Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. LUNES ¡5 DE ABRIL DE 1907. NÚMERO EXTRA o CÉNTIMOS üSÍ ksfá CRONIC A j j NJ VE R SAL ILUSTRADAAÑO IIL NÚM. 680 ÍB i 2. É P O C A 1 E L vDIOS G R A N D E DE AYER MADRID. PASO DE LA TRADICIONAL PROCESIÓN DEL VIATICO PARA ENFERMOS E IMPEDIDOS, POR LA C A L L E DE SERRANO Fot. Goñí- D. JOSÉ DE CÁRDENAS EX MINISTRO DE AGRICULTURA Y OBRAS PUBLICAS Fot. Debas. rán hasta las once de la noche, con un intervalo de ima hora de descanso. Las óperas de que se compone el ciclo, son: oro del Rhm, La Walkyria, Sigfredo, El erepúsado de los dioses y IJ) S maestres cantores. También se representarán eu el curso de l a temporada El buijue fantasma, Tannhdusser y Lohengrin. De óperas francesas, Carmen y Eazisio. Del repertorio italiano, Aida, Bailo, Otello, Traviata y Rigoleíto, de Verdi; Madame Btitterfly y Tosca, de Puccini; Cavallerla é Iris, de Mascagni; Loreley, de Catalani; Gioconda, de Ponchielli; Fedora y Andrea de Chenier, de Viordano, 3 Pagliacci, de Leoncavallo. -XXX. i pi EN EL PRESENTE NUM. EXTRAORDINARIO Incluimos el suplemento ilustrado de ocho páginas L A M U J ER Y L A C A S A que deben exigir iodos nuestros suscriptores y compradores. PRECIO: DIEZ CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA BAGDAD. POR LUIS PARÍS A segúrase que Inglaterra y Rusia, rivales tantos años para dominar Asia, han llegado á un acuerdo definitivo. Dícese que la base de toda futura inteligencia para resolver el problema de Marruecos á placer de Inglaterra y Francia, descansa sobre una compensación ofrecida álos alemanes, y que aquellas estipulaciones y esta compensación estriban en construir el ferrocarril de Bagdad, que Rusia é Inglaterra se disputaban y que llevará á cabo Alemania, con la participación financiera de Francia en la empresa... Tal es el aspecto político de la cuestión Bagdad puesta hoy sobre el tapete de la política internacional, como prenda segura de combinaciones que afirmen la paz universal, y que presta á cuanto se relaciona con la ciudad famosa, interés de actualidad vibrante Es muy difícil llegar hasta Bagdad desde Europa central. Si se emplea la vía marítima son precisos por lo menos cincuenta días. Saliendo de cualquier puerto del Mediterráneo hay que atravesarle, recorrer el canal de Suez, el mar Rojo, rodear Arabia, entrar en el golfo Pérsico, y después en el Chot- el- Arab, que está formado por la confluencia del Tigris y del Eufrates, y por último, remontar el curso del Tigris hasta Bagdad. Por la vía terrestre el viaie puede durar treinta y cinco ó cuarenta días, saliendo de Damasco á través del desierto de Siria, á lomos de camello, ó bien por el ferrocarril hasta Angora, en Asia menor, y desde allí en posta turca, bajo la protección del tátaro, que es el coireo especial de aquellas inmensas soledades cruzadas por terribles bandidos. Acaso en sus orígenes, el tátaro haya sido tan ladrón corno ellos, pero cuando se sitúa á la cabeza de su caravana postal se convierte en el más escrupuloso de los funcionarios. Sus caballitos, pequeños de alzada, cuanto firmes y duros para la marcha, pasan sin dificultad alguna por los desfiladeros de peor fama llevando grandes alforjas de cuero rejo que custodian cartas y valores. Los bandidos no osan atacar jamás al tátaro, escoltándole á veces. ¿Por qué? Nadie lo sabe. Cerca de Bagdad se encuentran dos ciudades llamadas Nedjed y Kerbela, que los musulmanes y los persas consideran como ciudades santas, porque en la primera está el sepulcro del famoso yerno de Mahoma, Alí, inventor de la yernocracia política, -que tan lejano está el origen de la fecunda institución- y en la se- -unda, yacen los restos de Hussein, hijo de Alí, nieto del Profeta. A esas ciudades cuyo suelo bendito para los a- eyentes abriga los mortales despojos de tan ínclitos varones, afluyen incesantes caravanas portadoras de cadáveres de los musulmanes ricos, desde todos los ámbitos de la tierra dominada por el Islam. ¡Felices los que en ellas pueden ser enterrados, porque sus almas volarán derechas hasta el séptimo cielo, purificadas por la inhumación de su terrena envoltura junto á las cenizas del j erno y del nieto de Mahoma! Tan piadosa creencia obliga desde hace siglos á los buenos musulmanes á consignar en testamento, que sean trasladados sus cadáveres á Kerbela ó á Nedjed, y si hemos de creer a Elíseo Reclus, que tanto derecho tiene á nuestra fe, hay años en que llegan hasta las ciudades santas, transportados por fúnebres caravanas, 10 ó 12.000 cadáveres, que son ansiosamente esperados en los pasajes angostos, en los desfiladeros silenciosos, por los ladrones, ávidos de apoderarse del botín de los muertos v del de los vivos que los conducen. Fledor insoportable precede, y anuncia la llegada del cortejo lento. Los orientales, olvidando el arte de embalsamar los muertos, tan hábilmente ejercido por siis antepasados limítanse á meterlos arrollados en una sábana ó en un viejo tapiz dentro de un cesto, transportado á lomos de un camello. A su paso los perros salvajes aullan y los cuervos, excitados, trazan largas espirales cerniéndose durante semanas enteras sobre la caravana triste, esperando que caiga sobre el polvoriento camino alguna bestia derrengada. En estos últimos tiempos, los ladrones, movidos por t; n espíritu progre- sivo- -que hasta allí llegaron los incentivos de la solidaridad- -se han asociado, reduciendo su tarea á imponer á los conductores de caravanas fiinebres un tributo, el peaje de la muerte, cuyo pago les exime del despojo de todos sus bienes y de la pérdida de su vida. De distancia en distancia, un grupo de bandidos detiene á las caravanas exigiéndoles el recibo de la cantidad que les corresponde pagar, y de este modo aseguran pacíficamente ia cobranza del tributo que su audacia y la tolérente complicidad de las autoridades han establecido sobre la superstición musulmana. El camino de hierro que los alemanes construirán en breve, si así lo acuerdan las Potencia. s, transformará el pintoresco bandidaje ejercido sobre la podredumbre de una raza decad e n t e y degenerada, y los grandes expresos europeos lanzados sobre aquellos inmensos páramos, á 120 kilómetros por hora, espantarán con la estridencia de sus silbidos, las negras nubes de cuervos desorientados y hambrientos... mamíferos tienen una pasión instintiva por los licores; los osos y los monos, según dice JVaí oiial Zdítin beben cerveza, como un estudiante alemán. Las gallinas sienten una gran predilección por el aguardiente. Los propietarios y guai- dianes de los jardines zoológicos han observado que los elefantes acuden á estudiadas conibinaciones para procurarse bebidas alcohólicas, y aseguran que muchas veces se fingen enfermos para que les den cualquier medicina que contenga alcohol. Respecto á los monos, o A indígenas de África se sirven de su misma afición al aguardiente para cazarlos. Un hombre, por este medio simj ilicísimo, puede capturar toda una tribu de cuadrumanos. Easta que coloque un recipiente lleno de alcohol en el suelo. Los monos, apenas lo notan, acuden presurosos y beben hasta que se embriagan. Entonces el cazador coge á un mono de un brazo y echa á andar. Los demás cuadrumanos le siguen, agarrándose del brazo del anterior compañero, formando una cadena. H e a q u í sin duda el origen de la frase popular, pillar una mona y el del Anís del mono. jQicen los periódicos de Nueva York que en mu 3 r poco estuvo que el empresario Plamniersteiu se quedase sin un solo artista italiano de su compañía para cantar el Sábado Santo la misa de Rcquieai, de Verdí. Un diario de Nueva York había publicado la profecía de un astrónomo, según la cual, un espantoso terremoto destruiría toda la costa del Atlántico el Sábado Santo, precisamente á las tres de la tarde. A esa hora era imposible encontrar en las calles de Nueva York á ningún artista italiano. Todos, poseídos de terrible superstición, habían salido de Nueva York, atemorizados de que se reprodujese la catástrofe de San Francisco de California, de que fueron testigos alsíunos de ellos. Durante el tiempo señalado para la hecatombe estuvieron reunidos fuera de la ciudad, entre otros, los tenores Bonci y Bassi y el maestro Campanini. Cuando transcurrió la hora del peligro, sin novedad alguna, los artistas italianos se reunieron en fraternal banquete, congratulándose del fracaso del astrónomo. Después volvieron al teatro y cantaron la misa anunciada. 1 a Corte rusa se halla muy preocupada por C ue el gran duque Miguel está enamorado de la hija de un oficial del regimiento Preobrascheusky, de la Srta Fórster. El amor que siente por ella es tal, que ha declarado á su hermano el Zar deseos de hacerla su esposa. El Zar se negó en absoluto, ocurriendo entre los dos hermanos una escena violentísima La zarina madre ha intervenido, sin éxito, i) ara disuadir al gran duque. El gran duque Miguel es un joven culto, modesto, que ama la simplicidad, y siempre fué enemigo de la vieja burocracia rusa. En el asunto interviene actualmente el Santo Sínodo. DE AGRICULTURA Se han estacionado, poi general, los precios en los centros productores de la Península, después de la I) aja ocurrida á causa del temporal lluvioso de la semana anterior. Créese, con todo, que á poco que la demanda se anime, se notará mayor firmeza en las aotizaciones, dado que éstas no satisfacen al labrador, porque no son lo suficientemente remu neradoras. También permanecen estacionados los precios de las harinas, habiíjndo quedado contenida la tendencia alcista que dominaba en el curso de este negocio. La demanda de las plazas consumidoras es regular. Respecto al tiempo, aún dura en algunas regiones el temporal de lluvias, si bien ha desaparecido en otras. N o ha sido, en fin de cuentas, muy a. bundante el agua caída; pero sí lo bastante para que se acelere la vegetación, y para que las tierras, que apenas daban señales de haber sido sembradas, muestren al presente un hermoso verdor. El tiempo que ahora donrina es templado, de fuertes vientos, que viene á perturbar algo las buenas apariencias anteriores. En Barcelona, el negocio h a estado muy encalmado y la cotización bastante floja. Coíno la plaza se halla surtida, resulta que, á pesar de esta flojedad y de lo reiterada que se muestra la oferta vendedora, las operaciones que se efectúan son escasas y no logran sacar al mercado de la calma reinante. Se han vendido: Salamanca bueno, á 40 1 4; ídem superior, á 4o i p toro, á 4o y 39 5 8; Nava del Rey superior, á 40 i ¡2; Medina, á 41; Aranda, á 41; todo reales la fanega. En Villada (Falencia) se ha cotizado con tendencia sostenida: trigo, á 39,501 reales fanega; centeno, á 26. La sittiación de i campo es regular. El precio medio general del trigo en los mercados reguladores de Castilla, durante l a s e mana que media desde los días i al 7 de Abril de 1907, es el siguiente; Salamanca, 23,16 los 100 kilos; Zamora, 23,63; Palenaia, 23,92; Valladolid, 23,91; Burgos, 23,72. El pni cio medio general ha sido de 23,66, contra 21,90 la semana anterior, o que denota u n a dife. irencia en baia M ERCADO DE TRIGOS MAPAMUNDI IH 1 feminismo en América avanza rápidamente. He aquí algunos casos que lo demuestran. Miss Nors Blatch ha obtenido una plaza de ingeniero hidráulico. Mary Quankenbos fué nombrada substituto del procurador general de Nueva York. Miss Eniiette Suiden ocupa el primer puesto de maquinista en el ferrocarril del Pacífico. Miss Ella Ougian está consagraci. e 0; 24. da a l a s exploraciones antarticas, es la sola mulyOS mercados extranjeros cotizan con firmejer que ha llegado á la cumbre del pico Macza y aun con alguna alza los más de ellos. kinley, unos 6.000 metros de altura, y otras I a gran temporada de ópera en el CoventMülipi ilustres misses ocupan importantes juestos eu Garden, de Londres, comenzará este año el 30 de Abril y se terminará el 29 de Julio. otras carreras y profesiones. Durante las dos primeras semanas será reKTo sólo las personas, también los animales presentado por dos veces el ciclo vagneriano, I a suspensión de la j u r a de la bandera dis son aficionados al alcohol, cuando pueden sin cortes ni alivios. Las representaciones co- gustó á mucha gente gue con taba con pabeberlo. Elefantes, osos, caballos, perros y otros menzarán á las cuatro de la tarde y proseguí- sar la mañana de fiesta militar, presenciando MADRID AL DÍA