Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 678 Pues si es cierto lo que dics ¡eso es dejar la Alcaldía con un palmo de narices! Candidato independiente que en busca del acta vas, y para el caso no cuentas con el apoyo oficial, dile ¡adiós! á la familia, compra árnica y tafetán, y, además, ha? testamento, ¡por lo que pueda tronar! A B C SÁBADO ¡3 DÉ ÁBR! L DE. iméyl SEIS PAGINAS. EDICIÓN i.81. FAGINA 2 I Para estos gastos se reponía la consígíia- y Amiento nacional contra ¡a abolición de los diviauos, de aspecto muy sosgeeiioso, entzahm ea el aljaaeén, y avisó telefónicamente al coroi cióii de 98.000 pesetas, de los dos millones Can- ¡íGtenstnnos. I signados para la construcción de los tres gru- Fué Moya fiel á su pattíso y leai á suseoü- nel Elias, el cual se trasladó inmediatamente á j pos escolares, á reserva de hacer la liquidación i viccion. es, y por eso no ha sido nada oficial- la casa indicada, acompañado de varios ageni- de dichos dos millones. i ¡mente, ni siquiera ministro, corno algunos de íes del Cuerpo de Seguridad A 5 pasar por el café Colonial, sana del mis ¡Lo combatieron Pablo Iglesias y otroa con- los que empezaron con ei. mo el teniente del Cuerpo de Seguridad don cejales é individuos de esa Comisión especial. Juan Alanstuey, que vestía de paisano, y le inI Y del debate se deduce que de esos dos mi. ¡llenes queda ya poco dinero para el objeto á P M EL HOTEL. DE LOS vitó á que le acompañase á practicar un servicio. que se destinaba, pues se ha gastado en otros A CONDES D E CASA- VA- Como medida ae precaución, el Sr. Elias dismenesteres. puso que varios guardias, al mando del cabo Se produjo un, vivo incidente entre la presidencia y ei Sr. Iglesias, que aquélla logró corEran las tres de la madrugada del viernes Cortés, se situasen en la calle de la Aduana, á tar, no sin que intervinieran otros varios con- cuando abandonaba, perezoso, el hermoso pa- la cual dan algunos balcones del almacén. MANUEL SORj ANO. cejales y parte del público. Cuando el coronel Elias, el teniente citado y lacio de ios condes de Casa- Valencia, en el que sonaban todavía los cadenciosos, compases del algunos guardias subían por la escalera de la n donativo. casa, bajaban ios ladrones. 1 i n PA A L I U Se dio lectura después de una carta de vais. Estaba aún la fiesta en iodo su esplendor. La. autoridad les dio el alto, retrocediendo D. Alfredo LceW 3 e n a cual envía un cheque 21 Rey, después del Consejo de ministros, ¡Y qué herniosa, fiesta! Tienen los Casa- Va- i aquéllos, excepto dos, que fueron detenidos. salió a pasear a pie, por la Casa de Campo, con de 500 pesetas para la creación de otras dos lencia el don de reunir en sus salones á las Revólver en mano penetraron las autoridacartillas para dos niños pobres del distrito de más hermosas damas, á las muchachas más en- des en el almacén, en persecución de los fugisu avadante Sr. Milatis del Bosch. L -Reina doña Victoria paseó por la citada la Universidad que nazcan en ei mismo día cantadoras: lo elegante, lo distinguido, lo chic tivos, que se ocultaron en la primera habitaque el hijo de SS. MM. regia posesión can su augusta madre. ción que encontraron, atrancando la puerta de ia sociedad madrileña. Por 3 á tarde salieron los Reyes, juntos, á pa- jpl tercer Depósito. Cuando antes de las diez y media, penetra- con grandes cajones. sear á la Casa de Campo. A las intimaciones del coronel FJíaSj contesban en el hotel las infantas doña Isabel y doña En votación nominal se acuerda no Luego, antes de regresar á Palacio, tomaron rrir contra la sentencia de la Audiencia recu- Eulalia, del brazo, la primera, del noble conde; taron que no estaban dispuestos á entregarse, en la el té en él chalet del Campo del Moro con la causa instruida por ei hundimiento del tercer i la segunda, del simpático vizconde del Pontón, y siguieron retrocediendo y parapetándose eu era Reina doña Cristina y la princesa Beatriz. Depósito. cosa digna de verse el aspecto de los salo- nuevos sitios, á medida que sus perseguidores nes. Difícilmente serán recibidas por tantas be- iban ganando terreno. Los infantes doña María Teresa y D. Fer- j -ros a s u n t o s Siempre en retirada, llegaron á la habitación ¡lando pasearon en carruaje por las calles de la J j u e a- o f u erou aprobados los pliegos de llezas como las que entonces las recibieron. cuyos balcones dan á la calle de la Adtiana. Comenzóse el baile. 351 rigodón de honor lo cuidad y el infante D. Carlos fue a cabauo a El c o n (ü c i o a es para el derribo de las casas núnie- formaron las iufatj tas doña Isabel, que bailaba Al ir á descolgarse para ponerse en salvo, la Pardo. ros 18 y 20 de la Carrera de San Jerónimo y z con el conde de Casa- Valencia, y doña Eula- Policía, que custodiaba aquel sitio, les dio el lia, cor; el ministro de Estado. Las otras parejas alto. La Reina doña María Cristina recibió ayer de la calle de Cádiz. Quedó para la sesión próxima, por haber re- eran ei subsecretario de Estado, con la señora Los ladrones contestaron con un disparo, al en audiencia al conde de la Mortera y á los sultado empatada la votación, el dictamen pro del ministro del Perú; el marqués de González, que siguió otro de los guardias. Sres. García Prieto, Echegaray y Con cas. poniendo la supresión de la Comisión para la j c o n l a marquesa de Saín; D. Emilio Alcalá GaUno de los ladrones, llamado José Gil QueEn previsión del fausto acontecimiento que reforma del suelo y del subsiielo. liano, con la condesa de Pinohermoso; el con- sada, exclamó: se espera hacia el 20 del actual, se han esta- ¡Me han matado! de de Peñalver, con la condesa de Valmaseda; Los demás asuntos carecieron dé interés. blecido en Palacio guardias permanentes en Todos se retiraron precipitadamente del bal el duque de Arión, con ia princesa de Mettertodas las dependencias. nich; el vizconde del Pontón, con la señora de cón, y en este momento el coronel Elias y sus Se han dado las órdenes oportunas para que Ruata; el ministro del Perú, con la señora de acompañantes, lograban derribar la puerta de) cuando se verifique el alumbramiento de Su baluarte de los audaces cacos. Se ha concertado la boda de la bellísima se- í Alie- ndesalazar, y el Sr. Ruaía, con la señora último como no había más remedio, se entreMajestad la Reina, hagan las salvas de OrdeAllí, ñorita doña Luz Ojeda, hija del embajador de! de Porras. continuaba el baile servíase en el garon á discreción. ttanza- cuatro secciones de los regimientos de Mientras España en el Vaticano, con nuestro querido comedor un delicado refresco. Artillería segundo y cuarto. El Sr. Elias dispuso que el herido fuese conamigo el conocido sportsman D. Juan Rugama. Dirigido por el vizconde del Pontón comen- ducido á la Casa de Socorro del Centro en un coche, y allí fue curado de una herida de proSe encuentra algo delicada de salud, sin que zó el cotillón, á la ixax. ACUER Las primeras parejas fueron la infanta doña nóstico reservado en la región glútea. t or fortuna revista gravedad, la baronesa del Los detenidos son: Ángel Martínez, de veini Isabel, que bailó con el vizconde, y doña EulaFRANCO- ALEMÁN Castillo de Chirel. lia, con ei marqués de Martorell. Continuaron tisiete años, natural de Madrid; José Gil QuePOR TELÉGRAFO Pasado mañana se. cumple el primer aniver- ías figuras, muy bonitas é interesantes todas sada, de veintiséis años, de Plasencia; Andrés BERLÍN, S J S 2 N jpi profesor Schieman publica en La Gaceta sario del fallecimiento de la marquesa viuda ellas, y repartiéronse preciosos regalos de nm- Urrutia, de veintidós años, de Madrid; Vicené de Toca. te jaro, de veintisiete años, de Zafra; Francisj cho gusto y valor. de la Cruz lo siguiente: Reiteramos á su distinguida familia nuestro El elemento joven tuvo una íeiiaísinia noche co Serrano, de veintisiete años, deYecla, y An Se ha hablado mucho estos días de la oportonio Sanz, de veinticuatro años, de Madrid. que recordará con entusiasmo. itmidad de un acuerdo franco- alemán. Desde sincero pésame. Las 1.000 pesetas en calderilla, única cantiPoco después de la una abrióse ei comedor, 1880 este acuerdo es muy popular en Alemanuevamente, para servir una espléndida cena. dad de que se apoderaron, estaban esparcidas nia, pero su realización ha tropezado siempre Cenaron los infantes doña Isabel, doña Eulalia por todas ías habitaciones que los criminales con las ideas de revancha que se manifiestan EL VIAJE y D. Garios; damas de servicio y los altos fun- recorrieron en su huida. periódicamente en Francia. Hoy la ocasión es DE MONTERO RÍOS cionarios palatinos y, á continuación, los de- Se les ocuparon armas blancas y de fuego quizá más oportuna, porque se desea menos TELÉGRAFO más invitados á la fiesta. papeletas. de empeño y oíros objetos de escasa que nunca e n Francia una guerra con AleCÓRDOBA, 1 2 2 L importancia. Fue numerosísima la concurrencia. mania. de Madrid ha salido para Viraos á la princesa de Metternich, espléndiA ias cuatro y media d e la madrugada S 4 I (OS franceses deben comprender que, des- P ÍI el rápidojiontero Ríos, acompañadola corSÍ Í ee gr de su da de hermosura. presentó el juez de guardia, que era el de la pués de todo 1 lo que ha sucedido, la iniciativa hijo Eugenio. A ias duquesas: de Arión, preciosa; Santo Latina, Sr. Trasierra, el cual comenzó á tomar no puede partir de nosotros. en la estación al ilustre viajero, Ño necesitarnos para nada de Francia. Si el Despidieron y numerosos amigos políticos y Mauro, Seo de Urgel, Soíoniaybr, Santa Lucía declaración á los detenidos. p Sr. Barroso y Luna. A esta liora nos retiramos del lugar del sulemania, para t e ésta desea entenderse, ó debe 51 er mayor libertad de acción, d b pensar, particulares. bajaron á la estación las autori- I Marquesas de Santa María de Silvela, Bola- ceso, donde se habían congregado no pocos También í os, ¿ilbnisi. ro! Ivanrey, Campillos, Jura Real, trasnochadores que comentaban exageradaante todo, en lo que nos puede ofrecer. dades. ¡Vüiaojya, Riscaí, viuda de Hoyos, Quirós, mente ío ocurrido. i Corpa, González. Pazo de la Merced, Arco HerEn los alrededores de la casa mencionada la meso, Nájera, 1 Caicedo, Acapulco, Aranda, Via- alarma fue grande con motivo de los disparos Sesen j Víj (jtuíiLS. L j na, Atarfe, Herrera- Agi. iiar de Campóo, Coqui- hechos. POR TELÉGRAFO JKETZ, 1 2 X C fs tan poco frecuente eu esta difícil é ingrata ¡lia, Amposta, Sain, Camarasa y Donadío. de Condesas cíe Pinohermoso, Velle, viuda fCIn la mina de Saint Marie- Ane- Arénesse pro- j profesión periodística el rendir tributó de i ¡os Andes, A íoolca, Torre- Arias, Beuoniar, viuÍCJD. IQ L dujo ayer un hundimiento, sepultando á óo ¡admiración á las eminencias de la clase, á los ¡da de 2 Vaímaseda, Sííu Román, Villadins dineros. que con su esfuerzo, voluntad y talento han monte, Peñalver, Esteban Coilantes, RomanoIzas tropas lian acudido para auxiliar en las conseguido destacar su figura en el anónimo nes, Aguilar de Inestriiías, Puerto, Catalbuturu p trabajo de ías redacciones, que tomándolo de y Guijas- Albas. Operacione de salvamento. d l t NUEVA YORK. I í 9 M nuestro estimado colega Diario Universal, por no haberse recibido en esta casa L Nuevo Mer- Vizcondesa de Roda. p a Pittsburg, en un palco del teatro de la curio, transcribimos con el mayor gusto y ha- Señoras y señoritas de Ruata, Areces, Lan- Opera, se suicidó anoche el joven miiioATREVÍ STA cemos nuestras las justas alabanzas que el no- decho, Saccliis, fiíerry de! Val, Silva, Alíendc- nario Mr. Crow. table escritor Sr. Cortón dedica al maestro de salazar, Travesado, Martínez Irujo, Caro, CamLa emoción quese produjo entre tos especS Ra: no; s Power; Cárdenas, Losada y Muestro querido colega Blanco y Negro publí- í periodistas D. Miguel Moya en los siguientes puzano, Gil Delgado, Casani, Frígolay Mugui- tadores fue grandísima; varias señoras se desOzores, ca en su a. úmero de hoy, sábado, trece in- párrafos, no publicando íntegro el artículo por ro, Siivela y Viesca, Zuiueta y Martos, Caba- mayaron. Crow tenía perturbadas sus facultades menteresantísima s ¡fotografías de la entrevista re- faita. de espacio. Cágia eri Cariag ena, pudiendo asegurarse que es No ahora, que raya ya en los cincuenta, llero Echagüe, Moreno Zuleta, López de Sa- tales hace ya tiempo; pero desde hace unos Romero Robledo F. Henestrosa y lo más perfe cío y completo de lo publicado sino desde hace veinte años, ya podía mirar rrizosa, F. Henestrosa y Galloso de ios Cobos, meses había empeorado, á consecuencia de la lectura del informe de los peritos en el procesa cara á cara al porvenir, habiendo logrado, labert, hasta e! día. Collantes, Maldonado, Catalbuturu, Figuero a Con ello de muestra Blanco y Negro una vez merced á su propio esfuerzo, adquirir una po- y Alonso Martínez, Carvajal y Quesada, F. de Thaw. -pues éste era intimo amigo suyo. más que no ¡sin razón ocupa el primer lugar sición en la sociedad. Porque él ha sido, fuera Córdoya, Moreno Carbonero, Rábago, Ordófiez, del mundo de la burocracia, de los uniformes eaíre la Pren. -sa ilustrada española. más. y de las grandes cruces, cuanto se puede y Uhagón, Radowitz, Rumblant y muchas en la El sexo representado hay que ser. Sólo le ha faltado, para completar aristocracia, fuerte estuvo la diplomacia, en el la política, su destino, ser ministro de la Corona; es decir, arte y en la Prensa. C a plazo próximo, y no bien se termine el ser algo que puede resultar honroso ó niezqui decorado, la empresa de Blanco y Negro y Muy amable, como siempre, la ilustre con- A B C abrirá en la calle de Sevilla, números 12 no, según fuere ei modo de obtenerlo ó de usarCHíJUS desa, q e estaba elegantísima con vestido blan- y 14, una oficina central, en donde será servilo. Saltar de la tribuua de la Prensa á los escan Jaime de Bcrbón en Madrid. ños rojos de la Cámara y de allí al banco azul, co adornado ce finísimos encajes, -y de cuyo do el público en todos los asuntos relacionaUna feliz casualidad proporcionó á nues- ¡qué gloria; Penetrar en aquel recinto á pie cuello pendía riquísimo collar de brillantes. dos con nuestros periódicos. tro estimado colega La Correspondencia cíe Espa- eniuto y de momio, ¡qué lotería tan envidia- Para todos los invitados tuvo cariñosas atenAl frente de esa oficina y con personal eleya ocn. skSn í; e publicarla interesantísima in- ble... ciones; gido entre el que presta sus servicios en la Adtonvroiói qué apareció en sr. número deantey angelical María Te Que en la Universidad estudió con fruto; resa, Su hija, la preciosa traje rosa, ayudábala ministración de Blanco y Negro y A B C, figuaco -e, y q tse ayer reprodujimos casi todos ios que vestía bonito rarán los Sres. Barrios y Herranz. a: -r- vos mfi. fi. xileños. Otra casualidad feliz pone que no era abogado como tantos otros que sa- en los honores de la casa. en nuestra E manos los documentos grá ficos ben escribir una oración con sintaxis, lo atesti La fiesta fue espléndida y ábuen seguro que proor. torio s y fehacientes de la autenticidad de gua el hecho de haber sido premiado en uno todos ios allí reunidos votarían unánimes por de los certámenes de la. Academia de Jurispru- su frecuente repetición. I? míormac üón de referencia. dencia, y más tarde en la Exposición literar aContó tin estro colega que D. Jaime había esRUBRYK su tado en- Ma. drid, y en el presente número ve- 1 artística delMemoria sobre los conflictos entre los Poderes Estado magistral estudio político, rán nuestros lectores dos instantáneas de los publicado después (en 1891 con un prólogo, üiouieníos más interesantes de la estancia del rico en alabanzas, de Gumersindo de Azcáraaijo de D. 2 arlos en la villa y corte; los que le te, famoso especialista ea esos estudios. C n el piso entresuelo de la casa núm. 7 de la S i n eredicto. vT presentan en las inmediaciones del Palacio Su libro de semblanzas de los hombres po- ii calle de Alcalá, donde antes estuvo esta- A última hora de la tarde, el presi ente, Real, ya c crea de un grupo de soldados, ya líticos de actualidad es una joya literaria. Allí blecido el Banco Hispano- Americano, existe en Fitzgerald, entró á ver á los jurados para in ¿unto á la puerta de i ¡greso al alcázar por la se oye hablar á Martos, á Cánovas, á Romero, la actualidad un almacén de productos quí- vitarles á suspender la deliberación con objeto piaza de A rrjss. de comer, á toda ia gente que bullía en el escenario polí- micos. Los jurados rehuszaron; pero media hora tico. Libro es ese con el cual no se entra en la En dicho almacén terminan las operaciones I Academia de la Historia, pero sí en cualquier j á las nueve de la noche, quedando luego como, después pidieron permiso para hacerlo. Mr. Fitzgerald accedió á ello, y les dijo que JCJ í guarda nocturs o, un individuo llamado Victoparte donde reina el buen gusto. hasta las nueve estaba á su disposición si te Miguel Moya, adeinás, fuera de la redacción riano Hernández. a oesioi 3. e n Anoche, á las nueve, al retirarle uno de los nían, que hacerle alguna aonsttlta. Se atirió: once de la mañana, bajo la del periódico, individualmente, prestó más de Los jurados, después de comer, se voivieron una vez y de dos á la causa democrática de las jefes de! almacéti, y cuando Victoriano iba á esidenci ade; rakle. Antillas valiosos servicios. Fue secretario de cerrar la puerta- se abalanzaron á él seis indi- á encerrar á ias once de la noche, y siguen rela Sociedad abolicionista de la esclavitud, y en viduos, que le sujetaron fuertemente, quitán- unidos. -Rebates- acaiorf. los. NUEVA YORK, 1 5 1 T Las mociones del Sr. Dato proponiendo los mítines de propaganda habló alguna vez dole el revólver de que iba á hacer uso al verse os medio s para ia inmediata inauguración de porque también es orador, y orador elocuente acometido. Ouen discurso y buena minuta. ci. os grtspt s escolares y para la celebración de en contra de los negreros de Puerto Rico y de Una vez oi ¿e se vieron libres de aquel obs- Los periódicos siguen comentando, á pe festejos, c on los cual es se solemnice el natali- Cuba. táculo, penetraron resueltamente en el alma- sar de los días transcurridos, ei último discurcio del Pií acipe ó Infanta, ció lugar á discu: Pué diputado por Puerto Rico y por Cuba; cén, dedicándose á fracturarla caja de cauda- so del defensor Deiinas. sión ruda y á varios incidentes ruidosos. fue senador 3, -es diputado por la provincia de les, con lierrp. -ffl. íentas ad hoc. Calcúlase que en Ajuicio de los más cultos y antiguos letra 1 C las mociones se proponía inaugurar dos Huesca, y en los Cuerpos Coíegisladores, don- este trabajo invirtieran más de cuatro horas, dos, jamás, desde los tiempos del íacioso lord u escuelas, cuyos edificios están construidos hace de casi no ha sido- -y hay que alabarle el gus- sin conseguir otra cosa que hacer un taladro Broughain, se ha pronunciado en lengua ingletiempo, coincidiendo con las fiestas que se ce- j to- -más que un espectador, pidió la separa- en la caja, que contenía 9.000 pesetas en bille- sa una oración forense de tan serena y clásica íebren; d istribuir 20 cartillas de la Caja de aho- iIcion dé mandos en ias Antillas, habló contra tes y metálico, y en un saco unas 1.000 pesetas elocuencia, de acentos tan conmovedores y sen cillos, á la vez, como en el informe del abogarros del Monte de Piedad, á dos por distrito, los ingleses... de Gibralíar, y él, tan comedido en calderilla. páralos niños pobres que nazcan el mismo día í y gubernamental, embistió contra Maura cuan- Un coronel de la Guardia civil, socio del do de Thaw, que por su semejanza fisonóníica que el P ríncipe ó Infanta, ydistribulr bonos en do éste atacó á los rotativos. Y ha dirigido úl- Círculo de BeSas Artes, instalado en el princi- con Bonaparte, es conocido con el sobrenom ¡especic; i les pobres, íimamente en el Congreso y fuera de él él mo- itía! de la misma caía, observó ne aquellos ia- bre de Napoleón del Foro. Y dijo uno que lo oía: c: sepuk- MOYA EN UN TEATRO v fi A OFICINA CENTRAL PROCESO THAW NUEVA YORK, l í J M. 5