Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 719 A B C. VIERNES 24 DE MAYO DE i907. OCHO PAGINAS. EDICK) N i. PAGINA 3 MADRID. EXPOSICIÓN DE GANADOS Y MAQUINARIA AGRÍCOLA EL JURADO EXAMINANDO LOS EJEMPLARES DE LA RAZA CABALLAR PRESENTADOS AL CERTAMEN Fot. Goñi. CRÓNICA g E P U E D E VIVIR? El Dr. Chicote, director del laboratorio Químico Municipal, es una mala persona. Conviene explicar este concepto. Como hombre de ciencia es reconocidamente u n a autoridad, u n a de nuestras primeras autoridades. Gomo ciudadano es modeló dé ciudadanos: trabajador, celoso cumplidor de sus deberes, buen esposo, excelente padre, inmejorable amigo. Es una. mala persona en- el- sentido que se da á esa frase cuando sé trata de quien nos da buenos consejos, ó nos demuestra como dos y dos son cuatro, que esr tamos dejados de. la mano de Dios, que somos tontos de capirote; en una palabra. Periódicamente publica unos estados, resumen de stís trabajos de l a b o r a t o r i o Demuestra su t r a b a j o que. en Madrid no se puede vivir, que nos envenenan h a s t a el alimento, y, sin embargo, nos quedamos tan campantes. Acaba de publicar un resumen de los análisis hechos durante el año de 1906, y de ellos se deducen datos como los siguientes. ¡Una verdadera y c o n s o l a d o r a delicia! De 5.74- leches analizadas, 296 nada más eran- malas: alteradas unas, aguadas otras, descremadas nvuchas. Es decir, que de leche no tenían ni el nombré. Si acaso un alias: veneno. Ayuntamiento. Y tan malos como ellos. XJnica ventaja de que tomemos vinagre que no lo es: que no tengamos carácter avinagrado. De pimentones sólo nos dice el Sr. Chicote que á pesar de estar prohibida su circulación con mezcla de aceite, por ser mala cosa, circula que es una bendición. Aquí sólo se falta á la ley. Muy español; muy madrileño. 1 A los cafés en grano hasta ahora sólo se les. barniza para darles un aspecto charolado. Este vernissage resulta inofensivo por el momento; -más adelante ya veremos si se le mejora con ácido ptósico. L infusiones de café y dé té suelen hacer- se coallas sobrias de los cafés. Muchas veces contienen sacarina, materia muy recomendable para- encaminarse á la eternidad. Eíi el pan no se ha notado más- que una. coccióndeficiente, fácilmente, alterable, difícilmente digerible y probablemente vehículo, á la cuarta velocidad del bacilo de la tuberculosis. Iyo suficiente. para que en nuestras plegarias modifiquemos el pan, nuestro, y -digamos: el pan nuestro de cada día no nos lo des hoy etcétera. y el bórico. Progresando; progresando, llegará á encontrarse, para rneior morir, la Santa Uñc i ó n En las conservas. de guisantes sigúese encontrando el sulfato de cobre, y ¡hombre, qué casualidad! por vez primera el ácido sáiicílico Para muestra bastan estos botoaes que nos ofrece el Dr. Chicote. Dígase si no! es- una mala persona la quehace ver que; en Madrid- hay... tanta resignaeióii, por no: decir otra cosa, paraV tolerar esa criminalidad industrial: y esos- Ayuntainifentos que así velan por la lenta perocoiitiriua désaparición dé la villay corte de la culta España. En muchos vinos se halló agua con exceso y yeso con demasía. IvO suficiente con ambas cosas para estucarnos por dentro. En alcoholes, aguardientes y licores, se ha apreciado la presencia de alcohol impuro. Menos mal que no se ha encontrado dinamita. l, a inmensa mayo- ríadelos vinagres examinados contenían escasa proporción de. ácido acético, que es como saborear un guisado de ternera. sin ternera. Eran ¿vinagres artificiales, -como los fuegos que quemó recientemente el LOS SEÑORES MADRID. LA ASAMBLEA DE CORCHO- TAPONEROS FORMARON LA MESA PRESIDENCIAL, RODEADOS DE UN GRUPO DE ASAMBLEÍSTAS- -DURANTE LA SgSJQN DB CLAUSURA g A B c J ace mucho tiempo se. discute si verdaderamente Canibronne, eri la batalla de. Waterlóo, dijo ía famosa frase que concretabá en cinco letras tanto heroísmo y tanto valor. Ernesto Charles st ocupaba estos días en el Cénseur e resolver este punto, cuando Un lector del periódico ha venido opdrttinamen te. á colaborar en su resolución, contando una anécdota curiosa, y. es, la siguiente: Una. buena señora, que habitaba cerca de Nantes, don. de tainbién vivía el general Cámbíorine, tuvo por mucho tiempo la idea de interrogarle sobre p u n t o tan. delicado; pero como ella era joven y él aún rio viejo, un. sentimiento deptí- dbr la detenía, y así. pasaron algunos años. Por ñn, transcurri- j do algún- tiempo, una; tarde. se. atrevió á in- terrogar al venerabléi general, y éste repuso: í- Señora, yo verda- J: deramente no estoy 4 seguro de cuanto dije I en los momentos deci- sivos de- la pelea. En conciencia, ao recuer- do p r e c i s a m e n t e l o ¿ue yo respondí cuan- o aquella memorable situación; Sin embargo de tan precisa declaración, hay quien, sigue afanándose en el descubrimiento de lo qué pudo exclamar Catnbronne en momento tan solemne, MAPA MUNBÍ