Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO- 719 Hace seguidamente un símil de lo que nubiera sucedido si á la muerte dé Fernando VII, cuando todo era desolación, amenaza y espati te, los Arguelles, los Martín de los Heros y los Mendizáb al, ante los requerimientos que seles, hacían para no perturbar al país, para evitar conflictos peligroooc, no hubiesen contestado que ante todo era preciso dar al pueblo las libertades que necesitaba y por las cuáles tan cruentas luchas se habían sostenido. (t, a ovación al orador es en este momento imponente. Aquel ejemplo es el que, según el Sr. Moret, deben seguir los liberales. Cuantos más obstáculos haya mayor será la gloria en la lucha. Hay que agruparse, hay que formar el cuadro para resistir, hay que hacer lo qué los hombres del pasada hicieron por la conquista del pasado. 4 Con estas frases y con mostrarse agradecido y deseoso de que lo que acababa de decir quédase grabado en la mente de sus correligionarios, terminó el Sí. Morét su discurso, modelo de elocuencia, que sus amigos coronaron con nuevas y ruidosas ovaciones. A B C, VIERNES 24 DE MAYO DE 1907. OCHO PAGINAS, EDICIÓN cho- taponeros que acaba de verificarse en Ma dridj pues eti ella se háü ventilado cués tiotiéS qué afectan á intereses iñüf réSpetabiéSi S iüé nota de actualidad fégistftótáS el áJéüñíé M nuestra información gráficas t? l baüduete de los liberales. I, a fotografía dé la fiesta política celebrada anoche en él teatro de la Comedia) i üe pti blieanios éñ ía página 6 ¿del présente tíñtüéfo, hubo dé hacerse siü ttiagriésib y con Solo la luz del alumbrado dé costumbre én ÉUJtiel ctíliséti. Np eran éstas, ciertarüentéj ce- MiéÍbñé! ¿favorables para obtener tina instáfitáriéa; perd no por eso renunciarnos al proposita dé fiacéfíáj éii vista de lo interesante del aSÜilte PAGINA 5 BOLSAS DEL DÍA HOY. cmiiRÉ. A las once, y cuarto se disolvía la reunión. Los liberales presentes estaban entusiasmados. Algunos lamentaban que no se hubiese dicho algo sobre la abstención. Otros alegaban qué no era necesario. No pocos, hablando dé lo ocurrido en la designación de la Comisión de presupuestos del Senado, sonreían complacidos, presintiendo con ello el principio del fin dé la abs tención. Pero todos convenían en que D. Ségisínundo había hablado muy en liberal. Ese era también el juicio del público curioso 4 ue á la hora de los discursos llenó palcos y galerías. Que el Sr. Mdret, sin decir nádá concreto S 0 breTla actitud futura de su partido, se había mostrad o muy liberal. ERMINA EL BAN- íñteribí, át CBatáctój iSérié E i -én diferentes éésries t oribr ¡fifl feOíHéiite. %i. érior fiü tíftóitürt. i i Aiübrtízaklé; Serié í 1 eü diferentes series. -3 -eat j s e t s ObligSelbíiéá Bel T SOrO; n. iin Aytürtafniéiitó de Madrid. ReáTÜtaS; -Esj) rdpia. íJitíüg 8 del íütéríbi. -i- Cédulas del e n s a n c h e s. Obligaciori sdelaÍ 3i pata 6i óñ Madrid. Banr- o de España. Banco SS ip io ia io a r i o i pee BaBfeb flispáriO- ÁiliéTitianbi... 1 Arrendataria de Tabáeas. a Reina doña Victoria caÜtiHÜá éii estado Sijcifed. Grál. Aztüsáréra. Preíbreiiiesi Satisfactorio, y ayer dejó dé publicar ÍA ácéia- Oíd. iiiarias. el parte especial relativo á, S. M. Qédijias asi fianii HijibtéBario... íáüííbS La augusta daitia abandonó ayéi él lecho; CAllBiOS Libras. 82, (30 8 ÍJ 0 100,80 8 S, 00 DE PALACIO 448,26 ÍÍ 26 83,45 i3,00 Í 01.8 S OiO LB 1,50 ÍDBÍBQ pero solamente durante do horas. Dentro de tinos quinté días sé celebrará M DÉ Palacio la misa dé Purificación, y ctítí tal mtí tivo habrá el misino día recepción y banquete. Íñtori 8 r ¡fií A contar desde ayer y por él fallecimiento del príncipe Matiriei dé SajtítiíaYi véstiíá la Corté dos días de lütb rigúftiso y dos dé alivio. Paira él báüqUété dé ésta noche gü hOiidf dg la Comisión asturiana, sé levantará él lütb ¡Anoche marcharon á t i aüciáj, fefi gl Sviñéxpiresó, lá condesa dé JPáris y Sü Hija lá fsíliicesa Luisa. Bajaroii á lá estációtt á déSpédií ÍM égíégias dáiüas él Jtley. íá i faiitá d ñá ÍÉábÚ f el príncipe tu; feániéró. Ácompanarófl á las Üéaiés péf Sriág la itiat- qviéSádé ííájéráj él éOrOflél Stófriáfá, -f él ctíñdé dé A t b a r de Palacio, vieron salir por la puerta de u n o üé les pábelloiie y deseehder lá esca iüáíS P, p eehder d persdnaSj tíh hombre y üüá tHJéh é Jé dos p d S t h h b e üá véráab ri 6 fi vtíz bajít; íjtiB giifirüías ereycfon fécph 6 cér, efl. la pareja a tíh áyudálite d. fe campo del áreiiidtíqüg y á MÜé. dé Vecseráj ty acto Seguido sé abalanzaron sobre lá jov 6ii t á la cuál áiüórdázáróii füertemeilt. é ¿í Aiité ágresióü tan brutaí, él archiduque, pü é 3 él eirá 61 que acompañaba á lá üaüía (pro- 0.05 firió na a exclamación é hizo fuegdj 9i n hérifle, sobré el soldado que teñía más cerca; tigre éste desc áfgó á qüethárropá hú l- év 8i vél- é üilo caer- OjíO éti tierra herido mortalrherite al que ayudante de catüpo. lP- s fritos dé terror lanzados pür la dáiiia, los soldados jrécoriocieron sti érrdr y se postraron dé hihpjos delante del íütiribüíido ¿cuya- 0,25 vida escapaba por momérttos y liiieñtrás tanto lá baronesa de VecSera, pues éíla éfá la que O, Sij acompañaba al archiduque, cogía del stielo el i 25 arma hbmicidá stiicidáhdasé éü él áctó sin ÓjK) qtié los Soldados tuviesen tiempo de impeF F 0,0 B 0,15 dirlo. 0 ¡04 Tan éspéíuznatíte y trágico relato há circulado Cbn rapidez por el gran müüdo y ha Sido ebrhéiitadísimd. í ÁitiortizablS... BafléO Hispaao- OolSñial. i J 100,40- -OjíO 0 ¡70 Alííaüte Orensés, MOTAS TEÁf IAL 1 S Entré- las tiples cómicas CALVÓ qué nías fácilmente Han ádqtnriáíj tarta dé Vecindad en él público Qé MadridjfegfcáCártriéri Gálvó, que después de ti. ná breve; péící lticída campaña en Eslava; celebró anoche Sti beñeficítí coií buen éxito. binpbtí! áü el eáftei las pópuíáfés óbráé La Enseñanza libré y Oiáéó de túmpttMSi Él éstíéño de Élíagár, zarzuela dé los seno- res Sarita Ana f Mtiñtíz Séea música dé los QÓ í p, Ségñn ceiij pbt ñó estar la JiáitifcWa chirríente dé erigaybí; ÉlkWárit pááádd manaría feri el beneficia le l áblo Ai- auí A última Hora Se Sátretió üh gráéídio ápropósito de. Viérgtíl; titulado Lá támñ demáíri mótiíó) él tmriel de cabullería- éserittí exprésarñenté para el beneficio dé Gáfirieri Cíalvó. Es un tüadrittí iñuy ingéüipso y. M qtié fue íriüy Celebrado- por él publicó y valió áViérgol aplausos. t ás Srtas. Calvó y MdtiteSítíds lo iíltérpféta- roll Córl iniicliO cariño. Enhbfábüená. -i? 93 80! M 45 íttrdt i 4 gala. 6 j Brasil, i pú 100 j Nortes... Zaragozas. Andaluces. 0 j 22- 010 U 0 -dUe M. 1.140 r. 012 54 T 283 Z f j -13- -8 -8 ABANDONADO Y MUERTO POR tfcLÉaRAFO CORIÍ 5 A ¿3 8 N ipil una de laá calles más céntricas de la po blación, y. á las tres de la tardé; hora éri que lá circulación dé transeúntes es más nu ¡tierósa, ha ocurrido una desgracia horrible que ha impresionado profundamente á cuantos han tenido la desgracia de presenciarla. Abandonado en medio del arroyo había una especie de envoltorio de trapos. Pásp iín cario y lo aplastó bajo Una rueda. Inmediatamente el envoltorio se empapó de sangre. El carretero y algunos transeúntes acudieron y se encontraron horrorizados con un hiño ü l SeiiadOr por Valer! c a é ilustré periodista Lj recién nacido, partido én dos mitades. O. Francisco, Péris Méiichétaj invitó a ef Ignórase quién pueda ser el desnaturalizado á un almuerza, qué sé celebró éü él restaurátit autor de este abandono, que tan lamentables Totirñié, á ios redactores de ÍOS pririCipáíeg diaconsecuencias ha tenido. rios madrileñas encargados dé la infórrfiáción en Palacio. Fue un acto íntimo, en el que reinó la más franca cordialidad y se pusieron dé relieve el respeto, el afectó y la simpatía dé que disfruta el periodista inteligente é infatigable, qué al I a Exposición de gaiiad cabo de largos años dé trabajo, y después de Reproducíamos en nuestro número de ayer haber conquistado por SuS propias fuerzas ¡tina una de las instalaciones de maquinaria agríco- alta posición social, antéponé. siémpfé ¡sencillo la que existen en el certamen que actualmente y modesto, el título de periodista á cualquier se celebra en la Florida, y hoy damos otro as- otro por elevado qué séá. pecto de la misma Exposición, publicando una Asistieron al almuerzo el herniárió del anfiinstantánea en que se ve al Jurado correspondiente examinando los ejemplares de ganado trión, D. Salvador; el jefe del gabinete telegráfico de Palacio, D. Rafael Campos, persona escaballar timadísima por cuantos le conocen por sus Condiciones de caballerosidad é inteli éiiciá y los A sarnblea de corcho- taponeros. Ha revestido verdadera importancia la representantes dé La Épká M Mp áráúU El Asamblea de propietarios é industriales cor- Cohyo, Hefaldo, Correspondencia y. á É S 883 Lá Correspondencia dé España dieeVeittSü numero de ayer qtig él rey dé ÍÜglafcérrá Ha dééidido cotistrüír üil palacio próximo 1 al qi é, áé 91 Í 44 gün dijíhios ayer, proyecta gngif Í 3i Alfonscí én tttia de las islas dé lá bariiá dé Árq 3 á ¡V añade que Í 3. Álforlso f stí átigliátá fátttir lia Sé píppOüeri pasar t ügórádas dtír atg el año éü distintas regidnés éspáñólSs: S f í í l Mersaas indíífeísS eü los ídiüdSS del ÜStatttí y fti- rUB áe Sbeigdades i ñ Valencia, Barcelona; Viüágafeiaj íeti etc. dustriaiefc A Vté lastaiorésItitóridr pJáziSig Bii ale 82) 6 til f Gé t li pj Gé Báii 66 sraeípñal dé Stsjie etrSgblitftüÓ ¡otintO. Bébfc Pe Éém Tharsis. ji) ldB. eÍas: ¿i Eand Mines. M í Ó I tte él éoü. tádo y él jSrBxííüB hay S 5 béatirdds dé áaUlo. M Tesoro. iñterviéiiS ñ él borra da lbs JJ. ABJS tódb bájft al bóüijEJaS de la Eeñta franégsaj qiiíí j iérd ÚÍÍ Biiarto por 100. Cáúáa mal éfétttb QÜ L SI Saüéti de Iüg; iátérra ni Haya t ajaijo ¡oOiñb gg Bgjsera el tijí díioial dé sil désdttentb. Adetüás, laá notitiiáS Sobró lá Huelgas eii él TráñsTaál nb son sátisfátstbfias. MIMOítíAñ POR TÉLBaRAFO 151, LIBRO ILUSTÍÍABO pAkís, a 3 i o M. NUESTROS GRABADOS I a yerdad de un drama palatino. Uri periódico titulado. Le Maiin. d Áñvérs B ¡bllot ca. Dáttlejá. Lá novela seinahal másbapublica él siguiente ctiriosísimd. relato acerca U de ía muerte del archiduque Rodolfo, en la rata, 3 0 páginas en 8. en pasta, 80 céntittiós. forma. eñ qué, según el referido periódico, será Para VIAJAK ¡GRATIS este verano, eoiilfiraá narrado én las Memorias, próximas á ptibiiear- donde regalen CÜPÓS -KILOJUBfRÍDSÍ; sé, dé la archiduquesa Estefanía: Sirveu desde cualytiier número. POír orden del emperador Francisco José, el cual obraba á instancias dé sti nuérá la archi jíJÍMÍS StEMÍÍ duquesa Estefanía, Se acordó qué niadénioisélle dé Vecsérá séríá alejada -dé ser necesario, á viva fuerza, -de Méyerling, y conducida íejos del archiduque Rodolfo. A eso dé lak diez de la riocüe del día 30 dé Enero dé í 8o. dos soldados de la guardia, qtié (Sird, pla iédfás filias. í 1. Villa, íl il. se hallaban ocultos éü la éspeistira déí iJajUé APARECERÁ EN BREVE HiKQIJBS BEL MÍE OOMPEO BIBLIOTECA DE A E C 140 LAS DOS BARONESAS 137 -Excelente. En fin, doctor, ¿ué pensáis dé lá curación de mi prkttó? -Pienso que no está curado. ¿Entonces, de un momento á otro puede hábéf tina crisis? -Una crisis que lo matará... Perfectamente bien. -Sin embargo, parece en plena convalécénciaí. I e han vuelto las fuerzas... tiene buen apetito, y el doctor d Harblay asegura... Piedagniel interrumpió á Jorge, golpeando sobre la méSa; después exclamó- ¡Si dais fe á las habladurías de ese charlatán) que os aproveché) y nú hablemos más de ello! Yo estaré bastante vengado con la muerte d bárófl fie Tréves, que, por otra parte, sentifé mucho. ¿No hay, pues, ninguna probabilidad dé salvadón? -Ninguna... I, a rabia no perdona I, a opinión de todos los irláéstrós es unánime en éste punto. ¡Pero eso es espantoso! -E s p a n t o s o sí, y desgraciadamente indiscutible. -De suerte que mi primo Max puede vivir así, con la apariencia de salud, conservando el virus en sus venas... -Sí, y los síntomas de la rabia se desarrollan de repente á consecuencia de cualquier emoción recibida por el sujeto, y esto al cabo de tres meses, de seis, de u n año y tal vez de más tiempo. ¿Qué síntomas son esos? -Algunos de los de la angina... I, a deglutación se hace penosa, lá Voz Se enronquece, falta el apetito... I a inquietud y la tristeza sé apoderan del enfermo, después la agitación principia, se aumenta. Se declara el acceso, y muy pronto llega á su período agudo. ¿Período peligroso para los q u e rodean al enfermo? -Muy peligroso... ¿Sabéis, doctor, que la posición de mí prima I eonida es terrible? -Demasiado lo sé. -Un acceso de Max puede traer para ella consecuencias funestaSi ¡Funestas é irremediables! ¿Cómo prevenir semejante catástrofe? -No existe m á s que u n medio. ¿Cuál? -Observar al barón sin cesar para darse cuenta del menor síntoma. -Observación difícil. -Lo creo así... Para que fuese eficaz, tendría que ser hecha por ü á taédica. -Sea como quiera, la tranquilidad doméstica está turbada- -siguió dicieiidb Mr. de Nerville. -Anulada la paz interior, no existe la vida de familia, y el matrimonio se hace causa de terror permanente. Esto debería ser caso dé separación de cuerpo. -Es u n o de ellos. ¿Estáis seguro? -Sí, y para esto tengo mis razones. E l Tribunal de I, yon h a resuelto en 1853 u n a demanda de separación formada por u n a joven dé TourntíS; fetiyb ínarido había sido mordido por un perro rabioso... Yo formaba parte déí Oóíisejo médico encargado de examinar la cuestión... Eramos cincos. Uno sóio dé mis colegas se pronunció por la negativa. Cuando el notario huoo recorrido rápidamente esta carta, lá volvió á leer mtiy déspacia, früiHÜéñdd las Cejas. Jergé estudiaba su fisónomía. Bl frtiücimierito dé Cejas eirá iüuy visible páfa qilé rio lo viéSe y ño le inquiétase. P e n s ó ¡El hombre no parece, muy satisfecho! Era un antiguo amigo de lá fáffiilía fiesfontaines. ¿Tratará dé ponernos obstáculos? v Mr. Auguy levantó la cabeza. -Permitidme, caballero, que os dirija una pregunta- -dijo á jorge -Estoy á vuestras órdenes para responderos. ¿Ha pasado algo extraordinario á la familia dé Tréves éii él chalet de I amorlaye? Jorge tomó un aire sdfpréüdidó, y réspóñdití: Ignoráis, ptiés, el terrible accidenté ocurrido á ntiéStrd primo Max de Tréves? -Completamente... líaee inüehes üiésés d. tié nd he teüidd noticia alguna de la familia dé Tréves... ¿Dé qué accidenté Sé trata? -Mi primo Max, hace de esto poco más de tres semanas, ha sido niSídido por un perro rabioso. Mr. Auguy dio un salto en su silla. ¡Mordido por un perro rabioso! -exclamó. ¿Es tioSible? Désgráciadattiéñte es Cierto. ¿Estaba la hidrofobia bien constatada éü el perro? -iSí, señor; por el mismo medicó qué curó á rni primo. ¡Pero entonces está perdido el desgraciado joven! -El doctor asegura lo córitrário. Sin embargo, la opinión general... -dijo él notario. -Sé cuál es- -interrumpió Jorge. -Dicen que la mordedura és inctirable, lo qtié tio impide que mi primo Max sé encuentre én plena convalecencia, Sin ofrecer ninguno de los síntomas que podrían inquietar pata el porvenir. -El tüédico ka podido contener él mal, pero dudo qtié hay á salvado á Mr. de Través. ¿1,0 creéis así? -Sí... Por una casualidad he podido estudiar lá cuestión, aunque lá carfe ra dé medicina y él notariado ño se parecen nada... Sé, por lo tanto, que la incubación de la rabia puede tener muy prolongada duración. I,o s síntomas ijUé iio Sé niahifiéstán á Ids ütiéve días rli á los fres, seis ó nueve rnéSeS, puedetí producirse al cabo de un año, y á veces dé más tiempo... Dos de los príncipes dé la ciencia, los doctores Tardiéti y Vélpeau, lo afirman éii obras rfltiy estudiadas y estimadas. -EütonCéS, Os parece gravé él caso. ¡Oh! muy grave... Creo que existe un peligro de todos los días, dé todas fáá horas, para él bafóii de Trévés. -Y por coíiSecüericia, párá la joven báforiésá- -insinuó jorge tííáritándo cüñ habilidad una mirada qtié podría servirle pata la realización dé sus proyecto? -Así es- -dijo el notarlorque. baj 6 Ja cabeza y reflexionó.