Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 702 A B C. MARTES 7 DE MAYO DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. PAGINA 3 Al? itililllili 1. v r I fí S I k J; MADRID. EL SALÓN DEL AUTOMÓVIL VISTA DE LAS INSTALACIONES DE LA PLANTA BAJA DE LA EXPOSICIÓN, TOMADA DESDE LA ROTONDA Fot. A B C. autor al hablar de los intelectuales catalanes más íntima, más personal, más profunda. Y no que el arte no tiene ni puede tener más finaque hacen política se refiere á los que entran sólo se limita al verso, sino que se extiende y lidad que el arte mismo, ó sea, la belleza, es decir, lo absoluto; que pretender que el arte en el núcleo de la Solidaridad. Ahora bien; es- desparrama por la prosa. tos intelectuales que Maeztu no nombra y que Este gran grupo, este glorioso núcleo de ar- tenga por finalidad lo relativo, es hacer algo Ramiro, de vMaeztu ha publicado en La Co- dice que engloba en la tendencia Solidaridad, tistas, existe. en Cataluña; no es posible negar que no es arte; y que, en definiüva- r- y esto es rrespondencia un artículo sobre la cuestión cata- ¿constituyen toda la intelectualidad de Cata- su existencia. Y ahora cabe preguntar: si son- lo esencial- -el arte puro, purísimo, desligado lana; este asunto preocupa al presente todqs luña? ¿I,o afirmará de una manera rotunda el artistas puros; si no tienen más finalidad que la de toda utilidad- social, el arte: del poeta lírico, ios ánimos; merece que le dediquemos dos pa- escritor con quien debatimos? Quien haya es- belleza, igual que sus hermanos de Castilla, 1 por ejemplo, es por sí misino un elemento- de labras. tudiado de cerca la vida intelectual de Catalu- ¿cómo pueden haber cooperado al movimiento socialización tan poderoso, tan inmenso como Ante todo, -cuando, se trata de examinar el ña habrá echado de ver un fenónieno que. es el; de resurrección de Cataluña? ¿No; meréceráñ pueda serlo la: industria, el comercio y las co V jüicio la, opinión expuesta sobre un determi- que resalta por encima de tocto y que contrasta el anatema de Maeztu, lo mismo que los de m u f l k a c i o n e s Pero esta es materialarga; -la cuestión catanado problema por- una- personalidad conside- grandemente con la vida literaria de Castilla: Castilla? Y si. es preciso salvarlos, ¿no. que. darable, se debe- investigar cuáles son. las ideas el extraordinario floreciniientó dé la poesía lí- rán salvados al mismo tiempo é implícitamente lana también se nos ha quedado olvidada. Poco á pbco, cúa ¿do la ocasión sé ofrezca, hagenerales del opinante; cuál- es su, estética; rica, ó sea del arte más inutilitário que existe. sus compañeros del re sto; de España? cu. átes: son. sus. ideas sociológicas; qué. concep- Ya en Castilla durante estos últimos años; ha Ya, comprenderá el lector que todas estas blaremos de todo; to tiene del mundo, del hombre y de la socie- llegado la lírica á un grado de esplendor áque. preguntas spn sencillamente pueriles. I,o. que, dad. Toda filosofía es una confesión personal; nohábía llegado hace siglos; pero la lírica ca- hay. en el fondo es que- la corriente de utili- lo mismo se puede decir de la estética. listo talana ofrecp caracteres especiales, pecúliarísi- táriomo, de industrialismo nos g na, á todos y 1 A CUEST 1 GN AGRARIA quiere decir que lafiiosofía ó la estética de. un mos, que l a Idistinguen de la del restóde Espa- que todos confundimos, quien más, quien me- -EN RUSIA hombre serán fatalmente el resultado de su; ña; es, digámoslo -así, más ¿rica, más subjetiva, nos, las especies. De este modo, nos olvidamos inododeser; que este hombre no podráde ninI a Duma ha aprobado el proyecto de ley sogún. modo tener una estética ó un sistema filobre el reclutamiento militar y ya no se habla sófico contrario á su temperamento; que el de disolución; pero á pesar de haber mejorado temperamento á su vez es él resultado de- mil la situación de las cosas, no conviene entrecausas y concausas: herencia, raza, educación, garse en absoluto al optimismo. Pronto se hamétodo- de vida, -etc. etc. y qUe, en resolución. blará otra vez dé disolver el Parlamento y lo y para hablar claro, la verdad ó la belleza de esencial es que esa disolución se retrase lo sucada utío, será la verdad ó la belleza según su ficiente para que la Asamblea pueda demosfisiología y. aúnsupatología. trar con su labor que el régimen parlamentario es posible en Rusia. El ilustre escritor á quien aludimos no puede escapar á esta ley inexorable; ella rige y Hasta ahora los constitucionales demócrata domina á todos por igual; dentro del domihan salvado las dificultades luchando al misnio de la palabra escrita, un publicista social, mo tiempo contra la ínala voluntad de la burocreerá que lo único que se debe hacer es lo que cracia J y contra las aspiraciones revolucionaél hace; un artista puro, un poeta lírico, por rias de la extrema izquierda. Pero á- pesar de ejemplo, tendrá por el contrario lafirmeconla prudencia de la mayoría, a pesar de su devicción de que su obra es la: importante -y. de seo de evitar conflictos, pronto habrá que dis- que sus poemas valen tanto como las elucu- cutir afondo la cuestión más grave de cuantas braciones utilitarias del sociólogo. Si uno cy preocupan á la vez al Gobierno y á los partiotro procedieran de otro modo, los dos se des- das políticos, -es decir, la cuestión- agraria. truirían por su propia matíp, se negarían, ne- f Es indiscutible que Rusia es el único p afe. ganan la obra de su vida) su razón profunda civilizado donde el hambre hace estragos pede ser, y se daría él espectáculo incongruente, riódicamente, como sucedía durante la Edad que no puede darse, de la vida negándose á sí Media. Gran parte de la población, compuesta misma, de la fuerza que: no es fuerza. en su mayoría dé aldeanos se ñiüére de hambreen una- de las tierras más ricas del globo. Ramiro de Maeztu es uno de los más insigEl aldeano quiere vivir y reclama tierras para nes publicistas españoles; no necesito yo hacer cultivarlas. aquí su elogio; lo hago privadamente siempre: Es conocida la actitud de los partidos en la que se me ofrece ocasión. I, a obra de Maeztu; cuestión agraria. I,o s socialistas revolucionaes una obra puramente social, es decir, continrios abogan por la socialización del suelo. IyOS gente, relativista, atañadera á un objetivo qae miembros del partido del trabajo; que en la. úlse ha de lo grar y logrado el cual, el esfuerzo tima Buma se unieron á los constitucionales resulta ya innecesario. El punto, en que se codemócratas, son partidarios de la expropialoca este escritor es el del bien de un grupo; ción. Y claro está, el Gobierno presidido por humano, de una colectividad; toda su hermosa Stolypiné no quiere oir háblaírde esa exproy larga labor de periodista tiende á eso. j Propiación. Stolypine tiene una política- agraria curemos- -dice Maeztu- la prosperidad de definida; partiendo de la base del respeto abnuestra patria; engrandezcámosla; suprimamos soluto de la propiedad privada, proponemedilas angustias de nuestros compatriotas. Esta; das, y, entre otras. la organizacióhy la extenfinalidad- -añade- -deben esforzarse todos en sión del crédito agrícola, conseguirla; deben procurarlo los industriales, -I, a coalición de los demócratas constituciolos agricultores, los mercaderes, los gobernannales con los partidos de la izquierda, con los tes, los artistas. T, os artistas- -insiste Maeztu- -sooialistas: y con los diputados del partido del tienen un imperioso deber de hacerlo; sé estrabajo tendría, como inevitable consecuencia, fuerzan en conseguirlo los intelectuales de Ca- 1 la disolución de la Asamblea. taluña- -añade remachando su argumento- -y Y aunque no ha habido todavía discusión, por eso ellos merecen nuestro aplauso, y no MADRID. LA OFRENDA DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS el problema está ya planteado. I,o s constitulos artistas de las demás regiones ó países es- cionales demócratas han dado nuevas mties- pañoles. COFRECILLO QUE EL CENTRO ASTURIANO DE ESTA CORTE tras, con ese motivo, de la prudencia que hasAquí conviene que nos detengamos un moDEDICA AL HEREDERO DE LA CORONA DE ESPAÑA F o t ABC. ta ahora les ha hedió conseguir, que no. dimento y que meditemos. En priarer lugar, el Ü L ARTE Y LA UTILIDAD, POR AZOR 1 N