Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 7o3 A B C MIÉRCOLES 8 DE MAYO DE 1907. OCHO PAGINAS EDICIÓN i. PAGINA 3 FRANCIA. UNA NOVEDAD EN LA MARINA DE GUERRA LA NUEVA LANCHA AUTOMÓVIL LANZATORPEDOS DEL INGENIERO MR. DE RECOPÉ Fot. Branger. jos no carezcan de salario y puedan cumplir como buena. madres; fomenta la idea de la economía, donando u n a peseta impuesta en aquella Caja á todo recién nacido en la provincia, para que los padres que tengan poca noción del ahorro la adquieran, estimulados por El triunfo electoral de la Solidaridad catalael amor al hijo, que es el más noble de todos n a como agrupación de elementos heterogélos amores; construye sus carreteras, que cruneos unidos en u n sentimiento, el de amor á la zan como madeja todo el territorio g ipuzcoaregión, tiene un innegable valor, cuyas conseno; organiza y ampara concursos, alienta el cuencias empiezan á apreciarse. progreso moral y material de la provincia y El caciquismo oñcial h a recibido u n golpe ¡no debe una peseta al Estado! mortal. lyos hechos demuestran que cuando los pueblos quieren ser dueños de su voluntad ¿Pueden alegar otras provincias, incluso las lo son, y que resulta inútil todo empeño de la catalanas, igual ejemplar administración? Pues influencia oficial. El ejemplo ha de cundir. si la alegan, bien concedida les estará la autoOtras provincias y otras regiones han de senomía. guirle. No es aventurado afirmar que le han En entredicho ha estado repetidas veces la adseguido ya, y hasta que se han adelantado á ministración popular de la propia Barcelona, de Cataluña. su Diputación y su Concejo. De no haber error ó calumnia, sería sencillamente monstruoso peHablando hace pocas tardes con un personadir, como pedían los catalanistas en una de sus je político de mucha significación, decíanos famosas bases de Manéste que los Gobiernos tesa, la hegemonía de venían d i s p o n i e n d o Cataluña sobre España, hasta época reciente de ó sea, formación de la unos 200 distritos e n verdadera unidad n a t o d a elección general cional alrededor de la p a r a sus amigos. Roypersonalidad catalana ese número no pasa de La capacidad no se 40. Es decir, que antes adjudica, se adquiere. Y existían 200 núcleos de se acredita ejerciéndop u e b l o s inconscientes la, demostrándola. de su derecho electoral. Ya ese número h a desLa teoría de Silvela cendido á u n a quinta de las provincias maparte. De las otras cuayores d e edad es la tro quintas partes, c i e r t a la irrefutable. emancipadas del brutal Esa mayoría la tienen y u g o caciquista, u n a la acreditada, no sólo las constituye Cataluña. Es vascongadas, sino otras evidente que las otras castellanas, como las de tres quintas partes han B u r g o s y Santander, hecho lo propio sin Socuya administración es lidaridad. probadamente b u e n a ejemplar. Si hubiese vacilaciones en los 40 distritos Y más en pequeño poque h o y aparecen sin drían citarse los nomvoluntad, el caso de los bres de varios pueblos, catalanes les serviría de entre los cuales h a y estímulo para adquirii que citar, en su honra, s u i n d e p e n d e n c i a ó, como modelo de labocuando menos, su dereriosidad y de patriotischo á la lucha. mo, en la provincia de Salamanca, Candelario, Se trata, pues, de un localidad p i n t o r e s c a progreso en las costumsituada en u n a altura bres políticas de nuesdonde diríase que los tro país. aires lo fortalecen y lo Otro progreso consopurifican todo: el cuerlador empieza á manipo, el espíritu y las cosfestarse c o m o derivatumbres, y d o n d e no ción del éxito solidario hay pobres, porque todo en Cataluña. La idea el mundo trabaja. E s el regionalista d e s p i e r t a pueblo donde ser convigorosa en otras procejal es r e s i g n a r s e á vincias. Hoy mismo Vacumplir un deber penolencia pide por medio so; donde h a y escuelas de sus Corporaciones publicas que son modepopulares un régimen lo; donde la Casa Coneconómico como el que sistorial es u n monudisfruta la región vasca. mento; donde existen Zaragoza, Galicia muescentros obreros de estran iguales tendencias. tudio y de honestísimos Y he aquí el otro síntorecreos, y donde se adma de progreso: ante. s, ministra con justicia y las provincias sometiá satisfacción general. das al centralismo abLas provincias q u e sorbente pedían, con la estén en el caso de las inconsciencia del desesMADRID. EN EL SALÓN DEL AUTOMÓVIL citadas y l o s pueblos perado ó del ignorante que c o m p i t a n con el que no sabe desligarse S A. R. LA INFANTA DOÑA ISABEL (X) ACOMPAÑADA DE LA MARQUESA DE NÁJERA, VISITANDO XA EXPOSICIÓN mencionado, que levandel yugo que- le- oprime, Fot. A B C I A SOLIDARIDAD Y EL REGIONALISMO POR ÁNGEL M. CASTELL la supresión del sistema administrativo del país vasco. Llamaban privilegio á lo que, sobre ser un legítimo derecho, es también virtud cívica de un pueblo y deseaban que ya que eran desgraciadas lo fuesen también las de aquel rincón del Norte. Querían la igualdad ante el mal en vez de la igualdad ante la ley. Hoy y a el sentido de justicia triunfa y las p r o v i n c i a s no concertadas económicamente con el Estado piden conciertos económicos como los que tienen las vascas. Justo es que los demanden, justo será que se los concedan, pero justo será exigirlas que sepan merecerlos. Porque obsérvese una cosa: esas suspensiones y procesamientos de Diputaciones y Municipios, tan frecuentes en todas la provincias centralizadas, es cosa desconocida en aquellas otras qne disfrutan de relativa autonomía, y hay que decir relativa, porque todavía no lo es completa, como lo debería ser. Se dirá que esas suspensiones y esos procesos son muchas veces consecuencia del funesto caciquismo oñcial ó particular, que así traduce sus despechos y sus venganzas. Pero concediendo una parte pequeña de tales procedimientos á la razón y á la justicia, ni u n remedo de esa mínima parte halla motivo para su acción en tierra vasca. Amén d que si hay en España muchos de esos procedimientos incoados por capricho, no se incoan, en cambio, muchos que en justicia y en razón deberían entablarse por exigirlo una corruptora administración. Innegable es la honradez de aquella administración vasca que, como la de la Diputación de Guipúzcoa, crea u n a Caja de ahorros provincial que es un dechado díe previsión y desinterés, establece pensiones para los obreros ancianos y para las obreras en estado interesante; á fin de que en el último período de su estado y en el primero de la crianza de sus hi-