Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 758 A B C MARTES 2 DE JULIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1 PAGINA 3 MADRID. ENTIERRO DEL GENERAL LOÑO PASO DE LA FÚNEBRE COMITIVA POR. LA CALLE DE ALCALÁ, EL FÉRETRO Y LA PRESIDENCIA DEL DUELO DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Fot. Goñi. T ero no es Veneciá precisamente este enorme y hasta ha habido épocas en que los viajes á vender por ningún precio. D. espuésde JLa. ron- emporio de riqueza y. actividad comercial; Amsterdan han estado en moda. Es una pobla- da de TíocTie, todas las demás. obras palidecen y Amsterdam es el rival orgulloso de los más ción alegre, trabajadora y animada siempre; lo nada hay eniel- Museo qae tenga fuerza basgrandes puertos. del mundo, y en sus aguas contrario de La Haya. tante para atraer las curiosas miradas del. visianclan los vapores de todas las grandes y peNuestro cicerone nos conduce ai Rifks- Museum, tante. Es como, un gigante rodeado de- gnomos. queñas empresas de navegación. España sos- donde penetramos temerosamente impuestos, tiene un tráfico constante é importantísimo por el aspecto de iglesia que han querido dap 1 J N A IMPRESIÓN Es un tipo esté cicerone, con este puerto, por el cual se hace casi toda le. Y es que aquí se conserva esa reliquia de T- que nos na ofrecido sus Así, ño es servicios apenas llegamos áAmsterdam. Joven, nuestra exportación á Alemania. ó 30 barcos Rembrandt, La ronda de noche, orgullo de Anís- constantemente terdam. alto, seco, de mirada audaz y penetrante, no raro ver aquí distinto tonelaje, 25 desde el. vapor En efecto, todo el Museo está construido ofrece ninguna de las particularidades de la españoles dé de construcción moderna, al sencillísimo veleraza holandesa. Es un extranjero aquí, y pro- ro que afronta valerosamente los riesgos del para preparar esta exhibición, hecha con arreglo á la más escrupulosa 2 en scene. El cuaZ bablemente lo será en toda la redondez de la tierra. Sabe siete idiomas, 18 ó 20 dialectos, mar, para venir desde Cádiz ó Gijón transpor- dro hállase colocado en el centro de la sala, y lleva las uñas pulcramente cuidadas, conoce tando formidables cargamentos dé corcho ó de la luz cae sobre él estudiada convenientemente. Hay butacas repartidas por todas partes Amsterdamá palmos y ha hecho un estudio frutas. En los muelles se oye. con frecuencia hablar para que los visitantes puedan contemplar la profundísimo del Rijh- Museum. TS- o se puedecastellano, y es que gran número de comer- obra maestra del pintor flamenco de todas pedir más. de frente, de costado, de cerca, disI, o que me admira es que conozca tan a l a ciantes conocen nuestro idioína- y sostienen suertes: distintas. Puede ser estudiado el á, cua- perfección la topografía de esta ciudad labe- correspondencia comercial con España. Ade- tancias todos sus efectos de luz, analizándole: ríntica compuesta de 80 ó cien islas y atra- más, -se observa, al leer las muestras de los co- dro en vesada por infinitos canales. Nuestro cicerone mercios, que aquí- -como en Hamburgp- -hay en sus menores detalles. ¡Es la perla de la colección esta obra famosa, dice que la ciudad cuenta con 320 puentes. Ni todavía mucho? apellidos oriundos de España. I, as Exposiciones celebradas en esta gran que valió á Rembrandt 1.600 florines- -según uno más ni uno menos. Y Jo creo: á cada momento tenemos que de- ciudad la han hecho conocidísima en el mundo, nos dice el cicerone- -y que hoy no se podría tenernos y esperar á que el puente que vamos AMSTERDAM. EL RI JKS- MUiSEÚM á atravesar esté libre, porque se elevan ó giran constantemente para dejar libre el paso a los Y, sin embargo, hay obras interesantes y de barcos que entran y salen abarrotados dé mergran valor en la colección delr Rijks- Museum, cancías con. destino á las ciüco partes del una de las más ricas y numerosas de Holanda, mundo. tan numerosa, que un día entero no basta para Asusta esta actividad inconcebible á uíia recorrerla, siquiera sea. ligeramente. Bien es hora de distancia de la somnolienta ciudad de verdad que estos excelentes holandeses saben Iya Haya, y como nos hemos acostumbrado á hacer bien las cosas, y para que el visitante no su quietud, á su tranquilidad, al llegar á Amspierda tiempo inútilmente, han instalado en terdam nos quedamos sorprendidos y como los bajos del Museo un restaurant. Asi no hasatontados. necesidad de salir á la- calle y se aprovechan Pero el joven cicerone es un piloto peritísimo las horas de exhibición. y se sabe de memoria la lección que da todos los días á los toúristas. Tan excelentemente aprendida la tiene, que escuchándole parece M o podía faltar en esta ciudad comercial y 1 qué estamos leyendo la descripción publicada rica la barriada judía, porque la familia juen una revista de viajes. Sé permite hasta el daica no vive si ¡nó es en las proximidades de la lujo de hacer un poco de poesía y todo. Sólo riqueza, y los que np tienen aún amasada la tiene un picaro- defecto: su admiración por el fortuna necesitan ver de cerca el pro para consolarse siquiera con su contemplación: mármol. El barrio judío en Amsterdam os da en. la- -Fíjense ustedes bien- -nos dice á cada monariz primeramente; su olor és característico, mento. -Estas columnas son de mármol. inconfundible. Retened la respiración y pasad -Habrán ustedes reparado- -observaluego- -de largo, por delante de estas sucias prendeque este salón, es todo de mármol. rías, de estos comercios andrajosos donde es- ¡Todo mármol- -exclama entusiasmado, tán mezclados todos los artículos, aún los más cuando penetramos en eT palacio sin puertas extraños. En las puertas apareciera siempre á Aparté: este pequeño inconveniente, es homvuestra vista el mismo pálido rostro, lalmisma bre que sabe su oficio; nos dice cosas muy cunariz afilada, las mismas manías estrechas y riosas; llama á Amsterdam la Veneciá del N orlargas, en forma de garra. ¡te y establece un atinado parangón con la Veneciá délos Ducs, diciendo que ésta, la de Y veréis también en medio deí este poema de los: Dúcs, es una ciudad muerta, mientras que suciedad y avaricia, alguna escondida perla de Amsterdam es una Veáecia. viva, palpitante. negros ojos y negros cabellos, hermosa Rebeca- ¿Por qué- -termina diciéndonos, -por qué que pasa temerosa, como si se creyera perseao han de venir aquí á Amsterdam todas esas guida. parejas de novios recién casados que van á Vev Este barrio judío encierra la d écima parte de necia á pasar lá luna de miel? Vamos á ver, la población de Amsterdam, f crece, crece ¿por que? constantemente. Porque es enitre los judíos Eso digo yoá ustedes los que se piensen cadonde parece encerrarse la tradítión de la fasar y, luego de casados, proyecten visitar Vemilia, el amor, primero, á, los s uyos, luego á VALENCIA. A LA ASAMBLEA REGIONAL 1 STA aecia: ¿Por qué no han de venir ustedes aquí, todos los de su raza Se ayudan, sé cuidan, se ASPECTO DE LA PLAZA DE EMILIO CASTELAR, Fot. Pastor. á la Veñeeia del Norte como llama este jotienden las manos generosamente los unos á ALA LLEGADA DE D. RODRIGO SORIANO Y LOS DIPUTADOS SOLIDARIOS ven a t a ciudad de Amsterdam? los otros y existe en la gran familia judaica un EN AMSTERDAM