Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, SÁBADO 4 DE MAYO DE 1907. NUMERO EXTRA c 10 CÉNTIMOS ABC í. íjií j 1 CRÓNICA UNIVERSAL I L U S T R A D A AÑO 111 NtUVL, 699. 2. a É P O C A I I. l y -4- 1 s 1 1 S i VENECIA. INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE BELLAS ARTES EL CONDE DE TUR 1 N Cxi, QUE INAUGURÓ EL CERTAMEN EN NOMBRE DEL REY DE ITALIA, DESEMBARCANDO EN LOS JARDINES DE VENECIA DONDE SE VERIFICA LA EXPOSICIÓN dición, y porque de ese modo el que: se casa dose además. entre los hermanos un germen de con ellas lo hace poramor, y no. por un. cálculo desconfianzas odiosas, puestas al servicio de bajo é interesado, la ambición y de la envidia. En cambio, el contra consiste en que los paEn cupnto al matrimonio, las ley es americadres pueden preferir, injusta y caprichosamen- nas son también excesivamente liberales. Se á de sus No es fácil discurrir con precisión acerca de te, la cualquierapueden hijos, y en que al caer casa cada cü al como quiere y con quien quiere, serseducidos fácilmen- las leyes norteamericanas. Sabido es que cada en porsenectud intrigante de mal. género en sin necesidad del consentimiento previo de la te cualquier Estado tiene su legislación propia, lo mismo perjuicio de su legítima desceniiencia, creán- familia ni de someterse á ninguna formalidad. Basta un sencillo certificado, para. que cualque posee su Parlamento especial Sin embargo, de uc modo general p u e d e afirmarse que las leyes americanas difierenmucho de las nuestras en lo tnás esencial, sobre íxxjo, en lo concerniente á la familia. En primer lugar viene la cuestión de la herencia, que tan gran importancia tiene para la ¡constitución y la rnen ¡talidad deuna sociedad. I En América la liberitad de testar es absoluIta. Cada uno puede dejar sus bienes á quien quiéraíUn padre de familia puede desheredar á uno ó á dos de sus hijos ó á todos si le place, al contrario délo que ucede en Europa. Es natural que este sistema, como todos, tiene su pro y su contra. El pro consiste en que comp ningún hij o está seguro de heredar á sus padres, -todos: trábaj a n p a r a ganarse la vida aunque, sean hijos de millonarios. Los malos hijos pueden, recibir, el castigo de su conducta y, por último, un padre de f a m i l i a numerosa puede legar su industria, su casa de comercio 6 su granja al más inteligente ó inás trabajador de sus hijos. En lo que se refiere á ías hijas, las consecuencias de esta libertad de testar tampoco son desfavorables, puesto que todas ellas vienen obliBARCELONA. EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE BELLAS ARTES gadas á trabajar, cuálVJSTA GENERAL 0 E LA SALA- DESTINADA A LOS EXPOSITORES- HOLANDESES; yuiera que sea su conINFORMACIONES PROPIAS F ot. Croce. 1 A FAMILIA EN AMÉRI CADELNORTE quier pastor ó cualquier magistrado efectúe el matrimonio religioso ó civil. I O mismo ocurre con el divorcio, que se realiza con igual sencillez, con tal de que estén de acuerdo ambos cónyuges. Xas mujeres, sobre todo, obtienen el divorcio en cuanto lo solicitan apoyándose en cualquier pretexto, y, generalmente, abusan de esa protección. de la ley para conseguir, además, el reconocimiento; de una pensión para alimentos. Conviene r e c o r d a r que en América, generalmente son las múje res las que escbgén marido, buscando q u i e n pueda subvenir á sus necesidades, -ó, por lo menos, ayudarlas á sobrellevar las cafgas. de la vida. L. ps hombres, por la libertad de testar, no puedenbüscár, como en Europa, Una buena heredera, y han de contentarse con la dote de presente ó casarse 1 por amor. Moragas. De este modo, -en los Estados Unidos las mú chachas más bonitas y las más inteligentes son los mejores partidos, y así prospera y se mejora la r a z a incesantemente, v Además, la facilidad de casarse y de divorciarse- evita casí por completó l a s uniones ilegítimas, y los crímenes pasionales tan frecuentes; en- Europa: I a mujer, cuando se casa, en vez de ser una e s p e c i e de propiedad del marido, es su igtial, y á veces, casi: siempre superior á él. Podrá c r i t i c a r s e el matrimonio americano porque evidentemente no consagra la unión de dos familias, siu o la de dos, individuos que sólo atienden á su propia conveniencia; pero esta misma especie de egoísmo tan igualitario tiene grandes veutaias 1 ECA QEMCláS GEOGIMñCM I m i