Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 estos 7 las infinitamente grandes bellezas que auestra raza posee. Neguemos, pues, la decsatada superioridad de las razas del Norte y aprovechemos las dos únicas enseñanzas que sos ofrecen: su tenacidad y su unión. A B C LUNES j e JULIO DE 3907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 3. PAGINA f de dimane, y que las pruebas excepcionales ir; I sean allí donde tengan lugar. Por eso naqó ésta del Grao premio, pues L r w 1 -IE dado el reglamento que rige para la de la Copa 1 Gordon Beanett podría quedarse, como ha su- p l relevo en el palacio de I, a Granja. Í JL cedido, sin ser la organizadora y fiscaíizadora Han referido los corresponsales de la exclusiva, y eso ni á los franceses ni á la in- Prensa madrileña que hacen información paAyer, á las tres ea panto de la tarde, comen- dustria les convenía. latina en el Real Sitio de San Ildefonso, que V dejemos á este buen Sr. Carnegie que re- j I ¿Pero sea de ello lo que fuere, mañana ha de S. M. el Rey se complace en presenciar la pacorra el mundo á los acordes de la brillan- j zó el solemne acto de recepción en a Acadete marcha triunfal que ejecutan á su paso los mia de Medicina, del. sabio histólogo D. San- celebrarse ía carrera y la atención fija está rada ó relevo de la guardia desde alguno de en eiia. ¡los balcones de Palacio. srcos de oro que le acompañan. El coro de ala- tiago Ramón y Cajal. El nuevo académico empieza afirmando que banzas que estos rebañes de vivos cantan por Inscriptas para tomar parte en ella están las i Así aparece en ei primero de nuestros gradonde va el multimillonario HO nos impresio- I por inveterada costurabre- Vaelen ser ei p rinci- más importantes casas constructoras. j bados de ho 3 que representa ei patio del alcána. Los extremos con que saludan cada nueva I pió y el fin de todo trabajo de esta índole, algo lyOrrain- Dietrich, Renault, Danacq, Brasier, ¡zar, en uno de cuyos balcones se ve al Rey, en donación de millones, nos inspira una pequeña así como un diálogo en que. sticesiva y contra- Gobron, Hisa, Motobloc, Panhard- Levasseur, tanto que abajo las tropas se disponen á realiduda, y dados como somos, naturalmente, á la dictoriamente hablan la modestia y la arro- Fiat, Porthos, Germain, -Mercedes, Christie, zar el relevo con las ceremonias de costumbre desconfianza, pensamos que muchos más mi- gancia. Movido por un sentimiento deprimen- Bayard- Clemení, Mercedes y la Corre y Du pl genera! Loíio. llones debe dar aún para acallar los gritos de te deplórase ía modestia en el exordio; ía po- faux. su conciencia, pues aunque lo juren frailes des- breza y exigüidad de los merecimientos y ap- í No cabe duda que una inmensidad de gente Por separado insertamos con la triste n calzos no creeremos jamás que pueda un hom- titudes, mientras que poco después la arrogan- j se trasladará á Dieppe á presenciar la prueba. ticia del fallecimiento del ministro de la Guebre amasar una fortuna de 2.000 millones, cia, reaccionando contra ios apocamientos de! En el pasado ano ganó esta carrera Szisz, rra, unos ligeros datos biográficos del general trabajando honradamente. No. Aquí del batu- la voiaatad, yérguese aitivK. y procura, coa el í que cubrió los 1.238 kilómetros, 160 en doce Loño. rro que no vio nunca que el libro creciera con brioso desarrollo de un tema doctrinal, tran- hoias catorce minutos y siete segundos, sacan- O evista de inspección. quilizar la conciencia del ilustre Senado, per- j ¿o u n a m edia de 101 kilómetros 198 metros á agua limpia... suadiéndole de que, ai otorgar sus votos, la hora; montaba un coche Renault, lo que no El regimiento de Artillería de sitio, de JOSÉ JUAN CADENAS guarnición en Segovia, acaba de ser revistado balanza de la justicia no declinó nacía la be- ha hecho que todavía vuelva. de mi asombro. -por el general Aznar, en cumplimiento de reLa Haya, Junio. cevolencia ó la piedad. En segundo lugar llegó el italiano Nazzaro, ¡cientes disposiciones del ministro de la Gue Momentos hay, añade, en que, deslumhra- con un Fiat, que hizo el recorrido en doce ho- rra. De la revista damos una pintoresca insdos por la visión de augusto Cuerpo académi- ras, cuarenta y seis minutos y veintiséis se- tantánea. co, de la gigante persona colectiva de que en gundos; -y en tercero, el infortunado Albert ¡ó futuro seremos células constitutivas, reco- Clement, muerto recientemente en un vuelvo Cjl asilo Victoria. Ei día 16 de los corrientes, y en terreno nocemos abrumados nuestra irremediable pe- de su automóvil, que tardó doce horas, cua- quenez y en alas del pesimismo liegamos casi renta y nueve minutos y cuarenta y seis se- cedido generosamente por el Ayuntamiento, POR TELÉGRAFO Se celebró en Santa Cruz de Tenerife ei acto PARÍS, 3 0 8 IW. á declinar, por excesiva y comprometedora, la j gundos. honra recibida: mas instantes después, nuevas j Esperamos que no haya una gran diferencia de colocar la primera piedra del mencionado os primeros rumores. Recientes aún las pérdidas sufridas por y más alentadoras imágenes nos asaltan; pen- ¡e n e i tiempo de un año á otro y seguiremos Asilo. El sitio designado estaba adornado con más ía escuadra francesa, ha circulado hoy, produ- saraos en la suprema aspiración realizada; en 1 m ás convencidos de que estas pruebas de ve ciendo emoción hondísima, la noticia de una la noble ambición satisfecha, en el juicio por locidades, fuera del reclamo de la marca- no tiles y banderas, habiéndose levantado un a? nueva catástrofe, que se supone ocurrida en la demás halagüeño que doctos imparciales y tienen finalidad alguna. ¿Una demostración? tar bajo un elegante pabellón. A las cinco de la tarde llegó el excelentísimo austeros varones pronunciaron acerca de nues- Precisamente ganó el pasado año el premio un escuadra del Mediterráneo. El público acude al ministerio de- Marina en tros modestos méritos científicos, y reaccio- coche que no se construye para velocidades, é ilustrísimo señor obispo de la diócesis, designado para solemnizar el acto, y en tanto se demanda de noticias, pero en el mencionado nando vigorosamente sentimos hipertrofiarse que no es de gran turismo. revestía, después de firmar el pergamino que centro oficiai no saben nada de la pretendida nuestra personalidad, juzgándonos capaces de había de enterrarse, fueron firmando las deRUBRYK dar cima á las más arduas y temerarias emcatástrofe. más autoridades y las señoras de la Junta, presas. PARÍS. 3 o 9 M. mientras la banda municipal tocaba escogidas También yo, añade, h e sentido con viveza ormenores. piezas. Personas que dicen estar bien enteradas y energía ia sagrada deuda de gratitud y afecEl acto terminó después de breves discurso; afirman que ei rumor á que antes me refiero es to contraída con vuestra benevolencia, y hude los señores obispo, gobernador y alcalde, exacto, y que se trata de un abordaje entre un biera querido satisfacerla son ofrendas ade- LA VERBENA DE SAN los cuales fueron muy felicitados. acorazado y un cazatorpedero, ocurrido cerca cuadas á tan alta generosidad, mas por motiBuscando emociones. de las costas de Córcega ó de Argelia, que en vos fáciles de adivinar, hoy no me es lícito que yo echo de menw ofrecer ni aun lo que dentro de mis escasas esto no están acordes las noticias. en estos A adnles, fuerzas fuera posible en más propicias coyun ue son un infierno, PARÍS, 3 o 9 ¡W. turas. En vez, pues, de la valiosa presea que POR TELÉGRAFO y en pos de una rubia. arias versiones. merecéis, os será fuerza aceptar un menguado SAN PbTERBBUKGO, 2 ¡2 Ti, de cara de ci lo, Los periódicos publican telegramas pro- discurso de ritual, familiar en la forma, endep- andidos que se defienden. de cutis de nieve, cedentes de Tolón, según los cuales hubo abor- ble en el fondo, más polémico que original, y i Comunican de Simferspol que entre la de busto soberbio daje entre el acorazado faureguiberry y el caza- en fin, de todo punto inferior á lo que exigen I Policía y dos criminales que ésta trataba de y de ojos que abrasan toroedero Pertuisav. e. vuestra alta cultura y la solemnidad de estas I detener, se ha librado un combate sangriento. lo mismo que el fuego, Añaden que el número de víctimas pasa fiestas académicas. ¡Dichos criminales hirieron á dos agentes, y en una mañuela de 60. Explica después las causas que han retrasa- huyeron perseguidos por la muchedumbre. que arrastra un jamelgr En el ministerio de Marina siguen sin noti- do sti llegada á la Academia, atribuyéndolas 2 escuálido, triste, Se refugiaron en el sotabanco de una casa, cias del suceso. exceso de celo y de buena voluntad más que á I paciente y enteco, desde donde hirieron á otro polizonte v mataSegún La PeliiJournal el buque perdido no negligencia, pues deseando que el tema de su i me fui á ia verbena ron á un comisario de Policía. discurso fuera una tesis doctrinal interesante, j es el Pertuisane, sino el Dard. del santo llavero L, a tropa tuvo que intervenir, matando á tibuscó y rebusco asuntos que le hicieron caer j PAIÍIS, 3o, í T. ros á los bandidos. resuelto i. la juerga en la perplejidad y luego en el desaliento. ¡O ectifícación. y a! goce dispuesto... Desarrolla, sin embargo, na tesis en vola- j prisioneros que huyen. En la Prefectura marítima niegan rotun ¿Qué vi en la verbena? damente que haya ocurrido nada á la escuadra tninoso discurso que versaba sobre las incon- Un telegrama de Sebastopol anuncia que! Pues nada de nuevo: gruencias é inadaptaciones del hombre en el de! Mediterráneo. ¡en el momento en que los detenidos maniobralos tipos de siempre, En el ministerio de Marina se ha recibido á orden moral, intelectual y físico oero sus iluban en el patio de la cárcel, una máquina inla gente de trueno, mediodía un telegrama del jefe de la flota, al- siones hubieron de desvanecerse ante el juicio fernal hizo explosión, derrumbándose los mu los más distinguidos mirante Touchard, dando cuenta de la llegada severo, pero justo, de algún ilustre académico res exteriores. juerguistas eternos, a! efecto consultado. de los buques á Mers- el- Kebir. El telegrama Veinte detenidos políticos se lanzaron, reque gastan y triunfan Después pensó el sabio catedrático en escrino dice ni una sola palabra que pueda hacer vólver en mano, por ia brecha y huyeron des sin tasa y sin miedo. suponer que ha ocurrido catástrofe ni inciden- bir una síntesis de la estructura del cerebro, pues de herir á un centinela. y luego, cansados, pero como el desempeño de esta empresa exite alguno. molidos los huesos, gía más tiempo del que disponía, abandonó SAN PETERC 2 UROO, 3o, J T. PARÍS, 3 a, 7 T llevando en sus ojos que huyen. también el asunto, y ante la necesidad de acufajo hay tal abordaje. ía hmílla del sueño, dir al llamamiento de la Academia olvida amTelegrafían desde Kourok á la ISiovoie Vre El ministro de Marina ha recibido, á las biciosos proyectos y se ciñe á. un tema de cirsé V 3 ¡a á sus casas mia, que tres individuos sospechosos que acá- tres de la tarde, el telegrama siguiente del al- cunstancias (pues que en ia actualidad se disbuscando el sosiego baban de ser detenidos, mataron á dos agentes mirante Touchard. con ca. áa jumera cute ardorosamente en las escuelas) el mecade policía, saltando seguidamente á una loco Nona ocurrido accidente de ninguna clase nismo de la regeneración da los nervios. que vale un Imperio, motora que pusieron en marcha amenazando (ue pueda dar pretexto á ía noticia referente ó dan en la Comi al m- aquinistu. Hace á continuación la biografía del doctor a una supuesta colisión en la escuadra. tras tanto jaleo, D. Mariano Salazar, clínico reputado y docto, que allí es donde acaban cuya vacante viene á ocupar en la Academia, tan gratos excesos. y entra de lleno á estudiar la regeneración de También allí he visto los nervios, realizando un trabajo digno por los clásicos puestos todos conceptos de la bien conquistada fama de chufas, torraos, I, a infanta doña Isabel pasó la tarde de ayer de su insigne autor. rosquillas, buñuelos n Palacio con S. M. la Reina doña Cristina. Sentimos que la falta de espacio nos impida LONDRES, 1 9 1 2 N. y mil porquerías publicar íntegramente el discurso del Sr. Cana interviú con Franco. I a infanta doña María Teresa tenia el pro- jal, pues sólo así, es decir, poniendo de relieve que ya no recuerdo, El Sr. Franco ha declarado lo siguiente pósito de pasear con su hijo por la Casa de ios datos, citas, textos, opiniones, y, en una pa ¿Mujeres? Ninguna á un redactor del Daily Express: Campo; pero en vista de que seguía el tiempo labra, cuantas fuentes científicas han servido que va! g- a un pimiento: Seguirá ia actual dictadura hasta que los revuelto, dio orden de retirar el servicio. la Tufos, ia Morros, al eminente histólogo para completar su labor, diversos partidos políticos, responsables de la Dientes, la Pelos, 1 podría tenerse idea aproximada, del mérito de El infante D. Carlos salió, á las cinco, en au- la misma. No pndiendo hacerlo, y los últimos sucesos parlamentarios, se pongan las más distinguidas comóvii para efectuar. dios visitas de despedida, ¡por otra parte, de la inutilidad deconvencidos, de acuerdo para trabajar en favor del bienestar la nata del gremio, I la publicauna de ellas en el palacio de los duques de ción de varios párrafos (que t a m p o c o p u e d e n del país. que van á la fiesta. Bailen. Entonces es cuando veremos si conviene con fines diversos escogerse al azar) sacrificarnos la costumbre, reanudarlas sesiones del Parlamento. que no hacen al caso El infante D. Fernando que, con su augusta seguida en estos casos, á ia extraordinaria ira- Ha añadido el presidente del Consejo que ni vienen á cuento... esposa, ha de marchar de Madrid elmismo día portancia del discurso de Cajal. con la dictadura, la seguridad de las personas Y hay vates, no obstante en que la Reina abandone la corte, tiene ya Ei eminente anatómico D. Federico Olóriz i y de la propiedad estaba asegurada, y que el que gastan el tiempo pedida ia oportuna licencia. Esta fue solicita- leyó su discurso de contestación, que es tarn- 1 Rey tenía en él una confianza absoluta. cantando estas fiesta? da al mismo tiempo qtie la del infante don bien muy notable. El Sr. Franco desea, ante todo, restablecer en líricos versos, Carlos. Tanto Cajal como Olóriz, fueron aplaudid! -j la situación económica, fomentar el comercio y suelen decirnos simos por ía selecta concurrencia que llenaba j Anocne, en el correo de Andalucía, marchó á y modificar los impuestos y los derechos de con suaves acentos: sala de ¡Cádiz el subinspector diel Real Palacio, j. Ra- la Presidió la Academia. Aduanas. I (a airosa manóla, el acto el ministro de Instrucción j íael Palomino. Mis adversarios, dice el presidente del Gola gloria Jel pueblo, pública. Sr, Rodríguez San Pedro, quien tenía j bierno, se han opuesto á todo eso, y yo no soy la esbelta palmera á su derecha á los Sres. Calleja, D. Gabriel de I El infante D. Carlos, eompañado de sus hiresponsable de lo que ha sucedido. que ciñe á su cuerpo jos y hermano, marchó anoche en el sudex- la Puerta y Pulido, y á su izquierda, al señor mantón de Manila Cortejaren a. preso, según repetidamenteanunciamos. con chinos y flecos. Entre los académicos que asistieron á la re- i Hará estación en Eves; an. El plácido aroma A pesar del mal tiempo, que se acentuó á la cepción, recordamos á ios Sres. Mariani. Huer. que exhala el buñuelo puesta del sol, bajaron á despedir á D. Carlos, tas, San Martín, Abaytúa, Tolosa Eatour, Cos I, a nivea rosquilla ocupando coches cerrados, la Reina, las infan- pedal. Ortega y Morejón, Codina, Recassens, de noble abolengo... Hernández, Caro, Jiménez y Calatraveño. tas y el infante D. Fernando. POR TELÉGRAFO Pues todo es mentira; BOMA, 3 o 3 T. También acudieron á la estación el presidenyo nunca vi eso, te del Consejo, casi tod- os los ministros, el ca El rey Víctor Manuel ha recibido en audienni creo que nadie pitán general, el gobernador y el alcalde. cia solemne al embajador de España, Sr. Pére? presuma de verlo No regresará D. Carlos á Madrid, según los Caballero, que presentó sus credenciales. Ni aquello es bonítr. nforines que ya hemos dado, hasta la primera La audiencia, verificada con arreglo á las U T O M O V I L I S M O Mañana se celebrará ¡ni allí hay nada nuevo, decena de Septiembre. prácticas dé la etiqueta, resultó muy cordial. la carrera l l a m a d a I ni va á tales fiestas Gran premio del Automóvil Club de Francia. No se pronunció en ella discurso alguno. la gloria del pueblo, El Sr. Pérez Caballero fue acompañado po. Sin que la supongamos más importancia que de que habia n los las últimamente celebradas, despierta, mayor el maestro de ceremonias, señor marqués de ilustres del reino, interés entre los aficionados, ya que no por Scotia, en una carroza de gala, desde ¿a Emni vale la pena POR TELSüKAFO otra cosa, porque al fin y al cabo es la ¿á s bajada á Palacio y viceversa. de darse un paseo PAKIS, 30, I O H bombeada por la Prensa francesa, que en punpor ver cuatro golfas to á sports quiere que Francia tenga la hegemoT odavía no h a y nada, y ver cuatro frescos J La Peiit Repuhlique, en su número de hoy, nía (y valga Ja palabreja por su actualidad) soque mascan mojama dice que puede afirmar que nada nuevo ha bre todas las demás naciones. Quizá en el fon 1 a Junta directiva del mismo ha cedido ga y comen buñuelos ocurrido entre las Cancillería alemana y fran- do de ello no haya más que un exagerado lantemente sus salones á una comisión de y dan en la Comi, mercantilismo que procuran a. todo trance culticesa. señoras que han organizado un concierto para tras mucho jaleo, Añade que es cierto qí e existen actualmen- var y, en honor á la verdad, como ninguna hoy á las siete de la tarde. que allí es donde paisaa e relaciones corteses y hasta cordiales; pero otra lo hace. En dicho concierto tomarán par e los notatan gratos excesos... jue todavía no se ha entablado negociación Quieren que cuanto de importancia con el bles artistas Sra. Roger de Paseualy lossefloilguna referente á Marruecos. automóvil se relacione sea en Francia de donJVUNUHL S 0 R 1 AN 0 res Guervós Eriales y Casaux. ACADEMIA OE M E D I N A iOTRO BUQUE FRANCÉS. PERDIDO? L P POPLAS DEL LUNES. V DE PALACIO LA SITUACIÓN EN PORTUGAL IP J I L EMBAJADOR DE ESPAÑA EN EL QU 1 R 1 NAL FRANCIA Y ALEMANIA CENTRO ANDALUZ