Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MALTES ¡8 DE JUNIO DE 1957. OCHO PAGINAS. EDICIÓN PÁGINA 5 amenazándoles; increparon a 1 alcalde y éste se minar el incendio y liacer desaparecer el temoi vio precisado á reclamar el auxilio de la guar- de que pudiera propagarse á los edificios uj dia municipal, que penetró en el salón, consi- mediatos. guiendo que los revoltosos desalojaran éste. Sin embargo, los bomberos continuaron traEl escándalo continuó hasta que se retiró el bajando sobre los escombros hasta las ocho de LA HAVA, f i T. alcalde Sr. Maestre, La orden del día no fue la noche del día siguiente en eme recibieron discutida y la vida municipal ha quedado inte- orden de retirarse. rrumpida, Hoy no ha celebrado sesión la ConferenLos establecimientos destruidos por las lla: ia. Se ha hecho público el texto oficial del dismas son 14: un Consultorio de dentista, un alfoméntanos y varias noticias. curso pronunciado en la Conferencia de La Ha sido muy comentado el escándalo te- macén de muebles, dos sastrerías, un deposite Haya, por Mr. Va Tefe, ministro de Negocios rrible habido en el Ayuntamiento, conviniendo de diversos artículos, una casa de cambio, dos Extranjeros de Holanda. todos en que la situación se ha agravado, al de vinos, una farmacia y una tienda de bisutería. En el entresuelo de una de las casas esta- Tengo, señores, dos proposiciones que ha punto que las ferias no podrán celebrarse. ceros: primera, la de que saludemos por teléBl gobernador ha recibido el nombramiento ban instaladas las dependencias del Archivo grafo al emperador de Rusia en los siguientes de alcalde á favor del primer teniente que in- municipal. términos: Han perecido tres personas y otras muchas terinaba el cargo. Al principiar sus trabajos la segunda ConUna comisión del Ateneo ha visitado al go- hf n resultado heridas, algunas graves. ferencia de la Paz, deposita á los pies de VuesLas pérdidas materiales se calculan, ea 60 bernador para pedirle que dicte medidas que tra Majestad su homenaje respetuoso, y le exnormalicen la. vida municipal, por ser preciso millones de reís. presa su profundo agradecimiento por haber Las autoridades de Covilha tienen la creen que se celebre la feria. El gobernador contestó tomado la iniciativa de que contiuáe la obra que seguirá los interinos, suceda lo que suce- cía de que el siniestro ha sido intencionado y empezada en 1899. que obedece á la venganza de unos obreros da, pues están dentro de la ley. La Conferencia ruega á V. M. que esté conEl miércoles marchará una comisión con ob- contra dos fabricantes de cuyas casas fueron vencida del deseo vivísimo que tiene de trajeto de visitar al jefe del Gobierno y pedirle despedidos. bajar con todas sus fuerzas hasta conseguir el La Policía ha detenido, por sospechosos, á resuelva el conflicto. cumplimiento de la misión tau delicada y- tan El Ateneo se ha retiñido para acordar la ac- cinco hombres y dos mujeres. ardua que le ha sido confiada. El Rey, el presidente del Consejo y muchas titud que ha de adoptar aate el presente con No dudo que aprobaréis también mi segunSociedades han telegrafiado al presidente de flicto. da proposición. la Cámara de Covilha, adhiriéndose al duelo unces, ij, 9 N, Consiste en expresar el deseo de que la de la ciudad. i a manifestación de anoche presidencia de la Asamblea sea concedida al En ésta todos los establecimientos están ce A las ocho de la noche se organizó una rrados. embajador de Rusia, Mr. de Nelidof, cuya gran manifestación en los jardines del Parque de experiencia de los asuntos diplomáticos y cuLos funerales de las víctimas serán San Francisco, recorriendo después, ya un poco nes, concurriendo representaciones de solemyas cualidades eminentes facilitarán vuestros la fa más numerosa, otras calles, A! llegar á la plaza milia Real. trabajos. i7, 6 T. de la Reina, encontróse con la manifestación Mr. Van Tets lia leído su discurso lentamenlas cinco de la tarde qaedó acordado, efec- el inspeetor de Policía Sr. Alviach, que rogó á te, acentuando cada palabra para que llegara tivamente, q u e ía. 3 comisionesá éeaít los manifestantes qite se disolvieran. su voz á los extremos del salón. Su discurso cuatro: EL REJCHSTAG Los mueras á Maura y los vivas al Ayuntaha sido acofdo con aplausos en el momento OS TELÉGRAFO De arbitraje, de guerra, de la onvención de miento se recrudecieron entonces. El inspector en que propone ea él el envío del telegrama Ginebra y de- neutrahdad. Y 1 ENA, iS, 8 (í. al ver que sus ruegos eran inútiles, trató de tíf í Reichstag ha inaugurado sus sesiones hoy al Zar. La segunda se dividirá en dos secciones, una detener á uno de los nlás exaltados manifesMr. de Nelidof ocupa inmediatamente y en de guerra terrestre y otra de guerra marílitna. tantes, y en aquel momento un individuo que por la mañana, prestando juramento los medio de aplausos, el sillón presideneíal, Toma Todos los trabajos son hechos personalmen- se hallaba como á unos cuatro metros, disparó nuevos diputados. Diérortse entusiásticos ¡vivas! al Emperadot, á su vez la palabra, y dice: te por Nelidoff y ¡VIartens, fuera de los secre- contra Alviach. Al oirse el tiro se produjo la Señores: hemos de cumplir ante todo un tarios, que se ocupan solamente de la redac- alarnta consiguiente, cerrándose algunos esta- el cual abrirá el Parlamento con toda solemir dad el oróximo miércoles deber para con la graciosa Soberana del país ción de los pequeños trabajos organizadores. blecimientos y corriendo la gente á refugiarse qtie nos ofrece una hospitalidad tan esplénTodas las Potencias han dado plenos pode- en los portales. dida. res á Nelidoff para designar el personal. A consecuencia del disparo resultó herido Propongo que me autoricéis á que remita, Manuel Jimeno, broncista, de veintiún años, en nombre de la Conferencia, el siguiente telecon un balazo en la cara interior del brazo deARA PASAR EL RATO grama á las rema de los Países Bajos: recho. Los representantes de 47 Estados reunidos DESORDENES SOLUCIONES C O R R E S P O N D I E N T E S Su estado es grave. en La Haya para la segunda Conferencia de la AL N U M E R O DE AYER paz, tienen el honor de depositar á los pies de EN VALENCIA tó Su familia, conocedora del suceso, se presenen la Casa de Socorro donde fue conducido V, M. Real la expresión de su agradecimiento Charada hecha por un viudo ESPOSAS. POR TELEPONO Jimeno, desarrollándose una dolorosa escena. LUNES, IJ S r por la amabíe acogida que les lia sido dispenLo que explicó Manolita en su examen: LAS PAR El gobernador solicitó el auxilio de la Guarsada y al propio tiempo el homenaje de su res- áflran escándalo. T 1 DAS DE PE A PA. En la sesión de hoy del Ayuntamiento dia civil. peto. Apodo de un torero: TSESCALÍE. El orador recuerda luego que en 1899, 33 con- lian sido reintegrados en sus puestos los con- En estos momeiitos reina tranquilidad. Arranca de Madrid: LINEA DB MALPASTIBA cejales de la Unión republicana. venciones de arbitrajes fueron firmadas entre El alcalde interino, Sr. Maestre, la presidió, EL SÑCENDTOT varios Estados, y que, además, cuatro causas graves y complicadas, capaces de crear graves asistiendo cuatro concejales interinos y uno desavenencias entre Potencias, han sido some- en propiedad, conservador. Los tres de la Liga tidas ante la Comisión de arbitraje de La Haya, católica, que son también interinos, han pedido I os periódicos de Lisboa llegados á Madrid Por 15 días do las existencias en abanicos, som licencia. y añaée: Después de la lectura de la comunicación publican amplias informaciones del es- brillas y p a r a g u a s do Sa casa de Vi 11 a r a JI Her Todos los amigos de la civilización sígaen manos. C a r r e r a de San Jerónimo, mlm. 3, que ha estado con simpatía é interés el progreso de las insti- del gobernador reponiendo en sus puestos á pantoso incendio del Municipio j? á punto de por traslado al 7 y 9 le la misma- calle anUgua de Yeves) la tuciones internacionales, creadas por la prime- los 16 suspensos, entraron en el salón y pre- destruir la plaza la ciudad de Covilha calle de ra Conferencia de la Paz, y un generoso ciuda- sentaron y defendieron una proposición pi- San Silvestre de á las doce de dano de los Estados Unidos ha hecho un es- diendo que las Tenencias de Alcaldía que des- El fuego se inició los comercios la noche del último, en de pléndido donativo para que aquí mismo se edi- empeñan los interinos se concedan á los pro- viernes Goncalves y Josefa Mineira, Antonio adquifique un suntuoso palacio, donde las Confe- pietarios que en la elección hayan tenido ma- Ramos desde el primer instante aterradoras riendo rencias tendrán su domicilia permanente. A yor número de votos, y que se entable el opor- proporciones. CARLOS KNAPPE nosotros nos corresponde ahora merecer esa tuno recurso de alzada contra la continuación A pesar de la prontitud coa que acudieron a gasta, 6. Desde t. o de Julio Clavel. 2 munificencia, y ese será el mejor medio de de- de los interinos. Dicha proposición fue aprobada en votación los bomberos y los esfuerzos verdaderamente mostrar á Mr. Carnegie n u e s t r o agradecioro, plata y piedras finas. nominal, anunciando el alcalde que suspenderá heroicos que realizaron, el incremento que por miento. F. Villa, Carretas, 11. momentos adquiría el siniestro era tal, que fue el acuerdo. Esta declaración del alcalde produjo na es- preciso reclamar el auxilio de las tropas de la i os delegados españoles. cándalo espantoso, que fue en, aumento hasta guarnición. Los delegados de España se han reunido que se levantó la sesión. Toda una manzana de casas quedó compleIfoHal za, 14. entresuelo derecha hoy y han cambiado impresiones con los deleParte del público y algunos concejales repu- tamente destruida. for fin de temporada. Sombreros Je señora gados ingleses y franceses. A las nueve de la mañana se consiguió do- a eaalqnier precio. De 10 á 1 y de 4 á 7. blicanos, rodearon á los concejales interinos, IA El acuerdo ha sido completo sobre todas las cuestiones del programa presentado por Rusia, sin excluir las que en el curso de los debates puedan suscitarse fuera de aquél, p l Convenio anglo- hispano- francés. El Convenio entre Inglaterra, Franela y Eápaña sobre sus respectivos intereses en el Mediterráneo y en. el Atlántico ha causado aquí, entra la gente de la Conferencia, mucha itítpresión. l,o s diplomáticos la conceden importancia extraordinaria. Los Sres. Maura y Villaumttia se muestran muy reservados, alegando que desconocen las últimas negociaciones de Madrid. 1 as Comisiones. Todavía no han sido nombradas las Comisiones. Esta y la designación de las subcomisiones se verificará el miércoles. Se cree que habrá cuatro: de arbitraje, una; de guerra terrestre, otra; de guerra marít ima la tercera, y de la convención de Ginebra la última. Estas comisiones se dividirá en subcomisiones. Los embajadores de las grandes Potencias se han reunido esta tarde para tratar del personal que ha de formar aquellas comisiones. Se ha llegado á un acuerdo. Casi todas las naciones tendrán representación en ellas, quedando equilibradas las diversas tendencias. P DE COVILHA COMPBO JBLIOTECA BE A B C 204 LAS DOS BARONESAS 201 Brif ai- d leyó su- relación, relativa á ios hechos de que había sido teatro ia aoclse anterior la calzada de los estanques de Comtnelles, 5 Santiago Haberí aseribíó y firmó ¡a narración del papel que desempeñó, y de la manera feóinc babía encontrado el cuerpo inanimado del doctor. El guarda mayor era hombre de muy buen sentido é inteligente También conocía y tenía en gran estimación á Luciano d líarblay. -Señores- -dijo á sus guardas, que todos habían recibido algún servicio áel pobre médico, y que, por consiguiente, todos le querían; -me parece indis entibie que se ha cometido un crime El autor de este crimen debe ser uno de esos miserables cazadores que ia festan el país, y con los cuales estamos siempre en lucha. Es indudable que el golpe iba dirigido á ano de nosotros, y á nosotros no? toca vengar al doctor. Busquemos al asesino, busquémosle sin descanso, con tenacidad, con desfreza, con prudencia sobre todo... Nadie debe enterarse de nuestras investigaciones... Os doy por consigna á todos que guardéis silencio en lo que toca las pesquisas á que os vais á entregar individualmente, cuando hayamos visitado juntos el teatro del crimen. En seguida exploraréis los pueblos vecinos. Haréis de manera que descubráis cuáles son los cazadores de profesión que hayan pasado fuera de su casa la noche anterior ó hayan vuelto muy tarde. Conocemos á todos los sospechosos. La tempestad era tnoy propicia para sus cacerías... El ruido de un arma de fuego se perdía entre el ruido del viento ¿Quiénes de vosotros ha hecho ronda esta noche? 1 1 capataz respondió: -Los encargados eran los guardas de las cercanías de la Faisanderia, y las ultimas rondas han sido terminadas a las cuatro y media de la mañana. -El guarda de Comtnelles, que reside á 300 metros, todo lo más, de la tercera calzada de los estanques, ¿no ha oído nada? -Nada- -respondió uno de los guardas. -Está bien... De aquí á una hora estaréis en casa de Brigard en la Reine Blanche... Los guardas salieron de Chantilly para tomar el camino de la vivienda de Brigard. Santiago Habert los acompañó. Estaba taciturno y caminaba con la cabe a baja reflexionando. A las ocho y algunos minutos, el guarda mayor vino á caballo á reunirse con sus subordinados en el sitio designado. -Llevadnos al sitio donde habéis encontrado el cuerpo- -dijo á Santiago Habert. El mudo obedecid. En veinte minutos se trasladó á dicho punto. ¡Una barrera abierta -exclamó el guarda mayor, señalando la que San tiago, en su aturdimiento, había olvidado cerrar. El marido de la nodriza de Leonida escribió una b reveexplicación del hecho. ¿Dónde estaba el cuerpo? Santiago Habert anduvo hasta el medio de la calzada, v designó COB el ade toan vtt srati rhamo de sangre. ¿En qtié pensáis amigo mío? -dijo Leonida haciendo un esfuerzo para rctaper con sus propios pensamientos. -Os miro. Y me digo á mi mismo que sois Iienüosa y buena, ¡y que os amo! Mad. de Treves se puso ae coior de purpura. Max prosiguió: -Estoy deseando que termine la convalecencia para poner en ejeeaciáa tía proyecto que se agita en mi cerebro. ¿Un proyecto? -repitió Leonida -Sí. ¿Cuál? -Quisiera viajar... ir á pasar el invierno á uu país meridional... á Italia. España, ó tal vez á África... ¿Quién os lo impediría? -Vos, quizá... ¿Cómo? -Ya sé que os gustan poco los viajes. ¡Pensabais llevarme! -exclamó la joven baronesa con involuntario temor ¡Ya lo creo! ¿Podría acaso admitir la posibilidad de separarme de vos? El Dr. Luciano d Ilarblay nos acompañaría. ¡El! -dijo Leonida cada vez con más inquietud. -Sia duda... Con razón ó sin ella, me parece que sus cuidados me son indispensables... Ya sabéis que va á ser mi médico particular, y que se separará de mí lo menos posible... Por mi parte, mi gratitud hacia él no tiene limites, por dos motivos: en primer lugar, porque me ha salvado la vida; después, por haber sido el primero que ha abierto mis ojos... Me ha hecho ver, en plena luz, méritos y encantos que una ceguera absurda me impedía apreciar... ¿No es justo que sea testigo de una felicidad que le debo, puesto, que á no ser por él todavía la ignoraría? Leonida sintió que se estremecía. ¡Siempre él... ¿Siempre él I- -se decía, -Y bien, hija mía- -prosiguió el barón, ¿que pensáis de mis proyectos? -Yo no puedo menos de aprobarlos, si el doctor los aprueba- -respondió evasivamente Mad. de Treves. -Sois adorable... y os adoro... v Después, Max apoyó sus labios en las manos de Leonida. Esta estaba turbada... La conversación le parecía más larga, á medida qus aumentaba la ternura del barón. Dirigió la vista al reloj y preguntó: ¿A qué hora suele venir Mr. d Harblay? -A las nueve. -Entonces hoy se retrasa, pues son las nueve y media. -Retraso que no hay que extrañar- -replicó Max- -El doctor ha pasado tai pez una parte de la noche eh Poiíitarmé, donde iba ayer cuando se separó de nosotros, para hacer una operación. -Es verdad... 9- -Pero por muy tarde que se haya acostado, indudablemente no tardará En este momento. I svnda de cámara llamó discretamente á la tmerfra.