertenecientes ala mejor sociedad. iá última opereta puesta en escena- -EÍtmpues- lo sobre la reñía, -se decide también á hacer la misas rojas, han sido objeto de una ovación en- ¡Quesio áhorribile! y. ya se sábelo que todas estas pequeñas cosas! clóture para dar algún descanso á los diputa- tusiasta, calurosísima. interesan al público. Los garibalditios cantaban en coro el saludo 1 os aficionados -á las emociones fuertes- si- El otro proceso, el de Madame Cien- Kilos, es dos... y al país. I ¿a temporada íhá, si cío desastrosa, salvo en á Francia, y chispeaba en sus ojos el; fuego de guenícon, interési lps incidentes de esas más divertidpoTrátase de una señora que se aquellas representaciones enquetomaron par- la edad juvenil; Son viejos, pero fuertes y vi- dos causaS quelían comenzado hoyx á. ver los dedicaba. á. estafar á todo el que podía. por el gorosos, y por donde van 1 los acompaña esa Tribunaíes: la; del, robo del; diamante azul y la procedimiento; conocido del anuncio en los pete los dos divos, que todavía llevan público: Clemenceau yjaurés. Dspués de éstos, el úni- alegría ¡meridional, que consiste en hablar re- qne. se signe contra. Madame Cim- K ¿lpsy por el riódicos ofreciendo matrimonios con señoritas co que se ha distinguido en las obras de su re- cio, discutir quitándose las palabras dé la boca delito de estafa que ppseían de uno á seis millones de capital pertorio, ha sido Briand, qué ha actuado de ti- y r e i r á c a r c a j a d a s La; del, diamante; azul, siryíó hacealgúntiem- Entre los. incautos cayó un altoempléado de la La revista del 14 va á tener está notá origi- po pára, que Mauricio Léblanc hiciera un capí- Subsecretaría. de: Estado, lo que 1 prueba que pie. ligera. Él teatro Nación alse cierra para hacer repa- nal y simpática, pues los garibaldmos presen- tula originalísimp de las Áyenturas maravillo- esto de querer medrar por medio del matrimoraciones en él, pues los diputados se quejan de ciarán enXohgchamps el desfile de los regi- s asíde ArséneLupin ladrón y gentleman. Este nio ventajoso es cosa que intentan ya hasta las que el salón no reúne las condiciones higiéni- mientos. -El ¿Ej ército: francés, ¡rindiendo un tri- diamante, propiedad deja condesa de Rpdellec, p e r s o n a s d e v i s o cas apetecibles, achacando á esto su. falta- de buto d e: agradecimiento é aquellos que espon- flué en ontrajdp; en; un- frasco de tocador; del, di- Pero Madame Cien- Kilos, qvi. ttiene tanta fresasistfetícja. á las sesiones. Una legión de obre- táneamente vinieron en su ayuda en días tris- plomático ruso Mr. Gréger; perd por una, serie cura como carne -y ya supondrán ustedes que ros se dispone á dejar el palacio Borbón com- tísimos, saludarán con las armas al desfilar por de circunstancias no del todo descúbiisrtasaún, él- mote le debe a l a gordura, -se ha presentapletamente nueyo para cuando comience la delante de los, camisas rojas que se hande ¿des- pudo comprobarse que existían maquinaciones do hoy ante el tribunal, dispuesta, a tomar el i temporada próxima, y ya verán ustedescómo pelo á losjueces. El público se ha encontrado entonces los diputados... tampoco van. én presencia de una mujer de aspecto simpático, lista como pocas y que tiene- siempre disPorque creíamos nosotros que era sólo en puesta l a frase oportuna para contestar, y h España donde los debates verdaderamente in- pasado un rato delicioso. teresantes para el país, los relativos á los presupuestos del Estado, á las cuestiones econóAl acusarla. el presidente de haber robado micas y sociales, se arrastran lánguidos, sopounos; papeles secretos, Madame Cien- Kilos reríferos, sin más auditorio que, los ujieres ¿y puso: los maceros. Pues no, señores; aquí también- -Eso no tiene importancia. Estos robos los se cuecen esas habas, con la. circunstanciacometen los diplomáticos tedos losdias. agravante de que l a Cámara francesa abona Y. más tarde, cuando declaró que eran falsas 15.ooo franc. os. de dietas á cada uno de los diunas. escrituras que el presidente la mostraba, putados que la componen, mientras en España como éste apelase, al dictamen de los peritos. este cargo es todavía honorífico, aunque muy Madame Cien- Kilos, exclamo: á disgusto del Sr. Salvatella. ¡Ah! ¿Pero usted, señor presidente, cree t Pero si los señores diputados de la Cámara da vía en los peritos? francesa 110 han discutido el impuesto sobre la Y mientras el público reía á carcajadas, el renta, en cambio han aprobado, antes de: cepresidente del tribunal. ¡no salía de sii aporrar, las cuatro famosas contribuciones que teosis! todo cradadano está, aquí obligado á satisfacer JOSÉ JUAN CADENAS al Estado, cuatro contribuciones tan- onerosas, París; i JuJio. can arbitrarías que desde liace veinte años los Parlamentos vienen ofreciendo anularías, substituyéndolas, con imptíestosinás j. ustos. yleqüivativos, sin que. hasta la fecha hayan, cumplido; sus, promesas, ni realizado nada en- estesen- P O R TELÉGRAFO T E NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS Cremación de judíos tido. v Apártelos discursos y fermalas oratorias de Clemenceau yjaurés, lo único práctico queha salido del actual período parlamentario lian sido los inventarios y, las cuatro cpníribucio- ¿íes. Layerdad. es que. para llegar á este final casi no valía la pena, de que los ciudadanos franceses, hicieran tres. revoluciones. T e seguro (fue si se les interrogara pensarían s- así también los 400 garibaldmos. que acá- jan de llegar aquí para concurrir á la revista LOS REYES EN SEGOV 1 A SS. MM. AL SALIR DE LA FUNCJON GIMNÁSTICA, CELEBRADA ANTEAYER EN LA PLAZA DE TOROS -SAN PETERSBURGO, 1 5 3 T Fot. Untiírbi- TTelegrámas de Moliileff dan cuenta de un formidable incendio, que iluminó- siniestramente; el pueblo de Smolijany y que redujo á cenizas 114 casas de judíos. -El fuego se propagó á otras 15 síe cristianos, destruyéndolas. También han devorado las llamas 70 tiendas y han causado daños de i nportancia en las oficinas del telégrafo. Hasta ahora 110 se sabe ei numero exacto de víctimas, pero éstas son