Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. -VIERNES 26 DE ABRIL DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. PAGINA 5 Aunque el Gobierno turco le concedió per sico de la bolea huyó frontones para gracioso, el del cinematógrafo, que se repitió, Ostíohcito, 1 ser substituido por el de lossucio del revés salieron dos ó tres veces al final de la obra; miso para seguir la antigua ruta de las caravafeo y u. odesio matador de novillos JOséMo- (antiguamente empleado como jugada de re- bien interpretada por la Vidal, Sitas. Pino y nas árabes, desde Trípoli hasta Kaiio, los faná O- íoncilo, tiene ajustadas, hasta la fecha, ra, Palou, y los Sres. Carreras, Mesejo, Arana, ticos habitantes de aquellas regiones se, negacurso) yqt perdió todos sus encantos. ron á proporcionarle camellos y no encontró al i corrí jas siguientes: Y menos mal cuando esta clase de juego lo García Valero y IManzano. -F. principio nadie que quisiera servirle de guía. Mayo día 4, Colmenar, 12 y 13, Lérida; 16, hacían Pequeño de Abatido, su hermano Chiquito, Talavera. de la Reina; ¡o, Guadaiajara, y el 31 Zabárte, en sus buenos tiempos, y dos o tres EL SOLO Es un monólogo, origi- La caravana estaba compuesta por 10 familias nal de Mr. Paul Bilhaux, de peregrinos que regresaban de La. Meca- y de Julio y 1.0 de Agosto, en Azpeítia. más. Pero para ver el cuadro de jugadores que DE FLAUTA traducido al castellano qué se dirigían á la Kigricia Septentrional. nos presenta la empresa de Beti Jai, mejor es por un autor cuyo nombre desconocemos. Los comerciantes árabes se han alegrado déj estarse tranquilo en casa. En el lindo teatro de la calle de la Corredera viaje que restablece una antigua ruta comerRUBRYK se celebraba anoche el beneficio del personal de cial, hoy día abandonada. Además, el hecho de FOX TELÉOSATO SAN PETERSBURGO, JÍ, ÍO Contaduría. Y para introducir alguna novedad que un funcionario inglés sirviera de escolta á en el espectáculo, el actor Sr. Simó Raso dijo peregrinos mahometanos, ha producido muy olisión sangrienta. LA CONFERENCIA muy discretamente el monólogo á que antes buena impresión. Ayer hubo una colisión éntrelos obíeros de referimos, siendo final La caravana cinco DE LA HAYA nosla representación ymuy aplaudido al repe- desierto, dondetardó había días enyatravesarle! tas fábricas y los agentes de la policía, resülde llamado á escena sólo arena rocas. MísPOR TELÉGRAFO a: tido 26 heridos, de ellos siete graves. tidas veces. ter Vischer se ha informado de lo que sucede 1 HI 8, l í 10 M. Los socialistas pedirán en la puma que los El teatro, brillante durante todas las seccio- en el país de los senoussi, secta, fanática que a actitud de Francia. agentes que ayer intervinieron en estos proSe asegura que el Gobierno francés ha nes, y especialmente en la segunda, en la que se ha propuesto restablecer la dominación del cesos sean sometidos á los Tribunales. Islam y que ha fundado numerosas misiones aceptado que se discuta la limitación de arma- se verificó el estreno. os panaderos. África. Estas misiones envían mentos en la Conferencia de La Haya. La compañía en cuartel general de los ssnoussi anual ¡nénte Los patronos panaderos han acordado A COMPAÑÍA TUBAUmercancías d r a m á t i c a al ganados que van recogiendo en sus peredespedir á todos ios obreros, hasta los no huelLONDRES, l i 1I Al. PALENC 1 A de este nom- y guistas, y además les expulsarán de las habigrinaciones. os delegaüos ingleséis. taciones que tienen en las panaderías. El Gobierno ha designado para delega- bre salió ayer para Bilbao, donde empezará su Estos senoussi no sacuden el yugo del Godos en la Conferencia de la Paz á sir Eroest tournée de primavera. La compañía ha sufrido bierno turco y no prestan á éste su ayuda; V 1 ENA, S Í 6 T. algunas modificaciones, dejando de pertenecer pero ha disminuido la influencia de la secta Masón Satow, sir Edward Fry, sir Henay odificación ministerial. y los Sres. Palanca Reay. M Un telegrama de San Petersburgo, que Howard y lord un antiguo diplomático, actual- á la misma la Sra. Aranazen elisias Sras. Alva- desde que murió el último mehdi. El peligra y Manso, y continuando que ofrece la existencia de dicha secta subsispublica hoy el periódico Polüisch Cronspondez, Sir Satow es Gpmendador, Salas, F. Villegas anuncia Una próxima modificación del Gobier- mente ministro en Berlín. Conoce muy bien rez (Josefina) los Sres. Echaide, Sánchez Bort, te, sin, embargo, á pesar de que ningún jefe no en sentido liberal, que afianzará la situación las cuestiones del Extremo Oriente, y. habla el y Villabona y Prado, con otros elementos im- tiene suficiente influencia para imponerse á Montenegro y japonés á la perfección. los distintos bandos que allí luchan entre sí. de Stolypine, Sir Fry procede de la magistratura, en don- portantes. Koubra es el cuartel general de los senoussi Por cierto que se asegura que Palanca in- y allí existe un verdadero arsenal de municiode ha prestado notables servicios. Tiene ochengresará nuevamente en la compañía del Espa- nes y de armas modernas procedentes de ta años, pero su inteligencia, reconocida hace NOTAS ñol, cuando ésta regrese de América. tiempo, no ha perdido vigor con la edad. Trípoli. Por noticias recibidas de Va- pOÓT- BALL Eskuáquero y posee en Bristol una gran fáMr. Víscher da cuenta de lladolid, nos enteramos de lo brica de chocolate. Para hoy se anuncia en Lara que tuvo que sostener contravarios combate ESTRENOS los tuaregs. interesante que resultó el match de Joot- hall Sií Howard pertenece á una rama de los duel de la comedia eu dos actos, allí celebrado entre el equipo del Madrid (cam- ques de Norfolk; desde 1865 presta excelentes escrita sobre el pensamiento de una obra alepeón de España) y el team formado por los servicios en el Cuerpo diplomático, siendo en mana, titulada La coartada, por los Sres. Brouv a ÍÍOSÍ le C M DIEZ AíSOS alumnos del Real Colegio de nobles ingleses la actualidad ministro en LaHaya. ta y Jiménez de Quirós, y en el Cómico, La Uwi io icsKÍísns (Í 9 América. Saperio- ralcognac. residentes. en aquella población. Por último, lord Reny, de origen holandés, hostería del Laurel, de Paso y Abatí, música de Aunque los madrileños hicieron un buen ha sido gobernador de Bombay y subsecreta- Lleó. juego, fueron vencidos por los ingleses, qué, rio de la India; es presidente del Instituto de En el Gran Teatro, ñiañana sábado, se estremuy bien combinados, les hicieron seis goals Derecho Internacional, posee una inmensa for- nará la zarzuela en un acto y tres cuadros, leMáquia- as fotográficas Morntón por dos. tuna y tiene fama de ser uñ filólogo consuma- tra de Perrín y Palacios, música del maestro La cosa no nos sorprende, pues en el Cam- do, pues conoce á la perfección todos, los idio- Nieto, La Mira lores. peonato demostraron saber jugar perfectamen- mas de Europa y habla y escribe bien otros En Eslava ensayan Las tres cosas de Jerez, zarte, y si en Valladolid substituyeron á dos ó varios, incluso el chino. zuela de Fernández Saw y Muñoz Seca, músiPara VIAJÁIS GRATIS este verano, comprad tres de los jugadores que vinieron á. Madrid, Con estos cuatro delegados principales irán ca del maestro Vives. En esta obra fundan, dondo regalen CÜPOiVES- ICllLOMETKOíS. Sirven íos Ie cualquier número. y que resultaron algo flojos, por otros de más varios agregados militares y navales. cuantos la conocen, muchas esperanzas. empuje, el triunfo no era cosa difícil. ¡Por Despulís del partido, que presenciaron cua 1 os osos merofin, el tan anunciado nú- Quesos helados de mantecado, fresa, café, coco, 4 de los osos parece que tro ó cinco mil personas, fueron obsequiados NOTAS TEATRALES debutará en el teatro, de la Zarzuela próximaios madrileños en el Colegio inglés cotí un té 30 céntimos. Alcalá, 40. Refrescos ingleses. García y, al marchar aquella noche, les hicieron una A POLO. LA GENTE Arniches ycuándo mente, y no en Apolo, como se había dicho. Ahrarez, Los osos cambian ide escenario, según dicen, cariñosa y entusiasta despedida. SERIA abordan franca- para no incurrir en el enojo de; algunos autores. Este numero ha tenido en Barcelona, donde AEROSTACIÓN En el globo Gmwsaíie- mente la nota cómica, cuando sólo se preocu ron anteayer de excursión pan de conquistar al público por la hilaridad, actúa, un éxito extraordinario. el conde de Mendoza Cortina, D. José Mendo- obtienen éxitos redondos, indiscutibles, de centenares de representaciones, como El terri- PACORRO Con excelente éxito se ha Teza Cortina y D. Alfonso Herrera. presentado Gijón Bordearon casi toda la sierra de Gredos, y ble Pérez, El pobre. Valbuena y El perro chico, entre de este título, original en nuestroel entrede querido mer premio en Viena por la mañana del siguiente día tomaron tie- sus últimas zarzuelas; pero anoche, en su in- més rra en; Madrigal, entre los límites de las pro- tento de sátira contra la gente seria, descuida- compañero José Romeo. ron esta principal característica de su afortuvincias de Cáceres, Toledo y Avila. X, a excursión fue muy interesante y de ella nada colaboración, y de ello pudieron conven (SOCÍEDAD ANÓNIMA) TRÍPOLI ALLAGO Esta Sociedad pone on conocimiento do ios señores eerse al ver cómo el público acogió con regovienen muy contentos los aeronautas. cijo franco la primera mitad de la obra y cómo accionistas que á partir del día 25 del corriente, y Loras ATRAVE SAN- de once a una, verificará e! eangeo de los resguardos El domingo último hizo una excursión en recibió la segunda, al sentirse defraudado en DOEL SAHARA provisionales por los títulos definitivos en las oficinas Valladolid, en el globo Jesús Duro, el Sr. Herre- sus esperanzas. Por otra parte, el asunto es una variante más del tema teatral de moda de ro Soinoza. Comunican desde Bornou á Lo Rodja y des- de la misma. Preciados, 10, l.o Madrid, 24 de Abril de Descendió á pocos kilómetros del punto de este año: combatirla tristeza y exaltar la ale- de este último punto á Marsella, el relato cu- 1907. El secretario de ía Sociedad, Eduardo ü Shea. gría, como sentimiento y fuente de vida y de rioso de un viaje que Mr; Vischer, funcionario partida. finalidad es la QPORT VASCO Parece ser que el frontón salud. Y como estacomedias Vida ymisma que ingléá, ha hecho atravesando el desierto del en las (S 0 C I E A ANOXI 3I A) Beti Jai va. abrirse de nue- se persigue genio alegre, el éxito dedulzura, LosSahara, saliendo de Trípoli el 8 de Julio de 1906, Buhos y La gente seria Ei Consejo de Administración de esta vo. No sabemos para qué, pues dado el estado flaqueó áEl terminación de la obra, que, como para llegar al lago Tchad el 10 de Diciembre acordado el reparto de un. dividendo activo Sociedad ha la á sus acciode decaimiento á que tan hermosa fiesta ha digo antes, no pudo empezar con mejor for- del mismo año. por En su camino ha encontrado Mr. Vischer nes de 2 caal 100 conira el cupón número 5 de las misllegado por culpa exclusiva de los pelotaris, tuna. podrá hacerse efectivo en las oficinas da ruinas romanas, selvas petrificadas- y aldeas mas, el no resultarán ios partidos con aquella animala Sociedad, Preciados, 10, á partir del primero de M García Alvarez y el maestro Pepe Serrano, de trogloditas, y trae notas y estudios de gran yo próximo, de once una. Madrid, 2 í de Abriltie 1907 ción que en otros tiempos tuvieron. El secretario de la Sociedad, Eduardo 0 Sh. ea, Verdaderamente, desde que el juego clá- autor de la partitura, que tiene un número muv valor científico. C L L L DE SPORT PLAZA del ÁNGEL, 2 0 Pedid en todas partes la exquisita oerveza Plisen Camrnany Azufrera delcoto de Hellín- soto de Uellín BIBLIOTECA D E A B C 72 LAS DOS BARONESAS 60 La baronesa Germana, con una viveza que no era ya de su edad, pasó decante para indicar el camino á Piedagrniel y conducirle al aposento de Max... Mientras que jorge de Nervillej volvía de la estación de Coye, Luciano THarblay llegaba al chalet y, subía al cuarto de su enfermo. A esta hora matinal no había creído oportuno presentarse primeramente en las habitaciones de Mad. de Tréves, y como el estado del herido le- preocupaba mucho, quiso verle sin demora. Llamó suavemente á la puerta, que le abrió en seguida el ayuda de cámara, Pedi o l,io n. Este se había acostado en un colchón colocado en el suelo cerca de la cama de su amo. -iY bien? -le preguntó el doetor. -El señor barón se ha despertado al rayar el día, le he hecho tomar üa cucharada de la poción. Desde entonces sigue dormitando. -t H a tenido agitación esta noche? -Ün poco. ¿Cómo se ha m a n i f e s t a d o? -Por movimientos bruscos, en quejidos. ¿Habéis administrado la poción de hora en hora? -Sí, señor doctor, como lo habíais mandado. -Bien. ¿Está todo preparado para una cura? -Todo está aquí, señor doctor... y Pedro señalaba compresas, hilas y vehdaí que estaban sobre una mesita. I uciano d Harbláy prosiguió: -Haced el favor de procurarme agua muy fría, voy á despertar al eu fermo. El ayuda de cámara salió. El doctor se acercó al lecho y contempló á Max, cuya bella cabeza, panda y fatigada, descansaba sobre la almohada en desorden. ¡He aquí el hombre sin corazón que hace sufrir á esta mujer adorable... pensaba. ¡Antes de pocos días habrá vuelto á recobrar fuerzafe y salud... ¡Vivirá... y á no ser por mí, á estas horas circularía la muerte por sus venas con la sangre! ¡Ahora, nada en el mundo podría salvarle! ¡Mad. de Treves sería pronto viuda... libre... feliz... ¡Qué libertad! ¡El vivirá, gracias á mí, pues lo salvaré! ¡Oh, el deber, el deber! Luciano extendió el brazo, tomo; la mano del enfermo y la encontró ar: diente. -Fiebre... -murmuró apoyando dos dedos sobre la artería; -la esperaba, y hasta, creía encontrarla más fuertc. J Es buena señal. Max acababa dé hacer un ligero movimiento. E! doctor se inclinó hacia él. El enfermo abrió los ojos y miró á Luciano. Sov -Os reconozco... sí... perfectamente- -balbució Max en voz muy baja, -Vengo á hacer la cura de vuestra herida. -líacedla, doctor. ¿Cómo os encontráis esta mañana? yo, vuestro me díco- -dijo este último. ¿Me reconocéis? -Pero, en fin, ¿qué pasa en el cliakl? -preguntó Mr. Piedagmel. -La carta de Mad. Germana era concisa como un telegrama y, por consiguiente, no entraba en ningún detalle... ¿Está enferma la joven baronesa? -No es mi prima la que está enferma, doctor- -respondió Jorge. -Es su marido. ¿Y qué tiene mi querido barón? Espero que alguna indisposición sin gravedad. -Fue ayer mordido por un perro rabioso. ¡Ah! ¡Dios mío! -exclamó el viejo médico, cruzando las manos. -Entonces ¡vuestro desgraciado primo está perdido! -El doctor que hizo la primera cura afirma lo contrario- -replicó monsieur de Nerville. -Ese doctor es un asno... ¡Dispensadme la palabra, algún charlatán de aldea, algún empírico, de seguro! ¡A nadie le es permitido ignorar que la rabia es incurable! Esas señoras deben de estar desesperadas... -Como vuestro compañero ha prometido curar á Max, nan üado crédito á sus promesas, -No llaméis á semejante bergante mi colega, os lo ruego, ¡me ofenderíais! Sus promesas son ilusorias, demasiado lo sabe... No las prodiga más que con el objeto de multiplicar inútiles visitas que le serán bien pagadas... Todos los oráculos de aldea hacen lo mismo... ¡Ignorantes practicantes, todo lo más que ganan su vida, bien ó mal, con los paisanos á quienes aturden con palabras ampulosas y bellas frases! ¿El accidente ocurrió ayer? -Sí, por la mañana. ¿Y qué ha hecho el médico de aldea? -Ha cauterizado con un hierro candente, ¡P, ardiez! eso es el puente de los asnos; un veterinario lo hubiera hecho tan bien como él ó mejor. ¿Y después? H a recetado una poción. ¡Una poción! ¿Qué poción? -Querido doctor, lo ignoro absolutamente. ¡Algún medicamento ridículo! En fin, lo veremos en el chalet... ¡Una poción! El debe tener una farmacia en su casa, el pobre diablo, come todos sus ¡guales... y cuantas más pociones receta, como éi es quien las fabrica, más gana... ¡Bonito oficio, lleno de dignidad! El caballo había corrido bien desde que se cambiaron las palabras que anteceden, y la victoria se paraba en el patio del chalet, cuya reja habían tenido la precaución de dejar abierta, para no perder tiempo. Jorge y el doctor se apearon. -Voy á llevaros al cuarto de mi tía- -dijo el joven á Piedag niel. -Ya com prenderéis que os espera con impaciencia febril. Ambos subieron á las habitaciones de la baronesa viuda La doncella los esperaba en la entrada. -La señora baronesa está en el salón- -les dijo, -Venid, doctor. Y Jorge introdujo á Piedagniel. Xa baronesa salió á su encuentro apresuradamente, y exclamó, estrecha: c ole las dos manos con efusión: