Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A D R I D VIERNES J 7 DE MAYO DE 1907. N Ú M E R O SUELTO, 5 CÉNTIMOS a) g) g) S UMMÜ SI, CRÓNICA UNIVERSAL I L U S T R A D A ANO IlL NUM. 712. Í 5 f f f 2 É P O C A MIIÍHlliiillÍBIIiWiflli. I jf w- y m fSi Contiene en el acto la caída del pelo y fortalece su raiz; desinfecta y limpia la cabeza diBoMendo la caspa; perfama y suaviza el cabello facilitando el peinado, y cura la calvicie, la pelada y dem s enfermedades parasitarias del enero cabellado. PETRÓLEO PARA O EMPLEAR Un certificado del Labórate rio Municipal deMadrid. que acompaña á los frascos, garantiza que el Petróleo Gal es absolutamente inofensivo y no puede inflamarse. Premiado con medallas de oro en las Exposiciones de Higie ne de París y Londres. Des confiese de las imitaciones. Armarios de luna, blancos, para casas de campo y note les, á, 70 ptas. Cama completa, dos colchones y almohada, 27 ptas. Mesa. s de comedor, é 12 ptas. Percheros, k 15 ptas. Mesas de noche, hlanca 8, á 10 ptas. Sillerías, gabinetes espejos, lámparas y toda clase de mneblef. k mitad de precio. 15, I asB. 13. OCASIÓN BALNEARIO DE CESTOM So pone en conocimiento de los señores Bañistas, que desde el día l.o del próximo mes de Junio quedará abierto al público el HOTEL VICTORIA (antes Entrada) donde encontrarán confortable alojamiento y excelente mesa redonda de primera clase, por el precio de 8 PESETAS DIARIAS, comprendidas la habitación y comidas. la excelente mesa que tanto crédito y fama han dado siempre al Balneario de Cestona Los precios do las habitaciones en el GRAN HOTEL y CASA DE BAÑOS varían de 2 á 12 pesetas diarias, y los de comida comprendido el desayuno son por día completo. RESTAüRANT, mesas particulares, 10 ptas. Mesa redonda de 1. a, 8 ptas. ídem de 2. a, 60 ptas. Con el fin de evitar molestias á las personas que se alojen en los tres Hoteles citados, han sido terminantemente s u p r i m i d a s l a s p r o p i n a s Para todos cuantos informes se deseen, pedidos de habitaciones y botellas de agua, dirigirse al Director Gerente de la Compañía Anónima, Aguas y Balneario de Cestona (Guipúzcoa) EL AGUA DE CESTONA se vende todo el año en botellas de un litro en todas las principales Farmacias. Sus propiedades curativas la hacen estar consideradas como únicas para las enfermedades del Hígado, Bazo, Riñones, Intestinos, etc. etc. Méiiico Director, Excmw. Xr. D. A n r e l i o E n r i q n e g ALGUERÓ E HIJO Decoradores nialdoinado, 5, T. o 1.651. LAS DOS BáfíüAIESAS PELO Los recomiendan índiscu tibies autoridades médicaf Qelebrart con entusiasmo ua afectos cuantos los usaron Tapas para la enouadernaciÓB de esta norela Medicamento de Familias r en i H i k fí. X toda clase i de Indisposiciones del tubo digestivo VALE número 4 GEMTE MEfíUOá Tapas parala eaouadernaoiófldeltomo de 1907 PALACIO U HOTEL DE VENTAS ünico establecimiento de esta clase no comprar sin visitar antes la variadísima y VALE número Í 11 Madrileños LA MUJER r LA CASA IMovio! Forasteros ios SALICILATOS de 7I7 AS FÉEEZ Tapas para la encuadernaoión del tomo de 1907 V A L E n ú m e r o 115 t y A V- -v Gran Exposición de Muebles y Objetos de Arte de todas clases y podréis comprobar la verdadera economía de sus precios para amueblar vuestra casa con arreglo á vuestros deseos. falalfloan sin resultado CORRESPOHDÜIClAi; IpARTICULARSds Envío á provincias. -Hay guardamuebles. mOANBK CN TODAS LAS PARMAOIA 8 Y DnOQUe 3 OEL ÍMUND D a y I m i t a d o n e t t q u e ú n i c a m e n t e s e p a r e c e n en el n o m b r e ú ente p r e p a r a d o ine e s e l r e e o m n n d a d o p o r l o s m sdicos y el a c r e d i t a d o e n t o d o e l m u n d o Son falsificadas l a s c a j a s l c v e n d e n c o n e t i o n e t a r o í a y l e t r a b l a n c a ATOCHA, 3 4 PRECIO F I J O ATOCHA, 3 4 Pruébense os Choco ates da os Rfí. PP. Benedicimoi CUPÓN C f NUMERO V I L l MUJER i lA e lSkA INDISPENSABLE A LOS VIAJEROS V HOMBRES DE NEGOCIOS Casa muy surua y económica. I lbrerf a U n i v e r s a l d e OoasKin. D e s e n g a n 2 9 (i r e n t e ú, S a n IVIartfn) Se ompran p e q n e n a s y g r a n d e s bibliotecas. Gran surtido en artículos de perfumería y objetos de tocador. Especialidad en c o l o n i a e x t r a á 6 pesetas litro. if o r t a l e z a 2 y CabaUero d e G r a c i a PERFUMERÍA IMPERIAL LIBROS DE LANCE PRIMERA COMUNIÓN Agua L a n j a r ó n- C A P U C H I N A P u r g a n t e íDosL m í n i m a 1 litr Gura radicalmente, Ictericia catarral. id Id. Hiperemia hepática. ífl Id. Congestiones del hígado. Id. id Cólicos hepáticos. Id. id Infartos hígado y baxo en los pElúdicos y anémicos. Gura Dispepsias por enfermedad del hígado. Id. id. por vermes ó lombrices. Depósitos: Mayor, 73, á 1 pta. botella litro con easco. i fN i %i fionito tnrtiáo en medallas, rosarlos y cruces. Medallas de Blata de 1 á 6 p t a s de ro do 7 á 30; rosarios de t á 15 ptas. Casa Pérez. Platería eeonómica. HOKTALEZA, 36. Jnnoonada. No c o m p r a r nxa. v i s i t a r e s t a c a s a como más surtidos y económicos los almacenes de géneros de punto de iSugenio González S u d ó n calle y plaza de P o n t e j o s I. Especialidad en medias caladas y calcetines niños. nao. F a b e r g Masaje, Marqués del Duero, 3, i. d SE RECOMIENDAN MUEBLESTHONET 10, P I A Z A D E I ABíGXSl 10 P e d i d l o en cafés, fondas, restaurants, pastelerías y almacenes de vinos. De venta en P r i n c i p é 13. P r e c i a d o s 4 B a r q u i l l o 3 S a n B e m a r d 4 y 6. P A O Pr T A C de oro al peso, últimos lodelog. V- i l l- J L i i J C a r r e t a s 3 7 G r a n a d o s COGNACS STRTI LOS ANGELES M ANALES DE UN DIPUTADO O S SECRETARIOS A la tina y media L Y SU REDENTOK de; de casa paca ir á la Cámara popular, La sesión debía celebrarse alas dos. No había todavía nadie enlos pasillo. s. Yo he ido recorriendo las dependencias de la casa. Sabido es que el local del Congreso es uno de los más antihigiénicos y faltos de limde hay destarta lezaque todo Madrid; nadanada más pobrecito ado estos muebles, y más que este servicio. Yo he ido pasando de una en otra sala. Los despachos del Presidente han gido renovados ahora; se siente en ellos, ante sus dorados estrepitosos, ante sus sillones pesados y llenos de presunción, ante sus tapicerías llamativas, un ligero horror, un vago malestar. De estos salones he pasado al cuarto de los lavabos. El cuarto de los lavabos acaba también de ser inaugurado. En él se ven cuatro ó citico anchas jofainas; al lado de cada una de ellas hay una pastilla de jabón modestísimo, de 40 ó 50 céntimos. Tres azalejos ó toallas sirven para todos los señores diputados que gusten lavarse. Todavía no ha entrado en el ConSreso, en una de las instituciones supremas el Estado, la toalla individual, es decir, una toalla limpia, flamante, para cada una de las personas que se laven. Dos ó tres viejas y mohosas tijeritas; tres peines de lo más barato, y dos cepillos humildes, acaban de completar el menaje de esta sala. De este lavabo me he encaminado á visitar la antigua palanganita destinada á todos los concurrentes á la casa, sean ó no diputados; antes junto á esta almofía estaba colgando una toalla y el visitante podía disponer también de im minúsculo pedazo de jabón; ahora han sido suprimidos el jabón y la toalla. Eran ya las dos de la tarde; era la hora marcada para abrir la sesián. En el pasillo central sólo se veían seis ú ocho diputados; el señor ministro de la Gobernación, puntual, exacto, como en sus tiempos de diputado, paseaba con un amigo por el salón de Conferencias. Un compañero se ha acercado á mf, ¿Ha visto usted lo que me sucede, querido Azorín? -me ha dicho. u é le sucede á usted? -le h e replicado. -Que he entrado en la cantina á tomar café y me han dicho que no podía ser, porque no había venido aún el camarero encargado del servicio. Yo he consolado á mi amigo de esta pequeña contrariedad; en el fondo, esto no era nada. Si nos amilanamos en la vida por tan poca cosa, ¿qué nos sucederá cuando realmente cae sobre nosotros una grau desgracia? Los timbres han comenzado á sonar pasado uu rato; eran las dos y m e d i a Los representantes del país hemos penetrado en el salón de sesiones y liemos Ido ocupando nuestros puestos; el señor presidente del Congreso acababa de llegar á su elevado sitial. No había en las tribunas más que contados espectadores; un minuto después ha aparecido allá arriba una dama con un claro vestido. Nos aburríamos. Se ha votado á un señor para una Comisión y á otro señor para otra Comisión. ¿No pasará nada esta tarde? -he preguntado á un compañero. -Nada- -me ha contestado. Entonces he dejado el salón y rae he ido á charlar por los pasillos. Así ha transcurrido el tiempo hasta media tarde; á esta hora el señor presidente del Congreso ha ofrecido un leve refrigerio á los periodistas que hacen información en la casa. El Sr. Dato conversaba directa y afablemente con todos; los señores secretarios de la Cámara colmaban también de atenciones á los invitados. Aquí estaban el señor Castel, el señor marqués de Santa Cruz, el señor Siivela y el Sr, Ventosa. -Azorín- -me ha dicho el Sr. Castel, -mis compañeros desean conocer á usted. H e ido estrechando las manos de los señores secretarios de la Cámara. Todos son amables y mundanos. Yo siento por todos una gran simpatía. E n una de las primeras sesiones celebradas por las Cortes españolas, en la del 10 de Enero de 1811, un diputado, el Sr. Castelló, al ver que se leía ante la Cámara un documento en que se hablaba de un secretario tratándole de secretario á secas, pronunció el siguiente pequeño discurso: Señor, reclamo; cuando se leyó la otra vez ya advertí que á los señores secretarios se les trata de secretarios á secas en tono de confianza, y lueg cuando se trata de otros secretarios de éste ó aquel despacho se les encaja un sefíor secretario; y así reclamo que se pase orden, aviso, ó lo que se quiera al Consejo de Regencia, á fin de que comunique otra orden á Correos para que traten con la etiqueta y dignidad que compete á los secretarfjs Esto indica que en los comienzos de las Cortes los secretarios se hallaban en una situación especial; hoy, afortunadamente, las cosas han cambiado: todos queremos y respetamos á los señores secretarios y todos les tratamos con aquella etiqueta y dignidad que deseaba el Sr. Castelló. Yo me atrevería á pedir para este diputado, redentor de los secretarios del Congreso, un pequeño recuerdo tí homenaje en la secretaría de la Cámara. AZORÍN tumbrada en la morada de sir y lady Bunsen, asistieron, entre otros invitados, los duques de Sotomayor, y lord y lady Cecil. Hoy llegará á Madrid el infante D. Carlos. En un acreditado restaurant se reunieron anoche en íntimo banquete el general Bascaran, jefe interino del Cuarto Militar, y los ayudantes de S. M. para celebrar el natalicio del príncipe de Asturias. En el acto, que, jfué puramente íntimo, se hicieron sinceras demostraciones de lealtad y adhesión á las Reales personas. El general Del Río no pudo asistir por tener gravemente enfermo á uno de sus hijos. El Sr, Montero Ríos cumplimentó ayer á Sus Majestades. Como ya hemos dicho, hoy no habrá en Palacio recepción ni fiesta alguna que solemnice el natalicio del Rey, La Corte vestirá de gala. El Toisón que ha de imponerse al infante D. Alfonso de Orleans es el que usó el príncipe Biciochi. El del principe de Asturias será, probablemente, el del Rey D. Alfonso XII, de grata memoria. INFORMACIÓN POLÍTICA B n él salón de confer e n d a s del Congreso se vio ayer á algunos senadores y diputados liberales que indudablemente fueron á pasar el rato... y á ganar el cielo con mortificaciones, porque todo el mundo tiene para ellos una frase irónica ó una broma que gastar. Ayer llegó la noticia de que los liberales se habían reunido. ¿Todos? -preguntaban los que creían que se trataba de una reunión de partido para adoptar acuerdos de importancia. ¡Todos! -se contestaba, ¿Y dónde se han reunido? -Un el Círculo liberal. ¿Y qué van á hacer? ¡Jugar al dominó! Otros llevaban la noticia üe la salida de Montero Ríos para Lourizán con su familia y en disposición, al parecer, de pasar por allí una buena temporada. ¿Ha dicho algo? -Sí; su líltima frase respecto de la abstención y del partido liberal h a sido decir; Ahí queda eso. La abstención acabará por cansancio d e sus víctimas, y si no, acabaría de la peor manera que pueden acabar las cosiis: por el ridículo. Porque ridículo resulta ya ver la ausencia en el Congreso de ese partido que se llama gobernante, cuando los demócratas, tan agraviados ó más que los liberales en lae. elecciones. 1 OS LIBERALES DE PALACIO El Rey estuvo ayer en el Tiro de Pichón de la Casa de Campo. La Reina y el Príncipe siguen en satisfactorio estado. La princesa Beatriz de Battenberg asistió anoche á un banquete dado en su honor Dor el embajador de Inglaterra. A la comida, servida cou la esplendidez acos- si agravios h a habido, cumplen su deber y dan pruebas de seriedad, asistiendo al Parlamento, único lugar donde puede haeerse algo útil para el país; cuaudo las demás oposiciones hacen lo propio, cuando, en fin, la nación necesita del concurso de todos los hombres de buena voluntad para que se legisle y se haga algo de lo mucho que hay que hacer, Y, en cambio, saberse como se sabe que esa abstención es asunto de amor propio, no de amor patrio, para resolver el cual se pide la caída de un ministro ó de un Presidente, y á este precio el enfado desaparece y los abstenidos vuelven á la vida parlamentaria, es cosa que movería á indignación si en este país no se tomase todo á risa. Ks decir, que una situación conservadora que se constittiye porque el partido liberal no logra gobernar desde el Poder y cae desecho, desprestigiado é incapacitado, debe doblegarse al capricho de este mismo partid que ha causado con sus torpezas la reciente desesperación del país, y debe doblegarse, no porque así lo exijan circunstancias especiales del palí ó imperiosas corrientes de opinión, sino porque á ese partido liberal le ha negado el Gobierno, no el país, no el cuerpo electoral, no la soberanía del pueblo, de la que aquél se llama servidor y defensor ferviente, unas cuantas actas de senadores. Ni eso es serio ni puede haber quien vea en esa actitud más que un menosprecio para la nación y el rápido progreso de la disolución del partido liberal. Bueno es advertir que muchos de los abístenidos visitan los ministerios para recomendar asuntos de sus distritos. ¡Aten ustedes la abstención por el rabo! Y esto consignado, sigamos las novedades que hubo ayer en el campo liberal. Kn el Círculo se reunieron el Sr, Moret bastantes amigos suyos para hablar de la discusión de actas en el Congreso, donde el ilustre republicano D, Melquíades Alvarez se propone actuar de Ulises de los abstenidos... si llega el caso, que acaso no llegue, y para esperar noticias del Senado, donde un Salvador (por la misión que habfa de realizar y por su apellido) debía conferenciar con el presidente de la alta Cámai- a. Proclamóse allí á los cuatro vientos y por el heraldo que suele actuar en estos casos, el con de de Románoues: Que sin un acto público del Gobierno, que envuelva una satisfacción al partido liberal, no cesará éste en su actitud. Que ei sábado próximo se reunirán en el Círculo Liberal los diputados y senadores, y li s candidatos derrotados del partido, para exponer al Sr. Moret los atropellos de que creen lian sido objetopor parte del Gobierno, á fin de que el jefe se entere de sus quejas; y Que les senadores expulsados del partido son los señores barón de Benicarló, Parres y Cort, pues á los señores duque de Arévalo del Rey y Maestre no los considerabaa pertenecientes á EQuél.