Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 749 A- B C. DOMINGO a 3 DE JUNIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA, 3 MADRID. LLEGADA DE LOS REPUBLICANOS BARCELONESES UNA SECCIÓN DE GUARDIAS DE SEGURIDAD IMPIDE EL PASO DE LAS BANDERAS QUE TRAÍAN LOS REPUBLICANOS ANTISOLIDARIOS, AL SALIR AYER TARDE DE LA ESTACIÓN DEL MEDIODÍA DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Fot. Goñi. misión italiana despierta en I, a Haya. ¿De qué uno solo: este humilde servidor de ustedes; 1 os periodistas holandeses se desviven por lado se inclinará? ¿Votará con Alemania y pues Leopoldo Romeo viene como enviado es- hacernos agradable la estancia en l, a Austria, ó sé destacará hábilmente de ellas, pecial del Daily Telegraph, y Maeztu, como co- Haya. Preparan una recepción y fiestas á gracontribuyendo al aislamiento del Imperio ale- rresponsal de La Prensa, de, Buenos Aires. nel, expediciones, banquetes, ¡qué sé yo! Y creo mán? No cabe duda que ha de haber un mo- A B C es, por consiguiente, el único periódi- que esto será lo único práctico de la ConferenA SITUACIÓN Es S. E. el conde de mento de emoción en las Cancillerías cuándo: co español representado ex profeso en la Con- cia: el habernos dado pretexto para conocer Tornielli un noble an 4 j ferencia de I, a Haya, y ¡claro! desde que me este simpático, encantador país holandés. Una DE ITALIA ciano de luengas, ve- este, caso llegue. Y el cronista ha recordado lo sucedido en Al- han llamado el embajador de mi pueblo es- vez visto todo esto, los periodistas seremos los nerables barbas blancas, aire de gran señor y géciraá, donde la situación era semejante, y al toy insufrible y me doy tono casi casi de mi- primeros en abandonar á los señores diplomápresencia imponente. Toda su yida ha estado ver hoy entrar en el hotel des. ludes á este noble- nistro plenipotenciario. Hoy he visto pasar á ticos... Ya varios corresponsales anuncian su consagrada á la diplomacia, figura como de- conde de Tornielli, ha recordado la gallarda Nelidoff y me han dado ganas de saludarle partida. Esto tendrá mucho interés, pero... no cano del Cuerpo acreditado en París, y ha ve- apostura del marqués de Visconti Venosta en el diciéndole: le interesa á nadie. nido á U Haya para representar á la nación hotel Reina Cristina, y ha pensado que tam- Adiós, compañero! José JUAN CADENAS italiana, investido de los poderes plenipoten- bién ahora podría darse el caso de que el Gociarios. bierno italiano, al rendir cuenta á sus aliados M u y amables, muy afectuosos los periodistas La Haya, Junio. Por la situación delicadísima en que, desde délo que ocurra en esta Conferencia de L. a holandeses, nos han hecho un recibimiento nace algún tiempo, Italia se encjientra con res- Haya, los dijera muy compungido, muy deses- espléndido. A su costa han improvisado una pecto á sus aliadas Alemania y Austria, des- perado: lujosísima instalación en el primer piso del pierta interés y curiosidad conocer la postura ls una fatalidad... El conde de Tornielli café. Hollandsche, con, salas deconversacióny que la misión italiana piensa j adoptar en la no ha interpretado fielmente nuestro pensa- de trabajo para que podamos utilizarlas los pe; -PE CHESTEV Conferencia. Italia viene cometiendo una larga miento riodistas; extranjeros. Ellos nos han facilitado serie de pequeñas infidelidades que han des- Y la insaciable voracidad de la Cancillería unas tarjetas de identidad, que son la llave de iVyer mañana, alas diez, se celebraron en la pertado los recelos alemanes, sojbre todo, desde del Wilhemstirarse devoraría, también, como oro que abre ante, nosotros todas las puertasy iglesia de Religiosas Trinitariaís. de esta que se ha visto que estas coqueterías interna- -las de Deíeasse y ViscontiTVenosta, la gloriosa su sola presentación basta en. las oficinas dej. corte, solemnes exequias por el alma del conde cionales no se reducen a l a tour de valse, de que Estado y en los despachos de ios Bancos para deCheste. habló hace dos años el canciller príncipe de carrera de S. E. el conde de Tornielli... que seamos inmediatamente complacidos. Presidió el; ministró de lustrucción publica Bülow. I Con esta tarjeta, además, tenemos entrada li- y asistieron, además dé los; aínigOS; dé mayor Sería interesante, pues, conocer las instrucOS EMBAJADORES Yya que hemos ha- bre en el Círculo de la Prensa en el Plein y una intimidad del ilustre fihad p, los académicos ciones de la misión italiana; pero S. E. el conde r F 1 o s PHFRi rw fWado de los emba- butaca á nuestra disposición en los conciertos D. Alejandro. Pidal, marqués de Pidal, don de Tornielli se encierra en el mjutismo más abP J L Z H 1 5 i Jadorés de los Esta- del Kursaal, en Scheveningen. Es, en fin, un Eugenio Selles, conde dé Repaiaz, D. Valensoluto. Y es que esto de la polínica internacio- dos hablemos hoy de los embajadores de los salvoconducto inapreciable que nps allana to- tín Gómez y los Sres. Cat; estany, Cortázar, nal debe estar en Italia lo mismo, poco más ó pueblos, como ha. llamado á los periodistas en- das las dificultades, que hace desaparecer to- conde de. I4 niers, CommeliEián y Menéiidez P i d a l i menos, que en España, dondej los diplomáti- viados á I a Haya el Courríer de la Conference. dos los obstáculos. cos pieasan que no debe, darse puenta de nada Es numerosísima la representación enviada T burequ de la Prensa es un; hervidero cons- l. Sr. Catalina, director d é la Academia, no á la nación, que no deben ser estos asuntos por la Prensa mundial; Inglaterra está repre- tante donde se hablan todas las lenguas. Don- pudó asistir por encontrarse bnferino. del dominio público. i sentada por The Times, Standard, Daily Tele- de se reúuen cinco ó seis periodistas de disEsta creencia es de todo putito errónea. No grapk, Daily Chronick, Daily News; Francia por tintas nacionalidades, es frecuente ver que una hay diplomacia más reservada ¿rae la alemana, ¿e Temps, Le Matin, L Ecíair, Le Petit Journal, conversación comenzada en francés, es contiy, sin embargo, da siempre lai orientación de ÜEcho de París, Le Petit Parisién, La Liberte La nuada en alemán, y en castellano, y en inglés, y sus actos á la Prensa, y recienjte está el caso Vie Eustrée; Alemania, por la Frankfurter Zei- en italiano. Todos hablan, todos discuten, code Francia en Algeciras, donde la Prensa fran- tungyéí Berliner Morgenpost; Bélgica, por Le rresponsales y torresponsaias, pues se nos han SI QUE VIENE BUENO! cesa sacrificó lo sensacional para hacer labor Sotr, Le Matin, L Etoile Belge; los Estados Uni- metido en el burean unas cuantas damas dedipatriótica y disciplinada. J dos, por el un y el Times; Suecia, por el Dag- cadas ala política internacional, que son otros En las deliberaciones de esta Conferencia, blad; Noruega por el VortRaud; Austria, por el tantos Mete. rnich con faldas. Italia va á jugar, un papel importantísimo y Neues Wiener Tageblat; Italia, por La Tribuna, II Todas parecen cortadas por el mismo paPUBLICA HOY DOM 1 N QO UN quizá tan trascendental como en Algeciras, Corriere de la Sera, La Stampa, y las agencias trón, pues cubren sus peinados con sendos caaunque también ahora, como entonces, no sean Reuter, Wollff, Laffau y Stef ani. noiiers, llevan falda trotona, grandes botas yanNUMER 1 TO BÁSTANTE GRACÍOSO advertidas las consecuencias en el primer moLos embajadores de los pueblos que estos quis, y usan, los inevitables lentes. Miran con E 1 NTENC 1O ÑADO, AU ÍNQÜE LE mento. I periódicos envían, son hombres conocidísimos, impertinencia, como si en presencia de un ESTE MAL EL DEC IRLO Italia fue á Algeciras comprometida por su literatos muy distinguidos, reporten avezados hombre quisieran hacer su psicología y estuTratado con la Tríplice, y, nó obstante, Vis- en el metier de la información. diar el documento, humano que ante sus ojos tieAquí está Alex Mar, el célebre viajero que ha nen. A mí me azoran estas super- mUllieris y conti Venosta olvidó un instante aquel compromiso. Cuando los Gobiernos aliados pidiecuando me mira alguna con tanta insistencia COMENTA LOS ASUNTC) S DEÍLA ron á Italia cuenta de aquella infidelidad el me revuelco en un mar de confusiones, pues SEMANA EN VARIAS Ci KRICATUGobierno italiano se disculpó diciendo: Vis- yiado del Standard, que acaba de hacer un via- no sé si está haciendo mi psicología ó el inveneonti Venosta no ha sabido interpretar fiel- je Sensacional por lalndia. YMr. GeorgeSaun- tario de mi ropa interior. RAS CON MIGA Y HAÍ 5 TA CON ders, el famoso corresponsal del Times en Berlín. En el büreau hemos visto también otro grupo mente nuestro pensamiento 1 CORTEZA Y para dar una satisfacción á las exigencias Apellidos más conocidos en España son los de damas que vienen con la baronesa de Sútde las dos potencias de la Tríplice, la gloriosa de Hedeman, el inquieto redactor de Le Matin; ner á la cabeza á presentar una moción en favor carrera diplomática del noble ijnarqués de Vis- el de Mevil, rebuscador de sensacionales infor- de la paz. Hay que tener en cuenta que estas conti Venosta se hundió en la retirada defi- maciones de política internacional, y el de señoras vienen de las cinco partes del mundo, Emanuel, el enviado de Corriere de la Será, nitiva. muy preocupadas con esta cuestión de la Con- TRAE, COMO SIEMPRE, I IN PORY es, repito, que la situación de Italia en el literato cultísimo, hijo del famoso gran actor ferencia de la Paz. ¿Qué os parece, lectoras CIÓN DE COSAS ÚTILES, LMENAS concierto europeo resulta delicadísima. Atada italiano. adorables? ¡Y pensar que algunade estas daY REFRESCANTES 5 por sus compromisos gubernamentales á la Trí- Y hay tres periodistas que sufrieron el cercó mas estará quizá casada con un bruto que la plice, no ve el medio de romperlos decorosa- famoso de I, adysmith: Mr. H. -W. Nevinson, arreará cada somanta que la volverá loca! ¡Oh, A COMPRAR, PUES, GE) OEON É mente á pesar de advertir con ¡claridad que es- del Daily Chronicle; Mr. Maxwell, delZ a damas altruistas! En vez de buscar la paz do- JVIVA LA CONST 1 TUCIC NI tos compromisos no encuentran calor en la na- Mail, y Mr. Ernest W. Smith. del Morning méstica, se frotan con árnica los golpes conI Leader. jPONl ción, que son impopulares y odiosos. yugales y vienen á laborar por la paz del munI os españoles somos tres; pero en realidad. do... ¡Nelidoff os sea leve! Por eso la curiosidad que la actitud de la A B C ENTILA HAYA EL CONDE L GEDÉOiN GEDÉOÑ GEDEONl