Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 7 DE DE Í 907: OCHO PAGINAS EDICIÓN u PAGINA 5 crímenes, robos, incendios, política, prestaciones, Solidaridad, secuestros, el acabóse, el delirio! ¡Yo no sé que va á ser estol ¡Caray, cómo está Madrid! iCaray, qoiuo está mi pueblo! Va á ser cosa de decirle; Si te he visto no me acuerdo. CASERC al alcalde para entregarle por escrito unas conclusiones en que formulan sus deseos todos los Para Bagnéres de I ttch. oa sale hoy la señora mo rileños interesados en el asunte. viuda dejardóa. l centenario de Garibaltli. Con efusiva entusiasmo se ha celebrado En Zaragoza lia fallecido el conocido arquitecto D. Fcruando de Jnrza y Fernández Tre- en Roma el. centenario del famoso Giuseppe viño, padre político del diputado á Cortes se- Garihaldj. ante cuya estatua lian desfilado el día 2 de los corrientes nuinerosas. representañor Isasa. cipnes cié diversas clases sociales. En el graPara los bonos de San Hilario de Sajalín ka bado referente áe te asunto que hoy publicaicarehado el Dr. Compaired. mos, se ve á ios comisionados iírgaaiz? doresde la mapifestación presenciando e ¡paso de ésta D. Fernando de Jardón y su bella esposa pa- desde lo alto del pedestal del. monumento. garán el verano en los Pirineos franceses. E OPLAS DEL DOMINGO. ¡CÓMO ESTÁ MADRID! ¡Caray, cómo está Madrid ¡Caray, cómo está mi pueblo! Va 4 ser cosa de decirle: Si te be visto no m acuerdo! Knvidias, malas pasiones, crímenes, rohós, meendios, calores, fríos, el caos, ¡yo no sé qué va á ser esto! -Algunos también tomáis ciertas cositas en tétrico í y ahí le duele. ¿Qué le duele? -El bolsillo del chaleco. -Ahora ie ha dao al alcalde por sacar antiguos textos y pide la prestación del vecindario. ¿Y qué es eso, que pide prestao? -Qüiá, hombre que quiere que trabajemos de, adiós, polio, pa la villa. Pues, muchacho, no te entiendp. -Pues sí que. eres tú más rortao! que una lata d; e pimientos; anda, que lo que es tu agüela pasará sus apurej Os cuando te. alabe, gacholi, porque miá que eres un genio pá los peces fritos; ¡vamos, iñiá que no saber que es éso de la prestación! te daba un capón en ese cero 1 DE MARRUECOS POR TEtáoRAÍO. AJ 38, 6 I O J I Para el extranjero s a l i ó el Dr. D. I uis Guedea. Han marchado á Peflarrubia los marqueses de Sania Cristina, á Vitoria el conde de SepúU Teda, á San Sebastián los duques de Aliaga, á Santander el marqués de Pico de Velasco y á Segovia los marqueses de Ahumada. En el Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid han ingresado los hijos de los marqueses de Valdeterrazo, él marqués de Romero de Tejada y D. José Romero é Ibarreta. AD. Gregorio Sáenz de Heredia damos nuestro más sentido pésame por la muerte de su virtuosa esposa doña Angeles Suárez Argudín, ocurrida ayer mañana! en. el pueblo d é l a s Navas del Marqués Ávila) j 4 T. di f t mañana se inició un- ei íétito iae dio á bordo; del acorazado ¿á? 4 ¿qu logró: ser ofocado por ia tüarineTía, Deseonócense las causii? del siniestro: 4 t periódicos de esta capital reepjfen y cOHientan n sentido muy fayorábjíe tas declaracioneír que sobre el problema de Marruecos y ta actitud de Fraricia CQH relación á España y Ál Biania hizo ayer Mr. Pichón. TodjEÑs se muestran satisfechos 4 e los prpp. ó sitos Sel Gobierno y de Jas palabras del miáis? l iíi Extranjeros. f- -1 a Prensa y Mr. Pichón a HQY AYH! COTIZACIONES DE, Inter ¡Or, al contado, Serie F V -sn diferente series id Interior, fin corriente id Interior, fia próximo. Amcrtizuble. Serie F -OD diferentes series. -carpetas Obligaciones dol Tesoro- -Expropiaciones del rnterior. -Cédulas dol ensanche. Obligaoioneade la Diputación Madrid. Banco do E s p a ü a Banco Hipotecario Banco Üispano- Americano Banco Español de Crédito Arrendataria de T a b a c o s Social. Qr l, Azucarera. Preferentes. -r- Ordinarias. Cédnlas del Bañe TEKpotecaria... CAMBIOS. Francos. libras 0,15 0, -ÍO 0,15 0,15 0,25 Eterna, 6, if Q... Ha sido aprobaba la peti iÓB á fe nii cíeditó extraord. iiiarfp de ag; millones para construir la segunda galería del i mbi túiuéí ej Simplón píí el CaMaááj, M, émvt á los ha llegado. ¿Montreaí y á Que. béeb. donde sido recibido con honores oficiales. LA MONEDA UNIVERSAL ÍOR TELÉGRAFO BÜSNEÍ. 6, 3 T. 01,45 00,40 00,05- 9 S 4 4 6 Ayuntamiento de- Madrid, Resistas. l sabio- Mr. Rene de E 1 proponegitiebrinoúnico de monedaSaussure, un tipo para el +1,50 0,25 0,75 0,50 cambio internacional. Toma como unidad Mr. de Soussure una piesa de oro de ocho gramos, que tendría valor de anos 25 francos, ó de 20 marcos, de una libra esterlina ó de cinco dollars. Ta! unidad monetaria se súbdividi ía. en decimales, y la dieziiilésima parte de dicha unidad se llamaría, por gemplo, speso. Cien spesos constituirían un valor de 20 céntimos, y rail harían un speSfriie equiva- DE BARCELONA lente á dos marcos, dos chelines, medio dollar, Interior, fin. de m e s un yen japonés ó medio duro español, Amortiaáble. 106,25 407 5 12,30, 28 16 o, ao 0,01 82,73 6 á, 40 25,30 +0,12 NUÜTRO T GRABADOS I os stteesos de Marruecos. Nuevamente vuelve á hacer hablar da él, con una fechoría que revela grandísima audacia, el famoso bandido marroquí Et Raisuli. Andanzas anteriores, que por muy recientes no es preciso recordar, le habían valido un castigo severo impuesto por el Sultán; pero como El Raisuli es un prestigio entre gran número de kábilas, pensó el Sultán que le tenía más cuenta atraérsele que mantenerle en la ofensiva, y á tal fin comisionó ai subdito inglés, instructor de las tropas imperiales, Mac- Í, ean, para ofrecerle el perdón en determinadas condiciones. El Raisuli, en vez de negociar lealtnente, se apoderó del emisario, á cambio de cuyo rescate exige mucho más de cuanto significaba el total de sus anteriores pretensiones. Banoo Hispano- Oalonial. Acciones, Nortes próximo -AHoantes... -Oseases próximo ¡0,25 X 0,35+ 0,10 DE PARÍS Interior Exterior... Renta francesa Ruso n u e v o Turoo. Argentino, 4 por 100, 18) 6. Brasil, 4 por 100,1889. Nortes. Zaragozas Andaluces. Crédito Liónos Banco Nacional de Méjico. Metropolitano Riotinto Thomson... De B a e r s Tharsis (íoldfields... iland Mines 73,95 93 86,79 95 83 390 1.175 972 658 614 187 88. 140 0, S? 4- -0,20 0,05 0,05 0,30 0,25 II a i If iY -6 Ayfánifestaciones en Motril. Mt AI Rtl Bolsa muy firme: tolos los valones están El proyecto de ley referente al azúcai? en alza. Ixos títulos pequeños de interior, ha sido recibido en muchas regiones produc- muy pedidets se cotizan eoa más de 1 por 10 fl. de prima. Los francos toras con decidida hostilidad. En Motril, espe- alza- eubea y tienen iioa tepdeneia marcada al- cialmente, ha habido; hasta una imponente PARTS Mercado firme, principalmente en los valores industriales. Las minas de oro TQoapdTuta el temanifestación de cultivadores de caña dulce, 9 rreno que recorrió las calles de la población y visitó v a a l perdido coa rnotiT 4 í taelgas e eí -Eraiia- ÚLTIMOS DiTOSÍIlMeEESIOHES óyelo si quiés saberlo, Bárdonecchia y regresar á Roma, bien entrado y aguza bien el oído, Agosto. y, despié. rtate por dentro; En la ciudad de Parma se celebrará en Sep- 1 ía cosa es un supónganlos, tiembre próximo un gran Congreso para tratar que si al alcalde primero del progreso de las ciencias exactas, füsicás, se 1 pone e u las narices, naturales y médicas y de la labor de las tJaisi es que tié sitio pa ello, versidades populares. que trabaje- pala villa graeiosaniente, n cuerpo, I isboa, 6, 2 t. Sin noyedad á bprdo, ha pa, pues, no, hay méts salsa en é plato sado á la vista de las Canarias el vapor qué decir que tpQ derecho África, que conduce al Príncipe real áías pose y demoíer con eí picí? siones portuguesas del continente africano, que: te mande el Concejo Siete, cátor, ee vamos. í i El día 28 del actual se verificará ía manifes Si ¿busqui, que hablo en seiiv j tación cívica organizada por los estudiante si habías! en vaseH, eae y ¡en honor del ilustre orador y político, docjto: coanJigfQ HQ reza esa, -r- i D. Bernardina Machado, ante cuya casa desfi ¿cosque trabajan p m í- j larán todos eon banderas y músicas. Una coijiis tresíjefmános pequeños misión entregará á Machado un Mensaje y. y voy á, trat! aj ¿Fyo! medallas conmemorativas de oro y plata. p el mpnóoipiQ ese; preci ¡Y, a? he deciséis. ¡Tampoco Fue s que no uso yo apége á la, vidita, que hago i M, üti DIEGO realiza sus mochas y ricas existencias pa que de; intento I de ABANICOS, SO. ttRÍUMÍS, -PARAGOASÍ t BASTÓpresente ta, diniisián I NES, á precios inoreiblemente baratos é- invita al púde nii cargo, ¡ni por pienso! blico aprovecho esta verdadera ocasión. Más valiera que el amigo, P u e r t a del Sol, 13, esquina á Montera. en vez de pensar en eso, E! miínjííles se ponijrá. ífo venta el número primero pensara en hacerles ropa de I a IVovcía d e AUopa, importantísima, publicaínejor á los barrenderos, ción seinana) qne ha de constituir el mayor aoosótccjique van con lo que ahora lleva 1 miento literario de nuestra siglp. 1. a admiaistración de inflaos como los buñuelos. S a Kovela de A h o r a Valencia, 28, Madrid, es- -Pues si lo manda el alcalde desde hace más de treinta años la casa que vende y publica libros más. baratos y una de las mas impor- no te queda otro remedio tantes de España. Tiene entre sus machas publicacioque trabajar. -r- No lo sueñes, nes literarias, lias Novelas p o p u l a r e s Í 00 tomos ni auaque lo mande mi agüelode 300 páginas, á 40 céntimos, y BIBUOXEGA GAL g- i yo he nacido pa la holganza, JA, 70 lujpsos tomos en pasta, á 8 céatimos. Catálogos y en la holganza soy maestro, gratis. ¡Así está el mundo, señpr s cada socio es un misterio i tiene el honor d anen- í y, unas veces el alcalde, e r ¿m Cii 0 JBtcs w e y otras veces Perencejp, ha trasladado su almacén de relojes de la calle de la está Madrid que da gloris Victoria, 2, á, l a d e Preciados, 1 Q eijtreL que tiés por cabeza, hombre Q Q m a é i t 1 jefe del t se pro. pone ir á descansar úívos días, já U BIBLIOTECA DE A B C 2 T 48 LAS DOS BARONESAS 245 E l de tener demasiada afición á la bebida, 1 -Tal! vez se lo corregiré. ¿Vive en Chantüiy? -Estamos puerta con paerta... J J s e i ayudante de farmacia de ini vecino ¡A y! m a l defecto... Volvió á su casa completamente borracho, y al despertarse le dolía el chp, tenía la cabeza pesada y la bipca pastosa. Instalado en el gran sillón de cuero, detrás del montradpr, leía ttn periéái- i ó por mejor decir, creía leerlo, pues las; tres cuartas partes del tiempo yÉrmía fel ruido de la puerta, al abrirse, le sacódesu. somnolencia. Godelot. v- ¡Toma, toma, toma! ¿Le couoces? -preguntó vivamente aianeta. -De vista, sí. ¿Cómo le encuentras? -No le encuentro mal... Pero tú sabes, en ios pueblos pequeños son muy charlatanes... ¿No, temes que empiecen á hablar de. ti y que pierdas tu clientela? ¡Oh! Somos prudentes... Julio no tiene más que atravesar el corredor para ver ir á hablar conmigo... Si por la noche está ocupado, soy yo quien pasa á la botica... Charlamos en el laboratorio; yo le ayudo á envolver pildoras... es muy divertido... Su principal es rico... Lastres cuartas partes del tiempo se las pasa viajando... Se me lia metido en la cabeza que de un día á otro dejará á Julio, por cuatro cuartos, la botica, que vale un dineral... Yo daré los cuatro cuartos y Julio se casará conmigo. -Todo va bien, Marieta, y te deseo de corazón ttn porvenir sin nubes. ¿Me dejas ya? -Sí... Me espera el aimuerzo... Hasta la vista: -Hasta muy pronto, ¿no es verdad? -Te lo prometo. Jorge estrechó la mano ae Marieta y se fué al restaurant, con pbiet. 0 de almorzar. Se puso á la mesa. Bruscamente se había quedado taciturno: pensaba, se esforzaba et? construir un plan cuyas conúx iones carecían difíciles á su imaginación, fértil en recursos. De pronto se dio una palmada en la trente. -lie encontrado... -murmuró. Acabó su almuerzo, encendió un cigarro y sana ael restaurant, dando la orden dé que ensillasen á Stop; después se dirigió de nuevo á 4 a farmacia Godelot. El muchacho se encontraoa solo en ía tienda y le pregunto: ¿Viene el señor á buscar alguna cosa? -Quisiera hablar al ayudante de farmacia. -Está almorzando- ¿Dónde? -En el calé, aquí al lado; si es cosa apremiante, le iré á llamar. -ho es. iiejó su asiento para; dirigirse al recién Uegaá Q, Jorge lo reconoció á la. primera, m i r a ¡Ah! -se dijo- -es el hombre que he visto en el café hace ñas, al lado del boticario... ¿Qué deseáis, caballero? -le pregunte Julio Cordier coateítíeM? bostezo. -Un medicamento que hay que preparar. ¿Tenéis la receta? -Aq- ií e s t á -S í s ior. 1 1 a idante de boticario la miró. 3- -Del Dr. d Haxblay- -dijo, ¿Será acaso para el señor barón- ¡Ests muy enfermó, según parece... ¡Oh! muy enfermo. -Pertj no desahuciado, sin embargo. ¿No es verdad, -Espet que no... -Tened la bondad de sentaros... Estose hará en poeos mttíUtQS, Jorge se sentó, y Julio Cordier principió á haeer IQS. preparativos para ponerla poción. ¿Sin duda, como fiebre cerebral ataca Mr. 4 Harbslay la e n f f w a d del barón de Treves? -Sí, señor. -Complicada, á mi entender, con una sospecha de meningitis, ¿Qué viene á ser la meningitis -Un principio de parálisis en el cerebro. -A esto no puedo responderos... El doctor ao quiere asustar á la familia y no se ha explicado sobre este particular. -Emplea los medios heroicos- -continuó el ayudante de farniaéia. ¡El remedio que estoy preparando es endiabladamente brutal... tina medicina- de caballos, c mo se dice yulgarnaente, Mr. de Neryille guardó silencia. Julio Cordier echó la poción en uaa botelllta que cerró y cuyo cuello eti volvió en papel verde, sujetándolo con un cordoncito encarnado que tuvo cuidado de lacrar. En seguida pegó el rótulo á la botella, cogió Ja receta y volvió al utos trador. ¿Habéis concluído? r- spreguntó Jorge levantándose. -Sí, señor; splo me falta copiar la receta en el recetario; y peater el trftmero -Entonces esperad un segundo. El muchacho salió y volvió casi en seguida con Tulip Cordier. -Os he molestado- -le dijo Jorge. -Estaba jugando una partida 3 e jaequet furibunda: pero esto importa i? oco... ¿Habéis olvidado algo, caballero? Je orden en la etiqueta áe la botella. ¿Tenéis obligación dé cep ar así tedas ías recetas? -Todas, no señor, sino las que contienea una ó varias stiastaracias veae nosas... Es un reglamento de policía al cual estamos obligados á obedecer