Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 747 ABC. VIERNES 21 DE JlíNJO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN t PAGINA 6 V í V V í MADRID. EN EL CEMENTERIO DE SAN JUSTO PANTEÓN DE KOMRES ILUSTRES DEL SIGLO XIX, DONDE AYER RECIBIERON SEPULTURA LOS RESTOS DE LOS EMINENTES ARTISTAS RAFAEL CALVO Y ANTONIO VICO r y -1. F o t A B C El empresario- empezará su excursión- origi- mirable calina dejó el hoy procesado transcu- con la eximente de legítima defensa, un hominalísima por las pequeñas estaciones balnea- rrir el tiempo en. espera de. una ocasión propi- cidio por imprudencia, y uñ homicidio con las rias y residettéías véfáMÉgai prOmetiéndose cia y- con ef fin de- quersus convecinos no sos- atenuantes dé arrebato, falta de ifitencipíí de pecharan de sus intenciones; pero como, ace- causar un mal tan grave, y la. de, provocación, L CABALLO DE WAGÑER Sehapubli- un éxito seguro. -XXX. 1 chaba sin cesar á su víctima pudo uñ día lie- fuese al terreno del representante de la ley, y cado en Moyar á cabo us. siniestros propósitos. declaró al, procesado culpable de un asesinato naco ua nuevo volumen de recuerdos sobre Fue eí 17 de Mayo dér año títoñoVlIdéfoiiso, cuaKficádo. pór lá alevosía y de un delito de Ricardo Wagne r. El autor cita, entre otras cu: VIERNES. qué, como otros días, había trabajad o en el cam- amenazas graves. riosidades, la de un caballo que representó 1 en, po largo rato, sintióse rendido, á media tarde, 1878, en Monaco, la difícil- parte de Grave en SER- RAN L. a Sala, en vista del veredicto, impuso á- yV. se echó á descansar al pie de un risco cono- Pedro Águeda la pena de cadena perpetua por El cKpúsc. iilo- galos diases, ¡Qué fresquita está. la sierracidp con el nombre de Peña Aguda. Poco des- el asesinato, y dos años de prisión corréccio El animal había pertenecido, al emperador; cuando nace y; múefe. el sol... pués (apareció en aquel sitio Pedro; Águeda. nal por las amenazas. Maámiliaíié, y parecía: sentir por la música de Perb. á las tres de la tarde, Martín, y despjiés. de cerciorarse de que nadie; Ya tien. e, pu es, para una témpora- dita 1. Wagnéria misma- apasionada admiración de no hay quien aguántele! 1 calor. le; veíaj dirigióse- ¡S- ilencÍQS; am, ente; á- la; peña, junto á la cual dormía su enemigo. Porque, eH V UN, RAS ANTE A periaslaseñora Vqgl, que, interpretaba el; -S. erranita: ¿á cómo vendes efecto, Ildefonso, cansado; del; trabajo realizado i carácter de Bruniída, exclamaba: ¡Ehi! Grave. Ios- huevos de tu: corral: durante muehas horas, se cubrió la cara, con la salutá ilptádrone f agitado, anhelante el. animal -A d o s p e s e t a s d o c e n a- manta. para no. ser mplestado. por losiinsectos, salía. Sigfridb; continuaba; la Vbgl, il sáluio icpinp en cualquier capital. y quedó profundamente dormido. Seguro, en- della tita dbúñá. Él caballo atravesaba lá escetqnces de la, impunidad de su, delito, trepó Pe- A RA- PASAR- EL RA- T na, cerca del. fuego. Brünilda se aferraba á lá dro á, lo, más alto de la Peña, y desde allí, 1 crin áel- cábaílo y- los, dos desaparecían entre Leche pura: de sus. cabras- arrancó como- pudo las más enormes piedras PORlas Ílámá 5. l ¿a, y. ogl, aunque, era excelente jitrae el sencillo pastor; del risco y las ¡fue arrojando, sobre la. cabeza: nete, noílmbiese; podido realizar aquel; salto y en lafuente del camino LEZ. del desdichado Ildefonso. Huelga decir qué prodigioso sin la; inteligencia dé aquel, caballo hace de un: cuartillo, dos. éste no se movió, pues la primera piedra quei tan, decididamente wagneriano. Se dice mucho: cayó sobre su cráneo se lo deshizo. Serrana de mis amores dame esa flor de tomillo, Guando Pedro. comprendió. que su enemigo; PETRARCA VIVO 1 director de una agenque estoy triste y tus desdenet había dejado de existir, bajó de su escondrijo -cía de publicidad de me tienen hecho un Vadillo. y arrastró el cadáver hasta un arroyuelo pro- AZUL! N GRIS ABO Nueva York- envió una tarjeta postal al señor ximo, colocándolo con la cabeza en el agua y í) Francisco Petrarca, en la que le proponía, boca abajo, sin duda- para hacer, creerralos que: Ocúltate, luna hermosa, después de advertirle lo magnífico y útil que yiéran el cuerpo que, aquel infeliz había falleporque leu ¡nochesdeluna: es el reclamo para un poeta principiante, la cido á consecuencia de una caída. V enlaSierra y en el campo Para refrescar: publicación en un periódico de su libro Rinias, I a mala ventura de PedroAgueda quiso, sin faéfon siempre una tontuna. -por 25 francos. L. a tarjeta postal no. fue dirigierubargo, que unos pastores que por aquellos da á; los- Gampos Elíseos, sinoi al editor ameri sitios apacentaban sus ganadps, le vieran arras- Feliz viye la pastora, 1 cano de las Rimas, con súplica de que la hiciese trár el cuerpo de Ildefonso; pero el procesado: dichoso vive el zagal, ilégar a s u autor. se dirigió á los dos hombres, y anienazándoíes sin saber que hay en la corte El editor contestó al hombre de la postal que con una escopeta, les exigió que guardaran siExposición industrial. I, aura, la compañera del poeta, no podía perlencio absoluto acerca de su crimen. Y, en efecmitir aquel enorme estipendio de los 25 franto, así lo hicieron durante algún tiempo, origi- -Ha empezado hace unos días cos, cantidad que le parecía excesiva. No sanándo tal reserva un retraso extraordinario en el esquileo en el ato, bemos si el director de la agencia de publicila averiguación y esclarecimiento de los hey al monte van las ovejas dad hará un nuevo ofrecimiento, con tal de sachos, pues el juez instructor del sumario, auncon menos peloque Bato. tisfacer el capricho de que Petrarca le firme que desde un principio dióse exacta cuenta de. una postal. lo sucedido porque descubrió el rastro que Sierrade luz y colores: ¡Y para rato tiene! formó el cuerpo dé Ildefonso desde el sitio ¡cuan lindos son tus- efectos! donde fue muerto hasta la orilla del arroyo, y ¡cuan bellos son tus paisajes un charco de sangre al pie de la peña, no avey ¡cuan pelmas tus insectos! N A N U EVA OPERA El autor de Pariguaba el paradero del autor de tan horrendo- -rus 1 cAiir i A ü- ii i i r sliacci ha escricrimen. Este, sin embargo, llegóse á descubrir DE LEONCAVALLO fQ e d i t o r Ya se extienden los rebaños, porque uno de los pastores confió á su madre Choudens, participándole que ha terminado la por Guadarrama y Fuenfría, su secreto, y la mujer, que como ayer decía el partitura de su nueva ópera Maya, hecha por tal como por sus escaños fiscal, no tenía por qué temer al asesino, ni poencargó del propio Choudens. se extiende la mayoría. día guardar por mucho tiempo la confidencia El maestro se ocupa actualmente en la insde su hijo, hízolo saber al Juzgado, y el mistetrumentación, y calcula que en los primeros Sólo y triste está el camino... rioso suceso se aclaró. días de Julio podrá dar á conocer al piano su Aquí en estos montes frescos Todavía, no obstante, quiso Pedro Águeda nueva ópera al editor y al director del teatro tampoco está el asesino culpar á los dos únicos testigos de su delito y de Montecarlo, donde ha de estrenarse. de la calle de Tudescos. despistar al juez, pero la habilidad de éste hizo 1. a nueva ópera consta de tres actos breves que fracasaran tales propósitos, y quedó proy rápidos, y es de carácter eminentemente Monte, valle, cielo y tierra, cesado el único, él verdadero autor de la muerdramático. todo en armonía está... te del Spplao. ¡La Sierra sí que es el triunfo Terminado el sumario, ayer compareció en Jeroglífico: de la Solidaridad! la Sección cuarta Pedro Águeda Martín, y aun h TEATRO E N Un empresario teatral que en sus declaraciones trató de demostrar de, París ha tenido la Luis DE TAPIA AUTOMÓVIL bella idea de mandar que había obrado en legítima defensa al dar 2 x 4 -8 í Lavoisier muerte á su enemigo y aun buscó atenuantes construir un, automóvil de enormes dimensio Gay- Lussac que explicó y defendió en el informe su letranes que puede ser transformado en poco tiemdo Sr. Alonso Bayón, el fiscal Sr. Moreno sos 10 x 5 5 0 y po en un escenario completo. tuvo que se trataba de un asesinato cualificaCon este automóvil de nuevo género, el genial empresario pretende recorrer las provin- Q P I O S DE PUEBLO Pedro Águeda Mar- do por la alevosía, y de un delito de amenazas tín, vecino de So- graves, cias, visitando las pequeñas poblaciones donde mosierra, hallábase enemistado con Ildefonso El jurado retiróse á deliberar, y no obstante ao hay teatro. LAS SOLUCIONES EN EL NUMERO DE MAÑANA La compañía seguirá al teatro portátil en Alvarez (a) El soplao, y aunque sus relaciones las alternativas de la defensa, que le dio á esotro automóvil, y otro coche conducirá las de- no se interrumpieron, Pedro habíase propues- coger entre un delito de homicidio con la exito sin duda vengarse de su enemigo. Con ad- mente de miedo insuperable: un homicidio coraciones, vestuario y accesorios. E I ÍHS II. r, U TRIBUNALES