Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, SÁBADO) 3 DE ABRIL DE 1907. N U M E R O EXTRA. 10 C É N T I M O S) fi jeíf W t i. inEaia (rs j, x ssast- nesjeata CRÓNICA O N I V E SA L 1 L U S T R A D AÑO I I L N Ú M 678 2. É P O C A D, J A I M E D E B O R B O N F. N AIAL RJD f Jíi- tí. D 1 ME Y UN GRUPO DE SOLDADOS CON LOS QUE ACABABA. DE CONVERSAR J U N T O A L A V E R J A D E L A P L A Z A D E AR VIAS DEL PALACIO REAL D. JAIME EN LA PUERTA DEL PALACIO REAL QUE DA A LA PLAZA DE ARMAS. DONDE PERMANECIÓ T O D A LA M A Ñ A N A DEL LUNES 1 0 DEL M E S CORRIENTE tación, en caricaturas y en obras escenográfi- ella se muestra cultivador de un género, aquí cas, se revela ahora como decididoi y vigorifi- nuevo, y que en París hizo furor hace pocos cado japonista, en una docena de cuadros. Al- años; nos referimos al género incoherente. La guno. contienen no más una linda figura de incoherencia presentada por Xaudaró está finamujer, qiie ora es una legítima japonesa que mente hecha. Se ve u n a pareja inglesa, viajanlee un libro ó se abanica, ora son damas ele- do en un transatlántico; pero de éste n o se ve gantes, de formas largas y suaves como las hi- más que u n pequeño trozo de la borda sobre el jas de Nipón; encajes, sombreros arrogantes y fondo de mar, y de aquéllos las figuras incompieles opulentas de moda parisiense. Otros cua- pletas, pues no están en la composición los dros encierran composiciones que son á modo ojos del viajero, cuyo rostro es, sin embargo, de rápidas, vivas y verdaderas impresiones de muy expresivo la YÍda. En unas, comoyi ladró? tyLa vuelta de la Sancha, el celebrado caricaturista de los chiTornería, el humorismo es desordenado y punzan- cos enclenques y de las terribles amas de cría, te; en otras, como Idilio e? t automóvil y Gomosos, mantiene su personalidad en regocijadas comejecutadas ambas al modo japonés, es burlón; posiciones. La titulada Tarde de Otoño, que ree O- El pcligroiarnarillo y El peligro tinto, es fino é presenta un viejo y aburrido matrimonio disintencionado. curriendo por una calle del Retiro, cuyos árboLuce en estas obras su autor el dominio que les parecen aburridos también; La marquesita, tiene del dibujo, correcto, fácil y elegante; su escuálida niña, triste ejemplar de una raza, que sentimiento del color para produicir efectos de- acaba de dejar el automóvil en u n a alameda, terminados, notas expresivas, unas veces deli- l or donde la acompañan institutriz, lacayo y cadas, otras emulando los más atrevidos tonos I perro, y En la plaza de Orie? tte, por donde desfi de la paleta japonesa. la el coche de los niños con las obligadas ama Muy notables son todas las citadas obras su- y niñera, ante los atónitos reyes de piedra, son yas; pero merece mención especial Elpeligro las mejores, cada cual por su estilo. Otra de amarillo, por el realismo con que están inter- dos chicos contemplando absortos un flamenpretadas las dos figuras: el chino conquistador co gigantesco, y otra en que aparece un pequey la dama mareante. ño en su silla de comer, revelan marcada y Otra obra expone todavía Xaudaró, que en feliz tendencia japonista. Las amas del lugar y de la corte, los chicos de pueblo, son páginas donosas, como suyas. Otras dos tiene de más intención: una la Mesa de petitorio, otra es el final de una comida íntima, cuando el impaciente anfitrión de una exuberante dama mira el reloj con nerviosa impaciencia. Ml pa EN EL P R E S E N T E NUM. EXTRAORDINARIO Incluímos el suplemento ilustrado de dieciséis páginas G E N T E M E N U D A que deben exigir todos nuestros suscriptores y compradores. PRECIO: DIEZ C É N T I M O S EN TODA ESPAÑA P X P O S I C I O N HUMORIS T I C A POR JOSÉ RAMÓN MELIDA El humorismo artístico, mantenido modestamente en las páginas de los periódicos ilustrados, no había recibido los honores que como género pictórico hoy recibe, ni hasta hace muy poco se había manifestado fuera de las páginas periodísticas, en obras aparte, constituyendo cuadros, como los dibujos al pastel, las acuarelas, los grabados. Y así como de obras ejecutadas por estos procedimientos se han celebrado Exposiciones especiales, se celebran ahora Exposiciones de obras humorísticas ó aricaturas. Los cultivadores de este nuevo género han adoptado un procedimiento especial, la aguada, que no otro nombre podemos dar hoy con término propio á lo que los franceses 11 aman gojiache; procedimiento que consiste en el empleo de colores preparados á la goma ó á la miel, usándolos espesos, empastando, como en el óleo, sin omitir el blanca, al contrario que en la acuarela, en que empleando el color umy fluido, la mayor ó menor cantidad de agua se utiliza para conseguir finezas y transparencias, aprovechando como blanco el del papel. L, ag aada es procedimiento antiquísimo: es ei de los miniaturistas de la Edad Media y el de los iluminadores de los últimos siglos. Olvidado algún tanto por virtud del imperio de la acuarela, renace para la viñeta y la caricatura á la moderna, hechas de un modo que recuerda las pinturas japonesas, pintadas también á la aguada. No solamente el procedimiento, el grave humorismo japonés asimismo ha influido en esa corriente no y a de la técnica solamente, sino del gusto. Por eso los cultivadores son por lo general caricaturistas, y como fieles á la novísima tendencia suelen ponerse graves, habremos de llamarles humoristas. Motiva esta consideración u n a Exposición humorística que en el Saloncillo Vilches acaba de ser abierta al público, ante el cual se presentan en ella tres maestros en el género: Medina Vera, Xaudaró y Sancha. Medina Vera, pin or laureado y celebrado, presenta, además de dos reproducciones del género tricornia, de cuadros suyos notables, otro pequeño, al óleo, que titula La paz de la aldea, (Te pintura fácil y í a, asunto simpático y poético. Coii: tiln c este cuadrito la nota sv ria de la Exposición y la nota sencillamente alegre la ofrece el mismo artista, luciendo la soltura de su pincel, en dos acuarelas, una, Café cmüaníc, con muchas y graciosas figura otra, El vals, con una pareja no más. Todo esto son, por decirlo asi, obras aparte. I as humc) rísticas de Medina Vera se distinguen por lo estudiadas y acabadas. Algunas lo están como cuadros y en rigor lo son. Muy notable es el titulado U? i distraído, un pulcro señor viejo, viajero en el tranvía y disimulado lector de un periódico, que con el rabillo del ojo devora á una linda veciuita, mientras el cobrador, socarrón, procura traerle á la realidad al presentarle el billete. Al fino humorismo de esta viñeta se une el franco y regocijado de otra. semejante, Un isidro en el tranvía, que nos ofrece la ridicula escena del paleto que regatea el billete, y de cj uien se ríen unas chulas. El caricaturista domina por entero, en las composiciones Cante jundo, El rebuzno y Haiiianos de leche. Esta es peregrina. El fondo es un corral, los protagonistas son unas criaturasque maman d e una vaca, a f l i g i d a por tal usurpación y un choto todavía más afligido. Xaudaró, artista de fino temperamento, de buen gusto, demostrados al par de su ingenio, de su flexibilidad y aptitudes varias de adhp- f OPLAS DEL SÁBADO MENUDENCIAS Mucho beber y brindar y mucho de propalar frases que cariño envuelven; pero. á que no nos devuelven el Peñón de Gibraltarr No te cortes el pelo ni las uñas, no te laves la cara en quince días, declara ruda guerra á la sintasis, habla mal de Espronceda y de Zorrilla, versifica sin orden ni concierto, ¡37 cátate poetíi. nioderjiistal EH el ceí ¡tenlerÍQ entra i ñ. alsepultti cro: 1 oming: o haj -elecciones; ¡enza á levantar muertos! T (aquello qne existe en este mundo acabará por fin... (Lo único que no acabrí es el derribo del cuariel de San Gilí ASPECTO GENERAL DE LA EXPOSICIÓN DE DIBUJOS DE LOS SRE 5, MEDINA VERX. XAUDARÓ Y SANCHA Fot. BQ. Como Dalo va á ocupar un puesto á pedir da boca. ha decidido dejar ia Alcaldía á Sánchez Toca.