Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i JIJ i! 0 D E 1907 ERO EXTRA C E N T l M O S) f W 111 -wintyiMUmwiH CRÓNICA UNIVER SAL I L U S T R A D A ANO MI. N Ú M 7 6 9 1 S 2. É P O C A ÍO -vss fifmammm. i i P A R Í S L O S P R O G R E S O S D E L A NAVEGACIÓN AEREA SEGUNDA SALIDA DEL GLOBO MILITAR DIRIGIBLE PATRIE QUE ATRAVESÓ PARÍS REALIZANDO EVOLUCIONES EN ESTA FOTOGRAFÍA SE LE VE SOBRE EL PUENTE DE LA CONCORDIA Fot. Rol y C: a EN EL PRESENTE NUM. EXTRAORDINARIO Incluímos el suptemento ilusirado de dieciséis páginas G- N T E M E N U D A que deben 1 a sesión de ayer. A las diez y diez minutos se abrió la seexigir iodos nuestros suscriptores y compradores. sión, bajo la presidencia del Sr. Sánchez de Toca. PRECIO: DIEZ CÉNTIMOS Aprobada el acta de la anterior y concedida EN TODA ESPAÑA ucencia para veranear á otros dos concejales con lo cual son ya siete los que salen de Madrid, se acordó que pasara á estudio de la Comisión la comunicación del Gobierno civil que modifica la imposición de unas multas á la Sacramental de Santosjustoy Pastor, por construir j o más aplastante del día, el calor. Lo más saliente del día, la detención de obras de modo abusivo. unos cuantos estimables prójimos que se dedi- 1 a prestación personal. caban á la dulce tarea de cambiar moneda fal- Y se puso á discusión ese asunto yia fasa por buena, ó si se quiere- -porque la reputa- moso. da como mala resulta tan bien ó mejor hecha El Sr. Casanueva presentó y defendió una como la llamada buena moneda ilegal por le- enmienda en la cual se mostró conforme coc gal. -La combina como dirán los expende- los propósitos del alcalde si sólo tienden á sudores, quedó deshecha. El Estado no puede primir la vagancia y la mendicidad, pero nuntolerar que nadie haga lo que él, incluso la ca con los de crear un nuevo impuesto. moneda, como no tolera que nadie explote una Dijo que, á su entender, para suprimir la timba como la explota él con el nombre de Lo- vagancia no bastan con veinte días de trabajo tería, forzado Lo más comentado, lá sesión de nuestro ilusLe contestó el Sr. De Blas, cantando las extre Concejo, que se pasó las horas de la sesión celencias de la moción en su, discurso, digno charlando y más charlando sobre eso de la de mejor causa; y rectificó el vSr. Casanueva, prestación personal, hasta llegar al acuerdo de afirmando que para suprimir la mendicidad cobrar alientos para volver á empezar en la basta con hacer asilos donde albergar á los sesión próxima. El alcalde cortó u n trajecito á m. endi gos y sostener estos establecimientos su estimado amigo y correligionario, el minis- con un impuesto que pagarían las personas tro de Hacienda, y esto, francamente, dio mu- pudientes. cho gusto á los caballeros del margen. Ese Sánchez Toca es Venfant terrible de todos los Minis- p r l Sr. Santillán, El Sr. Santillán dijo que no firmaría enterios amigos suyos, á quienes puede llamárse- les Benito sin detrimento del dicho vulgar mienda alguna á un proyecto que no va á la i e buenos amigos tienes... Por lo demás, hubo supresión de la vagancia y de la mendicidad, entre los ediles dimes y diretes, incidentes, pala- sino- -como ha dicho el alcalde- -ha constituir bras gordas y cuanto se propuso evitar el señor un medio de remediar el estado de la. Hacienalcalde y no evitó, como no evita que la mendi- da municipal. cidad sea cada día mayor, más descarada y Se refirió al art. 39 de la ley Municipal y más pertinaz en sus manifestaciones, equiva- dijo que hay otro artículo de ley en que se espelentes á u n toma tripita con calderón. cifica los casos en que se ha de utilizar la presDe política, nada nuevo. Los padres patri- tación personal, que sólo se empleará cuando cios siguen pesados como moscas, y y a saben las obras sean de carácter urgentísimo. El concejal republicano pidió que se dismiustedes cómo se pon n las moscas alrededor del azúcar, que es de lo que se trata en el Con- nuya el número de empleados técnicos y administrativos municipales, que es excesivo, y greso. De sucesos, fuera del mencionado, el fracaso como otro medio para: aliviar la situación de de un timo del portugués y el éxito de otras va- la Hacienda municipal, indicó ai alcalde que interponga su influencia con el Gobierno para rias y amenas raterías. y nada más. Por la noche no hubo bólido, que el Estado pague lo que debe al Ayuntapero el calor apretó como si hubiese venido de miento. Mcaao. Terminó afirmando que ese proyecto n o se NOTAS MUNICIPALES MADRID AL D Í A de lenguaje de que un teniente de alcalde no asistiera á la Junta en que se trató de la prestación y luego prometiese combatir el proyecto en la sesión, tachando de servil á algún otro teniente de alcalde por su promesa de votar la moción. El duque de Arévalo protesta en tonos vivos de los calificativos del alcalde y éste le llama al orden. El Sr. Santillán recogió las censuras al ministro de Hacienda, expuestas por el Sr. vSáuchez de Toca, y afirmó que seguramente han de tener resonancia. El Sr. Párraga protestó del dictado d e servil aplicado por el alcalde. El duque de Arévalo manifestó algo que no se oyó, replicó con viveza el Sr. Párraga y el alcalde cortó el incidente El Sr. Fischer protestó de la premura con que se había llevado el dictamen sobre la prestación, y como eran cerca de las dos se suspendió el debate. arios asuntos. -Fueron aprobados varios dictámenes y quedaron sobre la mesa el relativo á la concesión de licencia para derribar el cementerio general del Norte y traslación de los restos á la iglesia, columbario y osario que habrá de construirse, y el expediente relativo al esta 1- abla el alcalde. Hizo el resumen del debate el alcalde, y blecimiento de una mondonguería municipal. repitió lo del descubierto de más de dos millones en el presupuesto municipal, i as retenciones á los empleados. Para que resuelva el Gobierno civil, ha l ensura al ministro de Hacienda, enviado la Comisión provincial un recurso in Recordólo que ya dijimos acerca d e s ú s terpuesto por los gestiones de arreglo de la Hacienda municipal, tienen retencionesempleados municipales que en sus de construcción de la Necrópolis y del mata- acuerdo municipal de 21 de sueldos contra el Diciembre último dero, de unificación de las deudas y de contra- prohibiendo las retenciones y fijando un plazo tar un empréstito, fracasadas por el proyecto para redimirlas, pasado el cual los aludidos del Sr. Osma para la desgravacíón de los vinos. empleados serán declarados cesantes. Con este motivo censuró con suaves palaComo de los que se trata son modestos embras la obra del ministro de Hacienda, pleados que no tienen otro medio de vida, es de esperar que el gobernador atienda el re Contribución degradante. A su juicio, es mejor cualquier contribu- curso. -i I ción indirecta que la prestación personal, á la que calificó de misérrima y degradante. Hizo números después, y manifestó que el Ayuntamiento recaudará sólo 29 millones de Entre las Cármenes que celebraráii sus diar. pesetas, y hay que pagar 32 millones. el 16 del aatual, figuran; El Ayuntamiento tendrá que compensar los Eas duquesas de Nobleias, Abrantes, Gauíii 7.300.000 pesetas que deje de pagar á la Ha- y viudas de Frías, Noiri y Abrantes. cienda con la desgravacíón de los vinos Eas marquesas de Xávara, Casa Arnao, Piier. realizará, y que el alcalde prepara alguna otra cosa envuelta en la prestación, r t r o s discursos. Le contestó el Sr. Senra, que defendió el dictamen 5 explicó el akance que, á su juicio, tiene la moción discutida. Usó de la palabra en contra el Sr. Ormaechea. Tachó de anticuado el proyecto y dijo que sólo es á propósito para los Ayuntamientos rurales. En su opinión no se remediará la vagancia porque los vagos preferirían i r á la cárcel, donde comerían y no trabajarían, antes que cumplir con la prestación personal. ¿Y de las mujeres, qué se va á hacer? preguntaba el concejal socialista, porque de ellas nada se dice en la moción Añadió luego que ya hay sanción para los infractores de las Ordenanzas municipales y no hace falta buscar más sanciones en proyectos nuevos que, como el de la prestación, resultan por ello ilegales y absurdos. Le contestó el Sr. Ortega Morejón, y dijo que la falta de obreros municipales se nota hasta en las calles céntricas. El Sr. Gascón, firmante de otra enmienda, defendió la necesidad de atacar la mendicidad y la vagancia, y atender á los ingresos del Ayuntamiento. Propuso que fuese nevado nuevamente á sesión, después de estudiado por la Comisión, en vista de las enmiendas presentadas. Entre grandes eufemismos, dio á entender que se le debe hacer reconocer al ministro de Hacienda el error en que se halla su proyecto. incidente. Un Se quejó con dureza v DE SOCIEDAD