Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 719 e l mejor amigo del hombre, el perro, es ya en muchos sitios sacrificado para atender á la alimentación dé aquél. Aunque se ha reconocido que la carne canina es poco buena y áiiü perjudicial, en Alemania sé édñie, y stt uso se va generalizando amparado por la ley alemana de. 1900, que autoriza ia venta de carne de ea bailo, de muía, de burro y de perro. En Dessau ya funciona un matadero especial de la raza canina. En Sajonia es donde primero sé lia establecido este artículo de consumó, siguiendo después Silesia También en Monaco sé asegura que se come ya carne de perro; natmralüiéiíte, ías cifras qué arroja el consumo, de carne canina no llegan todavía á las que publican ías estadísticas dé la carne de caballo, pero van en aumento. Según los datos del Dr. Villapadierria, en 890 fueron matados 321 perros éií Chemnitz y 103 en I4 pzia. En toda Sajonia ya en i %6 sé mataron 46 B perros, auiáéntañdo hasta 2.502 en VIERNES V. DE MAYOlSE- íí OCHO PAGINAS? ÍSOlCÍON ü le süstraferoa una pistola y un billete de 25 pesetas. Procesados los autores de estos hechos, comparecieron ayer tarde ante el Jurado, reunido en la Sección cuarta; pero como de la pruebo no se dedujo ningún cargo concreto contra ¡líos, el fiscal retiró la acusación. De la defensa se hallaba encargado el joven abogado Sr. García Sanz. 1 E K E D I C T O DE- I emitió ayer elj u -Mti ssñRii i n s n rado en la causa por CULPABILIDAD. r o bo seguida contra el ex mozo de comedor Martín García Superreqtii, quien, como yá hemos dicho, fue procesado por la sustracción dé varias ropas y alhajas dé lá propiedad de la condesa de Pinohermoso. I a Sala le impuso la pena de ocho años de presidio. DELITO B E RE Hace próximanlente V S 1. STÉNC 1 A un año fue el Juzgado á la casa núm. 5 de la calle de Ratoneros á desahuciar á la inquüina Jorja Pinillós; pero ésta, que no es mujer que se arredra por desahucio más ó méndSj lá emprendió agolpes con cuantas pesonas iban á practicar lá diligencia. -É- l alguacil, viéüdp el cariz que la cosa tomaba, énarboló el bastón de autoridad para ímpqnéísé á Jorja; pero la hoy procesada íe arrancó: las borlas y siguió resistiendo bravamente á lá justicia: Tras no pocos esfuerzos fue alññ dominada, y a consecuencia de aquellos hechos compareció ayer tarde en la Sección primera de la Audiencia. El representante dé la ley acusaba en un principio á Jorja de un delito de atentado, pero al terminar lá prueba modificó sus conclusiones, estimando que la procesada es autora- únicamente de una resistencia á la autoridad. El íétradd Sr. Barzanállana entiende que ño hay tal resistencia, sino una falta que debe castigarse eñ el Juzgado municipal correspou diente. ÚÑ PASANTE coa ser hábito en él el hablar admirablemente. Conlienza por rendir homenaje de gratitud á lá reunión y dé cariño y respeto al marqués dé lá Vega de Armijo. F 1 Orador encontró en los albores dé su juventud al noble procer lachándo yá por las conquistas dei derecho moderno. Sirvióle- de ejemplo, sirvióle de maestro y á sil lado se curtió en la lucha por los ideales democráticos. Fue su consejero, y como tal debe ofrecerle á la juventud del día para la regeneración del partido liberal. Tiene que hablar el Sr. Moreí sobre algo importante que no será lo que trató en su discurso del lunes y será, por consiguiente más bre: ve y de seguro más améüo. LX CÁMARA yer l á s once de la Dalas gracias á tanto amigo allí reunido poí mañana, se yénñco en este banquete que es, más que agasajo, testidiil la regia cámara el solemne y tradicional, acto monio de vitalidad, porque el partido liberal, de rendir vasallaje la comisión del Principado Cenicientos nubarrones ante las contrariedades, es como el fósforo qué de Asturias al heredero de la Corona. quitan ál cielo alegría... 1 para dar luz sólo necesita el roce con una lija, Comenzó la ceremonia alas once en punto Caen frecuentes chaparrones (GratidéS aplausos acogen esta bella imagen El Rey vestía- uniforiüe de capitán general y de un ágüá menuda y fría... del orador. ostentaba banda- y- ¿ollar de Ga- rlos III y el Se Halla helada la pradera tos tiempos, sigue diciendo, son difíciles; Toisón deQrp. A- la; izquierda dé S. M. que y el campó triste y sin brillo. sin síntomas perturbadores, sin amagos revo. ocupaba un sillón prelérente; estaba el prínci ¿Pero esto es lá primavera. lucionarios, sin trastornos, es, sin embargo; el pe de Asturias, eii. brazos de su. aya la condesa ó un retrato de Vadillo... presente un período de inquietud, como si fueviuda d e los llanos; luego estaban la Reina se á efectuarse un cambio del centro de grave. doña Cristina, con elegantísimo vestido color Tina empresa- cuyos fines dad. El sitio se estrecha; invaden ya las fuerheliotropb, y ía infanta doña Isabel, con traje ignoro, niega unas ruines zas sitiadoras la poterna de la fortaleza. Frentambién muy elegante, azul pálido. y miserables pesetas, te á nosotros se suman con diversas banderas, Detrás de los sitiales de las Reales personas á unos pobres bailarines pero con él mismo fin, los que pretenden apro. estaban los jefes de Palacio; á la izquierda. las qué ha poco hicieron piruetas. vecharse dé esta Babel moderna. damas de la Reina, y á la derecha; los minisI os tales; lector amado, Sería preciso conocerlos, clasif icarios, cribartros de la Corona. nunca podrán exclamar: los. Y ¿no es extraño que nos hallemos en siSobré uña mesa vestida con seda foja galo que nos quiten lo bailado tuación de esperar á que nos digan lo que quieneada dé oro estaba la artística copla dé Ir porqué yá se lo han quitado ren, á lo que vienen, cuáles son sus bandera? ofrenda de íás doblas. y nó sé ló quieren dar. y cuáles stis idéás? Frente á las Reales personas sé hallaban lo, Esta es, la realidad de las cosas. Mientras ho feroces liberales mayordomos dé sé mana, géntilés- hdmbí éé dé esos elementos constituyen una incógnita, sólo siguieñda, poi- las señales, casa y boca y los oficiales íaaydféS de Alabarse ve arriba una tendencia á recibirlos, á tenal viéjó dé liOürizán, deros y Escolta Real. dicen qué ellos son formales La princesa Beatriz, la condesa. dé París y f Son l a s diez y media derles lá maño. Sn él horizonte no se ve más y ¡abstenidos seguirán. su hija la princesa I uisa y él archiduque, E cuando un chisss prolon- qué vaguedades; incertidtim bres. Péro pronto se aclarará la situación. Tened génió presenciaron Ía ceremonia desdedí aütéNMaS ése grito falsete, gado Se impone ala cdHciarréñcia. El café hüqué 4 luchar los compromete, cuarto de audiencias del Rey. rñéa én íás tazas; Parece bien, éñ géñéiral, ésta confianza en el porvenir. Frente á ella es neceno és dé épocas pasadas. Cotttittiídos én lá cámara regia Ipscomisioiiaiüñováeióñ dé qtié nó sea él Champagne él he- saria la serenidad de juicio, y base de ella ha dé ser nuestra idqttebrantable unión. Hoy l i o dice él sonsonete: dos del Piiücípadó deAstüfias dio comienzo raldo déla elocuencia. í, ás melancolías que inspira la caída de la Abstención y barricadas el acto. tí ó sé leen, télegraríiás y cartas dé adhesión, siñói Abstención y... al banquete qué seguramente los habrá habido. Esto es tarde, ño pueden herir ál espiritó cuando se i A CEREMONIA Destacóse de- la ConiípTáctictí, y. cdnipiácé á ñíucha gente ver al par- tiene fe. Sé h a afciérto f eciéñtéñié. üté, Se nos presenta como reprobos y se nos. -s i ó l i su. p r e s i d e n t e d ó t í I tido liberal daíidp de íádoá rutinas. con éxito sorprendente Alejandro Tidal, que vestía dé uniforme cdn I3! Y sé levanta á hablar, él señor marqués de. la quiere hacer responsables del triunfo del cary alegría extrabídmaría, banda de Carlos III, y leyó eí siguiente disVegáde Arinijó, á. quién ía concurrencia Salu- lismo, del integrismo y de los elocuentes relá Expdáición permanente trógrádo s, diciendo que hemos avivado pasiocurso: da con una salva dé aplausos. de ganado y maquinaria; íSéñor: No se lé óyé bien én los priméiros párrafos nes dormidas y hemos sublevado las concienPor cierto que está en lá tal E 1 Principado dé ÁstUriaSy una gidria de la de stt discurso. Sábese qué tiéñé la misión de cias con nuestros proyectos liberales, y como Exposición Nacional Monarquía española, inexpugnable asilo dé la saludair al jefe én ñótñbí- é dé sus correligiona- reparación sé ha extendido sobre el campo gustando inás cada día independencia patria, y templo santo dé sti fé rios y dé ófrecéríé ésta ofrenda dé cariño, dé electoral la espada, no de la justicia, en favor la máquina electoral- de íos elementos reaccionarios, como lo decatólica y dé sus cristianas libertades nos enadhesión y dé éiitttsiásñíp. dé ii, a. Cierva y Compañía vía én su representación oficial para Saludar y El venerable procer siente renacer sus ardo- muestran las elecciones én Guipúzcoa y én reconocer en su nombre, con el homenaje dé íes- jüveñiíés dé progresista y evoca lá memo- Navarra y eñ contra de nosotros. ¡Vayan pasando, señores. Deducé eí orador que si esa unión de tan su amor, de su lealtad y de su obediencia, cómo ria de aquéllos tiéinp ds. á los torps de Gétafe! sil Principé titular, al inmediato heredero de I,o s libérales dé lá légíitiiñá cepa, que los hay diversos elementos es, como algunos preten ¡No sintáis vanos temores la Corosia, que hoy ciñe, por la gracia de 33io. S; en ía salár aunque tío ímichos, porque los años den, un bien, razón de más para agradecérselo de qué la Empresa. os estafe! las sienes augustas de V, M. s párá bien dé íá ño pasan éñ baldéj se sieíñtén contaminados dé á los libérales. Un reái cuestan ÍOS tendidos Al decirnos que. nosotros hemos producido nación española, Ía exaltación deí marqués, recuerdan también y por tal precio son ciertos EI título de principe de Asturias, Señor, no él himno dé Riego, Ids ¡lías de iá. gipriósa y ésa agitación dé conciencias se abusa de los los veintitantos heridos ha menester encarecimientos. Hartó lo enalteapíaiidéñ con todos sus correligionarios al ve- argumentos de siempre. Se nos dice que gobery loa doce ó trece muertos. ce la Historia como honra, dignidad y apellido terano marqués; pero rnibrican la minifesta- nemos, pero que no toquemos á las libertades. gloriosamente secular, uniyersáiménté réednoDicen, aunque nó nié atrevo ción con frases sueltas dé muy bien éso éS Entonces ¿para. qué es el p a r t i d o liberal? (S- randes aplausos. cidd y aclamado para designar a í inmediato á confirmar él detallé, hablar admirablemente dicho etc. ¿Tenemos que renunciar á nuestra historia sucesor en él Trono, que viene como á búscáf 4 ue ayér con u á traje nuevo Y cuando acaba, brindando pdr él Rey coiis- su consagración por el recuerdo dé sus orígé- s aíió Weyíer á Ía calle. titucional y por él jefe áeí partido, ün concu- y renegar de aquellas páginas gloriosas á camnes más altos, en el histórico y nobilísimo sof. Y qué al vérlé cierta moza, rrente dé las mesas prósiñias al escenario; gri- bio de sacrificios y de sangre, ó tenemos que lar en qué se mantuvo encendido el fuego sadijo én la plaza, dé Áímagro: ta, éñ pié y con Ja niano- én. altó, ño faltando someternos á esa comparsa ridicula... (Nuevos cro de la fe sobre el ara santa de lá Patria, y sé ¡Éste sí qué es un milagro eii ella i ¿as qué lá antorcha de la estatua de la aplausos. Una voz entre los comensales: arrojaron al airé los primeros cantos de nuesmayor qué él de Zaragoza! I,i bértád del puerto dé Nueva York: tra gesta nacional: la gloriosa epopeya dé la jEsd. jamásb ¡Viva España! Viva Íá libertad! ¡Viva eljéíé i ú s s e T A P I A Reconquista. Y éi Sí. Moret contesta: del partido libéfalt íva él marqués dé la Végá Pero si esté título, insigne por todo extre ¡Pronto veréis la necesidad de repetir esa de Armijo! mo, venerable desde los principios; el mayor, ¡Vivas! todos contestados coía giran entu- írasé coii más energía! (Aplausos. Dice el orador que el aspecto de España es después del de Rey, que cabe poseer eñ la Mosiasmo. actualmente el de un cuadro de tablero dé ajePOR TELEFONO narquía española, es noy, dadas las modernas BILBAO, 2 3 2 M. HaA B L A M O R E T e v o s y- estruendo- drez, por conquistar el cual lu, phan la teocracia Constituciones, un título honorífico eñ verdad, a sos aplausos le salu- y la libertad y que ante la coalición de. la deel amor, la lealtad, el honor y la fe de los hi- fíl opulento capitalista bilbaíno Sr. Martínez dalgos pechos asturianos le dan, con el acto Rivas ha adquirido maquinaria y contrata- dan. El ilustre orador saluda agradecido y co- recha los liberales no deben llamarse liberales si no saben hacer la coalición de lg. izquierda. qüo en estos instantes se consuma, una virtua- do obreros para convertir su fábrica de San mienza á hablar sérensánente. Pocas veces ha estada tan feliz de expresión, Ruidosas muestras de entusiasmo. lidad tan real, tan eficaz, tan positiva y tras Francisco en fábrica de automóviles. J cendente en todas las esferas, déla vida y la historia, comp no pudiera alcanzarla mayor en las más privilegiadas legislaciones délas Edá: des antiguas. Reciba, pues, V. M. el tributo tradicional de las mil doblas en oro, que, como símbolo de sm leal y secular homenaje ofrece alegre y honrado hoy él invicto pueblo de los astures para la mantilla de su Príncipe, y X- ea alborozado el heroico pueblo español, prendida al pecho infantil dé su futuro aunque lejano Monarca, como prenda segura de sus brillantes destinos, íá santa cruz dé Ía. Victoria, con qué abrió én medió de los riscos de Covaridongá PéÍáyO, la senda luminosa dé la restauración del altar, dé lá Patria y del Trono, que habían de coronarse en Granada con la unidad nacional, y qué sé ostenta como su ínás- preciado blasón en ésta venerable insignia, ofrentada á sii Principé; entre las manos de su Rey, por él Principado dé Asturias. Séñórj guardé él cielo ios preciosos días dé V. M. para velar, auxiliado dé toda lá Real fá 190 i y 2.869 eíl igo 2 tctiliáj por la vida dé nuestro Príncipe, formánEn Berlín todavía ño sé han estrenado. Eñ Madrid, éñ muchos restaurante y casas dé dolecómo fue formado V. M. para qué en sii Lj Huéspedes; aunque no lo declaran- ¡vaya si se día sepa mantener como E éy sité pueblos éñ lá verdad y regirlos eñ la justicia. r come carné dé perroí iuégb entregó al Monarca la placa dé lá O í ñúevdPáflamentó de Piñláadiá ofrece él cruz dé Pélayo, y S. M. sé lá impuso á sii aü caso cúridSO qué dé 200 diputados qué Id gUstó hijo eí príncipe dé Asturias. forman sólo han sido. elegidos rg. Á pesar de A cóntjnuáción los comisionados; hicieron tan escasó niíméro, él Parlamento se há cdiis- entrega dé la ofrenda dé las mil doblas. tituído, D. Alfonso X l í í volvió á sentarse y leyó á Ivos 19 diputados rió pertenecen á un sqló su vez esté discurso, éü contestación ál del sé partido; ¿adaluñó está afiliado á los. ya exis- ñórPidál: tentes, desde él conservador al sdciaíistá. Señores coflíisionádds: Puestos de acuerdo, presentarán algunas CóH júbilo inefable recibo páfá el heredero especiales reformas, entre ellas úhá- référeñtéá dé la Cotona él homenaje qué venís á rendirle las leyes del matrimonió, un proyecto para áú- comO encargados y representantes esclarecidos mentar la protección dé. los menores y él reco- del Bóbilíáimd Principado. nocimiento dé iguales derechos para los; hijos, ÍÍO cabría superar í alteza del significado sean naturales Q: legítimos. histórico que tiene él título con qué aclamáis I as elecciones se han celebrado con gran al Príncipe. lia insignia veneranda y singular orde n, Sin qué ninguno haya intentado poner qiie ha dé cubrir y proteger desdé ahora su. coen ridículo lá actividad electoral femenina des- razón, emblema és dé las virtudes excelsas arrollada én Finlandia. que deberán nutrirle: fé santá ¡independencia El comité fernénino para las elecciones se fiéra abnegación heroica, cóñió llamado por encargó de proveer cotí substitütás provisio- Dios á Ías gravés obligáciohés del réiñado nales los puestos qué las ñtujérés elegibles te Í, a cruz de la Victoria, simbolizando alma nían que abandonar para acudir á la iucha. y cuerpo de ésía Móüárqiiíá, le advertirá siéifl; A las criadas. y demás individúas del Servi- pr. é dé su primacía én todo Sacrificio por la Pacio doméstico sé las concedió medio día de va- tria; el firmé amor 1 dé los ástúres hoíírádos y cación para ir á votafv láboriosdSj del cúái dais ahora tan féüz testiMuchas señoras fueron á las urnas acompa- monidj será- su aliento. y. su galardójíj porqué ñadas dé stis maridos. eíi él aindr dé los pueblos sé manifiesta para El número de votantes ha sido Considerable, los príncipes la béiidicióñ del cielo. según dice la Englishwóméw MépütJo sSerá ventura, como En Hélsirigíor, la capital, votaron Í 6.9O0 mu- mété ihi colmada misi, inspirándose ya lo próesperanza, én los áíjeres y 12.684 hombres. tos ejemplos cuyo récüetdo ha evocado con I a persona, entre los. diputados, qué tuvo la tirita viveza vuéstro insigne presidente, esté más fiiérté votación hásido precisamente tina tierno yástkgo dé mí casa conduce á la tíácíón stiijér, la baronesa Alejandra Grippéntmrg, éSpañoia. ál apogeo qtíe mi corazóri persigue elegida por 27.585 votos. -EKK. cdri y qué élíá ínerécé, todavía niás. qué pdr la trádicióii dé sus grandezas, por su ñóblé tenacidad en el infortunio. Con el discurso del Rey terminó él ácto, qüé revistió gran solemnidad. sT oli objeto de que las presenciase el archiduV que Federico, se vériñearon ayer en el Campamento ele Carabanchel diversas maniobras militares. A las tres de la tarde llegaron S caballo al Campamento D. Alfonso, qtíe vestía uniforme de campaña de capitán general, él archiduque Federico, los príncipes, Raniéro y Felipe de Bdrbón, Slr. Gonhg y Mr. Adams, cdronél y oficial, respectivamente, del 16.0 regimiento de lanceros ingleses, el agregado militar de la Embajada dé Austria- Hungría y el Cuarto militar del Rey. S. M. y ÁA. fueron recibidos por Ías autoridades militares. Tdaió parte en las maniobras el batallón de Cazadores dé Arapiles, qué hizo con gran precisión diversos movimientos, tácticos, siendo por ello muy felicitado su jefe, el teniente co- ronel D. I, üis Fridich, Después hizo con gran éxito ejercicios de tiro al Marico con gíañada üñá batería del 4- tí- regimiento ligero dé Campaña. J? or últirho, á las ordénes del general Jáá. ué tot, maüiobrárcin cuatro escuadrones dé Húsares, dos áé ía Princesa y dos dé Pavía. Él Réyjél archiduque Federico y los üéinás éxpéáiciañarids, régréSárdíí á láS Seis á lá edrté, muy éatisfécMós dé las maniobras presenciadas, Eí Monarca invitó á todos sus acompañantes á toínaí él té éñ él regio alcázar cdülá Real familia y lá coMésa dé París y sii hija. FALTA Í 5 É PkiSBÉÁ Si 25 de Sép; tiémbre de igtís. éfltrárpn tres individuos en lá. finca Viñas de Torré fiérméjd, término dé Vélillá, y déspiiéS dé apoderarse dé cierta cantidad dé üvá arrojáronse sobre él gttárda, ló maltrataron y LOS LÍBfeRALES A las ntieve dé la ndóhé estaba todo él inun do en su puesto. Én él escenario íá. lüesá presidencial, cuyo centro ocu pabá eí Sr. Morét, teniendo á s ü derecha á ios señores marqués de lá Vega de Ármljo, tíroizárd, iíavarro Reverter, Aguilera, Gassét; García Prieto, Gdncás, González dé lá Peña, Mellado y Dé Fédéried, y á Sil izquierda á losSres. Échégaray, Salvador, düqiié dé Veragua 1, marqués dé Tévérgá, Viiíáüiievá, ctíñdé déR orháñdtíéS, Sáíita María de Paredes, Celléruelo, Rodríguezde ía Borbolla y Quiroga Ballesteros, todos ellos ex ministros del partido. I S comensales murmuradores y minuciosos echan de aienos á varios ex I,o s Sres. Del gado (D. Eleutério) Pérez Caballero y Alba (D. Santiago) y los generales Weyler y I uque; para casi todos hay disculpa. El Sr. Delgado ha tenido uña desgracia reciente de familia; elSr. Pérez Caballero es diplomático y acaba de ser nombrado embajador en el Quirinal; el general Weyler se Íta; declarado independíente, y ño aspira, por ahora, más- qué al tercer entorchado; el general lauque es militar; el se ñor Alba... es el único cuya ausencia no se explican los que murmuran. Ella sala hay cuatro mesas á lo largo ¿y perpendiculares al escenario, y eh cada una de ellas hay unos 50 comensales. Bn total, unos 220. Es verdad que no caben más eñ el local. í ¿os palcos. plateas, vacíos ai comenzar él acto, van llenándose de curiosos, de liberales y dé periodistas, á medida que el banquete avanza... Sirve lát mesa Forños. Reina éñ ella mucha áñiñíación. Es curiosa, más qné ciiriosá interesante lá conversación dé muchos comensales. Sé discute cdsEfc tait indiscutible ó por lo méñOS táñsólemñéinénte declarada indiscutible, como íá abstención. MUMMA INDUSTRIA-