Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 7 Ó 0 A B C. VIERNES 12 DE JULIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA. titác ion I a última sesión del p e r í o d o De sociedad Celebran el santo e próximo día 15 la du- quesa de Pinohermoso; las marquesas de Haro, Guadalmina y viuda de Ahumada; la condesa de Eguía; las señoras de Protta, Navarro Reverter (D. Enrique) Vizcarrondo y viuda de Vargas Machuca. Xos duques de Gaet a y Rivas. f os marqueses de Polavieja, Torre. Milanos, Cerralboj Agóncilio y Revilla de la Cañada. I os condes de Santa Coloma, O Bryan, Valmaseda, Patilla, Foxá y Yilíanuéva. El vizconde dé Huerta. I,o s barones de Satrústegui, Vega de la Hoz y Casa Blanca. Y los Sres. Crpoke y Lariós, Gutiérrez, de Salamanca, García de la Rasilla, Barranco, Bushell, Pineda, Navarro Reverter, Oirtiz de Zarate, Serrano Fa ¿tigati, Albacete, Bosch, Franco, Herrera Molí, Abella, Roca de Togores, Q Shea, Mariategui, Macpherson, Podadera, Guerola, González Beltrán, Franch, Sanchís, Allende, Fort, Rcpullés, üseleti, Guedea. Musiera, Nuñez de Prado, etc. A las doce del día sé abrió ayer la sesión, 1 bajo la presidencia del Sr. Pérez Galvo. t Después de aproba. da el acta, el Sr. Fer- nández Morales preguntó qué hay acerca del pago dé los atrasos del. Ayuntamiento á ia Diputación. El. presidente dijo que, de acuerdo ambas entidades, han 30- licitado del ministerio del ramo; la sanción del convenio celebrado. Añadió que confía en, que -en este mes percibirá l a Diputación ésos atrasos. Preguntó el Sr. Ra- inírez Tomé acerca de un legado hecho, por doña Dolores Gonceiro, de La Coruña, y el Sr. Amírola expuso que dicha señora dejó al morir todos sus bienes ai- Real hospital de Santiago y al de San Juan de Dios de Madrid, por mitad. Él total del legado ascienh de á 198.000 pesetas y de éste se han deducido 15.000 pesetas por honorarios al abogado de X a Coruña, señor Brandónt Acerca de l a Real orden sobre nombramiento de unósjeíes clínicos; de l a Beneficencia provincial se MADRID. EN LA EXPOSICIÓN DE INDUSTRIAS produjo animado deEsta madrugada han bate y no pocos inci- EL GIMNASTA CESAR WUILLAÜME EN SU EJERCICIO LA FLECHA HUMANA O EL SALTO DE LA MUERTE EN BICICLETA salido para Vitoria y Fot. A B C. dentes, como siempre San Sebastián, en auque se trata de perso tomóvil, D. Francisco nal. En votación nominal, y por 14 votos con- EL ARSENAL la Reparación de parrillas para. los buques de Robador y D. Julián Pedrera escuadra: tra 10, se aprobó el dictamen de la mayoría y El hijo menor del difunto hombre público. 20.000. quedó desechado el voto particular del Sr. Díaz l DE CARTAGENA T oMateriales, 0 08.000- pesetas; jornales, D. Raimundo F. de Villaverde, se encuentra tal, 28.0 Agero mejorado de la enfermedad que padece. Igual cantidad hasta. fin de año. Se aprobaron otros dictámenes, entre ellos f 7l proyecto de obras propuesto por el minisReparación de- los- tres varaderos de Mauno de concesión de fondos para ir á tomar ba- tro de Marina en el Consejo celebrado ayer para solucionar el eoñflicto obrero de la rruecos. ños- á varias asiladas. Ha dado á luz un niño la condesa de HereQuedó aprobada la jubilación del contador Maestranza de Cartagena, consiste en las si- Materiales, 25.000 pesetas; jornales, 2 R: OO. dia Spínola. guientes obras y sus correspondientes presu- Total, 46.000. Sr. Corrales, y. á. propuesta d e l S r Fernández, El domingo celebran los días los marqueses Igual cantidad hasta finalizar el año. ííldrales, sé acordó la. suspensión de sesiones puestos: Carena del dique flotante: Reparación délos tinglados del; varadero de de Tolosa, Aguilar de Campoo y Molins; el ba- delactual- período. Materiales, 60.000 pesetas; jornales, 75.000. Santa Rosalía. ron de Molinety el Sr. Abarzuza. LA la una se levantó la sesión. Total, 135.000. Materiales, -8.727.28 pesetas; jornales, 4.850. Créditos necesarios hasta final del año: Han salido: para Pantieosa, el dnque de tal p 73. Materiales, 40.000 pesetas; jornales, 45.000. T o Iguale s e t a s 1 3 -5 para T Serclaes; para París, el ¿tuque de Alba, el cantidad concluir el año. Total, 85.000. Totales: Créditos nuevos: para materiales marqués de Víllalóbár y D. Patncio Gárvéy; P O R C A B L E Preparación de la draga y construcción de 179.84.0,07 pesetas; para jornales, 200.686. Total, para San Clemente, los señores de Barnuevo; 1 JVS P A L M A S J 1 3 T sus calderas: para San Sebastián, el marqués de Portago; A para Marruecos. Materiales, 69.382 pesetas- jornales, 65.829. 380.526,07 pesetas. necesarios hasta fin del para Zarauz, los duques de Jaecera, y para BiaTM En Arrecife (I, anzárote) 1 a autoridad de Totales: Total, 135.211. ¡año actual: Créditos Marina ha detenido; ál barco velero Progreso, Créditos necesarios hasta final del año: para materiales, 126.349,32 pesetas; rritz, la duquesa de Pinohermoso y los señores que llegó á aquel puerto, por conducir contrapara jornales, 157.025 pesetas. Total, 283.375,32- de Beistegui. Materiales, 35.891,25 pesetas; jornales, 52.169. bando de armas con destino á Marruecos. Total, 88.060,25. o por subasta: Reconstrucción delpolyoEn el próximo mes de Agosto pedirá el marReparación de gánguiles del tren de limpia: rín incendiado en la Algameca y créditos qués de Pidal, para el delegado regio de Pósi uerte de un cónsul. Materiales, 8.730,29 pesetas; jornales, 14.007. necesarios en el concepto de carenas parala tos, conde del Retamoso, la mano de la bella seI n- la travesía de Fernando P ó o á éste persecución en lo que resta dé año de las obras ñorita doña Carlota González Dueñas; pertepuerto ha muerto, á bordó del vapor San Fran- Total, 22.737,29. cisco. el cónsul de Portugal en aquellas islas. Créditos necesarios hasta final de año, igual en curso de ejecución. Para materiales, 30.000 neciente á distinguida familia de Bilbao. pesetas; para. jornales, ídem. Su cadáver fue sepultado en el mar cantidad. I a boda se celebrará en Noviembre. r BIBLIOTECA DE A B C 262 ¿Quién? -SantiagoHabért. LAS DOS BARONESAS 263 I, a cara de Santiago se iluminó. Su brillante mirada respondió claramente. -Disponed de mí... Soy vuestro. Ceonida prosiguió: -Voy á viajar y te llevo conmigo... Sabes que poseo en- Vevey, en Suiza, ana pequeña propiedad, donde viven antiguos servidores de mi madre, que 120 me han visto hace muchos años. Allí pasaremos algunos meses en soledad absoluta. ¡El m u d o! ¿Cuándo partirénios? -pregunto el mudo por señas. -Esta noche, y nadie debe saber el término de mi viaje... Nadie, ¿lo entien des bien? í -El marido de iai nodriza, el sacrificio personificado... ¡Mi prima tiene más confianza en él que en nosotros! -murmuró Mr. de Nerville con mal disimulada amargura. ¡Jorge, eso que decís no está bien! -exclamó I, eonida: -Sabéis que tengt confianza. en vos y os he dado pruebas. ¡Y bien! No olvidéis que estoy yo aquí. No desdeñéis un cariño como el iníó. Permitidme que os acompañe. Santiago fijó en I eonida profunda é interrógadora mirada. Ella comprendió el senticfo. y repitió: -Naclie. s Kl m u d o c o g i ó s u p i z a r r a en l a c u a l e s c r i b i ó i- r- ¿Ni s i q u i e r a él? v i Después presentó. la. pizarra á l v e o n i d a Mad. de T r é y e s se estremeció. X a s l á g r i í n a s a s o m á r o n a s u s ojos; h i z o u n esfuerzo p a r a c o n t e n e r l a s y r e s! diói -Sí, ni siquiera él, él niénós que nadie. Santiago Hábert volvió á coger la pizarra, y corrió el lápiz- al trazar esta íráse. I e matará la desesperación... Escribidle; I e escribiré- -balbució téónida. -Sabrá. mi marcha, péro. nada más... -Haz tus- preparativos, mi buen amigo; eíta; nóche saldremos para París y. de allí Suiza. para Acercábase la hora. déralmuérzp. V Mad. de Treves b aj 6: al sáró n dpndé ¡encontró á lab. aroneáa viudayá- nion: íí 1 s i e u r d e Nerville. vív r I -Madre- -les dijo, -y vos, querido- primo, tengo que daros parte de una resolución- que he tomado después! de haberla reflexionado maduramente. ¡Una resolución, hija querida! -repitió l a Baronesa- Germana con. vó xnelosa. -S í v S a n t i a g o s ei n c l i n ó- y s a l i ó v i -Í- Leonida respondió fríamente: -I,o rehuso. ¿Por qué? -Quiero vivir aislada. -Sin embargo... -insistió Jorge. ¡Oh, no discutamos! -interrumpió Mad. de Tréves. -Sería inútil... He to mado mi resolución, y nada en el mundo me hará retroceder. Mr. de Nerville comprendió que toda insistencia sería inútil. -Caprichos de mujer bonita- -se dijo. -Ésto durará quince días. I, eohida pareció adivinarle su pensamiento, pues respondió: -El aislamiento se aviene bien con la viudez y debo llevar el luto de mi maridó durante un año: ¡Pero no vais á estar ausente un año entero, querida prima! -exclamó Jorge con verdadero talento dramático. ¡Sería imponer á los aue os aman un suplicio que no tienenombre... Estas- palabras trajeron- bruscamente a l a memoria de I, éonida á láudano d Harblay. Sintió que una oleada de sangre subía del corazón á sus mejillas, y volvió la cabezarpára ocultar su rubor. ¿No es verdad? -repitió Jorge. ¿No es verdad que no estaréis ausente un año enteró? rTal vez volveré antes... -balbuceó la joveit. ¿Adonde vais? -Yo: niisma lo- ignoro. ¡Cómo! ¿Os. ponéis en camino así, sin objeto, á la venturar -Si... es abáurdo! ¡E s o ¿Cuál? y -Después de una. serie de acontecimientos tántristés, necesito cambiar de aire y voy á viajar. j V ¿Y habéis contado- con. nos trós para qué ós acompañemos en el viaje. ¿Conmigo al menos? dijq vivamente Mr. de Nerville. teonida meneó la cabeza. i; -No- -dijo. Deseo estar sola. I, a viejabaronesa y su sobrino cambiaron una rápida mirada. ¡Sola! -exclamó la primera. -Pero! híi a mía, ¿lo habéis pensado bien? Perfectamente. ¿Ignoráis que todos son peligros para una mujer joven? -Tendré compañero yd e f e n s a- -Es mi voluntad y basta. ¿Nos escribiréis al menos? -Sin duda... Os dejo plenos poderes en el chalet... Mi notario, Mr. Auguy. ha recibido mis instrucciones sobre este particular. Aquí estáis -éa vuestra casa... En cuanto, sepa dónde he de refugiarme, os lo diré. X a baronesa viuda iba á hablar. Una mirada de su sobrino le impuso snencio. -Querida prima- -dijo, -no combatiremos una determinación que nos causa profundo pesar, pero esperamos con toda el alma que volveréis uroíilu Hasta que estéis de vuelta, contáremos los días y las horas! Jorge suspiró, añadiendo: