Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO- 68o A B. C. LUNES i5 1 É ABRIL- DE 1907. SEJS PAGINAS. EDICIÓN- a. PAGINA. 5 r. A Ciñcz mui. Cura las neuralgias jaqueca, sin antipi riña. C a j a Ué 3 y 1 i e s e t a 17. FARMACIA l í fia i s iBuesíra eariñtj ggfá inútil. Esperará etern; iinente tu invariable REBECA. Transparentes. Fábrica y al 1 macen, precios baratísimos, en paisajes, flotes, emblemas y modernistas. Bastones y galerías para portíers en metal y madera. Hules, plumeros, varillas de visillos, heladoras, cazamoscas y cucarachas, batería cocina. Ferretería. Corredera Baja, 10, frente Teatro Lara. Tapas para la eacuaderE ación, de esta novela j VALE número 14 GENTE MENUDA j Tapas para la encuader- j jiacióndeltomo de 190? VALE número 7 9 LA MUJER Y LA GASA La M AVOR EGONOM 1 A DE C O M B U S T I B L E Pedir el catálogo ¡lustrado á Barquillo 5, ü Se desean agentes entendi. dos en provincias -SAIi KFERVBSCBKTÍ 5 COM 25 RIMA. Infalible contra el niiirc í 5? j 3 euralgias y dolores nerviosos. -í ptas. irasco. -Cotorruelo, Carlagena. B. Abaseal y C. a, Meroado, 2, Valencia. En las afefcálines del aparato respiratorio, taato leves como agudas, se halia indicada la, V I A J E S POR M R B n rr s- M a r e a r e g i s t r a d a TT I V 1 1 Calma la tos sin riesgo Ly s J JL V A alguno; es eficaz antiasmática; regulariza los movimientos respiratorios, halando profundas las inspiraciones. DisminUyeyfacilita 11 exploración en la tuberculosis, bronquitis, etc. Excelente antiséptico pulmonar, indispensable en los cal i ro crónicos. 3,50 ptas. Famas, y Montera, 11. nes, grandes salones, jardín, ascensor, baño, termo- sifón, calle primer orden con tranvía. Detalles: P o t G r s M a g d a l e n a 13 ASEPSIA Y ANTÍSEPSiÁ Peluquería Tato? P. del Ángel i y S. Sebastián 2 í venden dos motocicletas, sistema Griffón, de 2 1 J 2 caballos cada una, en buen estado, ó ae cambian por tres bicicletas nuevas de marea conocida. N Se alquila hermoso cuarto 21 habitaeici- ecesítase institutriz para fuera. Dirigifse, M a n u e l Jarcia, (Líanes) Asturias, Tapas par la eneuadeiaaojón del tomo de 1907 Desde hoy todos los días y 4 toda lioi- as i íi I? FAÍSiSOff. ES Y El, KííSEO i- ión de medio bílw de callos, 45 Genis. A esBi. olO. tiradalOO copias tros abonados, 40 cents. 7, VISITACIÓN, 7. a l mi Hito. Clichés y tintas para Mimeógrafos y CielostiU les, cintas, carbones y todos EN. CAPEMiABüES, 1 y FUENCARIÍAI las accesorios para los distintos modelos de máquinas, eo- pías, traducciones y circulares; limpiezas y composturas. Aparatos hectográfieos, 30 pts. 100 copias un original. Máquina sumar AÍ ÍX 50 p s y Gen 75. -TeléCo 373. -HORTALEgSA, 1 4 6 -TIENDA, M a d r i d Alhajas y Papeletas al i por Acreditada fábrica de persianas y cierres ondulados de acero y acero galvanizado. numeró 83 tos de niños y kilométricos. Roca, Tetuán, 20 Gaztambide, 2, Madrid Corsetera de la R e a l C á m a r a 10, principal. INCURIOSA C R É selecto P A U L A OS C 4 ofrece sacerdotes de varios idiomas para educar y acompañar niños, institutrices alemana, francesa, inglesa, es Alcalá, 6, lio dependientes cristianar. A l c a l á 6, l.o y personal de todas lases se facilitan oon inPruébense ¡os Chocolates formes, en JLst, Solucitfn. de los RR. PP. Benedictinos S. Vicente, 12, Teléfono 1,457 eajes antiguos y faldas de ENCAJERAS á nuevo e BELGAS é inglesa arreglan de TOSMAE, es libro que el hombre y la mujer casada deben saber de memoria. A 5 ptas. librerías de España. En Madrid, Fe, S. Martín y otras. Últimos modelos en medallas primera comunión. FRIÜSCIPÉ 4 VENUS LA JOIITA Para las anemias, oplores pálidos, agotamiento, convalecencias lentas, etc. Vino Hemoglobina PEPTONIZADO POPJERON El más activa y el más agradable de los tónicos conocidos. Venta en Far- macias y Droguerías; Castellana Vaenta i solares. 5 Lineal) Í ylPaConcepción (G. M lAl DS I CONCURSO DE TE 1. ÉGSAFO ESCAPARATES POR SEVILLA, 1 5 i M. DE GRANADA POR TELÉGRAFO s dé la cual la practicó una peligrosa operación quirúrgica el eminente catedrático de la Facultad de Medicina D. 1 ais Guedea. Si Don Jaime de Borbón visitó esta capital, ha sido con la intención de comprar Petrpleo Gal. tasia y Flavia Dom, itila, y santos Victorino, Máximo, Eutiquio, Crescente, Teodoro y Benito el Mozo, Misa de San Justino, conritodoble y color rojo. -Se gana et jubileo de las CimrentaHoras en las monjas de Alavcó n, y continúa la novena á la beata María Ana de Jesús, predicando por la tarde, alas cinco, un Padre mercenario. -En San Pascual, Esclavas, Reparadoras, Carboneras y oratorio del Espíritu Santo, Jubileo perpetúo. -Visita de la Corte de María: Nuestra Señora del Tránsito en el Carmen, San Millán y San Ildefonso. NTJERROS A las tres de la tarde el de doña María del Olvido de Borbón, dpsde la calle de Uloy Gonzalo 21, á la Sacramental de San Isidro. ANTORAL Santos Ba. S- -silisa, Anas- P í concurso de escaparates celebrado anoche resultó mu interesante. Numeroso público recorrió las calles céntricas, admirando las instalaciones muy notables y de muy buen gusto, especialmente las de los Sres. Camino, Chico y Sartou. L, SL lluvia deslució un poco el efecto á última hora. Mañana el Jurado adjudicará los premios ofrecidos. Cfl Dios grande de ayer. Como todos los aüos salió ayer por la maSaua de algunas parroquias la procesión vulgarmente denominada del Dios grande? para administrar el Sacramento de la Comunión á los que por achaques de enfermedades no pueÜen salir de sus casas. En la calle de Serrano está hecha la instantánea de este asunto que reproducimos en pri nera plana. rxon José de- Cárdenas. 131 ex ministro conservador D. José de Cárdenas, que desempeñó no ha mucho la cartera de Agricultura y Obras públicas, encuéntrase muy gravemente enfermo. I a dolencia que le aqueja ha causado sincero sentimiento entre sus muchos amigos y correligionarios, pues el Sr. Cárdenas es, por sus dotes de inteligencia y don de gentes, persona que merece las innumerables simpatías con que cuenta. Hacemos fervientes votos por su total restablecimiento. Tren botijo. a Coméntanse en son de alabanza las gestiones que se realizan para organizar un tren botijo desde Madrid á Granada, y se cree que la expedición será numerosísima. a princesa de Sajonia. Continúa en esta capital la princesa Matilde de Sajonia, dedicada á visitar los monumentos históricos y á pintar, que es f: íición- favorita. J n banquete. Se ha celebrado un banquete en honor del médico P, Fermín Garrido, con motivo de haber sido nombrado catedrático de Téenica anatómica de esta Facultad de Medicina. I a fiesta se celebró en el hotel Washington, de la Alhambra, y á ella asistieron 200 comensales. Hablaron el marqués de Portago, para ofrecer el banquete, y el- obsequiado, para, agradecerlo. Ambos fueron muy aplaudidos. IIOMINGOÍ J 4 8 N ARZUELA A las siete í i (Sección tada y Él galloda la pa- -Bohemios. -El carro de muerte. I, a Rabalera. A POLO A las cinco y me- i día: Primer concierto del célebre violinista Jan Kubelik. Alas ocho y media: 14 Marcha de Cádiz. -I,o s niños llorones. ¡I a bella uceritp y I,o sííalientes. -Saa gre moza, V 1 m. pañis Brada- Chiooíe) A las, oche y media: Sin cowerlQ. ni beberjo, -Los nervio y El morrongo (en una sección) -I a caüatnonera y ¡Al cine! (En una sección) -I a edad de hierro. SLAVA A las siete (gec Término medio. -Idilio. TM T, a loba- Ruido de campanas, -Viaje de instrucción. A las siete (Secoión vermouth) I,o s doee de la np. eto e y Caseta y Pura. -r- ka ch pép, -tas buenas formas. I a wda alegre. DARISH A l a s nueve: Debutó de Cordine and Bufíalo. Tr- I,o s cuatro Regáis. -El prfncipejluroki. -I,o s perros pañtomim ¡stas. -I, a amazona blanca, fantasía luminosa y toda la Compañía internacional del circo y varietés que dirige WUliam Parisb. ve noche: KURSAAL Grancom- -p a ñ í a de variedades y atracciones europeas. Al arios pequeños accionistas de la Compañía v eléctrica de la Castellana y salto de agua del Jarama, que. dirigía el Sr. Palacios, nos ruegan consignemos su extrañezá porque habiéndoseles asegurado que esa Sociedad se declaró en quiebra ó liquidación hace tiempo, no seles haya convocado para darles cuenta del estado de ese asunto, en que se l? s ha hecho perder sus ahorros sin compensación de ninguna especie. orno justa prueba de las grandes simpatías con que cuenta en el populoso barrio de la Prosperidad el conde de Vilches, ayer füé obsequiado con un espléndido, banquete en el Círculo Artesano de dicha barriada, a l que asistieron, entre otras distinguidas personalidades, los Sres. Encío; Castelaín. Muro, Palud, I, ópez Silva, González (D. J. Taboada, Palacios, Hernández, Casal, Iiuengo, Díe y Mas, Alonso yidart y Moran de Burgos, reinando en el acto la más franca cordialidad. p n la calle de Alcalá, esquina á la de Goya, fue atropellado por un coche del tranvía José Martínez; Idilio. Trasladado á la Casa de Socorro (sucursal de la de Bueiiavista) f aé necesario amputarle un brazo, y en grave estado, fue conducido luego al hospital de la Princesa, Dr. Balaguer. Vacuna 3 á 6. Preciados, 25. Preciados. 20, La Funeraria. -Teléfono 225. rjRAN TEATRO (Com- E. E 1 ciónvermouth) u a dado á luz con toda felicidad un robusr to niño la esposa de nuestro muy querido amigo el escribano habilitado p. Bfem e. nida Pérez Rojas, hermano de nuestro compañero el redactor- jefe de A B C, D. Sixto. I a madre y él hijo sigueq bien, lo jue celebramos sobremanera. NOTICIAS Y SUCESOS Températe- ra d e ayer: Másiina, 12 grados. Mínima, 5. Bl día dura 13. horas y 15 minutos, aumentando 16 minutos en la semana. T i e m p o probable: lluvioso. p STRENOS En I, ara se T. -gunda sección) El cercado ajeno. E a esposa del escritor y periodista aragonés D. Julio Martínez I echa está restablecida de la grave enfermedad que sufrió, y á conse- f Alas nueve (Compañía italiana. (Turno de moda. i a trilogía di Dqrina, 1 ARA A las llueve. niño prodigio (dos actos) -El cercado ajeno (estreno) -I,o s pavos reales (doble) (Beneficio. -E l BIBLIOTECA D E A B C 40 LAS DOS BARONESAS 37 ves. -Ha sido suerte que Mr. d Harblay se haya encontrado en nuestro carnino. Yo le debo la vida, puesto que me ha librado de ser mordida por aquel horrible perro, y espero deberle también la vida de Max. Jorge de Nerville lanzó un prolongado suspiro, pero no respondió. El break acababa de entrar en el camino de Lamorlaye. Se veía la reja dorada del patio y los grupos de árboles que rodeaban el chalet. Algunos minutos bastaron para llegar. Santiago Habert había tomado la delantera: la reja estaba abierta. Un sentimiento de profunda angustia oprimía c 1 cr. de hacía un instante el corazón de Leonida. Pensaba en su suegra. Seguramente Mr. de Nerville no se engañaba afirmando que la baronesa viuda llevaría su locura, absurda y malévola, hasta querer hacer responsable á su nuera de la desgracia sucedida á Max. Con anticipación inclinaba la cabeza bajo el desbordamiento de palabras injuriosas prontas á llover sobre ella. I, a pobre mujer rio se acostumbraba á las ofensas, y no por ser cotidianas eran las heridas menos dolorosas Desde que el break hubo pasado la reja, echó pie á tierra y se 4i rigi 5 hacía la camilla, que acababan de depositar al pie de la escalinata. -Es inñtil por esta vez, señora. ¿Cómo así? Mr. d Harblay respondió sonriendo: -to mismo yo que todos los médicos de aldea, mis compañeros tenemos en nuestras casas una farmacia completa... Yo mismo prepararé la; poción y la iré á llevar al chalet esta tarde... Al mismo tiempo veré á mi enfermo; -Os esperaré con impaciencia. Brigard había asistido al principio de la conversación del doctor y la baronesa. Sin esperar al fin había salido de su casa. Hizo seña á loé leñadores que esperaban sus órdenes; Xos hombres se aproximaron. ¿De qué se trata? -preguntaron á la vez Ricardo y Juan María. -Es menester llevar al barón de Tréves en angarillas hasta I, arriorlaye. -Y bien; eso. es fácil... Nos relevaremos en el camino. Erigard sacó de un cobertizo próximo una camilla cubierta, igual á las. que sirven en París para transportar heridos. Cuatro hombres la cogieron y se dirigieron hacia la casa. El guarda entró. -Doctor- -dijo, -la camilla que habéis pedido está aquí. -Bien. Colocad en ella á Mr. de Tréves suavemente, teniendo cuid, a p Je evitar todo sacudimiento. Santiago Habert, con ayuda del guarda, ejecutó las prescripciones del médico. IX o s ó tres criados habían venido, atraídos por el ruido del carruaje. Acababan de saber la catástrofe, y estaban mudos y consternados. ¿No se puede llevar la camilla hasta el cuarto del señor barón? pregtintó X, eonida. -Sí, señora, se puede- -respondió un criado. -Entonces, que lo hagan al momento... I,o s hombres volvieron á levantar su lúgubre carga y empezaron á subir los escalones. En este mismo momento abrióse una ventana del primer piso. La baronesa viuda, apoyándose en la barandilla, forrada de terciopelo enr carnado, dirigió una mirada al patio. ¿Qué sucede? -preguntó con voz alterada. Silencio absoluto fue la única respuesta á esta pregunta. Nadie quería ser el primero en hablar. -Jorge- -prosiguió la barwnesa, cuya mirada buscaba á su hijo en vano, y e. tiya voz se hacía más y más temblo. ros. a. ¿Dónde está Max? Así interpelado Mr. de Nerville, no pudo excusarse. JJxtendió la mano hacia la camilla, y murmuró: -Un accidente, tía. Mad. Germana de Tréves dio un grito, que parecía un rugido, y desapare ció de la ventana. -Ahora en marcha- -dijo este último. Iyos hombres levantaron, la camilla y tomaron el camino de I, amo. rlaye. -Nosotros les seguiremos eri carruaje, ¿no es eso, querida prima? -pregun tó Jorge, de Nerville á la baronesa. -Sí- -respondió, ella. Después, volviéndose hacia el doctor, añadió: -Hasta luego, Mr. d Harblay, -Hasta luego, señora. -Leonida subió al break. I,o s caballos se pusieron en movimiento, y bien pronto el carruaje se unid il triste convoy que acompañaba Santiago Habert. Una idea fija, dominante, imposible de desechar, se había apoderado del cerebro de Mr. de Nerville. Esta idea se formulaba así: -Si mi primo muriere, Leonida, que es rica, y á la que amo, se quedaría w uda, y, por consiguiente, libre... Quedóse sumergido en profunda distracción. El Dr. Luciano d Harblay había tomado el camino lie conducía al tíuehlp de Coye, donde vivía. También él tenía en el cerebro una idea fija, Sin tener casi conciencia de ello, murmuraba á media voz: -Cuando toqué su mano creí que mi corazón me ahogaba y que iba á morir.