Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO y 65 A B C. MARTES 9 DE J U L I O DE i a o 7 p C H O PAGINAS. EDICJQN J PAGINA. 6 BUEN CARIZ sin duda, aquellos asuntos que Lo presentan, mi esfera de información alpúentran en blicodeABC. A, Cierto esque el Consejo de la defensa nacional no ha nacido viable, y Habrá- jue operar sobré él para que lo sea; pero también es cierto que la labor que por el pronto habría de realizar, se ha: realizado en partesi ¿él; y pudiera realizarse z total en. breve plazo. Esa, labor, conió saben los que tienen costumbre de leer esto artículos consiste en. adoptar, una buena política internacional y- aconiod 8. rá ella la política! militar, ó sea estrategia orgánica de mar y tierra. NOTAS MUNJCIPALES; Cobre la prestación. Es la salvación de la Hacienda municipal y es la extinción dé la vagancia y de la méli- dicidad de oficio. I ¿a prestación personalno será como la heinos entendido toaos ó. casi todos. I a prestación personal no será, como ha di. cho el alcalde en sumoción. Seexigirála prestación á esas gentes que postulan por profesión, á los que sin ser trabajadores quiereíi trabajar á costa; de. I Ayuntamiento para cobrar nada más, á los. que cometan faltas de policía urbaiia, en suma. No se. exigirá la; prestación personalá todos, pero. sí s e í e s ipcluirá- en ln matrícula que se formará al efecto. Esté será el ensayo de prestación personal, quese hará sólo con aquel carácter. ppr ahora. Xuegoes fácil. que se modifique. en- el sentido de hacerla extensiva a todos, como se pide en la moción. Aun cuándo no creemos que precise modificación ninguna. Porque tal como sé propone la inclusión del nombre de todos los que se hallen comprendidos en las condiciones expresadas por la moción, la prestación personal puede ser una amenaza constante al bolsilk del vecino de Madrid, un. arma terrible puesta en manos del teniente de alcalde, deliiispeetoi 1; del guardia y, sobre todo, del cacique. Es decir, que la prestación personal podrá no ser fuente de ingresos para: el Municipio; pero tal vez lo sea de votos en unas elecciones. I a mondonguería municipal. En el orden del. día de la sesión que se celebrará el viernes próximo; figura eV proyecto de establecimiento de l á mondonguería municipal. americano n v 1 Í li ¿política internacional, públicamente ex r que él solo constituye todo un ga- teriorizada en los recientes convenios con bínete de trabajo? 1 infancia; é Inglaterra, es lá única que las circunstancias mundiales ños. permiten. Seguir, Empleando este mueble, todos j r y hay todass las garantías necesarias de que sé sigue y se seguirá, aunque hubiera cambio vuestros documentos estarán cíasi- í Jdé política naval. ficados, y siempre ai alcancede Ja r 5! Iva política naval, que he estudiado en los X tres ártículos anteriores á éste, obedece á las mano, y así podréis trabajar fácil y condiciones impuestas por la internacional, c ó m o d a m e n t e -x f- encerrándose en los límites financieros que la realidad nos impone, y esa política resulta, Cuando tengáis que interrumpir, un trabajo será suficiente que bajéis dentro dé ésos límites, tan eficaz contó pueda 6 persiana para cerrar automáticamente t o d o s l o s departadesear en un momento dado el aliado más exi- e l rideáu gente, siempre y cuaado que los propósitos se m e n t o s c l e í burean: c a j o n e s c a s i l l e r o s e t c conviertan en hechos, y las cifras, del presupuesto en servicios severamente vigilados y exigidos por la Administración central y el Estado Mayor delá Armada. En la política internacional hemos pasado del deseo al hecho consumado; en la naval no estamos todavía- en el hecho, pero sí en el propósito manifestado en un proyecto de ley; en la militar terrestre andamos alga más atrasaidos, pues no hemos llegado mas que á las esperanzas; pero éstas las justifícala entrada én el ministerio de la Guerra del general Primo. deRivera. mesa. más- Al levantar zlrideau encontraréis el trabajo tal como lo dejasteis. i No me cabe la menor duda de que el jefe del Gobierno se ha fijado en el veterano caudillo á consecuencia desu trabajo parlamentario, que j ha sido objeto de detenido estudio reciente, mente en esta, sección de A B C. Comprometi do el nüévo ministro de la Guerra á realizar en lo posible ío que cb mo senador defendió, se abre lá perspectiva extraordinaria, de una reforINSTALACIONES COMPLETAS ma militar en consonancia son la política inter- nacional conveniente al país. Aun- SÍn que el DE ESCRITORIOS general Primo de. Rivera saque de su luminoso PRESUPUESTOS GRATIS pensamiento todas las consecuencias que fácilmente- -en teoríá- puédeñ sacarse, sin más que PÍDANSE DETALLES aplicarlo que se eipone en el folleto: repartido FABRICA E N N U E V A YORK á los Senadores, puede España contar dentro de algunos años, y nomuchos, con tina fuerza CASAS. EN LONDRES Y PARÍS militar qué sin desatender el caso extremo (yo- creo qué inverosímil) de la defensa del territo- J i Nuestro gran álbum ilustrado se envía contra 2 0 rio nacional en lucha desesperada contra un j n -a r- r i- s -iJ- IUT- aa íMrj! céntimos en sellos (gastos de correo) invasor poderoso, será capaz dé suministrar á un grupp de aliados un contingenterespetable por el número, y más respetable por sus aptituLa Compañía COSMOS) des intelectuales, morales y materiales. Esa fuerza militar de- tiefÉa; será el compléméato. de DIRECCIÓN DE AGENCIAS: BUEN PASTOR, 2 ACCESORIO, SAN SEBASTIAN ía naval; pero así contó ésta últiriia ha d. éapro- SE FACILITAN CATALOCOS, CABALLERO DE GRACIA, NUMS. 3 o Y 3 a COMP. a DE MÁQUINAS DE ESCRIBIR OLÍVFK yechar las ventajas de nuestra situación geo 7 gráfica para laacción marítima, la. Otra tiene escapábala Iasirasde la multitud indignada. que contrarrestar los inconvenientes de esa También insertamos el retrato de Rosa Mem- atención para la acción terrestre, á fuerza de bradp, madrastra de los niñ os, á la cual! se. acupreparación de todo género para dotarla de sa del secuestro y roalos tratos que han padecondicioues. de movilidad y eficacia táctica. cido sus hijastros. -Dios quiera que 5 en estos puntos técnieos -pl suceso. de Zaragoza. haya que entrar pronto, pues será señal de que Completando la informa. cipa gráfica; que lo esencial lo ha hecho el nuevo ministro de la ayer insertamos acerca del secuestro; de; cinco Ijl a becerradade los zapateros. Guerra, completando lalaborde su colega de, niños en- Zaragoza; publicamos hpy. üúa ins- En otro lugar de esté número damos nofariña, y ambos á dos haciendo eficaz la labor, táütánéaideUa plaza dé San: Felipe en el mo- ticia de- la becerrada que el gremio de zapate mentbíen; tqüe: él. l: padre de aquellas criaturas, ros dio ayer en- la Plaza madrileña. En nuestra diplomática del Gobierno español. SfeElío, -salía de- la- lesiay refugiádó én el sección gráfica reproducimos una fotografía J E N A R O A L A S- coehe- celular y protegido por lafuerizá publica, del palco presidencial. 5 ecogida. de mendigos. Según ha manifestado el alcalde, diaria mente se efectúan recogidas- de. mendigos en 1 ¡vía pública, y ayer fueron recogidos 5 c. A: pesarle esto, siguen todos los lugares púEl Bureau Cosmos se desmonta instantáneamente, blicos frecuentados por mendigos. El Sr. Sánchez de Toca dijo ayer que ya no con sólo retirar algunos tornillos. tiene asilo el Ayuntamiento donde alberga; Se le traslada con toda facilidad, pues rueda sobre bolas más pobres. Han salido para Biarritz los marqueses oc Jura Real, los de Múdela y la marquesa de SomOsancho; para San Sebastián, los marque ses de Vistaflorida; para Avila, la marquesa de Manzánedo; para Gijón, los señores de Caycstany y el marqués de Algara; para Cerccdilla, el marqués de Rozalejo; para Zumaya, la señora de Sánchez Guerra é hijos, y para San Juan de Luz, el conde de Mejorada: Ha dado á luz un niño la marquesa de Villafranca del Castillo, hija de los marqueses de Sotomayor. Ha fallecido en Madrid la distinguida seüora doña Luisa Sancho- Mata A su esposo, el diputado áCortesiD. Luis Federico Guirao, By á su hénnano D. -Eduardo damos el más sentido pésame. Pasado mañana celebran sus días la marquesa de Ceballos- Carvajal; las condesas de Crou. Moral de Calatraya, Romrée y viuda dé Pestagúa, y las señoritas de Pardo y M. de Villcna, González Castejón, Lara y Prieto, Vargas y Álvarez. Ha marchado á la Goruña doña Amalia Brtinedá de F. de Gamboa, acompañada de. sus bellas hijas. KUESTRQS BJ 1 U 0 TECA DEA E C 254 LAS DOS BARONESAS 255 LIV T ratad de descansar ahora un poco- -dijo Luciano cogiendo la manó ardien te delbarón de Tréves. -Mañana por la. mañana os veré y estoy seguro d e e n c o n t r a r o s mejor... í -Hasta mañana- -balbució Max. El doctor hizo seña á Mr. de Nerville de que le siguiese hasta la puerta. -Velad bien- -dijo en voz baja, -Contad con mi solicitud. v -Voy á ver á. Mad. de Tréves. Luciano d Harblay salió, del cuarto. Jorge corrió el cerrojo y luego fue á asegurarse de que la puerta del corredor donde Pedro Líóri dormía estaba bien cerrada, y echó el. pasadorcito íiue la impedía abrirse interiormentel Hecho esto, se acercó alacama. ¿Duermes. Max? -preguntó. N o- r e s p o n d i ó e l b a r ó n c o n -az; c a d a v e z m á s d é b i l -S u f r o mente. horrible -Tío hables... procura dormirte... yo- velo. Mr. de Tréves seguía moviendo lenta y, automáticamente de izquierda á. d recha y de derecha á izquierda su cabeza pesada y doliente. Jorge se sentó éh una butaca, con los ojos clavados en el semblante de su Pensaba en el porvenir. -Iré hasta el fin- -se decía mentalmente. -Necesito a Leonida y á su fortuna. primo. Mientras tanto el tiempo pasaba. Las miradas de Mr. de Nerville iban del semblante de, Max á la esfera del Sólo faltaban cinco minutos para que l á hora hubiese pasado. Sobre la mesa de noche, había una copa. Jorge sacó del bolsillo de su bata 1 a bptellitá en que lechemos visto echar los dos gramos de estricnina. Vertió su contenido en la copa, que quedo medio llena, y acercándose a Max sin temblar, sin palidecer, le dijo: -i, -P r i m o ya es hora de tomar tu medicamento. Mr de Tréves trató de incorporarse, pero no lo pudo conseguir. Jorge pasó el brazo izquierdo por la espalda del enfermo para levantarlo, 10 mismo que había visto hacer á Luciano d I Harblay, y con la mano derecha acercó el vaso á sus labios, diciendo: -Bebe... esto t é d a la vida. Max echó hacia atrás la cabezáy bebió con avidez. Esta vez n o pudo. dominar Mr. de Nerville el temblor nervioso que se apoderó deéL Dejó caer pesadamente á su primo en las almohadas y rompió la COJJH al colocarla en. su sitio. Durantealgunos segundos se quedó de pie, inmóvil, asustado, prestí úe. vago, insuperable terror. Déspiié S recuperó su sangre fría. -Es menester que desaparezca toda huella de lo que aauí acaba de pasar- -pensó el miserable. v