Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES n DE JUNIO DE 1907. OCHO PAGlNASrEDlClON i. PAGINA 5 la Asamblea legislativa, y esta paridad a hará un lago velnticine Tees m r Asaaiblsa será! ásberaüa y suprema, á tis 4 y rqii el m f estanque- del Retiro. eJé! 0 Hes, ¿N 0. ¿resultará por Ib tanto Üágtc é Con estas importantes obras s relacionarin JHcongruetutf í j u e cada vez que haya de con- algunas de las que va á realizar el canal 8 DARÁ PASAR EL RATO. feccionarse una ley se pida el parecer á los Isabel II en el j: anaUllo; la conducción de aguas A DÍVUNISTRACION Los señores solida- electores, es decir, se Haga decir á éstos lo que se hará por njiedio de cascadas para aprpve POR MELITON GONZÁf ríos van entrando íes preciso hacer? En esté caao, é sobran los di- char los declives del terreno. nU i A j LEZ por las vías del más putados, ya qué son unos pobres hombres. que En general na sido muy bien recibido el profranco, entusiasta, neto y castizo parlamenta- no saben de lo que tratan, ó hay que prescin- yecto por los concejales. Charada ilustrada: rismo. Ya la duración de sus discursos- -véan- dir de los electores, puesto que éstos baja otorse los de los Sres. A, badal y SalvatelUi- nos lo gado ya en las urnas su delegación toÉÜ y deindicaba; ayer otro individuo de la minoría finitiva. realizó una ligera maniobra que lia puesto bien Después de este su patente el conocimiento profundo que estos interpelación el Sr. incidente ha explanado duSoriano; una hora ha queridos amigos tienen del régimen. rado el discurso del diputado por Valencia. La El Sr. Ventosa deseó ayer dirigir un ruego Cámara le ha escuchado con cortesía. El ora- Concurso de globos y automóviles en Milán. al señor presidente de la Comisión de Admi- dor ha expuesto sus agravios para con el Go- A beneficio de la Cruz Roja italiana se ha nistración local; un ruego se formula en cuatro bierno con motivo de las últimas elecciones, y celebrado unai magnífica fiesta semejante á la palabras, sencillamente; -esto liaría cualquier el señor ministro de la Gobernación le ha con- que cuando la- boda de D. Alfonso XIII orgadiputado que no tuviese ánimos de mostrar sus testado con una discreta y elocuente réplica. nizó en Madrid nuestro estimado colega La dotes de orador ante el país; pero si el que se Correspondencia de España, es decir, una caza de AZOR 1 N levanta á hablar lo hace por primera vez; si es globos por automóviles. Todos los carruajes además, joven; y si, por líltiino, siente nobles que tomaron parte en la fiesta, estaban profusa ambiciones oratorias, entonces las cuatro pay artísticamente adornados con flores, según labras del ruego habrá que agrandarlas, multise ve en nuestra fotografía. plicarlas, envolverlas en consideraciones políticas y casi sociales, lanzar también una ojeap l marqués de Barzanailana. da al porvenir, y demostrarnos, en definitiva, ha adrid está de suerte. Ka el sorteo celebrado El insigrie marqués de Barzanallana, orque quien hace este ruego pudiera hacer tamganizador de la Cámara Alta en la Constitu- -jTodo! Trae á primera segunda priayer les toco á los afortunados bien, si le viniere e gana, un grande y niara- res del X 2.5 JS 5 y del 17,423 el premio poseedo- el mayor y ción vigente, jde cuya Comisión fvié su princi- mera cuarta. villoso discurso. No ha procedido de otro mqdo güd pal iniciador, i ocupando la presidencia del Se el Sr. Ventosa. La Comisión de Administra- -Tres cuatro aquí. 151 premio agraciado con 250.000 pesetas se nado dur. antej el largo período de mando del ción local y el Gobierno habían fijado un plazo expendieren la a ¡ministracíón de la calle de partido conservador que siguió á la Restaurade tres días, para que ios que gustasen pudie- Alcalá, üúm. 2, aun caballero que hace muchos ción, bajo la jefatura de Cánovas del Castillo, ran informar sobre el asunto. Este plazo le pa- años que lo tiene abonado y que se reserva dejó en aquella casa huellas indelebles d. e su Semejanza; recía al Sr. Ventosa muy breve, Él proyecto prudentemente el nombre para evitarse felici- alto sentido artístico restaurando el antiguo Machaquito u un incendio no se parecen es importantísimo- -decía el orador; -precisa taéiones y... sablazos. palacio de d jma María de Molina, hasta conqiie, puesto que atañe á lo más hondo de la 51 billete premiado con las 100.000 se ven- vertirlo en la jsoberbia residentía qué hoy co- en nada; sin embargo, sus femeninos son casi vida nacional, digan su parecer sobre él todas- dió en la calle de Hortaleáa, núin. 15. Tampo- nocemos, dejando en todas partes las huellas iguales. aquellas colectividades y corporaciones á quie- co se sabe quién es el afortunado poseedor. ¿Cuales son éstos? de su exquisito gusto artístico, singularmente nes afecta. Yo pido- -añadía el orador- -que el Madrid resultó, además, favorecido con nue- en el salón de Conferencias, donde, por su iniplazo de tres días se extienda á treinta ve premios de 6.000 pesetas. ciativa, aparecen como hermosas síntesis de Lo que se recibe de Marruecos: No hay derecho á quejarse. nuestra historia los grandes hechos de nuesEl Sr. Sánchez Guerra se levantó á contestras epopeyas, idealizadas por los pinceles de tar al señor preopinante. Estos plazos que se Pradilla, Moreno Carbonero, Muñoz Degraí 1 conceden en el Parlamento para las informay Luna, al par que: las esculturas de los granciones- -decía el orador- -ha demostrado la ex- LA NECRÓPOLIS des héroes qtíe personificaron nuestra grande- sea unuccefstr Siyft ume se. íidc ut ¡umDiiy qoh periencia que no sirven para nada. Se conceY EL PARQUE DEL ESTE za pasada. dió un plazo para que sé informase sobre el anterior proyecto sobre Administración local, ü n el salón grande del Ayuntamiento se feEn la soberbia Biblioteca, del más puro Renay ¿saben los señores diputados cuántos infor- unieron ayer, bajo la presidencia del alcal- cimiento, porrél construida, que es la admiralina cosa que se pega. mantes se presentaron? Uno: el jefe del partido de, las comisiones de Cementerios y de Ha- ción de cuantos visitan nuestra Alta Cámara, liberal, Sr, Moret. Y ¿saben los señores diputa- cienda para que el Sr. Sánchez deToca expu- acaba de ser instalado en elevado pedestal de dos cuántos oyentes tuvo este informante? siese en detalle su proyecto acerca de la cons- granito rojo el busto en mármol blanco de su Uno: el actual presidente del Consejo. Ade- trucción de la Necrópolis. antiguo presidente, ejecutado por Algueró, y más- -agregaba el Sr. Sánchez Guerra- -nosEl alcalde expuso, e líneas generales, sus como homenaje tributado por las últimas Corotros no tratamos de rechazar cuantos datos y propósitos respecto de asunto de tal importan- tes liberales ál insigue conservador, honor de observaciones se presenten sobre el asunto; si cia para Madrid. su patria, hacendista ilustre, inteligentísimo no bastan los tres días, dedicaremos más. Lo Piensa que el dictamen de este proyecto sea hombre de Estado, artista de aquilatado gus que querernos es no dilatar la discusión sobre presentado á la discusión del Ayuntamiento en to, protector de las artes, orador eminente y el proyecto. Y es preciso que se tenga en cuen- la sesión que se celebre en la semana próxima. académico laboriosísimo, con cuya reproducta que no se trata de un asunto desconocido, El importe de las obras se calcula en seis ción honramos nuestro número. que nos cógé de sorpresa, sino de algo sobre millones de pesetas. Para acometerlas se ocupa que las Cortes se han ocupado en otras ocasio- el alcalde en contratar un empréstito con una eedallón conmemorativo. fies, que ha dado motivo á largos estudios y entidad bancaria, que será, probablemente, el M Es una I verdadera obra de arte ej. medaque hasta ha sido causa de informes y confe- Banco Hispano- Americano. Al efecto, el alcal- llón conmemorativo de la segunda Conferencia rencias en el Ateneo y en las Academias. de, Sr. Sánchez de Toca, celebró ayer tarde de la Paz, mojdelado por el escultor Jony SzirEl Sr, Ventosa no se declaraba vencido; cua- una conferencia, en la que habrán quedado maí, y del cual insertamos una reproducción tro ó seis pequeños discursos ha pronunciado acordadas la forma y las condiciones en que en el presenté número. en defensa de. su tesis. Otro solidario, el señor habrá de hacerse la emisión, que será de ocho LAS SOLUCIONES EN EL NÚMERO DE MAÑANA Bordas, le ha ayudado en su empresa. Nos- millones de pesetas nominales, con un interés UN NAUFRAGIO otros- -ha dicho este señor- -necesitamos cono- prudencial y con la garantía de los ingresos cer la opinión de nuestros electores para re- que se obtengan de la Necrópolis. Estos se calculan en un millón de pesetas al año. solver. VEINTIOCHO MUERTOS Xas obras han de estar hechas en tres años. El espectáculo era francamente absurdo. Fí; POR TfiLBORAPO El Sr. Sánchez de Toca se propone que la jese el lector en que los electores eligen á per. BARBADA, 1 O 4 T sonas que creen las más aptas, las más cultas Necrópolis no sea un cementerio como los dea arribada ayer á estas aguas la goleta frany las más á propósito para, representarles. Si más de Madrid, sino que pueda constituir un APARECERÁ EN BREVE cesa Jalouse, que al ir de Cayena á Santa en algunas partes de España, no ocurre esto, paseo agradable. Lucía corrió! durante la noche del viernes al en Cataluña al ¡menos, la espontaneidad elecPara ello proyecta hacer un gran parque, toral ha sido completa. Pues bien; ya elegido unido a l ó que será la Necrópolis, Arrancará sábado tan yioleuto temporal, y tales averías MEJOR CERVEZA KX el diputado, él es el que ha de hacer la ley, el desde la parte baja de la Prosperidad y llegará sufrió, que sej anegaron por completo sus bodePILSESí A 5I MASÍY que ha de ver si conviene ó no conviene tal hasta la parte alta de la Necrópolis. gas y camarotes, ahogándose 28 pasajeros, enCERVECERÍA A S D E t A medida legislativa; todos los diputados juntos PÜEKTA DEL SOI. 14 La hondonada que hay próxima á la Pros- tre ellos 12 mujeres y niños. DIPUTADO NUESTROS GRABADOS LA LOTERÍA EN MADRID El LIBRO ILUSTRADO H BIBLIOTECA D E A B C 188 LAS DOS- BARONESAS 185 Un poco de humo salía todavía por el cañón de su arma. Con los ojos vueltos hacia la orilla del estanque miraba y escuchaba á la vez. -Nada... -murmuró al cabo de unos segundos. -No se mueve... He dado en el blanco... Sin embargo, esperó un rato todavía; después se lanzó al camino. Un instante se vio detenido por una rama, flexible que sé había prendido en losdijes de la cadena de su reloj; pero se desprendió del frágil obstáculo y se dirigió hacia el ribazo. En medio de la calzada yacía el cuerpo tendido y no daba señales de vida, Jorge se aproximó con precaución. A tres pasos del cuerpo se detuvo. Luciano d Harblay parecía realmente muerto. El asesino llegó hasta él, puso en tierra su rifle, y casi de rodillas registró con la mano el traje del, doctor buscando el bolsillo del costado. Lo encontró, deslizó en él los dedos y se apoderó déla cartera queence rraba. Entonces se puso en pie, recogiendo 1 rifle, y se lanzó á la otra orilla del su estanque, que siguió corriendo en la dirección del viaducto de la ReineBlanche. Santiago Habert había salido aquella mañana para Mortíontairte, coa el objeto de ver á ¡a hermana de su mujer, que sabía estaba enferma, por tina. carta de su cuñado. A cosa de las dos de la tarde llegaba. En vez de lágrimas encontró sonrisas. La enferma, una buena mujer de unos cincuenta años, f é, con efecto, gra vemente atacada, pero desde el día anterior había sensible mejoría; la. misms mañana había declarado el médico que no podía volver á presentarse el peligro y que principiaba la convalecencia. Santiago Habert, muy contento de este feliz desenlace, participó con buen apetito de la comida abundante que en honor suyo se apresuraron á preparar. El mudo era muy querido en la familia de su mujer, y tanto más festejaban su visita, cuanto que, á pesar de la poca distancia que separa Lamorlaye de Mortfontaine, se le veía raras veces. Iban á dar las cinco cuando se levantaron de la mesa. Santiago quería en ganchar en seguida la yegua pequeña al carrito y volverse pero no eonta con los parientes. V- Note separarás de nosotros hasta después de la cena- -le dijo su cuña do. -Vamos á visitar á los amigos que ao lias visto hace dos años. por lo me nos. Beberás un vaso de vino con los compañeros y durante este tieinpo, Sylvía retorcerá el pescuezo á tan par de polios que comeremos en nc iss e 9 ¿bolla... Está decidido. ¿Eh? ¿No. es verdad, amigo Santiago? Era imposible rehusar. ¿Para qué disgustar á estas buenas gentes tan contentas con su presencia? Ei mudo hizo un signo de coníonnidad. ¡Cómo! ¿Sois vos, Mr. d Harblay? -exclamó Mad. Daval. -Sí, querida. señora... A, las seis debo estar en Pointarmé... Haced el favor áe servirme lo que tengáis preparado... Un pedazo de carne fiambre, una tortilla, cualquier cosa... voy á subir al cuarto de Mlle. Mutel... Cuando mi cuIbierto esté puesto, hacedme avisar. -Entonces, dentro de cinco minutos. Luciano subió la escalera del primer piso v llamó bajito alas pijerías del cuarto de la Ardilla. Adelante! -dijo Marieta. Abrió, I t, a joven estaba sentada, al lado de la mesa y escribía. Al ver á Mr. d Harblay, dejó su silla y dio algunos pasos hacia él cojeando Eu iano la tomó de la mano para sostenerla. -Querido doctor, ¡qué bueno sois por haber venido! -dijo; -nie alegro mu sfao, por dos razones. ¿Cuáles? -En primer lugar, vuestra grata visita me dispensa de acabar la carta que os estaba escribiendo, monumento de gratitud y de faltas de ortografía. ¿Y después? -líe evita la pena de dejar la Campana de Qro sin estrecharos la mano. ¡Dejáis la Campana de Oro! -repitió Luciano. -Mañana, para ir á tomar posesión de mi librería en Chantilly, -Es verdad... No me acordaba... i- ¿Habéis olvidado igualmente vuestros honorarios; ¿Qué honorarios? -Los que os debo por todos vuestros cuidados... La carta que os hubieran (levado esta noche, os rogaba fijaseis la cifra de mi deuda... Fijadlá añora mismo. I- -Hija mía- -dijo el doctor, -habéis tenido confiauza en mí para decirme el porvenir que la suerte os reservaba si nadie venía en vuestra ayuda... Un amigo ha venido... Desde ahora tenéis un asilo cierto, una existencia asegurada, pero poco dinero... Vos me habéis dado estos detalles... -Poco dinero... es verdad. -r- Así, pues, la más simple prudencia exige que guardéis en vuestro porjei Un capital modesto, precisamente en el momento en que podéis necesitarlo para hacer frente á las eventualidades de vuestro comercio. Marieta Mutel miró á Luciano. ¿Es decir, que me abris crédito? -le dijo con emoción. ¿Me concedéis el tiempo necesario para pagaros? i- -No es eso, de ninguna manera. -Pues, ¿qué es entonces... i- -Quiero entrar por una pequeña parte en vuestra prosperidad futura, qtie fladie desea más sinceramente que yo; lo aseguro... No me debéis nada, i- Marieta movió los labios sin poder pronunciar palabra. La pobre muchacha sentía vibrar todas lasíibrasde, su corazón, que creía inuerto. ¡í) e manera, que este hombre que la había asistido, salvarlo, velado; qus le tóbía preporsionado medicamentos durante tres meses: o ue había comprado