Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 740 A B C: VÍRENES 14 DE JUNIO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. Ha salido para los baños de Archena el reputado médico Sr. Suárez de Mendoza, acom panado de su distinguida esposa. P A G I N A? NOTAS MUNICIPALES medalla de oro del premio áe su nombre, ins tituído en su honor por- la Academia Presidirá el ministro de Instrucción públics y leerá un discurso el Sr D, José Rodríguez I fu pleito ¿ehistoria. El Sr. Montero Ríos t iene tm solar en Carracido. Madrid, en la calle dé Éspálter, y en ese solar, cantadora Srta. Angelina Sáiz de Carlos para yer quedó abierta para él público la Expol, a sesión empezará á las cuatro de la tarde que citando era alcalde él Sr. Vincenti, estaba el joven y distinguido ingeniero de Bilbao don sición de industrias en el parque de Madrid. sin vallar, contra lo que disponen las Ordenan- Francisco de Murga. Asistió numeroso público, que admiró el herzas municipales, echaron escombro algunos Entre los novios sé cambiaron valióság moso conjuntó que la Exposición ofrece. volquetes. Realmente, están representados allí dé una joyas. HüY fEB El Sr. Montero Ríos reclamó del Sr. Vincen- La boda se verificará en los primeros días manera admirable nuestra industria y nuestro comerció, que han realizado un esfuerzo conti que los dependientes municipales sacaran del próximos mes de Octubre. COTIZACIONES siderable y digno de aplauso. aquel escombro. El Sr. Vincenti no lo dispuso, CÍÉBSF Merecían justos elogios del público él eley el Sr. Montero Ríos entabló pleito, en el cual gante pabellón central de la Exposición, IJS se personó el Sr. Vincenti. pabellones de los min; itrios de la Guerra y DE MADRID Kl pleito lleva costadas ya al Ayuntamiento POR TELÉFONO de Fomento, la instalación de la Compañía del interior, al contado, Serió F o YlLLAdARCl A, I 3, í! íli muchas más pesetas de las que pudiera haber S 2. SC 1 0,06 costado sacar el escombro, y fio 11 va trazas de A nteayer, y en ocasión de dar fondo en está Mediodía, la de la Real Fábrica de Tapices y- -eu diferente serios. 0,05 concluir, sino que, por el contrario, tiende á bahía el vapor inglés Orítá, qué sé dirigía Otras instalaciones particulares que llaman la Interior, fin corriente üterior, fin próximo agravarse. aBuenosAires. se arrojó al mar el éinígratlté atención por su elegancia y su buen gusto. 0.10 100.80 AuiGrtizable, Ser i F. ESta tarde, á las cinco y media, dará su pri Í Q 05 En efecto, el Sr. Montero Ríos se propone, Francisco Fernández, acometido dé un acceso- -en diferentes serien. 1O Ü, 4 U- -carpetas. s mera audición la Sociedad de Conciertos de según parece, reclamar del Ayuntamiento da- de enajenación mentaL Obligaciones del Tesoro. k ños y perjuicios, con el pretexto de que no ha Recogido y entregado á las autoridades de MadridAyu- -támiento de IVÍátiriJ. Resultas. 4 La entrada costará una peseta. podido vender dicho solar por tener allí esos Marina, fue recluido en el depósito municipal, -Expropiaciones del interior. -Céduías dei e n s a n c e en donde acometió furioso esta ináñaná á Fe- De ocho de la mañana á una de la tarde la Oblig- acionesdolalMputádióia hMadfid. escombros. El alcalde actúa ha sido requerido para que lipe Serafín, que Sé hallaba detenido eotiio entrada es dé 50 céntimos. Baaeo de Híspana. dentro de cinco días designe otro prucurador complicado en un robo, causándole heridas Banco Hipotecario. d 1 B 9. SÓ Banco Hispaiio- Americano. a i en substitución del fallecido Sr. Morales, para gra feimas. Banco Español de Crédito que se persone en el pleito. El Juzgado instruye diligéflciaá. 4. Arrendataria de Tabacos. Y el Sr. Sánchez de íoca lia dicho que no 8l (50 Socied. Gruí. Aza arera. Preferentes, V il,5 S- -Ordinaria puede personarse por no haber intervenido ni POR T LEaRAFO ÍCKW 5 Cédulas del Banco Hipotecario como alcalde ni eolito particular en el pleito de PASI S, i 6 r. 9,10 Í 1. B 0 CAMBIOS. F r a n c o s t i 1 1 28,03 trraficíá en Marruecos. 9,02 Librase referencia Kn el Consejo de ministros que se ha celebrada esta mañana bajo la presidencia de DE BARCELONA pl monumento ala emperatriz ísabéL Mfi i áiliérés, Mr. Pichón, ministro de Nego Acaba de inaugurarse en Uiioi áé loa üias- 0,10 manifestó que el Maghzeri interior, fin dé mes. POR TELÉGRAFO hermosos sitios de los jardines públicos dé GioS Extranjeros, su propósito de satisfacer las Atnoriizablé. ¿i había confirmado 70.37 -0,75 13, 4 T, Viena el monumento elevado á. lá ínéiiloria de reclajüatíiohes francesas, particularmente en lo Uanco Hisnano- Gelouiai. 6i. -rf- i G 7 0 Nortes. la llorada emperatriz Isabel dé Áustriát. í l que á la organización de la Policía en la fron- Alifeaotes, 90, áñ- -M o e s exacto qué íín el Vaticano haya el pro i, m- -OrenseSi... aa, ío 0,i í pósito de elevará la púrpura cardenalicia, acto inaugural f üé solemnísimo f á él. asistió, tera argelina se refiere. El Sultán se presentar con el emperador Frafldséo Josés la (Serte éh irá dentro 1 de poco en el Sur para restablecer el en el primer Consistorio, al famoso prelado pleno. DÉ PARÍS orden norteamericano Moas. Ireland. Reproducimos tina intefés tttíSÍma instantáXa forma especial en que muchos católicos Interior. 73,90+ 0,26 p l acuerdo; franco- japonés, de los Estados Unidos han significado tales nea del aconteeimiente Kxte 92.40 oJ- 25 También ha dicho Mr. Pichón que había Réntia r if o ár i. i. s. e s. a. á. r deseos al Papa, y la intervención de dos rni- I Os nuevos representantes del Jápóín W. s -0.20 propuesto al Japón publicar el acuerdo franco ¡85,90- 1,40 Uonarios. quede allá vinieron á Roma y se atre- A Oportunamente tíenioS feSéñadd el acto japonés simultáneamente en París y Tokio el R a sroo n fa e v ¡ó i. i. i. Ta t 93,38 0.2? vieron á insinuar á Pío X que la gracia de di- de presentación de crédettdialeá del aueyo mi- lunes próximo. A r g e n t i n o i por 100.1896 88,1 1- 0,29 Brasi! 4 por 100, 1 S 89. 80- e, 3 cho capelo aumentaría el dinero de San Pe- nistro plenipotenciario del Japón en Madrid, Además, el ininistro. de Negocios Extranje- N o r t e s i 260- 4 dro, para lo cual ellos mismos se ofrecían, han S. E. Manjiro Inagákí) cttjra 1 retrató así como ros aprovechará la pregunta que se propone Zarag- oza 3 883- 3 perjudicado, en vez de beneficiar, á monseñor el de su distinguida esposa, publicamos en el dirigirle en la Cámara Mr. de Castellane sobre A n d a l u c e s B s o o a 183- 8 Lionés. 1.136- 9 Irelau, d. presente número. el particular, para dar lectura á dicho docu- CréditoNacional d e Méjico. Babeo 946- 18 El Vaticano no ha querido siquiera oír lo El sucesor de Mr. Afeábase éü íá Corte espa- mento. Metro poli t a u o 505- 1 que rechaza la dignidad de la Iglesia, que no ñola es un distinguidísimo diplomático que ha Kíotinto 2.102- 83 8 ano. ThOrílsOn. ...Í. 6ii8- 16 representado con gran acierta á su nación en hace mercaderías de sus dignidades. Do B e e r s f t a t t S i a a o o 0 B 96 -12 diferentes Cortes europeas, la dé Rusia recienTharsis... e. 169- -11 POR TÉLÉaRAFO temente, dejando en todas ellas gratísiaias reGoídfields. 91 PARÍS, 1 3 í M. Rand M i n e s 145- -á cuerdos. a Oegúti los pasajeros del Sálagie, correo de Kx tremo- Oriente que acaba de llegar á Mar La esposa de nuestro querido compañero él p l crimen de la calle de sella, el hambre hace estragos en China. AlguÚLTIMOS DATOS E IMPRESIOMIS secretario de Redacción de Blanco y Negro y Por separado reseñamos in. éXÍefisO él erícometido ayer dé Tudescos, y A. B C, D. Enrique Mariné, ha dado ayer á luz, mencual fue víctima en la calle llamada Vicen- nos periódicos chinos afirman que, en algunas il ABTltr) El mercado ha estado rfltiy firmé düraate del una mujer regiones, los hambrientos se alimentan con i Y I- -i a hora oficial; per á las cinco, él Interior eon toda felicidad, un robusto niño, que viene ta Verdier, cuyo retrato publicamos. mes, impresionado por la baja carne humana. El Gobierno distribuye arroz, á fin de Los francos so han negociado ádé Paria, bcotizaba á aumentar la alegría de aquel dichoso hogar. 11,75 y a s blij pero son insuficientes las cantidades de que ií 62,77.l a intervención del Tesoro. Efusivamente felicitamos á nuestro amigo do por puede disponer para aliviar la miseria que D ARTS Cierre. El mei- cado. presenta hoy rflüy fññ f por el natalicio de su primogénito y hacemos reina. Votos por que el restablecimiento de la ínadre; péotó. El qobre en Londres baja á 95, 6 Hbr y el Kíotinto pierde 63 francos, arr slraa io i ios dumí cuyo estado es satisfactorio, sea rápido. POR TELÉGRAFO valores. LA EXPOSICIÓN DE INDUSTRIAS Ayer tarde ha sido pedida la mano de la en- BOLSAS DEL DÍA i EMIGRANTE FURIOSO NUESTROS P. QNSÉXO D E MINISTROS B N PARÍS GRABADOS Capelo que no se concede o 0o t EL ENCHINA 0O DE SOCIEDAD Los reyes de Dinamarca Üa dado á luz una niña la. bella marquesa de Ckigny. Se halla enferma de gravedad 4: señora de Mazan- asa (D. A. Üá marchado á Burdeos el ayudante pérso Bal del ministro de Marina, nuestro distinguido amigo D. Manuel de Mendívü. En el presente mes tendrá lugar la boda de la bella señorita doña María Mellado, hija del difunto general de este apellido, con el distinguido abogado de la Central de maestros, don Alfonso Retortillo. PARÍS, j Í, 1 I N. lpsta noche, álas. diez. ha salido para Cherbur go %1 presidente de la República, con objeto de esperar á los reyes de Dinamarca. EXPLOSIÓN EN UN SUBMARINO POR CABLE 8 Pí. KT 1 CARAGUA NO DECLAJX R A LA GUERRA POR CAEIE NUEVA YORK, I 3 3 T A consecuencia de uíia explosión de gasolina ocurrida hoy á bordo de unsubrnarino, ha resultado muerto el teniente Hart y heridos i- tres marineros. Para VIAJAR 3 RATOS este varario, donde regalen IJI O K, -KH. O IKT 11 Pi d e s d e cualquier n ú m e r o Telegrafían de Managua (Nicaragua) que el Gobierno de Nicaragua niega que haya declarado la guerra á Guatemala ó á cualquier otra nación. CARLOS KNAPPE p l domingo, 16 del corriente, celebrará sesión pública y solemne la Real Academia de Sagasta, 6 Desde l.o de J u l i o Clavel. 2. Ciencias Exactas Físicas y Naturales, para haEl día 14 aparecerá el nuevo ubro de Felipe Trigo Ucer entrega á D. José Echegaray de la primera talado t u l Aiuor cu l a vida y cu los libróse EL PREM 1O ECHEGARAY VENTiLAOORES ELÉCTRICOS BIBLIOTECA DE A B C 196 XAS DOS BARONESAS 193 -Él menor golpe en la cabeza, y ¡crac! hombre aFagua... Pero después se encuentra uno mejor. Mr. d Harblay volverá en sí de un momento á otro. -Seria menester ir á buscar ea seguida uno de los compañeros de mi ¿ijo... o ¿Dónde briscarlo, señora? ¿En Chatmlly? Antes que llegue aqtii, ya Sabrá ímianecido. A las seis tengo yo que estar en el castillo, á la orden, en casa del guarda mayor... Partiré en seguida y enviaré un médico... Por otra parte. Air. Luciano se arreglará muy bien solo. XLI 1 ü l guarda Brigard, mientras tranquilizaba á Mad. d Harblay, continuaba la L cura, ayudado por Santiago Habert. Puso sobre la herida hilas empapadas en percloruro de hierro, la cubrió coa áos compresas dobles, y lo sujetó todo con un vendaje. En el momento en que acababa, Luciano hizo un movimiento- Mirad, señora- -dijo Brigard, -no me había engañado... Él desvanecimiento termina. liad. d Harblay se adelantó hacia la cama. -Hijo mío, amado hijo- -balbució, cogiendo las dos manos de Luciano. ¿Me ves... ¿Meoyes? Luciano no veía aún, pero oía, y para hacerlo entender á su madre le aprev tó las manos. ligeramente. -Mírame, JUijo querido... Yo te lo ruego... Mírame- -continuó madame d Harblay. El joven médico hizo un esfuerzo para mirar á sn madre. El esfuerzo fue doloroso, pues un quejido sordo se escapó de sus labiosv Sin embargo, sus párpados se entreabrieron. -Os veo- -dijo con voz apenas perceptible. Su cabeza cambió de posición en las almohadas, después la levantó. rada pasó de Santiago Habert al guarda Brigard. Se estremeció y e nuevo cerró los ojos. Su imaginación trabajaba extraordinariamente. 1 Trataba de recordar, pero ese trabajo era superior á sus fuerzásU Prodújose un nuevo desvanecimiento, y la cabeza del herido volvió 5 SXB sobre las almohadas. Mad. d Harblay dio un grito de angustia. que y n (disgustéis: respondo de que todo irá bien -Pero, ¿cómo ha sucedido esta desgracia? -preguntóla madre, enjugando selas lágrimas que le inundaban la cara. -Yo no sé, señora, más que lo que el señor Santiago Habert, aquí presente me lia contado... contado por escrito, se entiende, pues. es uiudo- Era más de media noche cuando el carrito se detuvo delante de la casa del médico, situada, como sabemos, á la extremidad del pueblecitO. Una dé las ventanas del primer piso tenía luz. -Es el cuarto de Mad. d Harblay- -dijo Brigard. -I, a pobre señora espera. ñ. su hijo... ¡Bonito se lo traemos! El mudo hizo un ademán que significaba claramente- -Hay que llamar. El guarda levantó y dejó caer el llamador dos ó tres veces Abrióse la ventana del primer piso. ¡Mad. d Harblay apareció en ella, y preguntóí! ¿Quién es? -Soy yo, señora. ¿Y quién sois vos? -Brigard, el guarda de los estanques, junto á la Reine- Blanche ¿Hay alguien enfermo en vuestra casa y es cosa urgente, puesto que venís tan tarde? Lo digo porque, desgraciadamente, mi hijo no ha vuelto todavía. -Ya lo sé, señora... Pero, ¿queréis tener la bondad de bajar: ¿Bajar? -repitió sorprendida la. anciau señora... ¿Para qué? E 1 bueno del guarda estaba en un compromiso cruel y fácil de comprender. jNo sabía cómo explicarse, temiendo hacer un grave daño á la pobre madre. Sin embargo, había que responder. -Es que... mirad- -balbució. -Es que ha sucedido un pequeño accidente al jeñor doctor. Mad. d Harblay. sintió un temblor convulsivo en todos sus miembros. i- -Un accidente- -repitió con voz estrangulada. -Un accidente... Asomándose entonces por completo, vio el carrito en el cual hasta entonces éio había fijado la atención. Un grito de angustia se escapó de sus labios. Ah, mi hijo... ya hijo... desmayado. muerto tal vez! decía fui de sí. Desapareció- de la ventana, y bien pronto se oyó el ruido de sus pasos rápi- i Sos cerca de la puerta que se abrió. ¡Hijo mío... ¡Mi hijo... Y la pobre mujer, sollozando, se lanzó al carrito. Brigard la contuvo suavemente por el brazo. ¡Calma, por Dios, señora! -le dijo. -Calma... valor... -Está muerto, ¿no es verdad? ¿Está muerto? -No, no, señora, nada más que herido. ¿Y su herida no será mortal? -Así lo espero... ¡Vamos, sed fuerte! F. ste ño es el momento de hablar ni de desconsolarse, sino de obrar... Es preciso que nos secundéis, señora, y sin perder momento... Haced el favor de preparar la cania de Mr. Luciano. Mad. d Harblay se quedó sin voz, semejante á la estatua del dolor, delante del cuerpo inanimado de su hijo. ¡Vamos, señora, varaos! -continuó Brig- rd. -El tiempo apura... Al oir estas palabras la madre recobró ánimo. -Sí... si- -dijo. -Nada de debilidad... ¡Tenéis razón... Ya subo... Traadle.